.

¡EDITADO!

.

Notas: Hola a todos, si han leído anteriormente este Fanfic, y han decidido releerlo podrán notar algunos cambios en los capítulos que no son realmente muy significativos, pero que creo que hacen que el Fic sea un poco más fácil de leer. Para los que no habían leído el Fic, espero que lo disfruten!

Sumary: El enfrentamiento entre Naruto y Sasuke por fin llega, la batalla es ardua y dolorosa... de pronto en un ataque mutuo, los jutsus se combinan, ocasionando que Naruto regrese al pasado, a la edad de siete años de edad, con los recuerdos de una vida ya vivida y la oportunidad de cambiar el futuro... ¿logrará hacerlo?

Advertencias: Slash, Yaoi, SasuNaru, ItaDei, KakaIru… ¡SI NO TE GUSTAN LAS PAREJAS NO LEAS!

Ubicación temporal: comienza después del Capítulo 430 del Manga… habrá spoilers, por lo que si no han leído por completo el Manga posiblemente no comprendan varias cosas, pero después de un tiempo los spoilers desaparecerán…

Disclaimer: Todos los personajes de Naruto, desafortunadamente, son propiedad de Masashi Kishimoto-sensei.

Aclaraciones:

- blablabla - conversación normal

"blablabla" pensamientos

+.+.+.+.+.+.+.cambio de escena

/./././././././././ Flash Back

.

Capitulo 1: Regreso

.

Cuando se percató del ataque al que se vería atrapada Tsunade, él acudió rápidamente a ayudarla, llegando a destruir el cuerpo de ese Pein, después de lo cual se llevo a cabo una gran batalla, donde los sapos liderados por Gamabunta fueron de mucha ayuda para destruir a dos de los cuerpos de su enemigo, mientras que él mismo se hacía cargo de los otros tres utilizando el modo sennin logrando destruir otros de los dos cuerpos… sin embargo cuando parecía que tenía la batalla ganada, fue que frente a él apareció su mejor amigo… Sasuke… fue solo un instante en el que el pensamiento de que había ido a ayudarlo, apareció en su mente; sin embargo pronto aquella idea fue fuertemente evaporada cuando se dio cuenta de la vestimenta que llevaba en ese momento… si bien la figura de quien fuese su mejor amigo en la infancia, se erguía en toda su altura frente a él; también era cierto que en aquellos momentos portaba con majestuosidad aquella capa negra con nubes rojas y el anillo que portaba en uno de sus dedos de la mano derecha, vestimenta que le hizo ver que el moreno se había unido a Akatsuki. Quiso hacerlo entrar en razón haciéndole notar que esa organización había sido la causante de la destrucción de la aldea en la cual ambos habían nacido y crecido, pero a cambio de eso recibió una risa fría y burlesca de su amigo, junto con las palabras más hirientes que pudo haberle escuchado decir.

- … jajajaja… es lo que se merece esta aldea y su gente… aunque hubiese querido haberlos torturado mucho más…

Ante lo cual no pudo evitar preguntar él porque de su odio actual por Konoha, no obtuvo respuesta, sólo una sonrisa maléfica y un chidori dirigido hacía sí mismo. Fue así que recordó las palabras de Itachi, había confiado en que su amigo no realizará un ataque hacía la aldea que lo vio crecer, esperaba que no hiciera lo que Itachi le había dicho que haría, sin embargo ahí estaba no sólo alegrándose de la destrucción de Konoha sino que atacándole, y tomando en cuenta de que formaba parte de Akatsuki eso significaba que lo que quería era atraparlo para obtener a Kyuubi.

Sintió como es que un dolor terriblemente fuerte se apoderaba de su cuerpo y se instalaba en su pecho, un dolor que nada tenía que ver con el poder eléctrico que alcanzo a rozarlo cuando lo esquivaba; no, ese dolor lo conocía de hacía tres años atrás… era el mismo que en aquella batalla en donde no pudo detener a su amigo de irse en busca de Orochimaru, el sentimiento de sentirse traicionado por la persona más importante de tú vida, la persona a la cual habías aprendido a amar a pesar de todo. Respiró profundo mirando fija y seriamente a Sasuke, recordándose las palabras que le había dicho a Itachi en ese último encuentro "Protegeré a la aldea y detendré a Sasuke sin matarle"… palabras que no había cumplido por completo, pues no había podido hacer nada para evitar que Konoha fuese destruida y ahora no sabía si sería capaz de detener al moreno de seguir con todo sin matarle, pero tenía que intentarlo, aun si tenía que romperle cada uno de los huesos como se había propuesto hacerlo tres años atrás.

