Disclaimer: Ningún personaje me pertenece, todos son propiedad de Stephenie Meyer. La historia original le pertenece a muggleinlove, y yo sólo me limito a traducirla, claro esto con el conocimiento de esta escritora jajajaja.

Summary: Bella trabaja en uno de los hoteles más famosos de Las Vegas.Y Edward es un famoso arquitecto que acaba de llegar a Las Vegas para supervisar su nuevo proyecto ¿Que sucederá cuando la atracción que sienten es más fuerte que ellos?


Lo que pasa en las Vegas...

Capitulo 1: Tropezar

BPOV

Me senté detrás de mi escritorio mientras veía atentamente mi agenda. Eran casi las siete de la noche y yo estaba lejos de que mi día terminara. Amaba mi trabajo, de eso no tenía ninguna duda. Trabajaba como anfitriona en el Hotel Venetian Resort and Casino. Mi trabajo no tenía una descripción concreta, la única obligación que tenía era asegurarme que todos los huéspedes se encontraran felices durante su estancia en el hotel. No suelo tratar con clientes muy a menudo, casi siempre es con los clientes distinguidos. He trabajado mucho para lograr obtener el puesto que tengo actualmente, tengo a mi disposición una equipo de 10 personas y a la única persona a la que debo de obedecer es al dueño del hotel

La mayoría de los días puedo irme a las seis, pero hoy es diferente. Tengo que esperar y asegurarme que nuestro nuevo y distinguido huésped sea alojado correctamente. Edward Cullen llegaba hoy, por lo cual tenía que ver que todo estuviera a la altura de sus necesidades.

Se encontraba en Las Vegas en un viaje de negocios ,por lo cual era muy probable que se hospede con nosotros por algunos meses. El se encontraba diseñando dos de los edificios que formarían parte de "La Ciudad Central de las Vegas", los demás edificios que componen este complejo fueron diseñados por su padre y hermano. Se estimaba que este proyecto trajera unos cuantos millones dolares extras en cuestión turismo a nuestra ciudad.

Los hombres de la familia Cullen eran unos famosos arquitectos a nivel mundial. gracias a la impresionante cantidad de edificios que han creado alrededor del mundo. Algo en lo que se caracterizaban esta familia es que mantenían una estrecha supervisión de cada uno de sus proyecto y Edward fue asignado para supervisar el nuevo proyecto.

¿Todo esto que significa? quiere decir que tengo un huésped de alto nivel que cuidar. Por lo tanto, necesito asegurarme que todo supere sus expectativas y que tenga todo lo que necesite.

-Habla Bella- dije mientras contestaba mi celular. No me había dado cuenta de la hora y ya era tiempo que nuestro huésped llegara.

-Hola Bells- escuche la voz de Jacob. Jacob era mi ex-novio y actualmente es el conductor de la limosina que utilizábamos para nuestros clientes más importantes. Mi relación con Jacob terminó en buenos términos, ya que nos dimos cuenta que nos veíamos más como amigos que como novios. Y gracias a eso lo considero uno de mis mejores amigos en la actualidad.

-Hola Jacob, por favor dime que no has llegado- le suplique mientras me levantaba de mi asiento y tomaba mi saco, necesitaba lucir presentable.

-Todavía no, pero estoy a 5 minutos de distancia. Solo quería tenerte al tanto de todo el proceso- respondió mientras yo reía levemente. Jacob me conocía perfectamente, sabía que despistada podía llegar a ser algunas veces

-Gracias Jake, te debo una- le conteste antes de cortar la llamada.

Me apresuré a bajar las escaleras para llegar al vestíbulo asegurandome de no caerme en el transcurso. No soy muy agraciada y tengo la horrible tendencia de acabar en el suelo, siempre lograba hacer un gran ridículo por mis caídas ¿Que pensaria de eso el Señor Cullen?

Camine hacía la salida del hotel justo en el momento en que la limosina negra se empezaba a ver en la entrada del hotel. Revisé mi celular comprobando que Alice me había mandado un mensaje

El cuarto esta perfecto. No te preocupes por nada

A.

Alice es mi mejor amiga, mi compañera de piso y en este momento mi asistente. Sólo tenía 1 mes en mi nuevo puesto y tenía claro que no habría podido sobrevivir sin ella todo este tiempo. Es mi mano derecha, además que tiene cierta facilidad para saber cuales son las cosas que me están preocupando. Ella sabía que yo iba a estar preocupada por la suite que iba a ocupar Edward, la cual preparamos con todas las especificaciones que fueron enviadas por fax.

