Disclaimer: Nada de esto es mío, yo soy la traductora los personajes son de Stephanie Meyer- sama y la increíble trama es de DQCR *_*

Sorpresa^^

Siento mucho la larga espera

Y sin más les dejo el cap! Las excusas y pretextos vendrán después!

"PROMISE" MATCHBOOK ROMANCE

Why does hello feel like goodbye?

These memories can't replace,

These wishes I wished and dreams I chased

Take this broken heart and make it right

I feel like I lost everything when you're gone

Left remembering what it's like to have you here with me

I thought you should know,

You're not making this easy

I never thought I'd be the one to say

Please don't, well please don't leave me

"Promesa" Matchbook Romance

¿Por qué decir adiós se siente como una despedida?

Estos recuerdos no se pueden remplazar,

Estos deseos que he deseado y los sueños que he perseguido.

Toma este corazón roto y repáralo

Siento que perdí todo cuando te fuiste

Me he quedado recordando lo que es tenerte conmigo

Pensé que debías saber,

No me lo estás poniendo fácil

Nunca pensé que yo sería el que dijera

Por favor no, bueno, por favor no me dejes

EPOV

Me lancé hacia las puertas dobles al final de la sala y corrí sin mirar por el pasillo.
La ira se apoderó de mí como si fuera fuego mientras atravesaba la escuela, mi mente estaba confundida. No podía creer lo que había sucedido, que Bella, mi Bella, pudiera ser tan fría conmigo era algo insoportable. Visualicé su cara una y otra vez, con esa indiferencia, la forma en la que me ignoraba cuando se dirigió a Carlisle, tratándome como si fuera un niño estúpido.

Gruñí al recordar todo aquello al mismo tiempo que azotaba otra puerta de manera ensordecedora. Detecté un ligero cambio en la temperatura y me di cuenta de que acababa de salir del edificio, estaba en el patio central alrededor del lugar donde estaba construida la escuela.

Estaba oscuro y silencioso, desierto, a excepción de unas cuantas mesas y un par de bancos cubiertos por un poco de nieve. Me alejé de la puerta y caminé hacia atrás hasta que mi espalda hizo contacto con la pared sólida. Me senté ahí mientras ponía mi cabeza entre mis manos. ¿Qué acababa de hacer? Seguramente había perdido cualquier posibilidad de recuperar a Bella, sin mencionar toda la atención que esos humanos ponían hacia mí. Ella me había hecho enojar demasiado. Me había molestado por semanas, y después me da una detención cuando trato de hablar con ella y ahora estaba negándose rotundamente a escuchar una palabra de lo que le decía. Empujé mis hombros con fuerza contra la pared. Sabía que permanecer en Rochester era una mala idea; Deberíamos irnos de inmediato. Había sido un tonto por creer que había aunque fuera una remota esperanza de que Bella albergara sentimientos hacia mí; estaba más que claro que le molestaba mi regreso a su vida.

Pero después de mi primer y último intento para "seducirla" después de clase, hace tres semanas, yo podría haber jurado que se sentía de manera diferente. Al principio sólo tenía la intención de hablar con ella, pero cuando se tropezó y cayó en mis brazos, decidí que quizá, sólo quizá, seguir los consejos de Emmett era una buena idea. De hecho, durante un glorioso instante había esperado que mis intentos por besarla fueran recíprocos…

Sin embargo, había estado completamente equivocado. Después de la llegada de un estudiante que había arruinado mis avances, Bella parecía absolutamente furiosa y no me había hablado, a pesar de mis esfuerzos por contactarla. Mi familia se había ofrecido para ayudarme, sobre todo Alice, pero yo les había ordenado que se mantuvieran alejados, soy demasiado orgulloso como para admitir que estaba fallando en mis intentos de hacer que Bella regresara. Estaba en el borde de la desesperación absoluta, me sentía rechazado y avergonzado. Pero era aún mayor ese nivel de la ira que sentía hacia Bella por sus acciones, hacía mi familia por persuadirme para que me quedara en Rochester, por creer en sus afirmaciones de que Bella aún me amaba. Dejé escapar un gruñido de frustración mientras mi mente se llenaba con los recuerdos de los ojos de Bella, tan llenos de ira.

- ¿Edward? - Abrí los ojos de golpe para ver a Emmett entrar por la puerta, una expresión de sorpresa en los ojos. -¿Qué pasa?- Preguntó, -¿Por qué no estás con Carlisle y Esme? ¿No se supone que deberían estar viendo a Bella?

Asentí con la cabeza, incapaz de contestar. Estaba al borde de derrumbarme; lo último que necesitaba era un interrogatorio por parte de Emmett.

Emmett se acercó al banco más cercano, donde se sentó, todavía me miraba con curiosidad.

-¿Y qué pasó?,- Preguntó.

-Me sacaron, - le dije entre dientes. Emmett alzó las cejas, sonriendo.

-Te… ¿qué?

-Me sacaron,- repetí, con irritación. Él me había oído perfectamente la primera vez, sólo quería hacer crecer mi humillación. Me puse de pie y empecé a caminar, tratando de aclarar mi mente.