Manteniendo el modo sennin Naruto se lanzo contra Sasuke, logrando asestarle un golpe en el estomago y enviándolo a estrellarse en el muro de piedra que se encontraba alrededor de ellos, viendo cómo es que sus acompañantes inmediatamente se disponían a atacarlo convoco a tres clones y los envió a encargarse de los dos chicos que parecían poderosos y la mujer que más que atacar parecía querer salir de ahí; después de lo cual corrió hacía donde había caído Sasuke y lo encontró levantándose para en casi un segundo volver a crear el chidori y sus ojos rojos le demostraban el uso del Sharingan que realizaba. Los golpes no tardaron en aparecer en cada uno de ellos, para después de varios minutos empezar a utilizar sus jutsus, Sasuke con ayuda de su katana lograba lanzar certeros rayos al cuerpo de Naruto, los que no le hacían demasiado daño por encontrarse en el modo sennin, Naruto en cambio realizo varios Rasengan que apenas pudieron rozarlo en algunas partes del cuerpo, pero que no causaron mayores daños. Los ataques se sucedieron, los dos compañeros hombres de Sasuke fueron derrotados al poco tiempo, la mujer sometida, mientras que Pein y Konan se mantenían al margen viendo la batalla que los amigos tenían. De un momento a otro nubes negras se formaron sobre las cabezas de ambos contrincantes, y menos tiempo llevo el verse atacado por un terrible rayo blanquiazul; un ataque dirigido por Sasuke… un ataque que logro liberarlo del modo sennin, al cual no pudo regresar al sentir el golpe recibido en el rostro y que lo confundió por unos momentos… segundos que fueron aprovechados para ser golpeado mucho más por Sasuke y ser enviado por una patada muchos metros atrás y a pesar de los golpes y el dolor, se levanto observando a su rival contrincante, desviando la vista sólo un poco a su alrededor notando como es que Gamabunta y los demás sapos se preparaban para tacar, deteniéndolos con un grito, pidiéndoles que no intervinieran en su pelea; orden que fue obedecida a pesar de todo.

Teniéndose en pie nuevamente frente a Sasuke, tomo la decisión de no pelear en modo sennin, si iba a detener a Sasuke debía de ser utilizando su propia fuerza... cerro por un segundo sus ojos para abrirlos después mostrando la decisión reflejada en su mirada azulina y sin mediar palabra comenzó a reunir chakra en su mano derecha formando velozmente el Rasengan mientras veía como es que Sasuke hacía lo mismo pero creando el chidori… se miraron a los ojos y por un instante sonrieron antes de lanzarse el uno hacia el otro; los jutsus chocaron entre sí provocando la misma reacción que habían hecho tres años atrás, pero en esta ocasión ninguno de ellos cayó inconsciente, ambos se sostuvieron sobre sus pies alejados mucho más que antes y respirando agitadamente, sosteniendo la mirada del otro, Naruto noto como es que Sasuke cerraba un instante los ojos y los abría solo para mostrarle una mirada distinta al Sharingan que alguna vez conoció en Kakashi o Itachi, entonces lo supo, aquel nuevo Sharingan que poseía lo había obtenido gracias a haber matado a Itachi… ese era el muy codiciado Mangekyou Sharingan, cuando su mirada quedo fijada en la de Sasuke creyó firmemente que quedaría atrapado en su poder; sin embargo pronto escucho las palabras consternadas del moreno

- ¿Qué significa esto?... ¿Cómo puedes tener esa mirada? - palabras que no supo interpretar, porque realmente no sabía que podía haber en su mirada en esos momentos, pero Sasuke le respondió ante el silencio que se formo después de sus palabras - ¿Cómo puedes poseer el Sharingan?" - preguntó esta vez con furia…

