No sé si esto es pronto, pero espero que sí. Hice un gran esfuerzo al ponerme a escribir este epílogo, porque tengo dolor de cabeza y de garganta, supongo que salir el 24 a -3ºC con un vestido no fue lo mejor, pero ¿qué se le hace? Así que estoy cumpliendo mi promesa de actualizar antes de año ;)

Espero que les guste ^^

Gracias: adictaapotter, fenixplateado21, angel de acuario, pat22, BlaEst, HermioneMalfoyGranger, Jazmin-Black, MaratinaVolturiPotter, Mido-Maru-Hime, Meredith Black Vampire, carlypotter, satorichiva, GabysPotter, yaneth black, eskarlet evans, Ana Potter, Alice, Elestir, ginanott, dark dragon Hades, ross snape, Aristocrata UK, Snow White Queen, canuto-cornamenta, Myrna Elva, Luna-CNT, StrawberryBlack, Rina, esterpotter, Feather Icefilter.

Aclaraciones:La letra negras y en cursiva sería yo o la persona que lo estaría contando, como en las historias de los niños.

Spoilers: Séptimo libro.

Disclaimer:Los personajes no me pertenecen a mí, sino a J.K. Rowling y nada de lo que reconozcáis.

Maldición de una Serpiente

Epílogo

Actualización: 30/12/10

Harry se encontraba acostado en el suelo de una habitación a oscuras, sus gafas se habían caído de su rostro y se encontraba unos centímetros más allá. Poco a poco fue recobrando la consciencia, no fue por un dolor, porque en realidad la maldición nunca lo había tocado, sino por el impacto y la fatiga de la herida en su estomago. Al coger sus gafas enfocó la vista con el vano intento de averiguar el lugar dónde estaba. Si la maldición de la muerte no le había tocado, no podía estar muerto ¿verdad? ¿así que, entonces dónde estaba?

Cuando escuchó un susurró no muy lejos de él, parecía que algo muy pesado se estaba arrastrando sobre el suelo en dirección de Harry. Fue entonces, cuando entendió donde estaba, se hubiese golpeado la frente con la mano por su olvido pero prefirió mantenerse alerta por si era la amargada serpiente en vez de la voz ronca. Pero si estaba en el lugar de partida al salto de universos, ¿significaba eso que regresaría a su universo? Entonces, cayó en cuenta que en realidad no había mentido a su familia con su partida, seguía doliéndole pero al menos él no estaba muerto, ellos habrían visto que había desaparecido.

Cuando el susurro de algo arrastrándose llegó tan cerca de él, paró. Y se tranquilo al escuchar quién hablaba.

―Parece que has logrado terminar tu tarea, ¿no es así? ―preguntó la voz ronca.

―Sí, pero supongo que yo no fui el único que ayudo para volver al cambio ―respondió Harry―, ¿o realmente no fue mi homologo el que mostro un recuerdo?

―No, en absoluto. En realidad, Harry, quería hablar contigo antes de que continúes el cambio ―Harry asintió, sintiendo que la voz ronca realmente lo veía―. Debo decir que me has sorprendido, Harry, durante todo este tiempo fuiste muy paciente y siempre seguiste adelante aunque Neville o tu padre o tu padrino te echaran atrás; sé que no te fue fácil, pero admiro tu valentía y tu propósito de terminar con unos Horrocruxes que no acabarían con tu Voldemort. Y por ultimo debo pedirte disculpas ―Harry se quedó desconcertado durante unos segundos ¿Disculpas? Porqué Neville fuera horrible conmigo, porqué fuera tan difícil conseguir la confianza de su familia o porqué tuvo que arreglar todos los problemas de su homologo, eso era parte de la maldición y cuando todo había pasado había sido una bendición, pensó Harry―. No me refiero a eso, yo mismo te dije las partes malas y las buenas; me refiero por no poder evitar la llegada del Voldemort de tu universo. Me encontraba ocupado terminando unos conflictos con Atenea sobre la economía y deje a cargo a Zuthin, supongo que ya no puedo dejarlo más a cargo y volver a bajarlo al Yggdrasil. Cuando regrese me entere de lo ocurrido, intente hacer todo lo que tenía en manos pero ya era muy tarde.

Harry se quedó mirando la oscuridad, sin entender muchas de las palabras de la voz ronca, no tenía ni idea de que tenía que ver Atenas con todo esto y mucho menos sabía lo que era el Yggdrasil, sin embargo asintió con la cabeza.

―Bueno, al principió había sido un horror descubrir que mi Voldemort ―Harry se detuvo un segundo, tras razonar lo que acababa de decir, ¿mi Voldemort?―, al Voldemort de mi universo acabara de llegar a ese universo. Yo pensaba al menos quitarme el peso del universo sobre mí, pero supongo que no fue posible y como dice la profecía: ninguno de los dos podrá vivir mientras el otro siga con vida, no importa a donde vaya ―agregó Harry―. Pero fue peor al saber que si todo el mundo se enteraba que yo era de otro universo, éste se secaría y sería sobrenatural que por no poder mantenerle…

―Espera, ¿secarse el universo? ¿De dónde sacaste eso? ―dijo la voz ronca, soltando una risotada―. Los universos no se secan así por así, eso solo es un mito, aunque de todos los que he oído ese es el más ingenioso, hijo.

