"El galán extranjero"

Summary: Edward Cullen es un estudiante extranjero de intercambio que viene desde Londres para vivir con los Swan por un año. Bella Swan no podría estar más enfadada por el hecho de que un chico compartirá habitación con ella. ¿Podrán cambiar sus sentimientos?

A/N: Hola a todos, espero que disfruten este primer capítulo de "el galán extranjero" habrá muchos más capítulos después de este. ¡Por favor dejen un review! :)

Disclaimer: Nada me pertenece, todo es de Stephenie Meyer. Y la historia es de humiex3.

xXxXxXx

"Oh Bella, deja de andar rebotando por todos lados," Exigió Reneé severa. Fruncí ligeramente el ceño, ¿Cómo pretendía mi mamá que estuviera? Prácticamente voy a tener una hermana ¿y ella espera que me tranquilice? No lo creo.

Apenas podía contener mi emoción.

"¿Cómo? Estoy demasiado emocionada," Admití. Casi hace un mes, mi escuela estaba haciendo que algunas familiar adoptaran un estudiante extranjero ¡por todo un año! Como mis padres pensaron que sería una 'experiencia educativa' para mi, y yo pensé que sería genial tener un hermano, nos apuntamos.

Siempre había querido tener una hermana, pero desgraciadamente era hija única. Y ahora finalmente era como si tuviera una. Podríamos hacernos trenzas la una a la otra, hablar de lo mucho que amábamos a Muse, y comer un montón de comida chatarra. Ya saben, como una unión fraternal.

Y ahora ahí estábamos, en el estacionamiento de Forks esperando a la nueva estudiante de intercambio. Mis padres y yo estábamos esperando a que el avión aterrizara, hasta ahí soñé con mi vida teniendo una hermana.

"Me pregunto cómo se llama..." Pensé en voz alta mientras miraba la pantalla llena de las salidas y llegadas de todos los aviones.

"Lo averiguaras pronto cariño," Dijo Charlie, mi padre. "Solo pensaba en lo poco profesional que es de parte de la escuela no darnos el nombre de quien hospedaremos por el próximo año."

"Bueno, por lo menos si pedimos a una chica de la edad de Bella," Resaltó Reneé.

"Todo lo que sabemos es que viene desde Londres y su vuelo es el 4-B," Declaré. Miré el reloj en mi muñeca, ya eran las cinco en punto. Su avión ya debió de haber aterrizado. Mi corazón se aceleró, simplemente no podía esperar para conocerla. Estoy totalmente entusiasmada.

Y luego, desde las puertas de llegada, salió un grupo de gente. Miré alrededor para ver si encontraba a alguna chica como de mi edad.

Luego la vi, creo. Tenía largo cabello rubio; se veía suficiente británica para mí. Sonreí; no podía creer que en realidad fuera ella. Obviamente tenía que ser ella, ¿sino quien?

La apunté. "Creo que es ella," Dije a mis padres. Asintieron coincidiendo conmigo mientras caminábamos hacia ella. Tenía una larga maleta y miraba a la pantalla con la salida de los vuelos. "Hola," saludé educadamente. Se giró para encararnos, con una mirada de confusión en su rostro.

"Bienvenida a América," Dijo Charlie en un tono de voz muy alto, como si la chica estuviera sorda.

Rodé mis ojos, pensando en lo tonto que estaba actuando mi papá.

Se veía perpleja. "¿Son la familia Sherplay? ¿La familia afroamericana con la que viviré?" preguntó en un pronunciado acento británico.

"N-no," Tartamudeó Reneé, igual de confundida que ella. ¿Así que…si ella no era nuestra estudiante extranjera…quien era?

"Oh, bien. Debo irme," dijo, con los ojos bien abiertos, como si estuviera asustada de nosotros. Después se dio la vuelta y comenzó a caminar hacia los teléfonos públicos.

La miré mientras se iba, confusa. "Así que…si ella no es nuestra estudiante extranjera entonces quien-"

Fui interrumpida por un profundo acento británico detrás de nosotros, "Hola. ¿Son la familia Swan?"

Toda mi familia se dio la vuelta para inesperadamente ver a un chico alrededor de mi edad sonriendo ampliamente, cargando una mochila de acampar. Tenía desordenado cabello broncíneo y brillantes ojos verdes, que estaban centelleantes por la emoción.

"Um…si, nosotros somos," Contestó Renée, igual de shockeada que Charlie y yo. Se suponía que tendríamos a una chica como de diecisiete años con nosotros. No un chico. Crucé mis brazos encima de mi pecho, tratando de no hacer un mohín. Esto no podría estar pasando.