Y fue ahí donde se dio cuenta de la verdad de esas palabras; porque comenzó a notar los movimientos anticipados que Sasuke estaba por hacer, un hecho que lo consterno aun más a él… no podía dar crédito al modo en que veían sus ojos ni del pequeño dolor que sentía en esos momentos en ellos, tampoco sabía cómo es que había podido hacerlo funcionar… tan concentrado estaba en la confusión que lo rodeaba que no se percato del acercamiento que había hecho Sasuke tratando de golpearlo, hasta que lo tuvo a un par de metros de distancia, logrando esquivarlo en el último momento gracias al Sharingan en sus ojos y mientras esquivaba los ataques lanzados de su mejor amigo fue que se sumergió en sus recuerdos, aquella vez que hablo con Itachi, recordaba que antes de desaparecer ocurrió algo que no pudo evitar, mientras estaba en el genjutsu Itachi hizo que uno de sus cuervos entrara en su cuerpo y después le dijo aquellas palabras "Te he dado algo de mi poder, espero… que nunca tengas que usarlo"… pero parece ser que a fin de cuentas si tuvo que hacerlo, porque era muy posible que ese poder que le entrego se refiriera al Sharingan en sus ojos o eso es lo que esperaba.

Ahora ambos se encontraban en igualdad de condiciones, ambos eran veloces, fuertes, poseedores de grandes jutsus y en esos momentos, ambos poseedores del Sharingan. Naruto notó como es que mientras la batalla avanzaba, la forma en que miraba cambiaba poco a poco llegando a un punto, en el que al mirar a los ojos de Sasuke quedo sumergido en un mundo lleno de oscuridad durante unos segundos, para después mirar frente a él todos los recuerdos que había en el moreno, recuerdos de la matanza de su clan… lo que vio lo dejo perplejo, pero los sentimientos que se adentraron en su corazón lo hicieron sentir completamente triste, cuando por fin regreso a la realidad vio como es que Sasuke caía arrodillado al suelo, respirando agitadamente al igual que él, llevo una de sus manos a su pecho sintiendo aquellos sentimientos que lo habían embargado cuando estaba frente a esos recuerdos descubriendo que no solo había obtenido la visión del pasado de su amigo sino que también cada uno de los sentimientos que lo envolvieron ahora se encontraban dentro de sí. Fijo su mirada en Sasuke viendo cómo es que se levantaba y lo miraba fríamente, con odio y despreció; Naruto cerró sus ojos al apreciar esa mirada no quería que Sasuke lo viera de esa forma, no quería que la persona que amaba lo rechazará y odiara de esa manera; pero al cerrar los ojos fue que otros recuerdos inundaron su memoria… recuerdos que tenían que ver con la familia Uchiha, vio a un pequeño Sasuke, a un padre y una madre, vio la academia, el examen chunnin, el examen jounnin, misiones que no había tenido, pero en especial vio muerte… muerte causada por las manos que en esos recuerdos eran suyas, muerte de ninjas en batalla, y también vio aquello que traumo a su mejor amigo… la muerte y asesinato del clan.

Abrió sus ojos impresionado y extrañamente cansado, los recuerdos, las imágenes y voces que estaban en su cabeza lo confundieron, sabía que esos recuerdos no eran los suyos propios, pero que tampoco pertenecían a Sasuke, así que sólo pudo encontrar como explicación que esos recuerdos pertenecían a Itachi Uchiha y había obtenido el conocimiento de lo que realmente sucedió aquel día… aun tenía activado el Sharingan en sus ojos, pero notaba como es que se mantenía gracias al poder que Itachi había introducido en él, porque su propio chakra se encontraba al límite y el chakra de Kyuubi comenzaba a pelear por manifestarse, lo que hacía que sus fuerzas se concentraran en evitarlo. Respiró profundamente, y sonrió tristemente a su amigo, ahora sabía lo que sucedió aquel día tan triste, pero comprendía que ya nada podía hacer para ayudar a Sasuke a salir de aquella oscuridad en la cual se encontraba ya… y también sabía que no podría evitar lo que se veía venir, no se dejaría capturar por Akatsuki, pero tampoco podía matar a Sasuke, así que solo había una forma en que aquello terminaría… mantuvo fija su sonrisa y mirada en Sasuke, y en unos instantes se encontraban a su lado los tres clones que antes hubiera convocado, uno de ellos colocándose al frente en modo de defensa mientras que los otros dos acudían al lado del Naruto real y comenzaban con la formación del Fuuton Rasenshuriken, observando cómo es que Sasuke también preparaba su más fuerte chidori… Naruto hizo desaparecer los clones y se lanzó hacía el moreno, quien al verlo hizo lo mismo.