Tenía el tiempo justo para mandar a Alice a la casa, ya que no tenía ningún caso que las dos nos quedáramos hasta tarde en el hotel.

Gracias. Vete a la casa, ha sido un día muy largo.

B.

Con un fuerte suspiro camine hacia la limosina, Edward Cullen era mi primer cliente importante y espero con todo mi corazón que todo salga correctamente.

EPOV

Me encontraba sentado en la parte trasera de la limosina mientras veía a través del cristal, las luces de la calle eran intensas lo cual hacia que fuera difícil saber donde me encontraba. Sabía que me encontraba en las Vegas, de eso no tenía ninguna duda.

Pero ya estaba harto de vivir en diferentes lugares cada cierto tiempo. Tengo 26 años y he vivido en 20 ciudades diferentes y ninguna de ellas las he considerado como mi hogar. Para mí, el lugar que consideraba hogar era Chicago, a pesar del poco tiempo que pasaba en ese lugar.

Ahora me encuentro en las Vegas y así será por los siguientes 6 meses. Tenía que supervisar uno de nuestros mayores y más importantes proyectos. Había estado trabajando con mi padre y hermano para crear un ultra moderno complejo ecológico. Por esta última razón era nuestro proyecto más ambicioso por lo cual tenía que estar revisando cada aspecto de su construcción. Es mi bebe, por esta razón tendría que estar encerrado en una suite de un hotel durante los siguientes meses.

Sentí como la limosina se paraba enfrente del hotel mientras pude ver a una mujer paraba en el borde la banqueta. Tenía el cabello café y unos hermosos ojos, parecía que cada centímetro de ella me estuviera llamando, definitivamente me había sorprendido la belleza que poseía esa mujer, nunca había conocido a alguien tan hermosa. Definitivamente tenía que conocer a esa persona

-Bienvenido al Venetian Señor Cullen- me dijo mi chofer el cual sabía que se llamaba Jacob, mientras me abría la puerta

-Gracias- dije mientras me baja de la limosina sin dejar de ver a la belleza que se encontraba en la banqueta. Tenía miedo de dejarla ver y que de pronto se desapareciera.

-Señor Cullen, soy Bella Swan su anfitriona, en nombre de todo el personal de este hotel es un placer tenerlo como huésped- dijo con una sonrisa es su rostro extendiendo su brazo mientras avanzaba unos pasos hacia mi.

Todo pareció detenerse al momento en que ella comenzó a hablar. Yo sabía que estaba ocurriendo al momento en que ella comenzó a balancearse hacia su derecha, su zapato se había atorado con un azulejo que se encontraba ligeramente levantado. La vi comenzar a caer y rápidamente deje caer mi portafolio para poder evitar su encuentro con el piso. La chispa de electricidad que sentí fue instantánea.

-¿Se encuentra bien?- le pregunte. Se veía perfecta en mis brazos como si ese fuera el lugar a donde pertenecía

-Lo siento- susurro mientras se levantaba y recuperaba el equilibrio. Se veía apenada por todo lo ocurrido.

-No hay nada que sentir- le asegure mientras nuestros ojos se encontraban por primera vez. Pude ver un hermoso tono rojizo en sus mejillas y no pude evitar sonreír, pero esta vez no utilice la sonrisa que usaba cuando trabajaba, sino mi verdadera sonrisa, la cual no estaba acostumbrado a utilizar.

Había algo en Bella, Bella Swan que provocaba esas reacciones. Ella era capaz de romper todas las paredes que había creado a mi alrededor, paredes que había creído que eran solidas e impenetrables, paredes que me había puesto hace muchos años y que nunca había tenido la intensión de dejar caer. Nunca había hablado con ella, pero ya lo sabía. La atracción que sentía por ella era fácil de notar e imposible de negar.

Me vio con una sonrisa tímida mientras trataba de componerse. Me encontraba emocionado por el hecho que ella trabajara en el hotel y más aún que ella fuera la anfitriona. Gracias a esto tendría mucho tiempo para conocerla mejor. Tal vez, después de todo, mi viaje no iba a ser tan malo.


¿Qué les pareció? ¿Les gusto? ¿La odiaron?

Tengo que admitir que es una de mis historias favoritas sobre esta saga, así que espero que les guste tanto como a mí

Siguiente capítulo: Cena

Espero sus comentarios!!!!!!!!!

Sam