N/A: Cuando terminen el capítulo, por favor lean la nota de autora. Gracias.


A Misaki no le molestaba dormir con Usagi-san, claro que no, ¡si eran amantes! Pero lo que molestaba al joven era el no dormir, sobre todo si el culpable de su insomnio no era otro más que el escritor.

—¡Usagi-san! —le gritó una noche, tratando inútilmente de escaparse de los brazos del hombre—. ¡No puedo dormir si te tengo pegado a mi cuerpo!

—Pero somos amantes, Misaki —su grave y tranquila voz resonó en la oscura habitación mientras lo sujetaba con más fuerza—. Se supone que tenemos que dormir juntos. Además, yo no puedo dormir sin algo que abrazar…

—¡Entonces abraza una almohada, a Suzuki-san o en lo posible algo que te haga sangrar! —parecía ser que el estudiante no se rendiría jamás.

—Misaki —esta vez pronunció su nombre duramente, casi regañándolo. Como consecuencia el susodicho joven dejó de moverse y con algo de miedo lo miró a los ojos. Una vez captada la atención de este, Usami prosiguió—. Si no dejas de moverte, voy a tocarte, lamerte, bajarte los pantalones…

—¡Está bien, está bien! ¡Ya entendí!

Después de esa noche Misaki consideró seriamente en empezar a tomar pastillas para dormir.


Hiroki maldijo la hora en la que había comprado ese celular de mierda, que lo había despertado de un maravilloso sueño donde se encontraba nadando en una piscina de libros. ¿A quién demonios, por todos los cielos, se le ocurría llamarlo un domingo a las ocho de la mañana? Y no sólo era eso lo que lo molestaba hasta la médula: el aparato se encontraba en la otra punta de la habitación y para alcanzarlo tenía que levantarse, lo que significaba abandonar los cómodos brazos de Nowaki y el acogedor calor de su cama. Entonces recordó también maldecir el frío del invierno.

—¿Hiro-san…? —preguntó el más alto, cuando se dio cuenta que algo se movía entre sus brazos y su pecho.

—Ah, sigue durmiendo, voy a contestar esa llamada —pero antes de salir completamente de la cama, Nowaki bruscamente lo devolvió a su lugar, con una mano agarrándolo del brazo y con la otra lo tapó nuevamente con las sábanas. Después haberse tomado el trabajo de levantarse y todo, eso no le gustó nada a Hiroki—. ¿¡Qué se supone que estás haciendo!

—Hiro-san, si es importante volverán a llamar. Por eso, quédese durmiendo conmigo.

El profesor de literatura aceptó entonces la oferta, sabiendo muy bien que si la rechazaba, de todas formas no dejaría la cama.


Si bien Miyagi solía descansar bastante bien durante las noches, esa vez no pudo hacerlo, ya que el volumen del televisor del living estaba alto.

—Shinobu-chin, ¿qué se supone que estás haciendo aquí? —preguntó una vez que había llegado al lugar y tan pronto como vio a su joven novio sentado sobre el sofá, a quien pudo reconocer gracias a la luz que provenía del aparato a pesar de encontrarse a dos metros de él.

—¿Acaso no es evidente? —Miyagi sabía que estaba siendo sarcástico, pero una vez más no pudo evitar pensar que Shinobu era la cosa más tierna del universo.

—Sabes muy bien a lo que me refiero, pero especificaré para ti: ¿por qué, Shinobu-chin, estás levantado a las tres de la madrugada (sabiendo que mañana tienes clases)? Y más aún, ¿por qué estás en mi departamento?

—No tenía sueño… —se sonrojó un poco y dirigió la mirada al televisor como para evitar el sermón que sabía que se le venía.

—Cuando uno no tiene sueño cuenta ovejitas o bebe un vaso de leche tibia —hizo una pausa para acercase, tomar el control remoto del televisor y apagarlo—; la gente no se mete en la casa de las demás personas a ver televisión para dormirse —le extendió una mano para ayudarlo a levantarse del sillón, casi invitándolo a largarse a su propio departamento.

Shinobu en cambio tenía otros planes. Tomó la mano de Miyagi pero antes de dejar su lugar se animó a preguntarle algo:

—¿Puedo quedarme contigo? —al prever que su petición sería rechazada, añadió—: ¡Sé que eso me ayudará a dormir!

El profesor de literatura dudó unos segundos, pero sabía que las batallas contra el terrorista estaban perdidas desde el principio.

—Está bien —Shinobu no pudo esconder la sonrisa que se formó en sus labios y Miyagi una vez más supo leer la palabra "ternura" sobre el rostro de su amante—. Pero que no se te haga costumbre, la próxima te vas de aquí de una patada en tus blanditas pompas, ¿entendido? —Y sin soltarlo de la mano, el más grande de los dos condujo al otro a su cama y una vez acostados ambos allí quiso saber algo.

—Shinobu-chin, ¿por qué mi televisor? – pero el otro ya estaba durmiendo.


—Ka. O. Ru —pudo escuchar el nombrado desde el otro lado del apartamento que compartía con su amante –. Hace rato te estoy esperando. ¿Cuánto tiempo más me vas a tener así?

—Ya voy, Ryuichiro-sama —dijo riéndose Asahina, entendiendo lo que ese tono significaba. El habilidoso editor estaba ya acostado, pero el secretario sabía muy bien que lo que el otro quería hacer era algo totalmente distinto a dormir.

Una vez recostado junto a Ryuichiro, se le acercó para abrazarlo. Entonces el morocho tomó la iniciativa robándole un beso a su amante y Kaoru le siguió el juego, profundizándolo. Al cabo de un rato y después de alguna que otra travesura éste último se acomodó sobre el otro, casi inmovilizándolo bajo su cuerpo. Seductoramente, Kaoru acercó sus labios al oído de Ryuichiro, para susurrarle:

—Ryuichiro-sama, mañana tenemos que levantarnos temprano.

—¿Eh? —no era lo que se le había dicho lo que lo había sorprendido, sino la manera en la que Asahina se lo había recordado.

—Hasta mañana —le regaló una de sus simpáticas sonrisas, estiró el brazo y apagó la luz de noche. Kaoru generalmente no se tomaba el lujo de tomarle el pelo a su jefe, pero cuando lo hacía realmente se divertía mucho.

—Me las pagarás.

N/A: Y ese fue el primer capítulo, espero que lo hayan disfrutado. Lo que quería comentar era lo siguiente: me gustaría que fuesen ustedes, los lectores, que diesen ideas para los capitulos de "Cosas de todos los días". Con una simple palabra basta. Por ejemplo, este capítulo se me ocurrió cuando pensaba en la palabra "dormir". Espero haber sido clara y no haberlos mareado xD.

Eso es todo. Gracias por leer. Actualizaré cuando tenga una cantidad determinada de reviews. Mwajajajaa.

N/A: (05/01/11): Uf, hice una reedición de los capítulos. Básicamente agregué un par de cosas que , por alguna extraña razón, me había borrado. También corregí errores de la puntuación.

Gracias por seguir leyendo mis historias :D (L)