Harry agachó la cabeza, sintiendo tonto tras saber que todo aquello era una mentira, pero aquel sentimiento fue opacado con el enfado que sentía en ese momento hacía Dumbledore, por haberle mentido y haberle hecho las cosas más difíciles. Si él solo hubiese tenido el camino libro, sus padres lo hubiesen aceptado muy pronto y quién sabe, incluso Neville y Hermione.

―Entonces, ¿por qué Dumbledore me lo contó?

―No creo que lo haya hecho intencionadamente, hijo, muchos mitos se piensan que son verdad si aparece en muchos libros literarios, como por ejemplo Plinio, el pobre tenía la cabeza muy trastocada conocía muchos animales mágicos pero los exageraba o incluso se los inventaba, hasta que él mismo y muchas más personas le creyeron. Supongo que tanto leer libros de una biblioteca mágica ha confundido al anciano Albus, es un hombre después de todo.

Harry volvió a quedarse callado sin saber quién diablos era Plinio, se sentía ignorante y otra vez deseo tener a Hermione con él y que se lo explicara. Quizá la voz ronca lo vio, por dijo:

―No tienes ni idea de quién es Plinio e Yggdrasil, ¿verdad?

Harry negó con la cabeza avergonzada. Su enfado hacía Dumbledore había bajado al completo, porque él también se merecía equivocarse al menos una vez.

―Plinio, o mejor conocido como Plinio el viejo fue un escritor- naturalista Romano que descubrió muchos animales mágicos como la mantícora y cantidades de serpientes mágicas, y las llevó al mundo muggle, como decís vosotros; y el Yggdrasil es un gran árbol cósmico que se encuentra en el paraíso. Pero, eso no es importante ahora.

―Pero lo que no entiendo es ¿cómo logró llegar Voldemort a ese universo donde yo estaba? ―preguntó Harry―. ¿No se suponía que uno llegaba a un Universo Paralelo si tu deseo se cumplía en ese universo? No había ningún deseo de Voldemort en ese universo.

―En cierto sentido sí, Harry. El simple deseo de encontrar era suficiente para que su serpiente se lo pudiera cumplir porque como sabrás, Harry, la serpiente de Voldemort no es común como las otras serpientes. Nagini es diferente a las demás por la simple razón de mantener otra alma dentro de sí ―respondió la voz ronca―. Voldemort simplemente tenía que concentrarse en encontrarte y pedirle a Nagini que hiciera el resto del trabajo, no sería muy difícil. Por eso mismo Zuthin no pudo detenerlo, Nagini era más fuerte que él y bueno… supongo que tampoco tenía muchas ganas de detenerlo, ya sabes como es.

Harry asintió con la cabeza. No se esperaba nada diferente de una serpiente como Zuthin que odiaba a los humanos y de paso si conocía a Voldemort con esa cara de serpiente, lo amaría.

― Bueno, ahora que ya lo tienes todo resuelto, tú homólogo está esperando en otra sala mi llamada, quiero que ambos habléis y tengáis explicaciones de lo que pasó y pasa en ambos universos ―terminó la voz ronca.

Harry se quedó de piedra. Escuchó el susurro alejarse y pronto algo ilumino la estancia, pero en ese momento no le interesaba saber cómo era el lugar, seguía choqueado con la idea de hablar consigo mismo, sería lo más raro del mundo. El lado bueno era que podía preguntarle a su homologo por qué había actuado tan imbécil en su universo y por qué se había ido por el lado oscuro y desperdiciar una familia que lo amaba.

Antes de que pudiera seguir haciéndose preguntas, volvió a escuchar el susurro. Harry levantó la cabeza para contemplar lo más raro que había visto. Aparte de encontrarse en una sala tenuemente iluminada y húmeda, y haberse visto así mismo entrando por un arco seguido de lo que parecía ser un hombre de cintura para arriba y serpiente en la parte inferior de su cuerpo. Por un segundo no tenía ni idea de quién era ese ser, pero cuando éste habló lo reconoció como la voz ronca.

―Os dejare unos minutos a solas y cuando hayáis terminado volveréis a vuestro propio universo ―explicó el hombre mitad serpiente, y salió por donde había llegado.

Harry y su homologo se quedaron callados, nerviosos de qué decir o qué hacer. Apenas acababa de asimilar que acababa de ver a un hombre mitad serpiente, que la maldición no le había tocado y que regresaría a su universo, como para ahora tener que enfrentarse a su homologo, al que pensaba no tener que encontrarse nunca.

―Parece que lo hemos logrado, ¿no? ―empezó su homologo, con las manos dentro de los bolsillos.

―Sí, parece que yo he logrado mejorar tu vida, mientras tu aprendías una lección en mi universo ―dijo Harry con voz fría.

―Escucha, sé lo que todo el mundo te dijo sobre mí, pero no era yo el que hizo todo aquello si hubiese sido mi elección por nada del mundo le hubiese hecho daño a nadie. Tanto tú como yo no hemos podido disfrutar de una familia, yo solo pude tenerla durante 10 años y el resto de los siete años ni siquiera estaba consciente de lo que ocurría.

―¿A qué te refieres con que no estabas consciente?