-¿Quién te echó? Preguntó, mirándome, con una amplia sonrisa.

-Carlisle. - Dije secamente. Estaba empezando a perder la paciencia con esta conversación.

-¿Por qué lo hizo?

-Porque le estaba gritando a Bella, - contesté con enfado, -ella no estaba escuchando lo que decía así que me frustré y comencé a gritarle, algunos humanos escucharon y Carlisle me pidió que me fuera.

-Que divertido,- rió Emmett, con sus ojos dorados brillando. En mi estado, hasta el más pequeño comentario sería más que suficiente para acabar conmigo. Me volví hacia él, furioso.

-Cállate,- gruñí al mismo tiempo que lo miraba. -Todo esto es tu culpa, aun sin los comentarios joviales.- Emmett abrió los ojos con incredulidad.

-¿¡Pero qué diablos! -gritó, saltando de su asiento, -¿Cómo que es mi culpa?

Entrecerré los ojos.

-¡Fue tu idea que nos quedáramos en primer lugar!- cambié el tono de mi voz para imitarlo, -"solo tienes que seducirla Edward, Bella te ama Edward seguro que caerá a tus pies con un poco de persuasión." ¡Qué consejo tan estúpido!

-¡NO fue un consejo estúpido!,- Emmett respondió con vehemencia, -¡apenas y lo intentaste!- Gruñí con enojo.

-En caso de que no lo hayas notado ha sido casi imposible para mí, hasta el acercarme a ella.

-¡Oh, no me digas eso, Edward!- Emmett se burló, -¡Eres un vampiro! ¡Podrías tenerla a solas si quisieras! Admítelo, el plan no ha funcionado debido a que tienes tanta experiencia en esto de la seducción como un niño de 10 años.

-¡El plan no ha funcionado porque era estúpido e infantil! -dije, interrumpiendo su frase, -lo cual no es realmente sorprendente, considerando que tu fuiste el que lo propuso.- Era una respuesta patética y sinceramente era la pura verdad; Emmett era cualquier cosa menos estúpido. Todos los extraños creían que Emmett era un tonto, debido a sus enormes músculos y actitud amistosa, pero en realidad era tan inteligente como Jasper y Carlisle y dos veces más practico. Emmett frunció el ceño.

-Sí, claro,- dijo lentamente, caminando hacia mí con una mirada penetrante -soy tan estúpido que me aterroriza tener que hablar con la mujer que amo.

-He hablado con ella, y mira lo que me gane - ¡ABOLUTAMENTE NADA!,- Grité, la ira borboteó a través de mis frías y duras venas, nublando mi mente. Toda la rabia y la frustración que se había acumulado durante semanas se magnificaban por cien debido a mi confrontación con Bella. Una pequeña parte de mí, la racional, sabía que no era la culpa de Emmett, pero yo estaba más allá de admitirlo. Necesitaba alguien a quien culpar por las emociones de auto-odio, mi corazón roto y el rechazo, eso era mucho más fácil que admitir que me había equivocado. "Emmett no tiene ni idea de lo que está hablando," decía una parte de mi que estaba enfadada, "esta conversación es ridícula." -Yo tenía razón y nunca debí haber escuchado tus ideas inservibles,- dije -Nada de esto habría pasado si nos hubiéramos ido hace tres semanas. No voy a cometer el mismo error otra vez, me voy.- Me di la vuelta con el cuerpo aún temblando, pero Emmett me detuvo.

-¡Oh, POR SUPUESTO que te vas!- Rugió, con los ojos brillantes. -Eso es lo que haces mejor, ¿no, Edward? Cuando las cosas se ponen difíciles simplemente decides irte.- Entrecerré los ojos y apreté los puños.

-¡Basta, Emmett,- pronuncié en un susurro mortal. No me hizo caso, sin embargo, alzó la voz por encima de mis gruñidos.

-Toda tu vida has estado huyendo de tus problemas, fingiendo que no existen, prefieres meterte en asuntos de otras personas y jugar a ser Dios en la vida de los demás, sólo porque puedes. Pero en el momento de empezar a encontrar una razón de existir, en el momento de encontrar a una chica y experimentar el amor por ti mismo, te da tanto maldito miedo que comienzas a correr.

-¡DETENTE YA!,- Grité, mi cuerpo temblaba. Podía sentir hasta los últimos vestigios de mi auto-control escapando con cada palabra pronunciada por Emmett. Yo quería que se detuviera, que muriera, cualquier cosa que lo silenciara. Sus acusaciones me consumieron como un veneno, que paralizaba mi corazón y ennegrecía mi alma. Era como si me hubiera desnudado, con todos los secretos más reprimidos y mis más profundas inseguridades al descubierto para que todo el mundo se burlara. Lo peor era que, en el fondo, yo podía sentir la verdad de esas palabras, yo sabía que él tenía razón y eso me mataba. "¡No puedes hacerle a Bella lo mismo, cobarde!" me grito en sus pensamientos.

