Disclaimer: Se me van acabando las ideas, pero en fin... esto es de Meyer, no mío.

Un vampiro bellissimo

(Aro)

A veces, digamos; una o dos veces por siglo, vuelve a su memoria el único recuerdo humano que ha sabido conservar desde que renació a la inmortalidad. Cuando este recuerdo golpea su anciana mente no puede evitar preguntarse cómo es posible que, pasados tantísimos años, aún pueda verlo de forma tan vívida, tan lúcida frente a sus ojos. Y no tiene dudas de que sea real, no cree que haya siquiera una pizca de su propia imaginación en esas memorias. Sabe que las cosas fueron tal y como las repite su cabeza en aquellas esporádicas ocasiones en que se permite reflexionar al respecto.

Fue en una noche oscura, allá por el siglo quinto antes de Cristo. El poderío de los etruscos se había deteriorado significativamente en los últimos años, perdiendo su liderazgo sobre el Mediterráneo a causa de los constantes enfrentamientos con los griegos y romanos. Estos últimos estaban doblegando el poder de su pueblo y acabarían por derrocarlos definitivamente, pero él no viviría para contarlo. No al menos siendo humano.

La noche era cerrada y fría. La fina capa de hielo acumulada sobre la tierra después de la primera cruel nevada de invierno le dificultaba el andar. Iba vestido en harapos y no llevaba calzado, pero el entumecimiento del cuerpo aún no había sido capaz de detenerlo. El instinto de preservación había sido más fuerte. Debía encontrar un lugar seguro, tibio, donde echarse a descansar.

Llevaba días enteros cruzando las ciudades a pie, como un desvalido peregrino. Se había escapado del asilo donde su propia familia lo había encerrado cuando no pudieron esconder más su secreto. El delirio del encierro y la fiebre lo habían llevado a tomar la decisión de huir, porque en el fondo sabía que su supuesta enfermedad no era más que un don, un don que nadie había sabido apreciar, pero al que su propia naturaleza ambiciosa sabría sacarle provecho de alguna manera.

No lamentaba la pérdida de su familia, excepto, quizás, la de la única persona que lo había entendido y amado tal y como era. Pero guardaba la esperanza de volver y recuperar el cariño de Didyme cuando se hubiera fortalecido. Estaba seguro de que su hermana aceptaría huir con él si se lo pedía.

El rumbo de sus pensamientos se vio interrumpido cuando en un estrecho pasaje entre dos callecitas arruinadas por la última batalla una visión se hizo presente ante sus ojos. El ser, iluminado por la tenue luz de una luna semicubierta por las densas nubes negras, era el más bello y aterrador que jamás había visto.

Su cuerpo, ya debilitado por tantos días de hambre y sed, no resistió tanta hermosura. Se echó de rodillas bajo su atenta mirada, sin poder quitar los ojos de aquel perfecto rostro de alabastro que sonreía de forma maligna y suspicaz. Pasados unos segundos, un movimiento lento y calculado le demostró que aquel ser le tendía la mano. La tomó sin vacilar.

Aro; escuchó con asombro en su cabeza. Aquel ser hermoso y terrible no sólo tenía una voz increíblemente armónica y deliciosa, sino que además conocía su nombre. ¿Cómo era posible…?

Sé que puedes oírme, Aro. Voy a darte una nueva vida esta noche.

—¿Cómo…?— intentó preguntar, pero la voz en su cabeza lo acalló.

Ven a mi mundo, Aro. Únete a mí y vivirás para siempre.

Un escalofrío que nada tenía que ver con la nieve bajo sus rodillas lo recorrió entero. Creyó estar alucinando, otro producto de su estado febril y enfermo; pero entonces sintió el tirón hacia arriba de la mano que le sostenía, y el extraño abrazo helado que lo envolvió un momento después.

La voz, la misma voz que le había hablado en su cabeza momentos antes; volvió a aparecer, esta vez susurrándole al oído.

—Sarai un vampiro bellissimo.

Y antes de que pudiera reaccionar a aquellas palabras, un intenso y paralizante dolor se extendió desde su cuello hasta el último recodo de su cuerpo.

Tengo algunas ideas para los humanos de esta saga, pero me estoy quedando sin vampiros. ¿Alguna recomendación?

Gracias a las lindas chicas que me dejaron reviews después de leer los 3 drabbles anteriores. Yo también las extrañé :)