CAPITULO UNO

Final Fantasy VIII y todos sus personajes, son propiedad de Square-Enix y no me pertenecen.

La intensidad de la noche siempre me había cautivado, no solo era su belleza, si no también su grandeza, siempre me ponía a pensar, a pensar y darme cuenta de lo difícil de la vida, como unos seres como nosotros, tan diminutos y casi tan inexistentes para este universo podríamos tener tantos problemas y esta no era la excepción.

Como pensar que apenas hace un par de horas nos acabábamos de enfrentar a la mayor amenaza existente en esta época... Ultimecia.

Viajamos hasta un futuro no muy lejano, donde no existía la paz ni la armonía, mucho menos el amor.

Fueron varias horas de intensa lucha, no negare que llegue a sentir miedo, pero no estaba sola, los chicos, mejor conocidos como SeeD´s estuvieron siempre a mi lado, aun sabiendo que yo era una hechicera al igual que Ultimecia, pero de este tiempo.

La lucha agoto a todos, llegando a nuestro límite, pero esto no impidió nuestro objetivo: la derrota definitiva de esta gran Hechicera o eso llegamos a creer.

Al viajar a ese futuro sabíamos muy bien los riesgos que esto implicaba, quizás jamás volveríamos a nuestro tiempo, pero esto nunca nos detuvo, también sabíamos que en caso de derrotar a la Hechicera ocurriría una compresión en el tiempo, no estábamos muy seguros de que seria pero nos prepararon al decirnos que pensáramos en cosas lindas, "en la felicidad, la amistad y el amor" el señor Laguna siempre fue muy vigoroso al decírnoslo , pero creo que en ese instante para alguien no resulto, todos lograron encontrarse llegando al lugar que habían pensado.

Pero algo inesperado ocurrió, al llegar yo a este lugar , tu no estabas, creo que nunca sabrás el temor que llegue a sentir al no encontrarte, el temor, la angustia, la tristeza todo junto, pero no me di por vencida me alegro de ello, siempre fui muy tímida a pesar de ser tan rebelde y cabezona como tu me dices, siempre tuve miedo de estar sola, de pelear sola, pero tu me diste esa esperanza, ese valor que yo siempre necesite y no me di por vencida, y tal y como sucedió en aquel sueño que tuve llegue a atravesar montañas, desiertos y bosques , Balam, Timber y Gabaldia también estaban y no te encontraba, la desesperación me empezaba a ganar, pero yo sabia que tu estabas en algún lado, tal y como tu me lo habías prometido…

"Estaré aquí, 'esperando'…"

"Estaré esperando por ti… entonces…"

"Si vienes…"

"Me encontrarás."

"Lo prometo."

No perdía esperanza alguna en encontrarte y cuando ya no podía mas, ahí estabas, tendido sobre el frió piso sin moverte, lo peor paso por mi mente, no lo negare, aun así me arrodille junto a ti para poder sentirte, pero no respirabas, no sabría como explicar lo que llegue a sentir, pero sentí que moría en ese momento, mil cosas pasaron por mi mente, una mente que no quería asimilar lo que mis ojos miraban.

Al llegar a mi desesperación, no pude mas y te abrace, ya no me importaba nada en ese momento solo quería con todas mis fuerzas que despertaras que abrieras tus ojos, que me hablaras, pero no podías, mi vista se nublo y en ese momento perdí toda esperanza demostrando lo débil que soy, ya no quería volver, no sola, no sin ti, pero algo milagroso ocurrió... mis lagrimas brotaron, no lo pude evitar, pero gracias a esto, es lo que creo, una de estas lagrimas cayo en tu mejilla al abrazarte inconsolablemente, no se como pero despertaste , mis emociones en ese momento ya no me pertenecían, no sabia que pasaba, no sabia si esto era obra de mi imaginación, peRo al observarme con esa linda mirada que tienes te abrace sin dudarlo y esa oscuridad en la que estábamos envueltos pronto se volvió una linda pradera , ya no había mas sombras ni oscuridad y tu poco a poco te fuiste incorporando, me mirabas desconcertado al ver mi rostro lleno de lagrimas , quizás no recordabas lo que paso, pero lo importante es que te había encontrado sano y salvo y sin decir palabra alguna me tomaste de la mano y me dijiste:

-hay que salir de aquí lo antes posible, a que lugar quieres ir??-preguntaste

-no importa-dije- a cualquier lugar siempre y cuando tú estés-

-entonces, confías en mi?- me preguntaste dulcemente

-ciegamente- te respondí sin dudarlo-

-entonces cierra tus ojos y no te sueltes de mi-, regresaremos a casa-

- me tomaste firmemente y me abrazaste sin soltar mi mano, y pronto sentí como un remolino nos envolvió, no sabría explicar que sucedió por que no mire nada, lo ultimo que supe es que estábamos en ese extraño lugar, en algún lugar de ese futuro del cual nunca llegaría, todo daba vueltas y sin dejar de sujetarme me susurraste al oído que no tuviera miedo que pronto pasaría, y por primera vez no tenia miedo, no tenia miedo por que estabas conmigo y ya nada importaba.

De pronto ese remolino se hizo más intenso y fue lo único que recuerdo, ya no supe nada más hasta en ese momento que desperté.....

Bueno, este es mi primer fic, y bueno espero que les agrade en el transcurso de la historia!!