-Estoy seguro de que crees que eres muy noble, ¿no?- Emmett pregunto con un timbre de voz lleno de amargura: -Es obvio que te revuelcas en autocompasión todo el tiempo, es obvio que amas sentir toda esa agonía, todos esos sentimientos retorcidos y enfermizos. Bueno ¿adivina qué, Edward? Nosotros no somos capaces de leer tu mente, pero podemos ver a través de ti. Todo el mundo sabe que estabas equivocado y que no eres nada mas que buenas calificaciones, el primero de la clase, el ganador de la maldita medalla de escapar de la vida ¡IDIOTA!

No había forma de detenerlo. Las palabras de Emmett acababan de romper una barrera dentro de mi que estaba volando en pedazos y, antes de que yo supiera lo que estaba haciendo, me abalancé sobre él. La ira emanaba por cada parte de mi cuerpo mientras gruñía salvaje y violentamente hacia el. Esperé el impacto, tenia mis manos extendidas listas para envolver su garganta, pero el fue mas rápido, se movió con la velocidad del rayo a tres pies de distancia de mi. Giré acomodando mi posición para atacar de nuevo, pero de repente vi un destello de rubio con el rabillo de mi ojo. Jasper había llegado a la escena, su pelo volaba detrás de él mientras corría cegadoramente rápido a través del patio hacia donde estábamos nosotros. Traté de escapar pero fue inútil, inmediatamente sentí a Jasper a mi lado, poniendo mis brazos detrás de la espalda con una fuerza que habría destruido los huesos de cualquier humano, al mismo tiempo que empezaba a calmar mis emociones. Tal era mi enojo, que ni siquiera sus intentos de controlar mi estado de animo causaron efecto alguno

-Por el amor de Dios, Edward, ¿qué te crees que estás haciendo?"-Jasper susurró, tratando de contenerme mientras yo me resistía con furia a su agarre. Rechine los dientes con fuerza y me retorcí en sus brazos, mientras los gruñidos guturales rasgaban mi garganta. Este no era yo; una criatura incontrolable llena de angustia y cólera había invadido mi alma, era feroz y monstruosa, salvaje e indomable, lo ultimo que alguien esperaría de Edward Cullen. Mire a Emmett mientras trataba de zafarme de los brazos de Jasper, y su mirada estaba llena de peligro.

-¿Qué vas a hacer Edward? -gruñó, haciendo notar un trasfondo amenazador y escalofriante a través de su voz baja, -¿Matarme?- vamos hazlo, dame tu mejor golpe. Veamos quien llega al final de esto, ¿comenzamos hermano?

La palabra hermano envió un choque eléctrico a través de mí, y una parte de mi mente que era aun independiente de aquel monstruo se rompió, aclarando mi vista. Se trataba de Emmett, no de un enemigo; era parte de mi familia. Pensé en los otros; pensé en Carlisle, luego en Esme. Visualicé a mis padres horrorizados y devastados, mientras apoyaban a Rosalie, con sollozos que inundaban mi mente. Mi momento de incertidumbre era todo lo que Jasper necesitaba para poder controlar mi enojo, sentí una ola de poder posarse sobre mi que me hacia caer hacia atrás. Empecé a balancearme sobre mi propio eje, como si acabara de despertar de algún tipo de trance. Entonces, debilitado, me deje caer de rodillas en la nieve, mientras ponía mis manos en mi cabeza.

¿Qué estaba pensando? Me pregunté, horrorizado. La incredulidad y la vergüenza se apoderaron de mí como cuando había amenazado a Alice tres semanas antes, pero cien veces peor. ¿En que me he convertido? Tenía miedo de la respuesta. Esto era más que una simple agresión; había intentado asesinar a Emmett. ¿Y si lo hubiera herido? ¿Y si lo hubiera matado? Incluso aunque ningún miembro de mi familia me hubiera castigado después de un acto tan vil, no habría sido capaz de vivir conmigo mismo. Podría haber terminado en Volterra. La idea de las posibles repercusiones a causa de mi momento de locura fue suficientes para hacerme sentir enfermo.

Pude ver que Jasper se había acercado a Emmett, poniéndole una mano tranquilizadora sobre el hombro. Emmett la había recibido con gratitud, juntándola con la suya, dejando que su respiración se hiciera cada vez más lenta. -Gracias,- le dijo a Jasper, quien asintió en silencio. Entonces, ambos se volvieron para ver en donde me había sentado. Ni siquiera me atrevía a ver sus ojos. A pesar de todo el dolor que había en mi corazón, el apoyo de mi familia siempre había sido constante, ahora ni siquiera merecía estar en su presencia. La voz de Jasper rompió el silencio.

-Edward está bien ahora,- murmuró a Emmett, -parece que ya no esta enojado, es culpa solamente.

-Pero trató de matarme, Jasper- dijo Emmett, en un tono que denotaba su estado de shock, -lo habría hecho de no ser porque tú…-se calló, aturdido. Hubo una larga pausa, durante la cual Jasper me estudió penetrante.

-No,- suspiró, -no... no creo que lo hubiera hecho. Estaba reconsiderando sus acciones cuando yo intervine; un minuto mas y hubiera recobrado el sentido.- Emmett hizo un sonido entre dientes que demostraba que creía lo contrario.

¿Tiene razón, Edward? Pensó, ¿te hubieras detenido? ¿Por lo menos sientes remordimiento?

