Disclamer: Todos los personajes pertenecen a JK Rowling.

Prólogo

Frente a un espejo, se refleja la figura de una joven, de cabello castaño crobrizo con suaves rizos en la punta de su melena, ella se trata de arreglar su cabello, pero luego se centra en sus ojos, esos ojos azul cielo, que según toda su familia, cautivan a cualquiera, pero lo que más le gusta de sus ojos, es esa pequeña mancha celeste grisácea que tiene en el iris del ojo derecho, es una marcha de nacimiento y que la hace sentirse especial. Se alisa el vestido azulado que su madre le acaba de regalar y se coloca unos aros de oro blanco, regalo de su padrino y tío favorito Harry.

Nuevamente queda contemplándose en el espejo, no se considera bonita, es más cree ser demasiado normal, quizás por eso sólo ha tenido un acercamiento con un chico hace un año, pero nada paso de ser un simple roce de labios. Todo le recuerda que es la mezcla perfecta de sus padres, desde lo físico hasta que heredó el cerebro y el amor por los libros de su madre, y el amor al quidditch cortesía de su padre.

Ella voltea su cara hacia su baúl y observa la corbata roja y dorada ruge sobre unos libros. Aún recuerda que el sombrero estuvo a punto de mandarla a Slytherin, pero ella le pidió, recordando las palabras de su primo Albus, que la dejara en la casa a la cual su familia había asistido por generaciones. Era muy joven para soportar ser la oveja negra.

Hoy Rose está decidida a cambiar, está cansada de ser aburrida, ser una mala imitación de sus padres. Se ha dado cuenta de que ha desperdiciado cuatro años de la escuela, no ha disfrutado y está enojada con sus padres, está enojada con ella, con su familia y con todos por eso.

*** ** ***

Un simple deseo

Bajo la escalera lentamente, y me encuentro con toda mi familia en pleno, en el salón de la casa, de mi casa. Odio las reuniones familiares, aun más cuando soy yo el centro de atención, aún no puedo creer que tuve la mala suerte de nacer en verano, y tener que pasar mi cumpleaños con las anticuadas y melodramáticas celebraciones Weasley. Por qué no lo puedo pasar como la mayoría de mis primos y hermano en la escuela, no me importaría pasarlo entre clases y exámenes si eso evita tener que soportar las historias y situaciones vergonzosas que siempre ocurren en este tipo de celebraciones cuando se reúnen más de dos integrantes de mi familia. Además esto se ve aumentado cuando es la última instancia que tienen para estar todos juntos antes devolver a Hogwarts, sí porque yo nací dos días antes del ingreso de Hogwarts, 30 de agosto específicamente, tengo la peor suerte del mundo.

Me siento en un sofá tratando de pasar desapercibida, odio ser el centro de atención, pero ahí escondida entre mi padre y mi tío Harry, aparece mi abuela Molly, para levantarme y cubrirme con sus brazos.

- Oh, mi Rosie Posie, cuan grande estas, mi niña, feliz cumpleaños- me dice con voz llorosa, no comprendo por que siempre llora, debe ser algo de la edad.

- Abuela ya estoy grande no me digas así- digo seria y tratando de zafarme de su abrazo para poder respirar.

- Claro no vez que ya tiene quince- dice una voz detrás de mi abuela, que reconozco que es de mi abuelo, él es uno de los que más me agrada, siempre sabe cuando ser cariñoso y cuando darme espacio, que es casi siempre.

Una vez que apagan las luces se que viene el estupendo pastel de chocolate que hace mi madre, es una de las pocas cosas que sabe cocinar y es mi favorito, no hay otro pastel que desee comer en mi cumpleaños.

Cuando todos han terminado de cantar, se que debo apagar las velas, y por primera vez en años haré uso realmente del "deseo de cumpleaños", bueno sólo lo intentaré, nunca he creído en que realmente se cumplan, pero estoy dispuesta a probar, además nadie debe enterarse, así que comenzaré a concentrarme:

- Deseo que este año sea diferente, quiero que mi vida cambie para siempre- digo en mi mente para luego soplar con fuerzas las quince velas que arden sobre aquella cobertura de chocolate que me tienta a cada segundo.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Bienvenidos a esta historia... espero que les guste...