Entonces su homologo paso a explicarle a Harry sobre la cinta que le habían puesto Bellatrix y Malfoy cuando él apenas tenía once años, una cinta que lo había controlado durante seis años hasta que por fin logró zafarse de ella cuando salto al universo de Harry. También le explico que al principio apenas se notó, por eso cuando le colocaron el sombrero seleccionador éste no había visto nada extraño.

―Sé que no puedo compararlo con lo que tú viviste, pero aún así me siento un poco celoso de que tu al menos hubieses tenido buenos amigos que te quisieran tanto como si fueran familia. Te seré sincero y te diré que tú merecías más que yo estar en mi universo ―explicó su homologo.

―Eso no es cierto, yo ya he tenido mi oportunidad de estar con ellos y ahora te toca a ti, que puedas seguir las cosas donde yo las dejé. Además, por ti puedo ahora saber dónde están los Horcruxes y saber apreciar más lo que tengo ―dijo Harry encogiéndose de hombros.

―Supongo que debo agradecerte todo lo que has hecho por mí. Pero ¿cómo han reaccionado papá y mamá? ¿lo saben?

―Sí ―respondió Harry sonriendo―, creo que ellos ya saben lo que te ocurrió y definitivamente te siguen queriendo. Solo espero que tú puedas arreglarte con Neville, porque yo no pude, supongo que eso ya es cosa tuya y suya.

―¿Y con Sirius?

―Creo que eso ya lo averiguaras cuando vayas a tu universo, incluso te sorprenderás de quién te has hecho amigo. Pero, ahora yo me pregunto qué has hecho en mi universo.

―Ha sido difícil obtener la confianza de Ron y Hermione, ni por un segundo me creyeron que venía de otro universo y siempre estaban alertas de lo que yo hacía. Creo que no he logrado ganarme su confianza hasta ahora, cuando les ayude a encontrar un nuevo Horrocrux, la copa de Hufflepuff, pero ―agregó su homologo, agachando su cabeza cuando vio la cara de felicidad de Harry al saber que uno de los Horrocrux de su universo había sido eliminado― tuvimos una gran pérdida y lo siento mucho, Harry, pero Dobby no logró salir con vida de Gringotts pero al menos murió como un héroe, ¿sabes?

Harry volvió a quedarse paralizado. Dobby había sido un buen amigo, lo había ayudado en todo momento que él lo había necesitado y era el único elfo que entendía las libertades y los derechos que se merecían los elfos domésticos. Harry apenas podía soportarlo, acababa de ver como Dumbledore volvía a morir y se había mantenido estable al dolor de la perdida, pero saber que otro ser querido cercano a él se había muerto era demasiado.

No se había dado cuenta que realmente le dolía la perdida, hasta que al subir la vista y ver borroso a su homologo. Rápidamente pestañeó hasta borrar las lágrimas de sus ojos y recomponerse.

―Realmente lo siento, no fue mi intención que eso sucediera…

Harry negó con la cabeza, tranquilizando a su homologo, sabía que no había sido su intención pero no podía evitar que le doliera la perdida.

―Espero que te sirva de consuelo que podrás enterrarlo como es debido. Logre cogerlo y llevarlo conmigo ―respondió su homologo cuando vio la cara de extrañeza de Harry.

―Gracias.

Tras un largo silencio, Harry una de las tantas preguntas que tenía en el universo de su homologo. Eso había pasado a un último plano cuando Remus le había hecho padrino de Teddy, pero cuando vio lo tanto que sabía su homologo, su pregunta volvía su cabeza.

―Oye, te puedo preguntar lo qué sucede entre James y Remus ―le preguntó a su homologo.

―¡Ah! ―exclamó su homologo, sorprendido por la pregunta―. No sé si yo soy el indicado de decírtelo, yo lo averigüe por equivocación y realmente desee nunca haberlo escuchado ―se quedó callado cuando vio la cara de Harry. Tras dar un suspiro de derrota, dijo:―. Fue hace mucho tiempo y realmente no fue nada serio, es solo que Remus estuvo una vez enamorado de mamá, claro que él nunca intento hacer nada con mamá pero eso no indicaba que no quisiera pasar mucho tiempo con ella; cuando papá se enteró por Sirius, no le dio mucha importancia porque sabía que Remus nunca le traicionaría, pero cuando supo que Remus estaba con los mortifagos ya no podía confiar en él, incluso llegó a pensar que algo realmente había pasado entre él y mamá.

Harry se paso una mano por cuello, no muy seguro de qué decir. No había esperado eso, pero ahora él sabía que Remus no estaba enamorado de su madre sino de Tonks, él nunca lo había visto más feliz que Tonks y mucho más ahora que ambos esperaban a Teddy. No entendía cómo ahora que todos sabían que Remus estaba enamorado de Tonks y de su madre, y que Remus sólo era un espía para Dumbledore, cómo su padre podía seguir teniendo rencor por él.

―Ya lo sé es un poco tonto, pero cuando lo escuche todavía era muy joven y me choqueó ―dijo su homologo encogiéndose de hombros―. Pero si te soy sincero, no creo que papá vuelva a reconciliarse con Remus hasta que la guerra termine y quede todo claro sobre la verdad de Remus.