Nuevamente los ataques de ambos chocaron en el aire, mientras ellos intentaban mantenerlos lo máximo posible… y estando ahí, uno frente al otro fue, mientras los ataques comenzaban a fusionarse, fue que Naruto nuevamente sonrió esta vez diciendo unas palabras que sorprendieron a Sasuke por completo así como la acción que el rubio realizo después de lo dicho… porque Naruto le había dicho algo que nunca creyó escuchar de nadie más y que posiblemente no fuese merecedor de recibir…

- Te perdono… te amo, Sasuke - y al instante el Fuuton perdió sólo un poco de fuerza, recibiendo de lleno el terrible ataque del chidori, que se incrusto en su cuerpo logrando destruir varios de sus órganos y sus puntos de chakra, evitando de ese modo que Kyuubi pudiese ayudarle a regenerarse…

Sin embargo y a pesar del daño causado el Fuuton no fue destruido sino que se mantuvo peleando hasta el último instante en el que los dos jutsu se combinaron por completo, llegando a envolver a ambos amigos dentro de una esfera blanca, una esfera llena de chakra. Naruto comenzó a caer lentamente ante la mirada de Sasuke, que al verlo solo pudo sostenerlo pues al estar cerca de él tuvo la posibilidad de hacerlo y observo cómo es que los ojos del rubio comenzaban a cerrarse lentamente, como es que su respiración empezaba a hacerse más débil al igual que los latidos de su corazón… y de pronto se sintió extraño, sabía que el sentimiento que comenzaba a nacer en él lo había sentido antes, y aunque no lograba recordar cuando fue que lo sintió, lo que si sabía es que dolía, dolía demasiado… sostuvo más fuertemente a Naruto contra él utilizando uno de sus brazos al tiempo que utilizaba el otro para levantar su rostro, no sabía lo que estaba haciendo no podía controlar las acciones que realizaba su cuerpo; obligo al rubio a verlo a los ojos en esos momentos queriendo saber si aquellas palabras eran reales y sinceras, pudiendo encontrar su respuesta al mirar los entrecerrados ojos de Naruto... mirada que reflejaba un muy sincero amor y aunque no podía explicárselo una enorme felicidad… Naruto estaba feliz de morir en los brazos de Sasuke… y este último no podía evitar sentir un nudo en la garganta y como es que las lagrimas comenzaban a fluir de sus ojos, Sasuke lo abrazo aun más fuertemente, ahora sintiendo como es que el calor del rubio dejaba de emanar poco a poco, sintiendo como es que la vida abandonaba a la persona que amaba… Sasuke se sorprendió mucho al pensar en ello, dándose cuenta de ese sentimiento en su corazón, amor… nunca espero llegar a sentirlo, pero ahí estaba, había logrado infiltrarse en su frío y duro corazón sin siquiera darse cuenta, y ahora que por fin descubría ese sentimiento otros más se unían a él, el sentimiento de culpa y arrepentimiento… apenas unas semanas atrás se había sentido de ese modo después de matar a su hermano, cuando se entero de la verdad del asesinato del clan… pero la fuerza en que se presentaban ahora en su corazón no tenía nada que ver con esa ocasión, porque en este momento eran el triple o cuádruple de doloroso. La esfera aun seguía rodeándolos, el chakra aun seguía fluyendo alrededor de ellos, pero en cuanto desapareciera sólo uno saldría con vida de ahí… solo uno sería recordado con verdadero amor… Sasuke fijo su vista en la de Naruto y noto los últimos vestigios de vida de su rubio; y antes de verlo morir por completo acerco su rostro a él y lo beso… tal vez no había sido capaz de comprenderlo a tiempo y había sido el causante de esa muerte, pero antes de que se desvaneciera entre sus brazos creía justo entregarle un último recuerdo feliz a una persona que había sufrido durante toda su vida… lo beso tiernamente por eternos segundos, probando por primera y última vez el verdadero sabor de un beso entregado por amor, separándose lentamente de él y en un último impulso, que no supo a que se debió, activo el Mangekyou Sharingan del cual era poseedor y se dejo envolver por la mirada azulina que expulsaba su último brillo, sin notar cómo es que la esfera que los rodeaba se hacía completamente inestable y se cerraba en ellos lentamente, afectando los cuerpos de ambos…

