Nuestro clan.

Sasuke caminaba por Konoha con un paquete en su mano, llevaba una camisa negra abierta en el pecho (como la blanca) con el símbolo del clan, unos pantalones del mismo color y sandalias ninja. En su mano izquierda llevaba un anillo, el mismo que ella llevaba desde el día de su matrimonio.


-¡Ya llegué!- gritó Sakura cuando llegó a su casa.

Subió a su cuarto y volvió a gritar.

-¡Sasuke Uchiha cuántas veces te he dicho que guardes tu ropa!-

Al no recibir respuesta bajó a la sala de estar y encontró a Sasuke sentado en el sofá con una pequeña camisa blanca con el símbolo del clan Uchiha entre sus manos.

-¿Qué es eso?- le preguntó a su esposo.

-Es para nuestro hijo.-

-Emm… Sasuke no tenemos hijos…-

-Eso se puede solucionar.-

-De qué est- muy tarde, Sasuke ya la había acorralado contra la pared.

La besaba con pasión, y como ella le respondía la tomó por el trasero para acercarla más. Ella le arrancó la camisa dejándola hecha pedacitos. Sasuke bajó de su boca a su cuello, Sakura se estaba empezando a desesperar, tenía sus manos enredadas en el oscuro cabello de su esposo. Él comenzó a morder su hombro izquierdo mientras le bajaba la cremallera. Le sacó el sostén y comenzó a besar sus pechos mientras ella le sacaba el pantalón. El Uchiha le sacó los shorts negros y la llevó al sofá. Acarició todas las partes de su cuerpo haciéndola suspirar, pero ella contra atacó. Comenzó a rozar cierta parte de Sasuke con su mano, logrando que él parara de acariciarla. Se sacaron las últimas prendas y se convirtieron en uno, no sentían dolor, esa era una rutina diaria, sólo que ahora estaban sin protección. Comenzaron con suaves embestidas hasta terminar como animales salvajes.

-Te amo.-

-Yo también te amo Sasuke.-

Se quedaron abrazados hasta que se durmieron.


Un mes después caminaban tomados de la mano por las calles de su aldea, hace una semana habían retirado los exámenes con Shizune, serían padres, el clan renacería. Sasuke paró y puso su mano en el vientre de Sakura.

-Es niña.- dijo él.

-¿Cómo lo sabes?-

-Lo presiento.-

-¿Y cómo le pondremos?-

-Elige, Akemi o Miko.-

-Akemi me gusta, pero Miko es por tu mamá.-

-¿Entonces?-

-Miko.-

-A la siguiente le pondremos Akemi.-

-¿Siguiente?-

-Miko necesita hermanitos...-

-Espera a que nazca.-

-Uchiha Miko.-

-Mikoto Uchiha...¿se parecía a ti?-

-Nuestro pelo es igual, pero ella era mucho más expresiva que yo, Mikoto Uchiha, una de las mejores madres del mundo.-

-¿Una?-

-La otra serás tú.-

Continuará...