Seguía sin comprender las razones de su padre, era estúpido querer seguir con una pelea que no tenía sentido cuando podía ser amigos como en los viejos tiempos. Lo que más le enfurecía es que Remus hubiese tenido que pasar muchos años solo, sin amigos y teniendo que pasar más duro por los cambios de hombrelobo. Lo que tampoco comprendía era la razón de Sirius, él tampoco había estado al lado de Remus y no podía tener nada en contra de él si sabía la verdad, pero nunca podría saberlo ya que el homologo de sus Sirius había muerto hace tiempo.

―Supongo que ahora solo falta esperar a que nos lleve a nuestros universos, ¿no? ―dijo su homologo, nervioso cuando Harry no decía nada― Amenos que tengas algo más que decir…

―En realidad quería que pudieras desenmascarar a Pettigrew ―dijo Harry y continuó cuando vio la cara de extrañeza de su homologo―. Pettigrew es un mortifago, pero no es como Remus que es un espía, él realmente ha traicionado a mis padres y por más que diga Dumbledore y nuestros padres de que cambio antes de la derrota de Voldemort, yo no lo creo y pienso que como tú tienes contacto con algunos mortifagos podrían encontrar pruebas de la traición de Pettigrew.

―Bueno ―comenzó su homologo no muy seguro de lo siguiente que iba a decir―, la verdad es que desde el tiempo que he conocido algunos mortifagos nunca he visto entre ellos a Peter, además cuando los mortifagos atacan algún lugar papá y Sirius nunca han visto a Peter entre ellos ―se encogió de hombros, mientras hacia una mueca de disculpas―. Puede que el Peter de mi universo sea bueno y no como el de tu universo.

Harry negó con la cabeza dando un largo suspiro, entendía el razonamiento de su homologo pero este no era el caso como el de Hermione, Peter no era diferente en ninguno de los dos universos. Era como una corazonada lo que le hacía sospechar de Pettigrew, simplemente la manera de cómo daba clases y cómo se comportaba, además de que se había puesto muy nervioso cuando Harry le había acusado y por si no fuera suficiente, Sirius también creía que Pettigrew no era diferente. Tenía que hacérselo entender a su homologo, él no había terminado con eso pero su homologo sí que podía, pero la pregunta era: ¿cómo?

―Mira, quizá lo tenían con la poción multijugos mientras hacían todas esas redadas y por eso nunca los vieron ―dijo Harry poniéndose nervioso.

―Está bien ―sonrió su homologo―, nunca dije que no lo iba a hacer, solo que no estaba muy seguro que fuese así pero si tú estás tan seguro yo no soy nadie para negarlo. Solo espero no arruinar con nada de lo que tú has logrado hacer ―murmuró al final.

Como si alguien se lo hubiese hecho saber, el hombre mitad serpiente volvió a entrar por el arco dispuesto a llevarlos a su correspondiente universo. Pero antes se llevó a su homologo a otra habitación y volvió a regresar a la suya, apagando la tenue luz que había en la estancia.

―Harry, espero que todo termine bien en tu universo ―dijo la voz ronca―. ¡Ah! Por cierto, soy Cecrops.

Y antes de que Harry pudiese reaccionar estaba devuelta a la inconsciencia, esperando el momento para poder despertarse en su universo.


Cuando Harry abrió los ojos logro visualizar dos borrosas manchas sobre él, que se movían deprisa a su alrededor y parecían preocupados. No fue hasta que alguien le coloco las gafas sobre su nariz, cuando vio los rostros de Hermione y Ron inclinados sobre él. Por un segundo Harry parecía extrañado que Hermione estuviera allí, pero cuando miro a su alrededor y se vio en un cueva solo con Hermione, Ron y lo que parecía ser un bulto azul no muy lejos de él, supo que ya había regresado a su universo. Sin poder contener la alegría de estar con sus mejores amigos de nuevo, salto abrazarlos con ambos brazos por sus cuellos.

―Me alegro tanto de estar de vuelta ―dijo Harry, mientras se separaba y le sonría a un Ron y Hermione sorprendidos―. No sabéis por todo lo que he pasado.

―¿Harry? ¿Eres realmente tú? ―preguntó Hermione con cautela.

Harry asintió vigorosamente con la cabeza y espero a que sus amigos lo comprobaran con una pregunta.

―¿Cuándo supiste que quería entrar en el equipo de Quidditch? ―preguntó Ron.

―En nuestro quinto año, cuando salía de unas de las detenciones de Umbrige y tú te encontrabas en uno de los pasillos practicando a oscuras, porque no querías que los gemelos se enteraran ―respondió Harry rápidamente.

Con esa respuesta, Hermione y Ron también se lanzaron sobre Harry para abrazarlo con fuerza. Pero aunque le hubiese gustado que el ambiente siguiera así de feliz, no podía ser, tenían una misión que hacer y muchas preguntas que responder.

Harry se había acercado al bulto azul, donde al parecer estaba arropado Dobby, lo había cogido entre sus brazos temblorosos y con mucho cuidado lo saco de la cueva. Caminó durante un largo rato hasta encontrar un lugar donde había suficiente tierra para cavar una tumba para Dobby. Con cuidado lo dejo sobre el suelo y comenzó a cavar con ambas manos, hasta crear un hondo agujero donde cabría a la perfección Dobby. Cuando terminó de tapar a Dobby con tierra, ya era muy entrada la noche y sabía que tendría que regresar pronto antes de que Hermione y Ron se preocuparan.