Naruto sintió como es que Sasuke levantaba su cabeza con una de sus manos mientras lo apretaba más hacía su cuerpo, sentía el calor que desprendía, sentía el olor natural del moreno, aquel olor que siempre tuvo presente en su memoria y que recordaba cada vez que necesitaba sentirse vivo; vio como es que aquellos ojos negros se mantenían fijos en los suyos, noto como un sentimiento distinto a cualquiera de los anteriores que había apreciado, aparecía en esa mirada negra… un sentimiento que supo identificar como dolor, si sabía que Sasuke en esos momentos estaba sintiendo un enorme dolor y posiblemente se debiera a haberlo matado sin poder obtener a Kyuubi, pero para él eso no importaba, de lo único que tenía conocimiento es que se sentía completamente feliz de morir en los brazos del amor de su vida, sin importarle que fuese él quien hubiese causado el final de su vida… permitiéndose al final estar lo suficientemente cerca de Sasuke, sintiéndose tremendamente feliz de encontrase en los brazos de él sin importar las circunstancias, y entonces lo vio… vio como él se acerco a su rostro y lo beso tiernamente, como jamás imagino ser besado, como jamás imagino que él besaría… y lo disfruto y agradeció, porque supo en el momento de ese beso que Sasuke lo amaba de la misma forma en que él lo amaba; y su felicidad estuvo completa… que importaba no haber cumplido su sueño de convertirse en Hokage, que importaba que no hubiese podido defender a su aldea, si al final había sido cumplido su más grande deseo, que Sasuke regresará a su lado; porque sí, con ese beso él también le demostró que el Sasuke del cual se había enamorado, el que lo había dejado hacía tres años había vuelto a él en el último momento… y se lo hizo saber al instante de separarse con el último esfuerzo, con las últimas fuerzas que le quedaban le mostro en su mirada lo tremendamente feliz que estaba, y entonces en aquel último segundo, donde su vida se extinga y veía fijamente a Sasuke, se dio cuenta de que el moreno utilizaba el Mangekyou Sharingan en él y la esfera que los rodeaba se hacía inestable y acercaba a ellos… fue entonces que los últimos recuerdos de Itachi inundaron su mente…

+.+.+.+.+.+.+

Algo molestaba su rostro, la luz que entraba por una ventana con las cortinas semi abiertas… abrió lentamente los ojos, parpadeando ante la brillante luz y cubriéndose con la manta que estaba sobre su cuerpo, la cabeza, ocultándola de ese modo de la luz del día; refunfuñando por lo bajo intento volver a dormir, sin embargo el sonido del despertador a su lado volvió a interrumpirlo, saco una de sus manos para llevarlo condigo debajo de la manta, apagándolo vio la hora que se presentaba en él, apenas las 7 de la mañana… y se pregunto la razón de haber puesto la alarma a esa hora, siendo que casi siempre la ponía a las ocho porque su sensei los citaba a las nueve de la mañana; sin poner demasiada atención a ese asunto volvió a colocar el despertador en el mueble de al lado de su cama y se acurruco para poder dormir nuevamente… y mientras cerraba sus ojos, se pregunto cómo es que había acabado en su cama pero más aun en su departamento, tomando en cuenta que la mayoría de la aldea había sido destruida; pero decidió dejar de lado ese problema, después se preocuparía de eso, porque lo que más le apetecía en esos momentos era dormir…

Pasaron varios segundos donde nada más que el sonido de las manecillas del reloj se escucharan dentro de la habitación, para después un rubio de ojos azules sentarse inesperadamente en su cama, mostrando claramente la confusión en su mirada, mirando a su alrededor, comprobando que cada mueble de su casa se encontraba en su lugar, observando hacía afuera de su ventana, apreciando desde su lugar en la cama como es que la aldea de Konoha se alzaba brillante afuera, aumentando aún más su confusión…y después de unos segundos más abrir la boca en un intento de decir algo…

- ¡¿QUÉ DEMONIOS ESTÁ PASANDO? – prácticamente gritó mientras sus manos agarraban sus rubios cabellos en una muestra de confusión, para después de un instante notar el tono tan agudo de su voz, algo que le pareció completamente extraño, porque sólo recordaba tener ese tono de voz cuando era pequeño… centro sus pensamientos en los recuerdos que tenía, si lograba recordar cómo había aparecido ante Pein, también la batalla que mantuvo contra los seis y el que iba ganando… todo bien hasta ahí, después sus recuerdos brincaban a la aparición de Sasuke, una batalla muy dura y pesada… la utilización del Sharingan de parte de su amigo y de ¿el mismo? o si recordó el poder que le prestó Itachi antes de morir, y después el choche de su Fuuton Rasenshuriken contra el Chidori de Sasuke… entonces recordó, se supone que él debería de estar muerto, había sentido como es que la vida se le iba lentamente de su cuerpo, aunque también recordaba el beso que el moreno le había entregado antes de que llegase ese momento… ¿Qué es lo que había pasado después?, no recordaba haber despertado en ningún momento antes, ni mucho menos entendía cómo es que la aldea habría sido reconstruida, ¿sería posible que no hubiese muerto, que se encontraba inconsciente después de ese ataque?, pero de ser así ¿qué habría pasado con Sasuke?, ¿Cómo habrían logrado destruir a Pein y sus subordinados?, ¿cuánto tiempo es el que llevaba sin despertar?, todas esas preguntas rondaban por su cabeza y tan concentrado estaba que se sorprendió mucho al escuchar una voz, que él bien conocía, que le hablaba.

