Hola, ahora si por última vez en vez en este fic!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Aquí está el Epilogo que espero-como suelen decir por ahí- que las deje con un buen sabor de boca XD MUCHISIMAS GRACIAS POR SUS REVIEWS A: Apple_Rin, yuu hachiko, Mina Holiny, Lucia-nami 14, Raven , Shia_G, TyraelMika , Suigin Walker, Aireko, Gray Color, Marievolo Kruriat, Hinakura1, Maria, keshi295, Nya-Lucid-Mika91 y disculpen si me falto alguien ARIGATOU GOZAIMAZU!!!!!!! ¿Saben?-esta es una de las curiosidades que me faltaron poner- esta es la historia más larga que eh escrito con 25 caps y casi todos los caps de 10 o más hojas de Word (antes escribía muy poco)En fin volviendo al tema…

Todos los personajes que use en esta historia le pertenecen a Katsura Hoshino a por supuesto excepción de la Familia Roulten, Melody Twilten, Luna Straton y Mireya Dalton (Fue hace poco que me di cuenta de que todos los apellidos que eh inventado terminan con "n"…mmm…no sé porque )

Disfrútenlo mucho!!!!!!!!!!!!!!!!!!!


Epilogo: Y Después…

Una nueva y esplendorosa mañana de Lunes…

-¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡WAAAAAAHHHHHH!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Es el alba, el sol empieza a salir por el horizonte… los pájaros apenas empiezan a despertarse para cantar… aun no hay nadie en las calles invadidas de un poco de niebla-típico en las mañanas-niebla que le da un aire misterioso a las pintorescas calles de la ciudad… el cielo estaba teñido de un tono morado claro…

-¡¡¡¿QUE PASA?!!!

Solo en una antigua y elegante casa, las luces se han prendido… se oye un gran ajetreo rompiendo el silencio y la tranquilidad de la mañana

-¡¡¡¡Suéltame!!!!¡¡¡Allen, Dile a tu mascota que me suelte de una vez!!!

Los habitantes de la casa de Cross Marian han despertado…y al parecer de una manera no muy agradable…

-¿¡Quieres tranquilizarte, Link!?¡¡¡¡Timcampy, Ya basta!!!!! …¡N-no!¡Espera!¡¡¡¡WAAAAH!!!!

Cierto joven de cabello blanco ahora se ponía una venda alrededor del antebrazo al lado de la ventana, mientras otro joven rubio se ponía una venda en el tobillo sentado en la cama…

---oO

Allen Walker Y Link Howard han vivido juntos desde hace dos años enteros desde la graduación del menor de la escuela de música la Orden Oscura.

Allen ahora de 17 años, creció un par de centímetros, se dejo crecer el cabello hasta los hombros-generalmente se hace una cola de caballo- y sus ojos plateados han adquirido cierta madurez así como todos los rasgos de su cara infantil. Dos años más grande dos años más sabio…bueno, dos años viviendo todavía muchas experiencias…Su inestable corazón ah adquirido cierta seguridad junto con su compañero

Link Howard, pues realmente no había cambiado mucho…solo que ahora tenía un increíble sentido de protección hacia el joven albino, es decir, siempre lo tuvo, solo que ahora en un grado mayor…

---oO

-Agh…mugre Tim…-susurro Link

-Fue tu culpa por pisarle la cola-le dijo Allen sin mirarle

-A veces me sigo preguntando que te llevo a…adoptarlo

-Da unas mordidas horribles pero aun así me parece una gran compañía-sonrió el peliblanco dejando que el golem dorado se posara en su hombro

Los dos se terminaron de arreglar-Link no había perdido la costumbre de vestirse elegantemente- y bajaron a la cocina para preparar el desayuno. El menor bajo las escaleras como un rayo antes que Link y al llegar a la entrada de la cocina se interpuso en el camino del mayor.

En un principio Link le miro extrañado

-Hoy yo preparo el desayuno-declaro el albino

-¿E-El desayuno? No hace falta, yo lo har…

-No, lo hare yo solo esta vez. Eh mejorado mucho, enserio

-…-Link le miro un par de segundos y después suspiro con una sonrisa. Tuvo que aceptar al ver la mirada de Allen de borrego a medio morir-Ah…Bien

-¡Genial! ¡Tú espera en el comedor! ¡No tardare nada!

La puerta de la cocina se cerró frente a Link, el cual fue a sentarse al comedor. Una vez sentado se paso una mano por el cabello… El chico era…bueno…en cuanto a preparar el desayuno era un completo desastre… La cocina terminaba como si hubiera explotado algo adentro y la comida…la comida que preparaba Allen era muy…algo…como decirlo…ah, el caso es que no se le daba aquello…

Pero por supuesto él no se lo decía por no ofenderlo o por no bajarle la moral.

