Fighting Temptation

Disclaimer-Crepúsculo no me pertenece

A/N Gracias a todos los que dejaron un review

Introducciones y pruebas de rendimiento (EPOV)

EPOV

Bella se sentó a mi lado en la cama. Admito que estaba mirándola todo el tiempo y podía sentir un poco de emoción en mis ojos, pero ni siquiera sabía que era. Simplemente estábamos mirándonos el uno al otro y yo disfrutaba el momento. Eso, hasta Mike tuvo que arruinar todo, aclarándose la garganta ruidosamente.

"Deberíamos ir al lobby ahora. No queremos llegar tarde." Miré a Mike y podía decir que estaba celoso porque Bella y yo nos lleváramos tan bien.

Tomamos nuestras maletas, nos dirigimos al lobby para encontrarnos con el entrenador Clapp, y dejamos el hotel. Caminamos al gimnasio, desde que estaba bajando la calle.

Cuando llegamos al gimnasio, me di cuenta de que no había mucha gente todavía. Todos nos paramos en la puerta, cada uno de nosotros escaneando la habitación. Creí haber visto a Jasper, el prometido de mi hermana, pero no podía estar completamente seguro desde donde me encontraba. Tyler me preguntó que cuanta gente creía que se presentaría junto con otras preguntas que respondí mientras veía a Mike de reojo y me daba cuenta de que checaba a varias chicas del campo de basquetbol, pero, una vez más, el chico era tan denso que probablemente ni siquiera comprendería el hecho de que ninguna de las chicas se interesaría en él.

"Vayamos a sentarnos un rato, llegamos temprano," dijo Tyler mientras se enganchaba la maleta al hombro con más seguridad, y comenzaba a guiar el camino junto con Mike.

Estaba a punto de seguirlos cuando noté que Bella no se había movida. Estaba mirando alrededor de la habitación, obviamente en su pequeño mundo.

"Vamos, Bella," dije mientras presionaba mi mano contra su pequeña espalda para guiarla a los gradas. Le di un pequeño empujón antes de dejar mi mano caer y me dirigí hacia Mike y Tyler, con Bella siguiéndome en silencio.

Bella se sentó junto a Mike, quien tenía a Tyler a su lado, mientras yo me sentaba a la izquierda de Bella. Noté que giró su rostro ligeramente del de Mike al mío, mientras nos sentábamos. Le sonreí, agradecido de que encontrara a Mike un poco repulsivo.

"¿Qué hacemos ahora?" Preguntó Mike, mientras miraba entre nosotros tres.

"Jugar poker de prendas," bromeó Tyler, adornando su voz con sarcasmo. Le eché una mirada a Mike, quien había girado rápidamente su cabeza, para mirar a Bella. ¿Cómo podría pensar que Tyler hablaba enserio? No había duda en mi mente, y aparentemente en la de Bella y Tyler tampoco, de lo que Mike pensaba a este punto. La incómoda mirada en el rostro de Bella intensificó mi ira hacia Mike.

"Esperar a que los demás se presenten," dije, en el tono más bajo de voz que pude manejar. Estaba seguro de que mi ira se había escuchado claramente. Por la manera en que Mike se encogió murmurando, debía tener razón; sabía que estaba molesto con él. Mantuve mis manos en puños, esperando que mi urgencia de golpear a Mike hasta que perdiera el sentido se calmara.

Mientras me tranquilizaba, miré alrededor del gimnasio una vez más, y vi que el chico de antes era, de hecho, Jasper.

"Ahora vuelvo," le dije a Bella antes de ponerme de pie e ir hacia él. Me sentía mal por dejarla con Mike y Tyler, pero no había visto a Jasper en casi un año y quería hablar y ponerme al corriente con él. Notó que caminaba hacia él cuando estaba aproximadamente a tres metros de él.

Me sonrió amplia y felizmente mientras preguntaba, "Así que, Edward, ¿ya le confesaste un inmortal amor a Bella?"

Rodé los ojos antes de responderle. "Hola, Jasper. Es bueno verte también…y no, porque no la amo. Sólo somos amigos." Aunque quisiera que fuéramos más que eso, añadí mentalmente.

"Mentira," dijo Jasper con voz cantarina, sonriéndome malignamente. "Cuando hablas con Alice por teléfono, y le decías que te sentías como si fueras otra persona a su alrededor, tan feliz y alegre, y que cuando la tocabas y sentías el fuego en tus venas y todas esas cosas amorosas, el teléfono estaba en altavoz y escuché todo. Estoy seguro de que la amas."

