este es mi segundo fic asi q luego me dicen como esta

1. Encuentro

Era un día soleado así que pensé en sacar a Daniel a dar una vuelta en el parque ya que a él le encantaba.

Anduvimos por las mecedoras y los subibajas, luego lo deje en la caja de arena para que pudiera jugar con los otro niños que habían ahí.

Me senté en una de las bancas más cercanas para poder observarlo mejor, y así poder saber. Estaba tan distraída vigilando a Daniel que no me percate que había alguien acercándose.

-¿Me puedo sentar?-pregunto una voz cortés.

-Sí, claro-levante la vista para ver quién era el q se estaba sentando. Era un hombre con pelo cobrizo, un poco musculoso, y bastante alto tal vez de 1,85m. Tenia la apariencia de un hombre de 25 años.

Volví la vista hacia donde debía estar Daniel, no lo encontraba. Me asuste un montón, no podía hablar.

-Se encuentra bien, está un poco pálida- me pregunto el hombre que se encontraba al par mía. Me levante del asiento y empecé a respirar entrecortadamente.

-Mi hijo-dije tal vez un poco más alto de la voz normal- no lo veo por ningún lado.

-Tranquila yo le ayudare a encontrarlo, pero dígame como es.-dijo tratando de calmarme.

-Es de pelo color café como el mío, tiene ojos de color azules y tiene la edad de cuatro años.

-tranquila yo le ayudare pero mejor nos separamos para ver si lo encontramos más rápido, usted vaya donde la policía yo lo buscare por el parque, ¿está bien?

-solo asentí con la cabeza y salí corriendo hacia la policía que se encontraba como a unos 50 metros.

Al llegar donde se encontraban unos policías mi respiración era tan agitada que no podía hablar.

-¿señora le pasa algo?-me pregunto uno de ellos

Empecé a llorar y contarles la historia de cómo no encontraba a mi hijo, así que me preguntaron sus características físicas pero antes de que pudiese terminar de contarles los tres policías que estaban ahí se quedaron viendo hacia un punto determinado detrás mío. Así que me di la vuelta, y no lo podía creer era Daniel en los brazos del muchacho el cual se había sentado a la par mía. Corrí hacia Daniel lo abrase lo mas fuerte que pude. Luego de llorar un poco más me calme y vi directamente al hombre que había encontrado a mi hijo.

-gracias por encontrar a mi hijo-dije con una sonrisa totalmente sincera.

-no fue nada señorita…

-¿Bella, y usted se llama?-dije un poco intrigada

-Edward, y de verdad no fue nada, estaba jugando con mi hija a las escondidas.-en ese momento me percate de la niña que agarraba el pantalón de Edward. Le sonreí y me sonrió de vuelta. La niña era muy parecida a su padre tenía el pelo cobrizo y los ojos tan verdes como él.

-hola preciosa, ¿de verdad estabas jugando con Daniel?-le pregunte sonriendo ya que solo me había preocupado por mi hijo que estaba jugando a las escondidas

-Sip, la verdad es que mi papi me había dicho que no volviera a jugar a las escondidas porque ya me había perdido, pero él me pidió que jugáramos- dijo sonriendo y viendo a Daniel.

-¿Y cómo te llamas?-dije ignorando la cara de arrepentimiento del padre.

-Sofía pero todos me dicen Sofí

-Ok sofí quieres un helado, yo invito.

-no tienes porque –dijo interrumpiendo me Edward

-Tranquilo ya que yo hice todo este alboroto y no era por nada-dije avergonzada por mi comportamiento.

Pasamos lo que quedaba de la tarde Sofí, Daniel, Edward y yo en el parque comiendo dulces y helado.

-Bueno nos la pasamos genial pero ya nos vamos-dijo Edward

-Si te debe de estar esperando tu esposa, mejor no hacemos que se altere.-dije pensando en lo dichosa que debería ser la esposa de él.

-No tengo esposa, y ella-dijo enfatizando la palabra un poco dolido- nos dejo a sofí y a mi-no pude evitar sentirme avergonzada

-Yo lo siento no debía hablar de algo que no me incumbe.-dije poniendo mi cara de un color carmesí cada vez más intenso

-No se preocupe no era su intención además me imagino que estaba pensando como todo el mundo, además de seguro a usted y a su hijo lo está esperando su pareja- me puse todavía mas carmesí, si es que eso era posible

-En realidad Mike también nos dejo a nosotros dos, ya que cuando le dije que estaba embarazada él se largo-no pude evitar que se salieran unas lagrimas.

-Yo lo lamento, de verdad-se veía con una cara de disculpa.

Nos despedimos recogimos a nuestros hijos y luego cada uno se fue para su casa…

/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/**/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*

espero que les guste :)