Disclaimer: Los personajes utilizados son posesión de Stephenie Meyer, nunca mios. No hago esto con ánimo de lucro, sino por diversión.


Sesenta Segundos

Sesenta segundos es lo que tarda la manecilla de un reloj en dar una vuelta completa. O lo que tarda la blanquecina arena en caer en la parte inferior del recipiente de cristal. O quizás todo el tiempo que Alice necesitaba para arrasar con una de las tiendas del centro comercial.

Sesenta segundos es lo que el licántropo tardaba en devorar uno de los platos que su madre le preparaba todos los días. Sesenta segundos es lo el vampiro necesitaba para componer una de las piezas que tocaba en su piano.

O…

Es el tiempo que ambos muchachos necesitan para que sus miradas se crucen y sus labios deletreen el nombre del otro en silencio mientras nadie los ve. También es el instante en que sus manos entrelazadas juegan con las sabanas negras que cubren la mullida cama sobre la que se encuentran. O el tiempo que se toman observándose el uno al otro, como si nunca antes se hubiesen visto, como si fueran la única persona importante en la faz de la tierra, nada de lo demás importaba, ni sus compañeros de manada, ni la familia de él, ni siquiera lo que pudieran llegar a pensar.

Sesenta segundos era el tiempo que Edward necesitaba para recorrer el espacio desde los labios de su joven amigo hasta su clavícula. Era el tiempo que Seth se tomaba en sacarle la camiseta que usualmente el poseedor de los ojos color dorado llevaba puesta, no sin palpar cada uno de los músculos que él mismo dejaba al descubierto mientras le sacaba la camisa.

Sesenta segundos era lo que necesitaban las miradas de ambos para encontrarse y saber exactamente que era lo que necesitaban en aquel mismo instante, mientras nadie más existía alrededor, mientras nadie fuera a fijarse justamente en ellos.

Sesenta segundos era lo que necesitaban para estar juntos.

Era el tiempo requerido para ser libres.


¡Se finí!

Vale, ahora si quieren pueden asesinarme. Es la primera vez que escribo un Slash, así que no sean muy malas. Personalmente, no creo que me haya quedado tan y tan mal, pero no se, soy novata en esto, así que, necesito otra opinión que no sea la mía.

La idea se me ocurrió por casualidad, en un principio no iba a ser Slash, sino un Jake/Leah, pero pensé en Edward y en Seth y me dije "Vamos a probar, no puedo ser tan mala y huir del escribir slash es malo" así que, ahí tenéis la prueba.

¿Reviews? Me alegran bastante =)