"Jasper, cállate. No sabes mis sentimientos hacia Bella." Wow, eso fue maduro, Edward…

"Bueno, por lo menos acabas de admitir que tienes un tipo de sentimientos hacia ella. El primer paso es admitirlo y acabas de hacerlo." Una estruendosa voz dijo detrás de mí. Me giré para ver que había sido Emmett. Emmett es el esposo de Rosalie, y Jasper el hermano de Rosalie.

A ambos los consideraba mis hermanos, pero eso no significaba que iba a decirles como me sentía respecto a Bella.

"¿Y tú como te enteraste sobre Bella, Emmett?" Pregunté.

"Hombre, todos sabemos cómo te sientes hacia ella. Alice y Jasper lo supieron primero y luego nos dijeron a mí y a Rose unas horas después de la llamada. Tienes suerte de que no hayamos decidido decírselo a Esme y Carlisle."

"¿Ustedes no dejaran el tema en paz, cierto?" Ambos sacudieron la cabeza con malignas sonrisas en el rostro.

"Okey, admito que quiero ser más que un amigo de Bella, pero no estoy enamorado de ella. No sé cómo podría estarlo. Nos conocemos desde hace sólo tres meses."

Emmett y Jasper se miraron el uno al otro rápidamente antes de sonreír y girarse hacia mí. "Amor verdadero." Respondieron al unísono. Rodé los ojos.

"Oh si, Alice y Rosalie trabajan aquí también. Obviamente no como entrenadoras de basquetbol, pero son instructoras de baile. Vamos a tener un baile al final de estas dos semanas con nuestra clase de basquetbol y su clase de baile. El salón de drama es enorme y está lleno de camisas de vestir, vestidos, corbatas, y tacones. También encontramos varias máscaras así que haremos que sea como una mascarada. Vamos a decírselos a todos mañana, porque aún no sabemos si será un baile normal o una mascarada. Te avisaré antes. Uno, porque eres de mi familia prácticamente, y dos, para que tengas oportunidad de invitar a Bella antes que alguien más lo haga."

¡Sí! ¡Gracias, Emmett!

Me giré y vi que Bella estaba mirándome. Le sonreí y noté su rubor desde donde me encontraba, y ella desvió la mirada rápidamente.

"Parece que Bella también quiere hacer algo más que amigos," comentó Emmett en tono sugestivo.

"Emmett cierra la boca y déjame agradecerte por decirme lo del baile." No podía evitar pensar si Bella quería ser más que una amiga para mí.

"Un placer. Es mi trabajo el ayudar a dos personas a darse cuenta de que se aman mutuamente y están destinados a ser." Lo miré de mala manera y levantó las manos a manera de rendición.

"Bien, empezaremos en un segundo así que vuelve con Bella y no hagas nada que yo no haría," dijo Emmett, para después guiñarme un ojo. Emmett podía ser todo un niño a veces. Olviden eso. Era un niño la mayoría del tiempo.

Volví con Bella con una enorme sonrisa en el rostro. En mi mente, estaba tratando de averiguar la mejor forma de pedirle a Bella que fuera al baile conmigo.

"¿Por qué sonríes?" Me preguntó, con una sonrisa comenzando a formarse en su rostro. No sabía porque estaba sonriendo, pero me hacía sentir feliz cuando sonreía y era feliz. Contemplé el contarle sobre el baile en ese momento, pero decidí no hacerlo porque Mike y Tyler estaban ahí. Decidí mentalmente que le preguntaría a la mañana siguiente.

"Lo averiguarás mañana," le dije. Me miró con enfado, o al menos trató de hacerlo, debería decir. Se veía adorable tratando de mirarme así, pero no iba a decírselo; probablemente dejaría de hacerlo sólo para devolvérmela.

Un agudo silbido nos hizo mirar al centro del gimnasio, dónde Jasper, Emmett, y otro chico que no conocía estaban. El que no conocía avanzó hacia adelante.

"Mi nombre es Reid y estos son Jasper y Emmett." Reid lo apuntó como una introducción antes de continuar.

"Haremos de sus vidas un infierno en vida por las siguientes dos semanas." Bueno, crecer con Alice ya había hecho de mi vida un infierno, con ella tratando de maquillarme y de que jugara a vestirme de diferentes formas con ella. Este infierno en vida no sería nada comparado con eso. "No soporto las quejas y definitivamente no soporto los lloriqueos."