-Sí, - respondí de inmediato, mirando mis pies, -Emmett yo…no se lo que me ha sucedido, no podía…Dios, te juro que…lo siento demasiado- la ultima palabra que dije provocó un sollozo que recorría mi cuerpo. Me tensé, tratando de hacer que esa sensación desapareciera. Estaba seguro de que no me había sentido tan culpable en toda mi existencia. Emmett sostuvo mi mirada por lo que me pareció una eternidad, sus ojos carecían de humor, jamás lo había visto tan serio.

-Claro que lo sientes ahora, pero ¿qué pasaría si te dijera algo que no te gusta? ¿Me matarías?

-¡No!,- Exclamé, rechazado esa idea.

-Yo sólo estaba tratando de ayudarte Edward, eso es todo lo que cualquiera de nosotros ha intentado hacer. Bella era como una hermana para mí, la quiero de vuelta en nuestras vidas casi tanto como tu... -Sacudió la cabeza con tristeza, decepcionado de mi. -Deberías controlar tus emociones; Jasper no siempre puede estar aquí para calmarte. Y si pierdes tu control cerca de Rose o Alice…- ni siquiera pudo terminar la frase; el gruñido que surgió del pecho de Jasper lo dijo todo.

-Lo sé,- dije en voz baja, dolorido, -No lastimare…jamás lastimaría a ninguna de ellas.- Hubo un largo silencio mientras Emmett lo consideraba. Finalmente, asintió con la cabeza y yo sabía que…al menos la mayor parte estaba perdonada. Aunque no me lo merecía.

-Necesito hablar con Carlisle.- Dije con voz temblorosa, volviéndome hacia Jasper, -¿Tienes idea de dónde está?-
-Está con Rosalie,- dijo Jasper - se reunió con nosotros después de que salió de la sala y estábamos dispuestos a buscarte cuando fue abordado por uno de los maestros de Rosalie. Carlisle me envió a buscarte enseguida porque pensaba que necesitabas relajarte.- Levantó una ceja mientras yo apartaba la vista avergonzado. Emmett entrecerró los ojos.

-Espera un segundo, para que necesitas hablar con Carlisle?

Me quede callado. No quería empezar otra pelea y no estaba seguro de que podría mantener el control si Emmett me desafiaba otra vez. Al ver la expresión de Emmett, supe que no tenía elección. -quiero ver a Carlisle porque…porque…necesito decirle que me voy.

-¿QUE?- Emmett gritó. Se acercó a mí, furioso de nuevo. -¿A caso no escuchaste nada de lo que acabo de decirte? ¡¿Como puedes seguir pensando que irte es la mejor idea?- me miró dando un paso hacia delante. Jasper se colocó rápidamente entre nosotros de nuevo, poniendo una mano sobre el hombro de Emmett para calmarlo.

-Sí, Emmett,- le dije, - Escuché todo lo que dijiste, y tienes razón. Nunca debí haber dejado a Bella en primer lugar, me hizo más daño que bien y nunca me perdonaré por haberla perdido.- Hice una pausa de nuevo, tratando de luchar contra el dolor que me producía tener que decir las siguientes palabras. –Pero el hecho es que yo me fui, y no lo puedo cambiar, así paso, la dejé y ya no tiene lugar para mi. No puedo "seducirla" no puedo obligarla a que me ame. Tengo que irme, es insoportable para mi tenerla cerca y no poder estar con ella.

-Pero, ¡¿cómo sabes que no te ama?

-¡Porque ella me lo dijo!-Gruñí, sintiendo una parte de mi ira desvanecerse gracias a la intervención de Jasper. -¿Qué se supone que debo hacer?- "¡Seducirla!" Replico Emmett en sus pensamientos. Gruñí otra vez. -Si vuelves a pensar en la palabra seducir una vez mas Emmett, te juro que…- no pude terminar la frase porque Jasper había mandado otra ola de calma hacia mi. Emmett y yo nos relajamos inmediatamente, inconscientemente nos habíamos puesto otra vez en posiciones de pelea. Una vez que comprobó que los dos estábamos relajados de nuevo, Jasper se dirigió a mí.

-Lo que Emmett esta tratando de decir Edward, es que necesitas reconsiderar tus tácticas. Miré a Jasper con incredulidad.

-¿Tácticas? ¡Esto no es un juego!

-¿No lo es? Creí que querías ganártela, tenerla de vuelta.- Dijo Jasper levantando una ceja.

-Sí, la quiero pero…

-Y claramente tus métodos no han sido efectivos hasta ahora,- me interrumpió.

-¡Ja! Se puede decir que la eda…- Emmett comenzó, pero fue silenciado por las miradas que Jasper y yo le dirigimos. Me volví hacia Jasper con cautela.

-¿Qué quieres decir? He estado haciendo todo lo que puedo- y era cierto; había tratado de hablar con Bella, había corrido hacia ella cada noche, le había tocado su canción de cuna, había intentado en vano "Deslumbrarla" después de clase, pero absolutamente en vano. No había pensado que habría algo mas que pudiera hacer. Sin embargo, la manera en que Jasper me miraba indicaba que no estaba de acuerdo.

