"Abrí la puerta pensando que era él.

Abrí la puerta creyendo en el amor.

Terminé de abrirla y me di cuenta que sólo era una rama que chocaba contra la madera.

Conclusión: los pensé que y los creí que, son motivo de idioteque".

Elena J. Mercier.


Gente:

Me odio por esto y sé, estoy segura, que ustedes me odiarán también. Pero tengo que hacerlo por el bien de ustedes y su salud mental. Chicas, chicos, personas en general de sexo dudoso. Tengo que decirles que no seguiré escribiendo esta historia. Lo sé, lo sé, soy una maldita idiota, es sólo que mi mente se secó, no encuentro como seguirla y creo que me apresuré demasiado al publicarla en fanfiction.

No la borraré hasta que lo decida y no quiera cortarme la cabeza por hacerlo. Dejo esta nota en ella y lamento por quienes se ilusionaron pensando que era un nuevo capítulo.

Por recompensa, puedo decir que pronto subiré otra historia y ya estoy publicando otras dos "El aire de tu voz" y "Quiero hacer cosas malas contigo", eso por mientras y si quieren, pueden y tienen ganas pásense por mi profile allí están todas las historias que tengo en mente, así me dicen cual quieren y yo comienzo a subirla.

Eso gente, enserio, enserio, mil perdones. Yo también sufro por esto.

Los quiero y gracias a todos quienes dejaron algún comentario en esta historia, a todos quienes me agregaron como autor o historia favorita se les agradece.

Saludos y que tengan una linda vida.

Elena J. Mercier.