Cuando entró en la cueva Hermione estaba caminando de un lado a otro alrededor de Ron, que también parecía preocupado pero se mantenía firme por Hermione.

Durante toda la noche había estado explicándole lo que era la Maldición de una Serpiente y lo que había tenido que pasara para poder tener la confianza de su familia. Hermione y Ron se habían quedado sorprendidos cuando Harry les dijo que Sirius estaba en aquel universo, que realmente no había muerto. Pero sobretodo estaban sorprendidos por la actitud de Neville, estaba claro que el Neville de aquí había sido un poco torpe y tímido, pero nunca un maleante aunque tuviera la oportunidad. Harry estaba contento de haber podido desahogarse con sus amigos, apreciaba que tuvieran el mismo punto de vista que él sobre Neville y que lo comprendieran cuando les dijo lo que él había pensando que era la reacción de sus padres sobre él.

―Harry, estoy seguro que una vez que tu homologo este en su universo les explicara a tus padres que no estás muerto ―dijo Hermione colocando una mano sobre el hombro de Harry―. Además tú mismo te despediste de ellos y le explicaste que volverías, ¿no?

―Sí ―murmuró Harry mirando sus manos―, es solo que me hubiese gustado tener más tiempo con ellos, la mayor parte del tiempo estuvimos hablando sobre los planes de Gringotts.

―Lo importante es que tuviste la oportunidad de conocerlos, amigo ―lo interrumpió Ron―. No mucha gente tiene esa suerte. Además, ya sabes lo que piensan tus padres sobre ti y es mejor de lo que tu creías, así que no te preocupes.

―Nos tienes a nosotros, que ya sé no podemos compararnos con tus padres y Sirius, pero siempre estaremos contigo hasta el final, Harry ―le sonrió Hermione y Ron.

Harry asintió con la cabeza. Apreciaba a sus amigos más de lo que ellos podían pensar, porque ellos eran también su familia y tampoco quería cambiarlos. Él había tenido la suerte de conocer a sus padres y con eso había conseguido hacer mejor frente a la guerra. Como había dicho Sirius, él ya era un hombre y había conseguido todo lo que quería.

A la mañana siguiente Harry, Ron y Hermione comenzaron a hacer nuevos planes para conseguir los restantes Horcruxes. Durante su viaje al otro universo y con la llegada de su homologo a este universo, los había ayudado a saber las ubicaciones y no sentirse tan perdidos en esa búsqueda. Ahora sabían que su siguiente paso era ir a Hogwarts. Hermione se había mantenido testaruda de esto, ya que podía ser una coincidencia que la copa de Hufflepuff estuviera en Gringotts, pero no estaba del todo segura si fuese igual que con la diadema. A Harry no le importaba mucho si la diadema estaba de verdad allí, porque aunque no lo estuviera podrían alertar a Voldemort y de esta manera conseguir acercarse a Nagini.

Después de unos días, Hermione había aceptado ir a Hogwarts pero con la condición de que Harry no hiciera nada peligroso y se mantuvieran unidos. Y sin antes olvidar que debían destruir la copa de Hufflepuff, toco el turno de que Ron la destruyera con la espada de Gryffindor.

La llegada a Hogwarts no había sido como ellos habían esperado. Habían sido rescatados por Aberforth Dumbledore cuando una alarma había sonado por todo Hogsmeade avisando a los mortifagos que habian intrusos, después de esto los había ayudado a entrar en Hogwarts a través de un cuadro de una niña y se habían encontrado con que Neville y el resto de los alumnos habían sido castigados por los hermanos Carrow. Pero lo que más les había impacto fue que los alumnos de Hogwarts esperaban su llegada como el comienzo de guerra contra Voldemort y sus mortifagos. No fue hasta que habían llegado incluso algunos miembros de la Orden que Harry tuvo que desistir.

―Bien ―dijo Harry con voz potente―, tendréis que quitar fuera del camino a los hermanos Carrow, luego hay que avisarle a los profesores para que ellos se encarguen de los alumnos menores. Pero lo más importante es hacer que Voldemort se entere y por fin de la cara en la guerra.

La sala lanzó gritos de acuerdos con Harry y sin que tuviera que decir nada más, todos lo de la sala salieron de allí dejando solos a Hermione, Ron y Harry.

Les informó de cómo era la diadema de Ravenclaw y se separaron para buscar más rápido.

Al final de aquella tarde, cuando Harry había terminado con diadema y había visto los cuerpos de la gente que había muerto en la guerra, decidió que había llegado el momento definitivo en el que él se sacrificaría por el mundo mágico.

Y como todos sabemos, Harry abrió la snitch y encontrarse con la piedra de la Resurrección, fue un alivio para él volver a ver a sus padres hasta el final. Pero como era planeado, Harry no murió y al final del día Harry sabía cómo todos los planes de Voldemort habían fracasado y cómo los de Dumbledore habían tenido éxito. Y con un solo hechizo Harry Potter había terminado con el gran y oscuro mago o cómo él le gustaba llamarse. Había acabado el reinado de Tom Ryddle, alias Lord Voldemort y uno de los dos logró vivir con la derrota del otro. La profecía había sido cumplida, pero no por deber sino por AMOR.