-¿La has seguido a todos lados? ¿Le has hecho miles de llamadas telefónicas? ¿Haz interrumpido su clase para atacarla verbalmente delante de sus colegas?- incline la cabeza lentamente. Cuando lo ponía de ese modo sonaba mal, pero aun no podía entender hacia donde iban sus pensamientos. Jasper sacudió la cabeza con exasperación. -Honestamente Edward, basándose en la forma en que te has estado comportando recientemente no me sorprende que Bella te haya rechazado. Me pase la mano por el cabello.

-¿Que se supone que tengo que hacer? Me odia Jasper, fue absolutamente indiferente la única vez que trate de "seducirla", me ha estado evitando durante tres semanas. ¡No quiere saber nada de mi!.-Jasper puso los ojos en blanco.

-¿Y realmente te sorprende? Toma en cuenta la situación desde su punto de vista, la dejaste en Forks y ni siquiera hiciste el intento de contactarla desde entonces.

-Eso es porque…- empecé a responder cuando Jasper levantó una mano para hacerme callar.

-No estoy cuestionando tus acciones; entiendo porque te fuiste, aunque no este de acuerdo con ello. Pero ese no es el punto, lo que intento decir es que Bella, no se sintió bien con tu intento de alejarte para protegerla. Dios sabe que no tiene absolutamente ningún sentido de auto-preservación, ¿a caso no recuerdas que fue corriendo hacia James? Bella te amaba Edward; la intensidad de sus emociones cuando estaba contigo era tan fuerte que hacia abrumador estar en la misma habitación que ustedes. La lastimaste cuando te fuiste y ha vivido 6 años con ese dolor, no puedes esperar que te de la bienvenida y te reciba con los brazos abiertos.

No respondí. La verdad es que Jasper no sabía ni la mitad de las cosas.
Él, como el resto de mi familia, creía que simplemente le había dicho a Bella que nos iríamos para su propia seguridad. No tenían idea de los detalles exactos de la conversación, ni sospechaban que la versión que les había contado no tenia nada de verdad. Hasta ahora, no habría creído que el hecho de haberle mentido a Bella sobre mis sentimientos fuera importante, era ahora que comenzaba a pensar de una manera diferente.

Dudaba que esto hiciera alguna diferencia para ella, después de todo, una palabra no podría haber sido suficiente para romper tantas declaraciones, pero yo todavía me negaba a contarle a mi familia la verdad de lo que había pasado en el bosque. Trate de recomponer mi expresión para no tener que darle explicaciones a Jasper y Emmett, pero no se detenía la sensación progresiva de culpa y remordimiento que amenazaba con arrancarme el corazón. Jasper me miró sorprendido, frunciendo el ceño es señal de sospecha.

-Eso es todo lo que le dijiste, ¿verdad? ¿No dijiste nada más, nada que pudiera explicar por que esta tan enfadada?

-No, por supuesto que no,- le dije rápidamente, pero era obvio que Jasper no estaba convencido.

-Edward,- gruñó en señal de advertencia. "¿Por qué mientes?" Pensaba, "¿qué dijiste?" Esperó a que le diera una respuesta.

-Bueno, cuando le dije que era demasiado peligroso, no fue suficiente,- dije, tratando de justificarme,- no me dejaba ir, quería venir con nosotros...- mi voz se apago débilmente mientras eludía las miradas de mis hermanos.

-Entonces, ¿qué le dijiste?- Emmett preguntó lentamente, con los ojos muy abiertos. Cerré los ojos, hice una mueca por el dolor que me invadió por los recuerdos de aquella fatídica noche.

-Bella, no quiero que vengas conmigo. - Hablé de las palabras con lentitud y precisión, dispuesto a hacerla creer en la mentira, haciendo caso omiso de la voz dentro de mi cabeza que gritaba la verdad. Estaba cometiendo la más negra de las blasfemias y no había manera de que pudiera escapar del infierno ahora.
Bella frunció el ceño mientras reflexionaba sobre mis palabras.
"¿Tú... no... me quieres?"
No hice caso a mi corazón, reforzando mi determinación y pronuncie la sílaba que iba a destruir mi vida: "No."

Moví la cabeza de un lado a otro como si así pudiera alejar esos recuerdos y regresar al presente. Jasper y Emmett me miraban expectantes. No había manera de olvidarlo, tenía que decírselo.

-Le dije que no quería que viniera conmigo- dije en un susurro, -me pregunto si ya no la quería y…le dije que no.

Un momento de silencio siguió mis palabras, pero fue roto por Emmett que estaba estupefacto.

-¿Le mentiste?- pregunto desconcertado,-¡¿le dijiste que no la amabas?- Bajé la cabeza en señal de conformidad. Se quedaron boquiabiertos, incluso en sus pensamientos estaban asombrados.

-¡ERES UN COMPLETO IDIOTA EDWARD!- Grito- ¡¿PERO EN QUÉ DEMONIOS ESTABAS PENSANDO? ¡No es una sorpresa que Bella no te hable; ella cree que no la amas! -Sacudí la cabeza, mis ojos me picaban mientras escondía la mirada.