No pude evitar su audacia para mirar directamente a Bella cuando dijo la parte sobre quejas y lloriqueos. Sí, había escuchado a Bella quejarse antes, pero sólo había durado unos minutos. No se queja por horas como otras personas, y me parece linda cuando se queja sobre algunas cosas. Miré a Bella, quién miraba a Reid y arqueaba las cejas. Miré a Reid y vi determinación en sus ojos. Bella le sonrió inocentemente y Reid la miró una última vez antes de continuar.

"Estaremos haciendo pruebas de rendimiento hoy y los próximos cuatro días serán de acondicionamiento. Durante las dos siguientes semanas necesitarán un compañero en la mayoría del tiempo. Adelante, elijan un compañero y recuerden elegir prudentemente, pues no será permitido que lo cambien por ninguna razón." Me giré y miré a Bella.

"Bella, ¿me concederías el honor de ser mi compañera por las próximas dos semanas?" Pregunté en un tono muy formal, lo que le hizo reír. Su risa era un sonido tan hermoso, que podría escucharlo fácilmente por horas.

"Edward, estaría encantada de ser tu compañera durante estas dos semanas," respondió en el mismo tono de voz que yo usé.

Ninguno de los dos notamos quien venía hacia nosotros, hasta que escuchamos su voz.

"Hola, guapo. Soy Lori. ¿Quieres ser mi compañero?" Tenía cabello castaño claro y ojos azules. Noté que sacó el pecho al final. ¿Acaso no tiene dignidad? Mantuve mis ojos en su rostor. Mi madre me educó para ser un caballero.

"Lo siento, pero ya soy compañero de Bella," respondí secamente, lo cual, con suerte, le haría captar la indirecta para irse.

"¿Y? Te gustaría más estar conmigo que con ella. Además, Reid es mi hermano, así que me aseguraré de qué no haya un problema con reasignar compañeros." Casi me quedé mudo. ¿En qué universo elegiría a alguien que no fuera Bella? Esta chica era extremadamente grosera y arrogante, y necesitaba que le bajaran el ego una o dos rayitas.

"¿Disculpa? Prefiero estar con Bella que con nadie más. Puedes ir a buscar alguna pobre alma que tenga que ser tu compañero." De verdad me sentía apena por cualquier que fuera a serlo.

"Como. Sea." Le lanzó una mirada a Bella, luego se fue. Miré a Bella y noté que estaba triste y enojada. La abracé, esperando que eso la hiciera sentir mejor.

Bella se mantuvo en silencio por unos momentos, la mirada abatida aún cubriéndole el rostro. Miré sus ojos antes de preguntar, "¿En qué piensas, Bella?"

"Esa Lori tiene que irse a jugar a la autopista," Soltó Bella, atrapándome con la guardia baja con su unusual comentario feroz. No pude evitar el romper en risas.

"¡Calla, Edward! ¡No es gracioso!" Argumentó Bella, mientras miraba hacia otro lado.

"Sí, de verdad lo es, Bella," repliqué mientras reía. Cuando Bella se giró, me pregunté si había ido muy lejos. Solamente estaba riéndome por su comentario y reacción hacia Lori. Tomé la cintura de Bella para pararla de irse, y la hice mirarme. Busqué en su rostro, leyendo su expresión antes de que me golpeara.

"Bella, por favor dime que no estás celosa," inquirí.

Bella se encogió de hombros en respuesta y evitó el contacto con mis ojos.

No podía creer que Bella pudiera estar celosa de alguien más. No tenía sentido. "¡Bella! ¡No tienes ninguna razón para estarlo! ¡Ella debería estar celosa de ti! ¡Eres absolutamente perfecta, bonita, inteligente-!" Pude haber continuado, tenía abundantes adjetivos, pero Reid me interrumpió.

"Las pruebas de rendimiento están comenzando. Comenzaremos con cuantas lagartijas pueden hacer en un minuto. Su compañero las contará por ustedes."

"Yo primero," dijo Bella rápidamente antes de tirarse al piso y prepararse para comenzar.

"Al silbato. Tres-dos-uno-silbido."

