PERDON POR DURAR TANTO PERO AQUI LES DEJO EL 5 CAPI!!!

***

que me estoy enamorando

Ugh!! Que era ese olor. Era muy fuerte como si lo estuviesen poniendo a propósito cerca de mi nariz. Trate de mover la cara entonces aquel olor que parecía ser alcohol empezó a ser menos intenso y hubo un grito de alegría que provenía cerca de mí.

Empecé a abrir un poco los ojos y lo primero que vi fueron unos maravillosos ojos color verde. Me sentía un poco confusa y mareada. Me puse una mano sobre mi cabeza.

-Bella te sientes bien?-pregunto con una voz aterciopelada

-si, creo.-dije con una voz carrasposa.

-Mami despertaste- dijo la voz de mi hijo con un tono de alegría

-¿Qué me paso?- la verdad no recordaba que era lo que me había pasado, lo último que recordé fue que Edward parecía estar enyesando el brazo de mi hijo y luego algo con unas vacunas

-te desmayaste, me dijo tu hijo que no soportas el olor de la sangre-dijo viéndome a los ojos, creo que me empecé a marear otra vez, pero esta vez por algo distinto de color verde esmeralda

-mami, te recuerdas la vez que me corte con las tijeras- reí con ganas lo cual provoco captar mucho la atención de Sofí Y Edward.

-Lo que paso fue que Dani estaba corriendo con tijeras en las manos y hubo un momento en que se cayó y se corto con las tijeras, cuando lo fui a ver tenía un raspón del cual salía mucha sangre y entonces me desmaye, luego Dani llamo al 911 diciendo que creía que yo había muerto porque el estaba corriendo con tijeras y les dijo que no lo volvería a hacer si le devolvían a su mami. Al final llego la ambulancia y lo único que había pasado era que yo me había desmayado, pero por dicha Dani nunca más volvió a correr con tijeras en las manos

Edward rio con ganas igual que su hija, Dani con solo recordar la escena se entristeció al recordar el momento de desesperación que yo le había causado.

-Bueno-dijo Edward- ya no tengo más trabajo por hoy así que quería invitarlos a comer si les parece bien.

-yo quiero pizza- dijo mi hijo mientras yo le daba una mirada de reprobación

-sí!!- dijo sofí

-Entonces será pizza.-aseguro- te parece, Bella?

-creo que no deberíamos aprovecharnos de su amabilidad. -dije enrojecida

-No se preocupe, además usted nos invito las vez pasada a un helado ahora es mi turno.- dijo triunfante

Salimos de la oficina para luego esperarlo para que pudiese retirarse luego de eso no dirigimos al estacionamiento en el cual el nos dirigió a su carro

-Edward realmente yo puedo conducir así que no te tienes que preocupar

- Tranquila, mejor yo te llevo por si las dudas de la medicina porque puede tener efecto segundario

- Bueno, pero que hare con mi auto no sé quien lo podría recoger

-Tampoco te preocupes por eso solo dame las llaves para ir a dejártelo luego

-Bien-dije entregándole las llaves de mi auto. No sabía porque lo estaba haciendo ya que yo no era de esas que confiaban de las personas y menos si solo las habían conocido una vez.

-Pero antes podría cambiarme de ropa?-al parecer se percato de mi ropa y trato de reprimir una sonrisa que no funciono, lo cual hizo que me sonrojara

Abrí mi auto y en la parte de atrás se encontraba uno de mis pantalones favoritos y una camisa polo muy simple, siempre llevaba un conjunto de ropa por si algo le pasaba a la que andaba ya que yo era muy torpe y por lo general se ensuciaba mi ropa muy rápido.

Me cambie en el baño del hospital y al salir estaba Edward con Dani en la espalda y tenía a su hija en brazos. Nos dirigimos hacia el auto de Edward el cual era un bellísimo Volvo plateado.

Me abrió la puerta de copiloto y luego ayudo a sentarse a nuestros hijos. Qué bien sonaba eso 'nuestros', pero que estaba pensando apenas si lo conocía y solo lo había visto una vez pero no podía negar que me estaba empezando a gustar.

Condujo como un loco pero después de reclamarle la velocidad a la que conducía y darle un reproche de conducir a esa velocidad exponiendo a su hija la redujo favorablemente.

-estamos conduciendo como ancianos- me reclamo

- mejor eso a estar aplastados en medio de otro auto- después de eso solo se contuvo a conducir

Al llegar al restaurante me daba mucha pena ya que no pese que nos iba a llevar a un restaurante tan caro y lo que traía no era muy formal para algo así

-Edward mejor vamos a otro lugar.-dije realmente apenada

- tranquila, yo tampoco ando muy presentable-lo volví a ver y me percate de la ropa que andaba puesta, apenas eran uno jeans y una camisa normal totalmente blanca que hacia juego con su gabardina de doctor que se había quitado cuando nos habíamos ido del hospital

Agarre a Dani de la mano derecha, que era la que tenia bien y entramos después de que Edward nos abriera la puerta del restaurante

Al entrar un camarero nos recibió viéndonos un poco disgustado por nuestros atuendos, lo cual provoco que me sintiera muy apenada cosa que no paso desapercibida por Edward, el cual apretó mi mano desocupada tratando de darme confianza lo cual aprecie mucho.