- ¡MOCOSO!… podrías ponerme más atención. – la escucho claramente, algo muy extraño tomando en cuenta que cada vez que hablaba con él, más parecía un eco que otra cosa.

- ¿Kyuubi? – preguntó en voz alta él, después de todo no estaba seguro de si realmente lo escucho. - ¿eres tú?

- Claro que soy yo, ¿que acaso piensas que te habrías librado de mi tan fácilmente?... ¡pero mírame cuando te estoy hablando chiquillo! – exclamo la voz del Kyuubi de forma molesta.

- ¿Cómo quieres que te mire si estas dentro de mi mente? – preguntó él, de igual forma mostrando irritación en su voz.

- Idiota, deberías de ser más observador… ¿que no vez que estoy aquí, a tu derecha? – dijo Kyuubi, ante lo cual se sorprendió el rubio, ¿Cómo que a su derecha? no había entrado aún en su mente como para que le dijera que estaba a su derecha, pero entonces se dio cuenta de algo, la voz de Kyuubi sonaba extrañamente cerca suyo, como si de verdad estuviera físicamente con él… ante ese pensamiento fue girando lentamente su cabeza hacía su derecha, mostrándose nervioso y temeroso, algo le decía que lo que encontraría no le agradaría demasiado, y lo comprobó, cuando su mirada encontró frente suyo a un zorro de pelaje anaranjado, con los ojos de un color rojo y en la parte posterior nueve colas que se movían de un lado a otro, su tamaño más que el del temible demonio era de apenas sesenta centímetros de largo y veinte centímetros de alto.

- aaaaaahhhhhh – fue el grito que se escucho varias cuadras a la redonda.

Dentro de aquel departamento del cual había salido el grito, se observaba a un rubio de espaldas al suelo con la manta que cubría su cama enredada en sus pies y mirando horrorizado al zorro que ahora se encontraba sobre su cama mirándolo.

- ¿Q-q-que e-e-es-esta p-pas…? - comenzó a balbucear.

- Ahora me dirás que me tienes miedo, después de haberme visto con mi forma completa… - hablo burlonamente el chibi Kyuubi, para después volver a hablar, esta vez seriamente – olvida eso, quiero que me escuches atentamente… seguro recordarás la pelea donde estabas muriendo gracias al bastardo del Uchiha – observo cómo es que el rubio cambiaba su horror por confusión y asentía ante las últimas palabras que había dicho - … pues en el último instante, antes de que murieras utilizo su Mangekyou Sharingan, pero eso no hubiese sido significativo de no ser que nos encontrábamos dentro de aquella combinación de jutsus… una esfera muy distinta a la que se formo en su pelea de los 12 años… lo cual provoco que se realizará una ruptura en el espacio tiempo, lanzándonos a todos en un retroceso continuo hasta llegar a un punto donde no pudo retroceder más… - termino de decir para ver el rostro del rubio que demostraba claramente que no había entendido ni una palabra de lo que había dicho, y soltando un suspiro volvió a habla - … que volvimos al pasado, a tú edad de siete u ocho años, Naruto.

- ¿Cómo es eso posible? – preguntó Naruto acomodándose en el suelo, para quedar sentado en forma india y mirando fijamente al zorro, comenzando a acostumbrarse a tenerlo frente a él.

- … ya te lo explique antes, y si no lo entendiste no voy a intentar que lo entiendas, confórmate con saber que ahora eres de nuevo un niño de siete u ocho años – contestó Kyuubi un poco irritado.

