Forbidden lover

Por Inugami

Edward x Roy x ???

Notas previas: Los personajes de Full Metal Alchemist pertenecen a sus autores y a los que han comprado la licencia y esto que escribo es sólo por ocio, no gano nada de dinero a pesar de lo mucho que lo necesito -_-U.

Un fic RoyEd con Edward seme XD, de la idea que me dio mi gran amigo personal y cómplice de ocio Kumo-kun. Le ofrecí escribir un fic y que me pusiera las condiciones y he aquí… El detalle es que se me acabaron ocurriendo dos ideas y ésta es una de ellas (ya verás que tiene todo lo que me pediste XD). Espero que sea de tu agrado y del de quién lo lea ^_^.

¿Advertencias? Shounen Ai, Yaoi. Si no te gusta la idea de leer sobre dos (o tres? o_O) hombres en situaciones comprometidas, ve regresando atrás en la página o bien cierra la ventana del explorador, que yo no quiero flames sin motivo (y Mustang está demasiado traumado como para hacerlas)

POV de Mustang (no sé por qué pero se me hace más fácil escribir en primera persona ._.U)

~*~*~

Fue entonces que le vi llegar. Cuando escuché que la puerta se abrió, al principio pensé que era alguien más, quizás Hawkeye, algún miembro del ejército. Pero no.

Reconocí de inmediato esos mechones dorados bajo la capucha de su abrigo.

Pensando que era una ilusión, preferí quedarme en mi cama, como si nada. Eso hasta que se acercó a mi, y mirándome con una expresión burlona me dijo "por qué esa cara? No saludas a un viejo amigo?"

Me limité a indicarle que se acercara, en silencio.

Ahh… Hacia el oscuro océano congelado

Tragado por las olas de la historia que lo arrastrarán

Cuando se quitó el abrigo rojo, me quedé mirándolo un momento. Ese cabello dorado, su cuerpo que a pesar de verse más maduro aún tenía esa estatura que lo hacía encantador… Aunque seguramente si le hubiese dicho eso hubiese reaccionado con alguna de sus frases y su enojo.

No pude resistirme. Le pedí que se acercara a mí, y lo abracé a pesar del dolor de mis heridas, ante su sorpresa.

Nos quedamos así un rato. Quiso que lo soltara, pero le pedí que nos quedáramos así un poco más.

Quería memorizar ese momento eternamente, porque tenía el presentimiento de que algo pasaba.

Finalmente la cortina se ha levantado

Encendiendo un fuego en la discordia que

Acompaña un sueño vacío.

Mientras le tenía abrazado, él fue directo como siempre. Me empezó a hablar de su intención de traerte de vuelta. Había estudiado un poco más, revisado notas, investigado, toda esa semana la había pasado encerrado en la biblioteca para poder desarrollar la teoría perfecta.

No lo dijo explícitamente, pero había venido a despedirse.

Le abracé aún con más fuerza, le pedí que no lo intentara, pero se limitó a mirarme muy serio con esos ojos dorados y me contestó que no podía abandonarte.

Y como si hubiese leído mis pensamientos, tomó mi rostro entre sus manos, expresando tantas cosas con su mirada que sería imposible describirlas con palabras. El contraste de su mano humana con su automail, que había quedado tan cerca de aquél ojo perdido… Sin darme tiempo a reaccionar, él sólo me besó, haciendo que me perdiera en la sensación de su boca tibia y dulce.

Algún día, perderé de vista a ese corazón,

Los pecados que repetidas veces he dejado atrás para olvidarlos

Hacen que cometa errores en este amor impuro

Pero que construye mi paraíso con las ruinas.

Eso era algo que había deseado probar desde hace mucho, mucho tiempo.

Comenzó a desabrocharme la camisa del pijama, despacio, como si quisiera que yo recordara ese momento… Me dejé hacer, sabiendo que quizás sería la primera y última vez que estaríamos juntos de esa forma.

No entraré en detalles, porque no es necesario; además tú aún eres un niño… Sólo te diré que tu hermano hizo cosas que yo nunca imaginé que sería capaz. Recibí todo lo que a modo de despedida quiso darme.

Amante prohibido… un débil recuerdo

Incluso si los sujeto fuertemente, los colores no regresan

Discretamente maldigo

Porque el fin del dulce amor es una travesura no prevista.

Él dominó en este juego, y yo lo seguí gustoso. Porque el calor de su cuerpo y el frío de sus automail era algo que yo quería guardar en mi memoria para siempre. Porque esa sería la primera y última vez que podría saborear ese sentimiento, por prohibido que fuese.

Y qué más daba, si al final ya lo había perdido todo. Y estaba por perder lo último que me quedaba. Aún si después lloraría como un niño pequeño por su ausencia, porque lo amaba comprendía que debía dejarle ir… Y así lo hice, aunque en el fondo me odié por hacerlo.

Aunque él pensara que las lágrimas que por este ojo derramé eran de dolor, la verdad eran de tristeza por saber que ese sería el último recuerdo que de él tendría.

Encerrada en una gran flama ardiente

Mi vida agarrada a un bote volcado

Los ojos temerosos que miran hacia el cielo

Gritando el nombre de Dios

Todo lo que hice fue gritar su nombre, mientras era mi alma, no mi cuerpo, la que ardía de dolor.

Porque aún siento sus besos en mi espalda, porque ese momento me hizo sentir que a pesar de ser un perdedor y un inútil incapaz de lograr aquél objetivo por el que había luchado por tanto tiempo, el aún veía algo bueno en mi.

Después de un rato, se despidió y se fue. Para nunca volver.

Mi corazón está siendo elevado hasta el cielo

Latiendo incluso peor que en mis más terribles pesadillas

Liberando mis sentimientos por ti

Esta luminosidad me libera hacia tierras lejanas

En un país totalmente nuevo

Finalmente llegará el día

En que ambos recorreremos el mismo camino otra vez, no es así?

Alphonse quedó mirando a Roy, mientras el ex Alquimista Flame atizaba con un palo el fuego de la chimenea de la pequeña cabaña.

- Yo no sabía que usted y nii-san…

- No tenías cómo saberlo, Alphonse – contestó Roy – Perdiste tu memoria no? Además aunque la hubieses conservado, dudo que lo hubieses sabido. Tu hermano se guardaba las cosas para él solo.

- Comprendo. Entonces su respuesta es no, verdad?

- Así es. No puedo corresponder tus sentimientos, además… Tú aún eres un niño – Le dijo, acercándose a él y abrazándolo – Tienes mucho por qué vivir todavía.

Alphonse se soltó de su abrazo, y miró fijamente a Roy, con una expresión decidida.

- Prometo que encontraré a nii-san – dijo, poniendo sus manos sobre las de Mustang, quién se sorprendió ante el gesto – Usted no se rinda, yo sé que él aún está en alguna parte y no creo que le gustaría verle en estas condiciones. Además, entre ustedes ese fue sólo el comienzo…

Mustang sonrió, con un dejo de tristeza en su rostro.

- Será una promesa, entonces…

Ambos se quedaron abrazados, mientras afuera comenzaba a nevar con más fuerza.

~*~*~

Notas finales: Sí ._.U esta versión es muy rara, y breve. Espero que se note que Ed es el seme, pero comprendan que no podía dejar que el pervertido de Mustang le contara al pequeño Al "con detalles" lo que hizo con Edward.

La canción que incluí traducida es "Forbidden lover" de L'Arc~En~Ciel. Cuando la empecé a traducir me dí cuenta de que quedaba muy bien con lo que quería expresar, además de que a mí me gusta mucho.

Para reviews y golpizas, ahí está ese link de abajo.