-No, estás equivocado. ¿Cómo podría pensar eso? Después de todas las veces que le dije que la amaba, ¿Cómo podría una palabra romper su fe en mí? -Yo podía entender por qué la mentira la haría enojar conmigo ahora, pero honestamente no esperaba que lo creyera; había sido demasiado falso. Como si pudiera dejar de quererla. Seguramente seis años era tiempo suficiente para que Bella descifrara esa tontería. Miré hacia arriba para encontrarme con Emmett y Jasper cuyos rostros lucían furiosos.

-Alice tenia razón,- dijo Jasper -eres un descerebrado pedazo de…

¡Edward!

El resto de la frase de Jasper se perdió para mí cuando escuche a alguien pensando en mi nombre detrás de mí. Me di la vuelta para ver a Carlisle corriendo hacia nosotros, su hermoso rostro estaba muy serio. Uoh-oh. No parecía feliz. Tan pronto como llegó a tres metros de mí, comenzó el regaño.

¿Qué rayos estabas pensando Edward? Preguntó en sus pensamientos, ¿Cómo te atreves a hablar de Bella de esa manera? ¡Y en una sala llena de seres humanos! Pudiste habernos expuesto a todos, fue tonto e imprudente.

Yo bajé la cabeza de vergüenza.

-Lo sé Carlisle, lo siento. No sé qué me pasó.- Me miró con desagrado por unos momentos, y después suspiró, con su ira disminuyendo para ser sustituida por una mirada cansada.

-Enserio Edward, necesitas tener más cuidado.- Asentí obedientemente; tenía razón, mi comportamiento en la sala, aunque quizá no estaba fuera de lugar, fue imprudente al extremo. -E hijo, continuo Carlisle, recuperando mi atención -solo como un consejo general, si quieres, ejem…seducirla,- hizo un gesto de incomodidad al mencionar esa palabra,-esa no era la forma de hacerlo.- Gemí. No esta charla otra vez.

-Bueno, de todas formas eso no importa porque…- empecé, pero fui interrumpido por la llegada de Esme.

-Carlisle- gritó mientras caminaba rápidamente por la puerta por la que había salido, con su rostro iluminado con una ligera preocupación. Cuando llegó a Carlisle se aferró a él, sus ojos marrones dejaban ver un poco de tristeza. -Carlisle, algo horrible acaba de pas…- se detuvo en cuanto noto que Emmett, Jasper y yo estábamos escuchando con curiosidad.

Para mi sorpresa, su expresión frenética se convirtió en una expresión de puro pánico. De inmediato se centró en sus pensamientos. Tal era su angustia que, a pesar de sus esfuerzos, no pudo bloquearme para que le leyera la mente. Una imagen de Bella nadando en mi cabeza. Vi como ella le decía a Esme que no me amaba.

Esas palabras no me sorprendían, pero seguían siendo terriblemente dolorosas de escuchar. Miré a Esme, cuya expresión de dolor era casi igual a la mía.

Oh, Edward. Lo siento, no pude evitarlo.Pero ella podría haber estado mintiendo...

Yo moví la cabeza bruscamente, negando sus palabras. Esta declaración, junto con el comportamiento reciente de Bella hacia mí, era todo lo que necesitaba para confirmar que me odiaba. Me volví lentamente hacia Carlisle mientras los demás nos miraban con expresiones de temor.

-Bella le acaba de decir a Esme que no me ama. Eso es prueba suficiente de que es inútil que me quede aquí, ¿me puedo ir ya?"

-¡No! dijo Emmett, - ¡No te dejaremos hasta que no le confieses a Bella que le mentiste!

-¿Mentirle sobre que? - pregunto Esme confusa.

-Cuando nos fuimos de Forks Edward le dijo a Bella que no la amaba,- dijo Emmett con los ojos entrecerrados mirándome. Esme y Carlisle sacaron el aire de golpe, y voltearon rápidamente a verme con los ojos abiertos como platos, parecía que estaban en estado de shock.

Mostrar forma romanizada

Oh Edward! - pensó Esme con desesperación.

-¿Es eso verdad? -Preguntó Carlisle muy serio.

Suspiré, estresado.

-Sí, - le dije a regañadientes. Esto llevó a otra ronda de suspiros y gemidos exasperados de mi familia. -Miren, - dije, alzando la voz para ser escuchado por encima de ellos, -nada de eso importa, ya es cosa del pasado. Independientemente de lo que dije a Bella hace seis años, es obvio que ella esta aquí y que ya no me ama. El acuerdo de permanecer en Rochester era saber si Bella aun sentía algo por mi, es dolorosamente claro que ella no me quiere, por lo tanto no tiene sentido que me quede.

-Pero ya te lo dije, ella probablemente esta…- Emmett comenzó, pero lo interrumpí.

-Es mi decisión final; no quiero discutirlo otra vez.- Mire a Carlisle. -Supongo que me puedo ir esta noche ¿verdad?

Lo pensó durante un minuto, estaba deliberando.

¿Qué puedo decirle?

Pensó mientras yo trataba de descifrar el rumbo de sus pensamientos.

-De hecho, - musito, - no podremos irnos de aquí hasta que pase algún tiempo.

