Disclaimer: Los personajes pertenecen a Meyer y la trama es mía. Todo lo que reconozcan no es mío. XD

Este prefacio fue revisado por Ericastelo y sus alumnas de la escuela de beteo Sleigh Bell Pixie, Calimacullen y Ginegine. Gracias por corregir mi primer fic y eliminar todos los horrores ortograficos que tengo.


Prefacio

Mi vecino siempre me ha parecido un hombre encantador, aunque sólo saludábamos si nos encontrábamos en la playa o entrando a nuestras respectivas casas. Pero una noche todo cambió.

Lo encontré tirado en la playa y me pareció que lloraba, yo venía de una cena y estaba algo mareada. Me acerqué a él para preguntarle que le sucedía, era raro verlo sin su novia ya que desde que se había mudado nunca lo vi en la playa solo.

-Dr. Cullen, ¿Está bien? - le pregunté un tanto ansiosa cuando me arrodillé a su lado, me asusté mucho cuando sus fuertes manos se cerraron en torno a mi cara y me besó con furia, traté de empujarlo pero él era mucho más fuerte que yo, puso una mano detrás de mi cuello y la otra en mi cintura, me apretaba cada vez más contra su cuerpo, tan fuerte era su agarre que dolía, tenía una expresión terrorífica en su cara, traté de alejarme de él y todo fue en vano, pude mirar en sus verdes ojos que esto no iba a terminar bien…