Harry se había quedado desconcertado cuando se sintió sobre una cama blanda y escuchar una respiración muy cerca de su oído. Se cambió de posición y se dio cuenta que se encontraba en la enfermería de Hogwarts, su madre estaba sentado a su lado con la cabeza apoyada en la cama y su padre estaba recostado en los pies de la cama. Una sonrisa autentica apareció en sus labios, algo que no había ocurrido en seis años.

―¿H-Harry? ―preguntó su padre, que al parecer había sentido el movimiento de Harry―, ¿estás bien?

―¿Qué paso? ―preguntó su madre despertándose de repente y mirando alrededor confundida― ¡Harry!

―Estoy bien, de verdad ―Harry seguía sonriendo cuando murmuró:― Los he extrañado mucho y siento mucho que hayas tenido que pasar por tanto dolor por mi culpa, me hubiese gustado que yo hubiese podido hacer algo mientras estaba bajo esa cinta, quizá debí de haber sospechado de las intenciones de Bellatrix y de Malfoy, era joven pero no tonto…

Lily había colocado una mano sobre la boca de Harry para que callara, se encontraba desconcertada con aquel montón de palabras, ya que no estaba segura de si era el Harry que ella había criado. Echó un vistazo a su marido, para encontrarlo en la misma situación que ella.

―¿Eres Harry? ¿El de aquí? ―preguntó su padre levantándose lentamente de la silla.

Harry asintió y lo siguiente que supo fue que estaba siendo abrazado por ambos de sus padres. Había sido mucho tiempo desde la última vez que Harry había sido abrazado siendo consciente; y entonces, comprendió lo que había sentido su homologo mientras estaba allí. Era la mejor sensación del mundo. Y por más que su homologo le hubiese dicho que sus padres le seguían queriendo, era abrumador y sorprendente.

―Harry, quiero que sepas que no es tú culpa en tal caso sería nuestro por no habernos dado cuenta de esto antes. Y si no es nuestra, entonces es de Voldemort, Bellatrix y de los Malfoy pero nunca tuya ―dijo su padre colocando ambas manos en la cara de Harry―, tú no podías hacer nada para evitarlo, estabas siendo controlado y por más que quisieras salir no podrías; es como el imperius no mucha gente cualificada puede ponerse en contra, pero ―agregó rápidamente antes de que Harry pudiese objetar― lo tuyo fue peor.

―Tu padre tiene razón, por eso no te culpamos de nada, ni ahora ni antes ni nunca ―dijo Lily sonriéndole―. Estamos orgullosos de ti como de tu homologo.

Harry sonriendo agradeciéndoles la comprensión, pero todavía no sentía que se mereciera aquel orgullo de sus padres por él. Por más que fuera él todavía no había hecho nada bueno ni "malo".

Después de unas cuantas palabras más con sus padres, lo dejaron a solas para que pudiesen entrar sus amigos, algo que dejo desconcertado a Harry. No quería ver en esos momentos a Draco, realmente no quería enfrentarlo justo ahora. Pero quedo aún más desconcertad cuando vio entrar a Luna, Ron y Hermione por la puerta de la enfermería.

Los tres se mostraron felices al saber que se encontraba bien y le pidieron cada uno de los detalles de cómo había sido la misión en Gringotts, fue entonces cuando Harry tuvo que explicarse que ya no era más su homologo. Hermione estuvo a punto de salir corriendo de la enfermería, pero Harry se lo impidió cuando le dijo que tenía que explicar el por qué de su comportamiento.

―…No había sido porque yo quisiera, sino que había sido controlado durante todo este tiempo, así que lo que os haya hecho no fue intencionadamente ―terminó de explicar Harry a los tres chicos.

―Así que cuando me mantuviste bajo el crucio no eras tú ―preguntó Hermione de repente― o cuando me dijiste que no merecía estar en Gryffindor, o cuando insultabas por los pasillos llamándome "sangre sucia", o hacías mi vida imposible por sacar mejores notas y estar en la acción…

Harry se sonrojo al escuchar lo que había hecho, pero Hermione no se detuvo allí, siguió con su lista de todas las cosas que le había hecho Harry Potter durante Hogwarts y había que decir que era larga, incluso Ron se había quedado dormido y Luna había sacado una extraña revista, cosa que molesto más a Hermione.

―Sé que son muchas cosas pero no fue mi intención. Además ―replicó Harry, cruzándose de brazos―, tu pudiste no haberme hecho caso durante todos esos momentos, ¿sabes? Por ejemplo, ¿de verdad te dejaste influenciar por unas cuantas palabras para que cambiaras de casa? Lo que te dije fue una tontería, si realmente querías estar en Gryffindor podías haberlo estado y habérselo pedido al sombrero seleccionador ―refunfuño Harry.