Ante esas palabras Naruto se levanto del suelo y corrió a su baño, cuando intento verse en el espejo se dio cuenta de que apenas y alcanzaba el lavabo, ante lo cual giro su vista en busca de algo que lo ayudase a poder verse bien en el espejo, encontrando casi al lado suyo el pequeño cajón que recordaba utilizaba en aquella época, sin esperar demasiado lo coloco frente al lavabo y se subió a él, para en unos segundos observar lo que Kyuubi le había dicho momentos antes… la imagen que reflejaba el espejo era nada más ni menos que la imagen de un niño rubio, con los ojos azules y aquellas tres marcas en cada mejilla… ahora sí que estaba sorprendido, no podía creer que lo que había dicho Kyuubi fuese cierto, pero ahí estaba, su reflejo n podía engañarle… lentamente fue bajando de aquel cajón y regreso a su habitación, en la cual pudo observar al zorro aun en su cama sentado y viéndolo fijamente, él sostuvo su mirada por varios segundos hasta que una pregunta se formulo en su cabeza al verlo bien y no dudó en externarla.

- Oe… ¿Cómo es que ahora tienes una forma física fuera de mi cuerpo? –

- … parece ser un efecto secundario del uso del Mangekyou Sharingan del bastardo… no te preocupes por el momento de eso, no puedo hacer nada en contra de la aldea, porque parece ser que tú aun tienes el resguardo total de mi chakra, por lo que no puedo utilizarlo. – respondió Kyuubi después de unos segundos de manera aburrida.

- … Muy bieeen, creo que ahora estoy muy confundido, no sé en qué día estoy ni la edad que tengo, y lo que es más confuso es porque recuerdo todo lo que he vivido hasta el día de mi "muerte"… si tú lo recuerdas tal vez sea posible que los demás lo hagan ¿no? – dijo Naruto acercándose al zorro.

- Bueno, no estoy muy seguro de eso, pero lo mejor será que no digas nada a los que conociste después de esta edad, si ellos se acercan a ti preguntándote algo sobre lo que sucedió en esa batalla, entonces sabremos que si recuerdan, mientras tanto solo debemos observar. – dijo Kyuubi al tiempo en que saltaba de la cama al suelo.

- … - Naruto observo el calendario que había sobre una de las paredes de su habitación notando como es que estaban marcados varios días de la semana con una cruz roja y más adelante, a cuatro días, un círculo sobre un número y sobre este último escrito en letras grandes "Ingreso a la academia" – ¡KAMI!, estoy a punto de entrar a la academia – exclamo el rubio sorprendido. – ¡Solo tengo cuatro días para prepararme!

- ¿no te estás preocupando demasiado mocoso?, recuerda que has cruzado por esto antes, no puede ser más difícil que la última vez. – dijo el zorro observando la reacción de Naruto.

- Bueno, creo que tienes razón… mis recuerdos a esta edad las tengo muy claras en este momento, puede que ahora sea más fácil la escuela… no creo que lo demás cambie mucho. – dijo Naruto calmándose un poco y soltando un suspiro al final recordando que aquella época, era la que más odiaba por las miradas y palabras que los adultos le dirigían.

- ¿Qué harás con el bastardo?... – preguntó el zorro viéndolo atentamente y ante la cara de confusión del chico se apuro a decir – sabes lo que sucederá en unos meses, el clan Uchiha será asesinado y volveremos a comenzar con el futuro que vivimos.

- ¡Es verdad!... supongo que si tenemos unos meses antes de que eso suceda, podemos lograr algo para cambiarlo… o por lo menos eso espero – dijo Naruto tomando una pose pensativa.

- ¿cómo piensas detener ese acontecimiento?, te recuerdo que eso es lo que llevo al bastardo de tu amigo a convertirse en tu asesino y que la aldea fuese destruida por completo… - dijo Kyuubi seriamente.

- … - Naruto giro su vista hacía él mirándolo igual de serio, para después levantar una de sus cejas y hablar - ¿por qué me dices eso?, después de todo a ti te gustaría que la aldea fuese destruida y no veo como es que puede afectarte ese futuro.

- … en serio, no eres más idita porque no puedes… por si lo olvidaste, yo aun estoy unido a ti, eso hace que mientras tú sigas con vida yo seguiré con vida, pero si tú mueres de igual forma yo morirá… y lograste evitar la muerte sólo por pura suerte, no quiero que eso vuelva a suceder… aun no estoy listo para morir… en cuanto a la destrucción de la aldea, no creas que no me alegraría que sucediera, al contrarío, pero sería mucho más beneficioso para mí que yo lo hiciera y no un sujeto con complejo de conejo. – dijo Kyuubi con irritación en su voz.