"Es tan maravilloso conocerlos al fin. Soy Edward Cullen, el nuevo estudiante extranjero," saludó entusiastamente. Sacudió las manos de Reneè y Charlie. Sus ojos esmeralda aterrizaron en mis inexpresivos ojos."Hola," respiró, cuando me vio. Extendió su mano hacia mí para que la sacudiera, pero no estaba obligada.

Miré su mano extendida como si estuviera infectada. "Er…esto debe ser un error, se suponía que tendríamos una-"

"Es muy agradable conocerte a ti también Edward," dijo Reneè, interrumpiéndome groseramente. Miré a mi madre con incredibilidad. No podía estar de acuerdo con esto… ¿verdad? ¡Pedimos específicamente una chico! Edward dejó caer su mano, y me miró desilusionado. "Esta es Bella," me apuntó.

Renee le dio un codazo a Charlie. Finalmente parpadeó. "Bienvenido a América Edweird," Saludó Charlie un poco severo. "Soy Charlie." No pude contener la risa que escapó de mis labios cuando Charlie dijo Edweird. (weird significa raro xD)

Edward pareció no haberlo notado, simplemente siguió sonriendo feliz. "Estoy de verdad emocionado de vivir en América con ustedes por un año chicos," Dijo Edward. Tenía que admitir que su acento británico sonaba de alguna forma…atractivo. Era como un tipo de HarryPotter guapo…sólo sin la enorme cicatriz en su frente, o ese malvado villano tratando de matarlo a cada momento.

"También estamos felices de que estés aquí," Dijo Renée educadamente, pero podía decir que estaba tan panickeada como Charlie y yo. "Deberíamos ir por tu equipaje," sugirió.

Edward asintió y luego caminamos para esperar su equipaje donde se recogían. Con todas esas maletas dando vueltas, me giré para hablarle a Reneè. "Creí que habíamos pedido una chica," Salté tan bajito que Edward no escuchó.

"Lo hicimos, debieron haberse equivocado," contestó con el mismo tono de voz que yo usé.

"¿Y…no podemos mandarlo de vuelta o algo?" Pregunté frenéticamente.

Me miró sorprendida. "Isabella Marie Swan, no vamos a mandarlo de vuelta. ¿Viste lo feliz que estaba de estar aquí?" Preguntó severa. Absolutamente odiaba cuando me regañaba usando mi nombre completo.

"¿Así que lo que dices es que tendrá que vivir con nosotros? ¿En mi habitación?" Pregunté estupefacta. Vi de reojo como Edward recogía sus dos maletas, con ayuda de Charlie. No pude evitar notar, como cuando Edward tomaba una de sus maletas, los músculos de sus brazos se flexionaban impresionantemente, enseñando lo musculoso que era. Aun bajo ese ajustado suéter gris.

¡Oh pará Bella! Me regañé mentalmente.

"Nos encargaremos de eso cuando lleguemos a casa," declaró calmada.

"¡Ugh!"

xXxXxXx

El camino a casa fue un infierno. Estaba tratando con todas mis fuerzas de no llorar, después de que tenía que compartir habitación con este chico británico. Simplemente lo llamaría Edweird, como Charlie. Quiero decir, sé que no me había hecho nada que me hiriera o algo. Pero esperaba a una chica como de mi edad, para que pudiéramos hacer cosas de hermanas y unirnos como familia.

Y ahora estaba atrapada con el

"Cariño…se buena," Demandó Renée en cuanto entramos a la casa, con Edward y Charlie siguiéndonos atrás con el equipaje.

Rodé mis ojos, molesta. "¿Qué dije?" Salté.

"No tienes que decirlo, tu cara lo dice todo," informó. Traté de no rodar los ojos de nuevo; siempre me llamaba libro abierto. Como mi cara reflejaba mucho de lo que sentía…

Charlie dejó la maleta de Edward en el piso, exhausto, cuando entramos a la casa, luego se limpió el sudor de la frente Charlie. "¿Whoa chico, que tienes ahí?" le preguntó a Edward, sin aliento.

"Solo mi ropa y otras cosas… y regalos para ustedes chicos," dijo contento.

"¿Trajiste regalos para…nosotros?" Escupí. ¿Así que primero tenía que compartir habitación conmigo y ahora trataba de hacerme sentir culpable trayéndonos regalos? Que maldito-

"Bella…" Advirtió Renée, probablemente sabiendo lo que estaba pensando. "Muchísimas gracias Edward. No debiste haberte molestado…" aseguró.