-les puedo ayudar en algo-pregunto todavía con cara de disgusto

-si por favor, mesa para cuatro-dijo muy educadamente

-por supuesto.

Nos empezó a dirigir hacia una de las mesas la cual tenía vista hacia uno de los jardines internos del restaurante. Antes de que llegáramos a la mesa un hombre muy grande se nos acerco a saludar.

-hola Edward que haces en mi restaurante-pregunto curioso

-traje a una amiga y a su hijo a almorzar.- aquel hombre desvió su mirada de Edward hacia nosotros y luego sonrió

-hola mi nombre es Emmett y soy el hermano de Edward, gusto en conocerte…

-Bella.- respondió Edward por mí

- bueno espero que disfruten su almuerzo y no se preocupen yo invito-desvió su mirada un poco al camarero- y avísenme si los están tratando correctamente

Afortunadamente después de ese encuentro no nos volvió a atender el mismo camarero. Nos atendió una muchachita que no quitaba la vista de Edward.

-Que desean para almorzar?-pregunto sin desviar su mirada de Edward

-papi yo quiero pasta-dijo la niña a la par de él

-yo también.- repitió mi hijo

-y tu, Bella?- pregunto Edward

-cualquier cosa-

-Bien entonces lasaña para la señorita y para mi-dijo sin desviar su mirada de mi

Al traer los refrescos sofí empezó a hacer mucho alboroto

-papi ya tengo hambre. Cuando viene la comida? Que vamos a hacer más tarde? Podemos ir a ver una película? Quiero ir a ver la sirenita?-veía a Edward un poco alterado.-quiero que me enseñes a hacer galletas, porque nunca hacemos pasteles como abuela…

-Sofí, amor-interrumpí y vi la cara de agradecimiento de Edward- porque no un día de estos vienes a mi casa y hacemos galletas-sonrió muy feliz.

-si, si quiero-sonreía con mucho entusiasmo-papi nunca hace cosas de mujeres conmigo solo me lleva al trabajo de el, aunque eso a veces también es divertido pero no me deja hace nada-ahora Edward parecía apenado

-la verdad es que solo hace cosas de mujeres con la abuela y con mi hermana-explicó

-pues la verdad a mi no me importa que llegues a casa de vez en cuando para hacer pasteles y galletas

Al llegar la camarera con nuestras comidas Dani se veía muy entusiasmado de que sofí fuera a la casa a jugar, al parecer se llevaban muy bien y ya eran amigos.

-Te gusta High School Musical

-Si me encanta, yo siempre canto cuando estoy en mi casa- dijo riendo

-yo también, además tengo el disco

-Me lo puedes prestar un día.-Edward se veía con cara de suplica, al parecer no le gustaba.

-claro. -reí disimuladamente

Al terminar de comer fuimos a los jardines internos del restaurante, tenía una hermosa fuente en el centro y a los alrededores tenían muchas flores parecía sacado de un cuento de hadas.

-Yo le ayude a mi hermano a hacer el jardín- me susurró Edward al oído

- me encanta – dije sonriéndole

Nos quedamos en el jardín hasta que ya era un poco tarde, entonces Edward nos llevo hacia nuestra casa

-hasta luego Dani-dijo sofí mientras yo evitaba reír

-chao sofí.

-Gracias Edward por la comida.

-adiós, bella espero verte pronto, por cierto ahora después seguro te devuelvo el carro

-gracias

En la tarde hice galletas con Dani mientras oíamos canciones de Disney. Las cuales siempre me habían gustado

-mami cuando vamos a invitar a sofí a la casa

-que te parece si cuando llegue Edward le pregunto y los invitamos

-Sí! -Dijo sonriendo de oreja a oreja

Al final de la tarde Edward llego con mi auto y con el hermano de él en el auto de él. Al parecer el hermano de este se veía con muy buen humor, parecía que se estaba riendo de un chiste personal cuando Edward se acerco a mí a devolverme mis llaves

-Te podre ver después?

-si me encantaría, es mas no sé si quisieras venir un día de estos con sofí tal vez un día que tengas libre

-si qué te parece el martes ya que tengo todo el día libre podría venir en la tarde

-si el martes está bien.

-bueno nos vemos después-dijo sonriendo mientras se dirigía hacia el carro el cual estaba conduciendo el hermano.

Esa noche soñé con Edward……………………………………..creo que me estaba enamorando

BELLAXEDWARD*BELLAXEDWARD*BELLAXEDWARD*BELLAXEDWARD*BELLAXEDWARD*BELLAXEDWARD*BELLAXEDWARD*BELLAXEDWARD*

HEY ESPERO QUE LES HAYA GUSTADO

LA VEDAD COMO NUNCA HE HECHO FICS NO SE COMO ESCRIBO ASI QUE DIGANME SI ESCRIBO BIEN OEN QUE TENGO QUE MEJORAR