Todos los personajes aparecidos en este fanfic no son míos. Actualmente son propiedad de J.K Rowling, Warner Bros, salamandra, y todo aquel que haya comprado sus derechos (cosa que yo obviamente no he hecho porque no soy rica).


Epilogo


Mientras escribía este capitulo, el último, no podía para de escuchar esta canción:

-Today was a fairytale de Taylos Swift


La recta, disciplinada y gritona pelirroja por una vez se dejo llevar. Olvidó todo. Dejo atrás los años de: "Potter eres un payaso".Olvidó las malas miradas y se dejó guiar por James. En la sala de los menesteres, recién descubierta para ella, permitió que la besara donde nadie la había besado antes, que la desnudara a trompico, se dejo caer en la cama, permitió que acariciase hasta el último centímetro de ella misma con esas manos tan grandes y por ultimo que se adentrase hasta lo más profundo en su cuerpo y en su alma. Había caído rendida entre sus brazos sin reparos ni miedos, entregada al completo.

Ahora con la salida del sol oía los latidos de su corazón y su respiración profunda. Podía sentir su piel desnuda bajo sus dedos. Estaba hambrienta de él, quería besarlo entero, despertarlo a mordiscos y volver a escuchar su nombre entre gemidos, cosa que había resultado ser una gran sinfonía.

Acarició con su pelo desde la raíz, su cara suave y sin gafas para acabar mordiendo suavemente la linea de su mandíbula.

-Lils...-nunca había oído su nombre tantas veces en una sola noche.- ¿Te despertate?

-Ahamm...-Ronroneó.

-Sí sigues así continuaremos con lo de anoche y sería mejor que volviésemos a la sala común.- Dijo tratando de mantener la cabeza fría.

-Pues vamos a tener un pequeño problema...-Continua tumbándose sobre él con las piernas a los lados, cuerpo contra contra cuerpo.

-¿Cuál?-Gruñe el moreno ante el acto de la chica.

-Jamsie... -comienz susurrandole al oido mientras que le muerde el lobulo- yo quiero más...

El chico acaba de perder el control completamente ante el susurro. Se deja besar para después tomar él el control, dejarla sobre el colchón y volver a empezar el juego.


Lily puede recordar perfectamente como cuando tenía 6 años su madre triste tras la marcha de su padre a un viaje de negocios le había dicho con la mirada acuosa:

-¿Sabes? En una relación siempre hay uno de los dos que ama más que otro. Ese al final siempre sale perdiendo.

En ese instante Lilian no comprendió el significado de esa frase, sin embargo, ahora sentada junto a James ante las miradas picaras del resto y en especial de Alice y Sirius que ahora sabían con todo lujo de detalles lo que había ocurrido entre ellos y el punto en el que se encontraban, tenía claro lo que esa frase quería decir. De hecho, sabía perfectamente quien de los dos amaba más en esa relación. Le hubiese gustado que por una vez no hubiese sido ella la que ganaba en esa competición. Pero era tarde para ello, ya había cruzado la meta hacía mucho. Era ella. Le amaba sin aliento y con el corazón en vilo. Hubiese hecho lo que fuera por él, cualquier cosa. Le quería demasiado , tanto que dolía, a pesar de los años que le había hecho esperar, a pesar de sus negativas tenía la certeza desde hacia mucho tiempo de que sería capaz de empelar cada minuto de su vida en abrillantar su mirada.


Quería dedicar este capitulo en especial a Evasis por seguir la historia desde el principio y a Ane27 por el seguimiento que ha hecho y por sus ánimos, a Popis por su criticas constructivas. Por otro lado agradecer también a Diluz, Constanza y Luji126 porque todo Review es importante para mí.

Espero que os guste el epilogo que prepare que se que es corto pero lo que cuenta es que dice exactamente lo que yo quería que dijese.