―Bueno, eso no fue toda tu culpa ―murmuró Hermione―, la verdad es que también fue un poco de culpa de Neville, pero él estaba furioso en ese momento por tu actitud y no lo quiso decir de verdad ―dijo rápidamente. Harry alzo una ceja y espero a que Hermione le contara el resto de la historia―. Cuando salí de vuestro compartimiento, llegue donde estaban Ron y Neville, ellos estaban también hablando de las casas y cuando entre y les pregunte donde querían estar, ambos aseguraron que estarían en Gryffindor como el resto de su familia lo había estado. En ese momento pensé que todo el mundo era igual de racista en ese tren. Neville también se molesto cuando yo empecé hablarles sobre todo lo que había estudiado y dónde quería estar, también pensó que no tenía nada de donde decir en qué casa podía estar por ser de hija de muggles. Me dijo que con tanto estudio solo podría estar en Hufflepuff, ni siquiera en Ravenclaw porque eso era natural de un mago y por estudio ―Hermione se quedó callado durante unos segundos, tragando con fuerza y continuó―. Entonces, pensé que si todos los Gryffindor eran así, yo no quería estar allí. Cuando el sombrero estaba indeciso entre Ravenclaw y Gryffindor, le pedí que no fuera Gryffindor por nada del mundo.

Harry estaba impresionado, nunca había pensada que Neville fuera así cuando se enfadaba. El poco tiempo que conocía a la Hermione del otro universo, se había dado cuenta que era muy valiente y fuerte, pera está Hermione no había pasado por lo mismo que aquella y por eso era tan sensible, pero también cabía agregar que apenas era una niña que hace unos días había descubierto que era una bruja, no podía esperar una diferente reacción.

Al paso de los días Harry volvió a aprender a estar con su familia y adaptarse a unos buenos amigos, ellos no eran muy abiertos y solo había compartido tiempo cuando Neville regresaba de alguna misión. Con el paso del tiempo Harry comenzó a buscar algunas pruebas sobre la traición de Peter, pero por más que buscara entre sus cosas o fuera a su despacho no encontraba nada raro. Durante ese tiempo se había visto con Sirius solo una vez, parecía un poco lejano como si pensara en alguien y no pudiese mantenerse en el planeta, pero aún así se ofreció a echarle una mano con Peter.

Harry apenas se había dado cuenta el tiempo que había pasado, se lo había pasado tan feliz con sus padres y sus amigos que el tiempo había pasado volando.

Pero la acción llego una tarde cuando el castillo se sacudió con violencia seguido de un estruendoso grito, seguido de millones de otros más. Harry dejo el libro de transformaciones sobre la estantería y salió corriendo de la biblioteca al pasillo, donde había un montón de gente corriendo en todas direcciones. Busco la vista alguien que le pudiese explicar lo que sucedía.

―¡Ginny! ―gritó cuando vio a la chica correr en dirección contraria, con su varita empuñada en su mano―, ¿Qué está pasando?

―La guerra es lo que pasa ―gruñó Ginny―, ha comenzado y los mortifagos han logrado infiltrarse en el castillo así que prepárate, Harry.

Ginny siguió corriendo en dirección contraria hacia donde iba el resto de los alumnos, Harry vacilo unos segundos y decidió al final seguirla. Y comenzó a lanzar hechizos a diestra y siniestra cuando vio a unos hombres vestidos de negro con mascaras. Todavía no controlaba muy bien la lucha, aunque hubiese recobrado la memoria y todos los hechizos que había aprendido pero no la practica; a pesar de que se había entrado un poco cada día no era suficiente.

La lucha se prolongo durante un largo tiempo, hasta que aquel diablo les dejo unos minutos para lamentar las perdidas y para alivió de Harry nadie de sus seres queridos habían muerto, solo mal heridos. Cuando el tiempo límite se estaba acabando, la voz de Voldemort llenó la habitación informándoles sobre la muerte de Neville. No pudo evitar sentir una punzada de dolor por la perdida, él todavía tenía muy fresco los recuerdos sobre su amistad con Neville y no podía juzgarlo, no todavía.

Cuando todo el mundo salió a los jardines para comprobar las palabras de Voldemort y para su horror, sí que estaba muerto. Neville se encontraba tirado sobre la hierba a los pies de Voldemort.

Antes que se diera cuenta, todo el mundo había reanuda la lucha contra Voldemort en los jardines. Harry apenas podía manejarse con tantas personas a su alrededor y con tan poca agilidad, pero la lucha se paralizó cuando Neville se había levantado detrás de Voldemort sorprendiendo por unos segundos. Las cosas ocurrieron con mucha rapidez, ninguno de los dos compartió ninguna palabra a excepción de los hechizos. Harry estaba sorprendido por su agilidad, se daba cuenta que había mejorado mucho desde la última vez que le vio (es decir, mientras estaba bajo la cinta). Pero no fue suficiente, Voldemort se había cansado de aquel baile sin sentido y decidió pasar a lo violento y decisivo.

Lo siguiente que sucedió apenas podía describirlo o creerlo, nunca había pensado que tuviera las agallas para hacerlo, pero quizá la palabra no era agallas sino sangre fría como para lanzar la maldición de la muerte, incluso contra alguien como Voldemort. Eso significaría rebajarse a su nivel.

Se dio cuenta que fue el único que seguía parado donde estaba, pensando en lo que había hecho Neville. Todo el mundo estaba feliz por la muerte de Voldemort a excepción de los mortifagos y un poco de parte de Harry, pero era más bien decepción de Neville. No fue hasta que sus padres y Sirius lo abrazaron cuando por fin reaccionó.