- ¿conejo?... ahhh, te refieres a ese tal Pein que se multiplica a cada golpe… bueno, confiare en que esas sean tus razones para ayudarme. – dijo inocentemente Naruto, para comenzar a buscar en sus cajones algo que ponerse – por el momento saldré a Ichiraku a comer un poco de Ramen. – terminó de decir alegremente.

- ¿no pensarás dejarme aquí? – dijo Kyuubi.

- ahora que lo dices… no puedo llevarte conmigo, debido a tu forma cualquiera que te viese en la aldea correría despavorido. – dijo Naruto ante las palabras del zorro.

- … tienes razón, pero no pienso quedarme encerrado en este cuartucho ahora que por fin tengo la oportunidad de pasear libremente… así que sería mejor que buscarás el modo de llevarme contigo, sino quieres que todos en la aldea "corran despavoridos" – dijo terminantemente el zorro.

- … - ante esas palabras Naruto se quedo callado, para después de varios segundo de observar fijamente al zorro una idea formarse en su cabeza - … tal vez… podría intentar hacer un henge en ti, cambiarte de forma a la de un animal común y corriente, y así te podría llevar conmigo.

- … parece que si piensas niño… está bien puedes intentarlo, pero te advierto no quiero que sea ni rana, ni serpiente, ni mucho menos un perro. – terminó de decir el zorro de manera arrogante, parecía ser que aquellos animales no le agradaban nada.

Naruto lo vio fijamente con una ceja alzada, sin entender por completo aquella actitud, para unos instantes después erguirse firmemente y realizar la posición de manos a realizar el henge, y antes de llevarlo a termino busco la forma más adecuada de poder entregarle al zorro y en solo unos segundos obtuvo su respuesta, para realizar el cambio de apariencia del zorro en sólo un segundo. Un espeso humo gris rodeo a Kyuubi, humo que se disperso después de varios segundos, dejando ver en el lugar a un animal de color naranja, ojos dorados y afilados, con una larga cola un poco esponjada y unas pequeñas orejas sobre su cabeza.

- ¿qué te parece? – preguntó Naruto viendo cómo es que Kyuubi se inspeccionaba.

- mmmm, nada mal chico y me alegra que hayas escogido la forma de un gato, no se diferencia demasiado de un zorro, tengo garras y colmillos… - dijo Kyuubi una vez que hubo terminado de observarse.

- Ahora si puedes acompañarme… pero tendré que cargarte por un tiempo, para que nadie sospeche nada, recuerda que los gatos no son muy dados a seguir a sus amos hasta después de un tiempo… ¿espero que no te moleste? – dijo Naruto tranquilamente, de una forma bastante extraña comenzando a respetar un poco las decisiones del zorro, después de todo en ese momento no se encontraba encerrado en una jaula y aunque no tuviese chakra, fácilmente podría atacarlo con sus garras y colmillos.

- … está bien, solo lo hare con la condición de que no se te ocurra ponerme un nombre tonto frente a los demás. – dijo el zorro, para después ver como Naruto colocaba una playera negra con una espiral naranja en el centro y un pantaloncillo corto de color blanco, sobre su cama y comenzaba a cambiarse después.

Cuando se hubo terminado de vestir Kyuubi se acerco a Naruto y dejo que este lo sostuviera en sus brazos, para después salir de su departamento y dirigirse hacia el puesto de Ramen. Mientras se dirigía hacia allá, Naruto se sumergió en sus pensamientos y recuerdos… estaba seguro de que aquel futuro que había vivido podía ser cambiado, él encontraría la manera de hacerlo, no dejaría que su Sasuke se convirtiera en el frio chico que conoció a los doce años y para eso debía de evitar que Itachi se convirtiera en la marioneta de Danzou. Con ayuda de los recuerdos que había obtenido de ambos Uchiha y con la ventaja de saber lo que sucederá tenía la confianza de que lo lograría.

-.-.-.-.-.-.-.-

Continuara…

-.-.-.-.-.-.-.-

Fin del capítulo 1….

Notas: Como verán he corregido algunas faltas ortográficas, aunque posiblemente se me hayan pasado algunas por lo que si encuentran alguna, les pido de favor que me lo hagan saber y corregirla en cuanto pueda. Bueno, espero que sigan leyendo el fic, cuídense, ¡nos seguimos leyendo!

.

.

"El odio no disminuye con el odio. El odio disminuye con el amor"

Buda

.