- ! ¿Qué? ¿Por qué?

-Lo siento, Edward -dijo, -estaba tan seguro de que nos quedaríamos aquí que ni siquiera he advertido a nadie en el hospital sobre nuestra posible ausencia.

-¿! Y qué! -Gemí, -Tampoco le diste ninguna advertencia nadie cuando dejamos Forks! ¡Llama al hospital ahora! ¿Qué importa? -No podía creer que Carlisle estaba utilizando el hospital como excusa para quedarse, era evidente que su decisión no tenía nada que ver con eso.

-No puedo hacer eso

-¿Por qué no?

-Porque no quiero, - contestó, -Dejar Forks fue un terrible error con consecuencias de largo alcance para todos nosotros, no tengo ningún deseo de cometer el mismo error otra vez.

Rugí, apretando la cabeza en señal de frustración.

-¡NO ME AMA! ¡¿Cuando lo van a aceptar?

Carlisle me miró con ecuanimidad. su rostro tranquilo, el polo opuesto del mío.

-A juzgar por lo que Emmett nos acaba de decir, no puedes estar seguro hasta que tú y Bella encuentren un termino medio a sus sentimientos. Te sugiero que permanezcas en Rochester el tiempo suficiente para hablar con ella correctamente, preferiblemente en una conversación que no sea a gritos.

No pude responderle nada ¿Por qué estaban todos tan decididos a trabajar en mi contra? Estaba totalmente indefenso. No podía irme por mi cuenta sin perturbar a Esme y no podía obligar a mi familia a venir conmigo.

-Y de todas formas, - continuó Carlisle, aparentemente ajeno a mi estado de confusión, .sería de muy mala educación que nos fuéramos ahora porque estamos esperando a un visitante.

Visitante La palabra me sacó directamente del trance. ¿Estábamos esperando un visitante? ¿Quién querría visitarnos? Ni siquiera habíamos intimado lo suficiente con alguien como para que quisiera hacerlo, a excepción de... mis ojos se abrieron con horror cuando vislumbré los pensamientos de Carlisle.

-¡No!, - Exclamé, incrédulo. De ninguna manera, no podría ser…-¿Por qué Carlisle?, - Grité desesperadamente, -¿Cómo se te pudo ocurrir que invitarla a quedarse era una buena idea?

-Yo no la invite tanto como pareció invitarse a sí misma... - dijo con aire de culpabilidad. Era evidente, por su expresión que Carlisle había compartido este trozo fundamental de información con Esme, pero Emmett y Jasper nos miraban confusos.

-¿Quién viene a visitarnos?- Jasper preguntó.

-Tanya,- Carlisle y yo dijimos al unísono, él con su voz tranquila, y yo con la mía horrorizada. Esto no solo estaba mal; era horrible, espantoso, CATASTROFICO.

Emmett empezó a reírse.

Me di media vuelta, mirándolo con ojos que gritaban "te matare ahora"

-¿Cómo diablos es que la situación te parece graciosa? - Emmett alzó las cejas, como si la respuesta fuera obvia. Sin embargo, una vez que vio mi expresión pálida y a los demás perplejos, recordó que nadie había escuchado su broma.

-Oh, vamos, ¿que no le ves el lado cómico a esto? -Preguntó, todos continuábamos mirándolo, -es gracioso porque Tanya y Bella son tus ex novias

-Estás equivocado, pero continúa,- me gruñó. Tania nunca fue mi 'ex', eso ni siquiera debía haberse considerado una relación, había sido más bien un malentendido embarazoso. Emmett me miró con una sonrisa.

-Bueno de verdad ¿no puedes ver la ironía del asunto de que tienes 112 y nunca te has establecido, sin embargo, tienes dos ex-novias de las cuales la que más odias es la que quiere quitarte los pantalones? -
Emmett Cullen: el rey de los comentarios inadecuados. Lo fulminé con la mirada antes de volver a hacer frente a Carlisle.

-¿Cuándo llega Tanya?- Tal vez yo pueda hacer una desaparición inesperada...

-Mañana,- dijo Carlisle, con la seguridad de detener todos mis planes de evacuación. -Y espero que cuides tus modales y recuerdes la forma en que has sido educado, Edward. Yo no quiero mostrar nada más que la suma cortesía hacia nuestros invitados. Ahora, en lo que se refiere a Bella... -gemí, esta tarde iba de mal en peor. -... Te recomiendo que hables con ella tan pronto como sea posible, aunque sólo sea para demostrar que puedes ser un caballero. Olvida la "seducción", ¿Por qué no usas un poco de cortesía básica en primer lugar? - Dijo Carlisle, con una leve í el ceño.

-Vamos, ¿no hemos establecido ya cual es el punto de esto?