Cuando las cosas se calmaron Harry se traslado a su casa con sus padres, Sirius y Neville. Intento mejorar su relación con Neville, pero con el paso del tiempo no había ninguna mejora, Neville seguía siendo tan frío y arisco con él como desde el principio y aunque le hubiese explicado lo que le había pasado parecía indiferente a sus palabras.

Ambos jóvenes vivían en una casa hecha de piedras, pisos, paredes y umbrales de madera. Era un lugar donde no se sentían solos, un lugar donde se sentían como en casa, porque ellos estaban con su familia y nada más les perturbaría su vida. Ellos habían construidos sus hogares, para ellos y para su familia.

O.O

Espero que entiendan las respuestas y sobre todo lo que pasa y pasara con Peter Pettigrew y con Neville.

¡Nunca pensé que este momento llegaría! Estoy feliz y triste de que haya terminado :) He pensado en la idea de GabysPotter sobre otro capítulo donde en cámara lenta se vean los pensamientos de los involucrados, pero quería también preguntaros a vosotros y saber que pensáis.

¡Espero recibir mucho comentarios como en el anterior cap. Fueron hermosos!

Respuestas:

Fenixplateado21: Bueno, estoy segura que con este capítulo veras que todo lo que has dicho es cierto :) pero como podrás haber leído, el Voldemort que "mato" Voldemort vuelve a salir.

BlaEst: Estoy totalmente de acuerdo contigo. Yo también amo los fics AU pero hay muy pocos y los que hay nunca nadie los termina y es una lástima por esos mismo fue que yo decidí crear mi propia historia. Me alegra que te guste :)

ginanott: Aunque también me duele que termine, pero no habrá una continuidad, quizá haga un pequeño one-shot pero nada más, los siento. Aún así, cuando haga una nueva historia pudes ir a leerla :)

Snow White Queen: Muchas Gracias! Es bueno saber que te gusta tanto mi capítulo.

Myrna Elva: Uy! Espero que tengas internet para que puedas leerte este capítulo :), pero es bueno saber que no lo abandonas. Jajaja, a mi también me gusto escribir esa parte, porque fue lo que a mi me paso con mi gata xD Creo que también estoy contigo, por eso mismo Lily dijo que le gustaría que ambos Harry estuvieran con ella :)

Rina: espero haber actualizado rápido, entonces.

AGRADECIMIENTOS

Gracias por haber comentado tantas veces y hacerme feliz: Luna-CNT, Myrna Elva, Feather Icefilter, kellycnt, angel acuario, Isyesa, Js1408, vava de las cabernas, Aristocrata UK, Leslie95, Meital-Lupin, KathySacuba, Niernath, VeroSev, Jazmin-Black, ross snape, saralpp, dark dragon Hades, Luna-Tsuki-Chachi, StrawberryBlack.

Gracias por haber comentado más de una vez: .Moony, Arundhel Snape, Dollysalie, Alexander Malfoy Black, Rianne Black, Loquin, Fabs Weasley, PsychedelicWhitlock, Valandre, Mawi, GothicGold, tatis, satorichiva, La sonrisa de Cheshire, Silber D. Wolf, Dizashe, Naruto-Man, fenixplateado21, Padme Black, adictaapotter, Athena Weasley, alunaluna, Gramson5, SelKar Pato – LXP, aniia. black, Electro M, MJ_Lupin, Regina-Ryddle, McGo, Lady Malfoy Potter, Karuu, Meredith Black Vampire, fairy white, ester, julimoon, Kuki-Chan, Serpens Malfoy, GinaNott, VVICKY, Elestir, HermioneMalfoyGranger, Elea Aeterna, Etel, pat22, Snow White Queen.

Gracias por haber comentado al menos una vez y saber que os gusta: mirian, Nathii, Tatis, mikelodeon, .Oc, Giselle Lastrange, SabrinaCullenBlack, Kaede-Sakuragi, APBB, Estrela Polar, judoba, konii, M.N.C, Lianne- 'Malfoy, Thalie Lovegood, Angelito, -aguusblack, Kirtash, nees_loka, misho-pottercullen, monse, Kamipatty, xedeblum, hermione, cissy!, ArtemisKWolf, Er_ximi, Aliness, adel, Isabel, Patty_Slane, mardeframbuesa, wirthoge, gabylg96, yukiatena, ari, Aliness, RoNi, Sara Evans de Potter, Kyouya Ootori, Erandi Evans Cullen, DragFire, tagore86, bluef, Snitch-bcn, Mimesis, Romina Baskerville, lilianvilla, hermyandme, Berenice, juanjo7, dhyannna, serenny, yaneth black, MikkyPam, Gat-Yukiteru, CirceLovegood, Prongs Padfoot and Mooney CO, Anastasia Anne Potter, mily black queen, Peggykct, Rina, GabysPotter, Carlypotter, Mido-Maru-Hime, MaratinaVolturiPotter, BlaEst.

Muchas gracias a los que pusieron mi historia en alerta o en favoritos :) Les agradezco que estuvieran aquí apoyándome para poder terminar esta historia, porque nunca pensé que llegaría tan lejos. Espero volver a veros en otra historia.

¡FELIZ NAVIDAD atrasada Y FELIZ AÑO NUEVO!