El Guardián Oscuro

Hola, éste es mi primer fic, no sean malos por favor… siempre había tenido la intención de escribir uno, pero hasta que leí la novela que abajo refiero me animé a hacerlo.

Historia basada en la novela del mismo nombre, realizada por la escritora Christine Feehan, los personajes pertenecen a Rumiko Takahashi, solo los tomé prestados para éste relato.

Sumary

Inuyasha y Kagome están destinados a estar juntos, él es un poderoso guerrero inmortal, ella una policía que se enfrentaba a un enemigo muy peligroso…

Capítulo 1

Inuyasha

Los Carpatos. 1500

Era una época de devastación, la zona se encontraba en constantes batallas donde no había clemencia para nadie, mujeres, niños y ancianos eran asesinados por igual. El ejército se aproximaba al pueblo donde los pocos hombres que aún sobrevivían tenían la certeza de que al amanecer iban a ser aniquilados sin piedad.

Entre la espesa niebla se aparecieron de repente dos guerreros: Inuyasha y su hermano Seshomaru quienes se dirigieron al líder de los pobladores.

Llegan en mal momento Inuyasha - les dijo – Estamos seguros que por la mañana éste pueblo dejará de existir…

Nos necesitan en otro lado – respondió Inuyasha – Seshomaru y yo haremos lo que podamos para ayudar a tu gente esta noche, antes de continuar con nuestro camino.

Gracias – fue la única respuesta que obtuvieron

Desplazándose entre la niebla, como si flotaran y a una velocidad que no era la de humanos comunes y corrientes, acudieron al lugar donde acampaba el ejercito preparándose para el ataque que se realizaría al amanecer.

Cuando llegaron a la zona, el viento y la lluvia cesaron y la niebla que acompañaba a los guerreros poco a poco lo cubría todo. De repente, un par de águilas se abalanzaron sobre los soldados que se encontraban de guardia, sacándoles los ojos y destrozando sus gargantas. Al escuchar los gritos los demás soldados se levantaron prestos a defenderse del ataque de un enemigo que no alcanzaban a ubicar.

De pronto entre la niebla, soldados empezaban a caer con el cuello roto, uno tras otro… era como si manos invisibles los atacaran. Otros caían con terribles heridas hechas por espadas por lo que el pánico se apoderó del resto de los soldados que se dispersaban tratando de huir del enemigo, sin lograrlo. Después de un rato en el que reinó el pánico, la zona quedo en silencio total, solo quedaron de pie los dos guerreros.

Inuyasha y Seshomaru eran carpatianos, raza superior de seres inmortales con capacidad de manipular los elementos de la naturaleza, transformarse en animales, con poderes mentales inigualables; capaces de aniquilar a los "no muertos", conocidos entre los humanos como vampiros, seres cuya maldad no tenía límites y cuyo poder también era superior.

Aún entre su propia raza ellos eran considerados como los más poderosos.

Su destino: defender a humanos y otros carpatianos de los seres oscuros.

Sin embargo, el enemigo principal que se encargaban de aniquilar, los vampiros, eran varones de su propia raza que se habían dejado abrazar por la oscuridad que, con el paso del tiempo, las batallas libradas y, principalmente por la pérdida de las emociones debido a la ausencia de una compañera de vida; va creciendo con el paso de los años.

Seshomaru se encontraba al borde de dejarse abrazar por la oscuridad y convertirse en un "no muerto". Inuyasha lo sabía y para evitar que su hermano se transformara en su totalidad había tomado la decisión de hacerse pasar él mismo como un vampiro, para que Seshomaru se viera obligado a cumplir la promesa que siglos atrás se habían hecho.

Si uno de los dos se convertía, el otro tendría que matarlo. Y ese era el objetivo de Inuyasha, hacer que su hermano fijara completamente su atención en cumplir ésa promesa y de esta manera apartarlo de la oscuridad… aunque esto significara su enfrentamiento por toda la eternidad.

Inglaterra. 1800

Eran las dos de la madrugada, una chica de la vida galante estaba siendo atacada por un vampiro. Inuyasha llegó a tiempo para que pudiera escapar y se encargó del vampiro, que era una criatura de nueva creación, con poderes significativamente menores a los de un carpatiano.

Inuyasha se encargo de él y esperó a que su hermano le diera alcance; continuaba representando su papel de vampiro.

Seshomaru apareció a sus espaldas, nuevamente se encontraban los hermanos, en otra batalla donde no podía haber un ganador, sus poderes eran iguales.

Francia. Época actual.

Seshomaru por fin había encontrado a su compañera de vida, Rin una mujer carpatiana. En ésos momentos se encontraba defendiéndola de Inuyasha, quien se aproximaba alto, fuerte, imponente e inigualablemente peligroso.

Alejate Inuyasha!! - grito Seshomaru – no te acerques a Rin.

Entonces detenme – dijo Inuyasha, quien estaba cansado de librar batalla tras batalla con su hermano y se encontraba satisfecho de que por fin, ahora, con una compañera de vida su hermano se había salvado de la oscuridad, pero ahora él ya no tenía fuerzas para seguir - Cumple tu promesa. – le ordenó con una voz serena pero con determinación.

Rin le trasmitió a Seshomaru no estar de acuerdo con que atacara a Inuyasha, pero fue demasiado tarde… Seshomaru embestía a Inuyasha, atacaba directamente a su pecho… pero Inuyasha no hacía nada… no se defendió.

No puede ser, un vampiro nunca dejaría que le atacaran sin defenderse… no puede ser…

Pero era muy tarde la sangre brotaba, Seshomaru trato de acercarse para ayudarlo, pero él no se lo permitió…

Seshomaru ya te tiene a ti Rin…- dijo Inuyasha dirigiéndose a la compañera de vida de su hermano – tu vas a cuidarlo, ahora yo quiero descansar… - y fue entonces cuando cayó al suelo.

Inuyasha – intervino Rin, quien se acercó y tomo sus manos – ahora entiendo lo que has hecho por Seshomaru… crees que ahora tu existencia ya no tiene razón de ser… pero…

He pasado mucho tiempo en batallas, matando… - la interrumpió Inuyasha – estoy cansado, sino muero hoy, en un futuro no muy lejano, no podré evitar la transformación y entonces sí, Seshomaru se verá obligado a matarme y yo no se si podre contenerme, podría hacerle daño en ése momento…

Pero Inuyasha - dijo Rin sin soltar sus manos – tu compañera de vida, tienes que vivir por ella. Se encuentra en grave peligro, no es como nosotros, es mortal.

¿Me estás diciendo que existe una compañera de vida para mí? - dijo Inuyasha

Así es, ella está en peligro… te necesita… - lo afirmó Rin.

Seshomaru se acercó y se hizo una herida en su muñeca, se la acercó a la boca de su hermano y le dijo: Inuyasha, por ti tuve el tiempo necesario para encontrar a Rin… ahora yo te voy a curar. Bebe, te llevaremos a un lugar bajo la tierra y ahí esperaremos a que te recuperes, ahora te debes a tu compañera, debes encontrarla y salvarla, de acuerdo a lo que dice Rin…