-Puedes comenzar de inmediato,- dijo Carlisle, haciendo caso omiso de mis protestas. Él no me miraba a mí, sino que se enfocaba en algo sobre mi hombro. Me volví, para ver a Rosalie dar vuelta por la esquina en el patio de la vía asfaltada seguida a distancia por Alice y Bella. Al principio me sentí enojado, le había advertido a Alice que no quería que hablara con Bella, pero luego sentí mi cuerpo rígido, mientras mis ojos bebían de la apariencia de Bella. Ella estaba escuchando con calma a Alice, que parecía muy animada, dándole una cálida sonrisa de vez en cuando. Era tan bella, incluso después de todo este tiempo me quitó la respiración. Estaba hermosísima en la luz de la luna con su cabello castaño cayendo en suaves ondas sobre los hombros, color chocolate profundo un notable contraste con su piel pálida y radiante. Me di cuenta de que toda esta charla de dejar a Bella ya no valía nada, no había forma de que pudiera alejarme de ella de nuevo, seguía incondicional e irrevocablemente enamorado de ella.

El aire se sentía cargado magnéticamente mientras mi cuerpo anhelaba cerrar la distancia entre nosotros, tocarla, abrazarla y besarla en los labios perfectos... Cuando ella y Alice avanzaron hacia nosotros, Bella alzo la mirada y se encontró con todos nosotros, dejo escapar un jadeo, y sus labios formaron una pequeña "o". Tuve que usar todo mi autocontrol para no correr a abrazarla, cerré los puños y me obligue a mirar hacia el suelo, no quería ver la cara que Jasper había puesto al observar mi reacción.

-Ve con ella ahora Edward, -Esme dijo en voz baja, demasiado bajo para que Bella pudiera escuchar, -te esperaremos en el estacionamiento.

-No, espera, yo…- Yo no estaba seguro de qué decir. No quería que me dejaran solo con Bella, la verdad, estaba aterrorizado de que me rechazara de nuevo -¿Qué le digo? - pregunté finalmente, sintiéndome completamente vulnerable.

Esme sonrió.

-Solo se educado Edward. Puedes ser de lo más encantador cuando no estas gritando. Solo discúlpate con ella y trata de no perder el juicio una vez más.- Me dio un abrazo de consuelo antes de darse la vuelta para irse mientras los demás la seguían. Trate de llamarlos pero antes de que pudiera encontrar las palabras para hacerlo, se habían desvanecido en las sombras.

De repente me sentí hiper consciente de cómo el patio estaba tranquilo, silencioso excepto por el suave correr de los coches en la calle y el susurro del viento ocasionales. Poco a poco, me di la vuelta. Una parte de mí se sorprendió al ver a Bella aún ahí, había esperado que huyera de nuevo. Había empezado a nevar de nuevo, unos pocos copos habían caído en sus pestañas y en los rizos de su cabello. Me di cuenta con una leve sonrisa que ahora estaba celoso de los copos de nieve. Bella me miraba con incertidumbre y el rubor que yo conocía y amaba tanto comenzó a arrastrarse hasta su cuello, acariciando sus mejillas. Esa visión tan perfecta y familiar arrastro mi cuerpo y antes de que pudiera reaccionar, estaba caminando hacia ella como si estuviera atraído por un imán. No estaba seguro de lo que iba a decir, sólo que era de vital importancia que no arruinara esto de nuevo. Si me amaba o no, yo simplemente no podía permitirme el lujo de perder otra vez a Bella. Yo la amaba con cada milímetro de mí ser, sin ella, estaba incompleto. La necesitaba como un pez necesita el agua, nuestra relación era permanente, vinculante e irreversible. Tenía que traerla de vuelta.

Estaba a un metro de ella cuando me miro con los ojos abiertos como platos. Esto era todo, quizá era la única oportunidad que tendría para hacer las cosas bien.

-Hola, Bella- dije, y mi voz pareció resonar sobre el estacionamiento vació.

Me miro sin aliento durante algunos segundos, con ojos inseguros. Lentamente sus perfectos labios formaron una pequeña sonrisa.

-Hola, Edward.


Bueno lo se, soy una perra por hacerlos esperar tanto tiempo por q Ali me pasó el capítulo traducido desde Enero y yo me tarde 5 largos meses en editarlo T_T

PERDON! Es q mi horario escolar es de, aunq no lo crean 9 am a 9 pm y luego entre a trabajar los fines de semana de 10am a 9 pm entonces ahí veran q no me quedaba tiempo mas que para dormir o hacer tarea!

Pero la buena noticia (Para mi) es q mi promedio ha subido muchisimo! Y ahora estoy de vacaciones asi q pude terminar de releer y editar este cap

Ademas les informo que tampoco he tenido el placer de leer fanfictions desde enero! Ni siquiera la versión en ingles de este! Así que estoy atorada en la historia igual q ustedes y me quedé por ahí del cap 12!

A todas las que preguntaron quien era Brady que ya ni recuerdo si conteste a eso o no… Es uno de los lobitos que mencionan de pasada ya ni recuerdo si en Eclipse o en Amanecer+

Por otro Lado les aviso que ya me pueden seguir en twitter Nixblack y en facebook agréguenme como Kanon Black

Y que no decaiga la cantidad de reviews! Q no vuelvo a actualizar hasta llegar a 2mil! xD ok tal vez no tan asi pero si!

Yo queria actualizar este dia aprovechando la tardanza asi podran leer algunas antes de irse al cine o regresando de ver Eclipse!

Suerte que se diviertan y paciencia q el cap 7 y todo lo precioso de este ff se acerca!