Bella me sorprendió ante lo buena que era haciendo lagartijas. La mayoría de las chicas podrían hacer unas cuantas y luego encontrarlo difícil y rendirse, o tal vez ni siquiera molestarse en hacerlas. Bella, de otra manera, mantuvo un ritmo firme mientras yo le decía varias palabras de aliento hasta que el silbato sonó.

"Cinco-cuatro-tres-dos-uno-¡PAREN!"

Bella colapsó en el piso junto a mí, antes de girarse a su espalda y mirarme.

"¿Cuántas hice?" Me preguntó Bella, mientras jadeaba. Estaba seguro de que otras personas no hubieran entendido lo que acababa de preguntar, pero había estado mirándola tan intensamente, que leí sus labios mientras la escuchaba. Sus mejillas ruborizadas eran una distracción, pero le respondí.

"Treinta y cinco," dije, sintiéndome orgulloso de su logro.

"¿Enserio?" Gritó ahogadamente, luciendo sorprendida.

"¡Sí, Bella! Buen trabajo, estoy orgulloso de ti," admití. No podía estar seguro, pero parecía que se había ruborizado de un tono más profundo ante mis palabras.

"Gracias," murmuró Bella mientras cambiábamos posiciones.

"Intercambien posiciones. Cinco-cuatro-tres-dos-uno-silbido," la voz de Reid gritó.

Me esforcé, queriendo impresionar a Bella. Ignoré el dolor que sé había colocado en los músculos de mis brazos, piernas y espalda mientras el tiempo pasaba y el final se acercaba.

"Cinco-cuatro-tres-dos-uno-¡PAREN!"

"Setenta y ocho," dijo Bella antes de que tuviera la oportunidad de preguntarle. Me senté y le sonreí mientras Reid, Jasper y Emmett caminaban alrededor, registrando cuántas habían hecho. Reid fue el que vino por nuestros resultados.

"¿Cullen?" Preguntó.

"Edward hizo setenta y ocho," respondió Bella, viéndose impresionada.

"Wow, asombroso, hombre. Buen trabajo." Me felicitó antes de preguntar, "Y tú, Swan?"

"Bella hizo treinta y cinco," respondí, dejando que el orgullo se viera en mi rostro mientras le sonreía a Bella. Reid se miró sorprendido, antes de comenzar a reírse.

"Gracioso. Ahora, de verdad, ¿cuántas hizo?"

"Bella hizo treinta y cinco. Estoy hablando enserio," dije, tratando de mantener mi voz tan normal como podía, pero aún yo podía identificar el tono defensivo y la ira.

"Mmm...Swan, ¿Por qué no lo pruebas? Quiero que vuelvas a hacer tu prueba de lagartijas." Declaró Reid en un tono brusco, como si acabara de decirle que tomara un paseo alrededor del gimnasio. Sabía que Bella tendría que hacerlo, o la haría hacer algo mucho peor. No sabía mucho sobre Reid, pero estaba bastante seguro de que podía ser tan retorcido como su hermana. Tenían un extraño punto de arrogancia que no me gustaba.

Bella me miró buscando ayuda, pero sólo pude sonreírle a modo de disculpa, para enseñarle que no había nada que yo pudiera hacer. Suspiró antes de ir al piso, lista para su segunda ronda de lagartijas.

"Tres-dos-uno-¡YA!"

El momento en el que Reid dio la orden, Bella se fue. Tenía una expresión de determinación en su rostro mientras se presionaba más y más. Noté la miraba de dolor en sus ojos mientras continuaba, pero nunca diciendo nada. Seguí contando sus lagartijas hasta el final.

Cuando Reid dijo 'alto,' Bella cayó al piso e hizo lo mismo que había hecho la última vez, girándose para mirarme. No pude evitarlo, le sonreí mientras anunciaba el número de lagartijas que había hecho.

"Treinta y nueve." Me sentía tan orgulloso de ella por haberle enseñado a un ahora boquiabierto Reid lo fuerte y determinada que era. Bella se veía tan sorprendida como Reid cuando anuncié el número.

"¿Le crees ahora?" Preguntó Bella, dirigiendo su pregunta a Reid, secamente. Él se retiró mientras Bella se levantaba de un salto. No podía evitarlo; tenía que enseñarle lo mucho que me había impresionado.

La abracé antes de murmurar en su cabello. "¡Bella, estoy tan orgulloso de ti!" Presioné mis labios contra su frente y la abracé con fuerza, lo que se sintió como la cosa más natural del mundo.

¡POR FAVOR DEJEN UN REVIEW!