"Oh no, quería hacerlo. ¡Ustedes me han dejado vivir aquí por un año! Era lo menos que podía hacer." Dijo entusiasmadamente con su acento británico, poniéndose la mano en el corazón.

"Aw…" suspiró, se veía conmovida por lo que había dicho. "Eres muy bienvenido aquí."

Le fruncí el ceño; todo lo que quería era gritar, "¡PERO VAMOS A DEVOLVERLO! ¿Cierto?" Pero, sabía que no podía, ya había dicho demasiado por un día.

"Si, hijo," Dijo Charlie, dándole unas palmaditas en el hombro. "Nos alegra que estés aquí."

Y luego no pude evitarlo…de verdad no pude. "Habla por ti mismo…" Murmuré y luego me ruboricé como loca cuando me di cuenta de que lo había dicho en voz alta.

Los ojos de Renée se abrieron como platos. "¡Bella sube a tu cuarto ahora mismo!" Exigió amenazadoramente mientras apuntaba las escaleras con su dedo índice.

Maldije tan silenciosamente que no pudieron escucharlo. No quería mirar a Edward a los ojos. Estaba asustada de lo que podría ver. ¿Dolor? ¿Diversión? No sabía. Mientras escuchaba a Renee murmurando un "lo siento" a Edward, lo escuché preguntar, "¿Dónde voy a dormir?" en un tono educado. Paré para escuchar su respuesta.

Suspiró, "¿Bella…podrías enseñarle su habitación a Edward por favor?"

¿No se refería a mi habitación? "Seguro," Dije secamente, tratando de no sonar maleducada. Mientras trataba de salir las escaleras, escuché a Edward seguirme muy de cerca. No dijo nada cuando llegamos a mi habitación; simplemente miró alrededor con una enorme sonrisa en su rostro. Dejó su mochila en la cama que Charlie y yo habíamos puesto para nuestro estudiante…quien no sabía que sería un chico. Debí haber puesto la cama afuera.

Luego me miró, la enorme sonrisa seguía iluminando su rostro. "Qué lindo cuarto," dijo como cumplido. "¿Espero que no te importe que compartamos habitación?" No sabía porque…pero su acento se estaba volviendo cada vez más irritante.

Incliné la cabeza. "En realidad-" Estaba a punto de decir algo para nada agradable, pero, Renée entró en la habitación, interrumpiéndome.

"Lo siento," se disculpó metiendo sus manos en los bolsillos delanteros de sus jeans. "¿Así que, Edward, te gusta el cuarto?"

Sonrió aun más ampliamente. "Es perfecto," contestó. "Amo especialmente el papel azul."

Sonrió cálidamente. "Genial, así que, si tienes hambre la cena estará lista en alrededor de quince minutos, y deberás dormir bien, pues mañana iras a la escuela con Bella," explicó.

Mi estomago cayó derrepente, y mis nervios se movieron dentro de mí de nuevo. Sabía que mi piel se había vuelto color blanco fantasma. Y mis ojos estaban abiertos en shock. Casi había olvidado que mi mamá y Edward estaban en la misma habitación que yo.

Escuela.

Había olvidado completamente que Edweird tendría que ir a la secundaria de Forks, conmigo. Como si la secundaria no fuera ya un infierno, y ahora él tenía que ir conmigo.

Genial.

A/N: Aquí está el primer capítulo, espero que les haya gustado, actualizaré pronto.

Díganme en un review si creen que esta historia tiene potencial.

Por favor dejen un review, bye :)


N/T: Estoy adivinando que es jueves? :P Es taan divertido preparar los capis desde antes xD Ya listos para simplemente actualizar'
Bueno...pues ya tengo varios capis traducidos de esta historia Y es genial! Thanks hums (: for letting me translate it
Es de humiex3; quien tambien escribio "Mr. Loser" :P Amo sus historias Y su forma de escribir..alguien mas esta traduciendo
otra de sus historias...Mi mejor amigo el casanova xD si lo quieren leer vayan a mis autores favs...busquen a humiex3 Y metanse
a su profile...ahi tiene los links xD en fin diganme que les parecio la historia ((:

¿Quien me va a entregar sus emociones? ¿Quien me va a pedir que nunca la abandonde? ¿Quien me tapara esta noche si hace frio?
¿Quien me va a curar el corazon partioo? ((88))