Por alguna extraña razón la repostería y panadería se le daban mejor al menor-tal vez fuera por el corto taller de cocina que había tomado en la Orden Oscura

De pronto el exquisito aroma de huevos lleno el comedor y antes de darse cuenta Allen volvió con él con una bandeja plateada-bandeja que había comprado Cross hacía mucho tiempo-. Antes de atreverse a mirar la comida Link miro al otro, el chico llevaba un delantal.

-Te ves bien.-dijo como sin darle mucha importancia pero de hecho le encantaba como se veía

-¿Tu crees?-Allen se miro a si mismo

-Veamos…-Link miro el plato que tenia enfrente-¿Pero que…-no era lo que esperaba(una masa irreconocible, que era lo que había llegado a preparar el albino) sino unos huevos estrellados con papas y al lado tenia pan y jugo de naranja

Allen se sentó frente a él con su propio desayuno

-¡Vamos, Link pruébalo!

El rubio arraso con el desayuno rápidamente (casi se atraganta)

-¿T-te gusto?

-¿Gustarme? Creo que deberías hacer el desayuno todos los días

Allen sonrió nerviosamente mientras se llevaba los platos y los vasos vacios en la bandeja. El mayor le dijo que el lavaría pero el peliblanco se negó. Ya dentro de la cocina, el menor suspiro aliviado

-¿Le gusto el desayuno?

-Al parecer si y mucho. Gracias, te debo una, Dante

Allen le sonrió al rubio platino que estaba recargado en el marco de la ventana de la cocina(Timcampy estaba sobre su cabeza). Dante Roulten se había estirado varios centímetros, casi no había cambiado nada-por lo menos a simple vista seguía igual que cuando se graduó- su cabello estaba un poco más largo… Tenía ahora 20 años.

-¿Deberme una? Claro que no. Tú me ayudaste igual cuando Lenalee me pidió que le hiciera unas galletas, estamos a mano.

-Está bien.-el menor tomo las bolsas de plástico donde había tradido el joven la comida y las escondió en un cajon

-¿No sospecho nada, Link?

-Creo que no…

-En fin…-sonrió ampliamente al ver su reloj de muñeca-todavía tengo que empacar un par de cosas así que nos vemos al rato en el café

-Ok. Ahí nos veremos

El mayor desapareció y Link entro en la cocina con mirada extrañada sobresaltando al menor

-¿Hablabas con alguien?

-¡Ha-hablaba con…c-con timcampy ahjajaja!

-…-el joven enarco una ceja-eh, bueno ¿Nos vamos?

-Sip.

Los dos salieron de la casa-Link se guardo la llave plateada en el bolsillo- y caminaron por la calle. El sol ya iluminaba todo, ya había personas en la calle y tiendas empezaban a abrir… Pasaron a un lado de la Orden Oscura y muchos alumnos y alumnas comenzaban a entrar por la reja… Era verano y el uniforme de siempre-saco negro de bordes rojos- se cambiaba para las chicas por una blusa de cuello de marinero con mascada roja y para los chicos una camisa blanca con corbata roja

Justo en el momento que pasaron los dos jóvenes, unos ojos rojos se posaron sobre de ellos y los dos miraron a una chica que les saludaba agitando la mano desde la entrada del edificio principal, pronto a su saludo se unieron Lala Twilten (14 años) y su ahora novio Leonard Clain (14 años también)

-¡Hola!-saludo Allen a los tres

Mireya Dalton, hija del Director, tenía ahora 12 años y estudiaba piano en la escuela siendo de las mejores. La chica si bien en apariencia no había cambiado casi nada(solo había crecido) , su personalidad dio un giro de 180 grados, por así decirlo, había cambiado de seria a alegre, todavía se notaba cierta madurez en sus palabras pero ahora se permitía reír y sonreír abiertamente como cualquier otra chica

-Sigo preguntándome si estuvo bien que dejaras la casa del Director…-comento Allen cuando hubieron avanzado un par de calles-Es decir, me pregunto si el Director por fin se dedico a cuidar de tiempo completo a su hija

-Si lo hizo, desde que ella entro en la escuela Leverrier ah estado más al pendiente …ya no me necesitaba…Mireya ya no necesitaba a su otro padre-sonrió encogiéndose de hombros

-Ya veo…supongo que desde entonces ella cambio

-mmm…supongo que sí, ahora yo soy el que no ah estado al pendiente de Mireya

Pronto llegaron a la plaza que ya empezaba a llenarse de personas-la mayoría se dirigía a sus trabajos-, pasaron al lado de la tienda de música y los dos jóvenes deslizaron hacia arriba sin mucho esfuerzo la lamina de metal que estaba frente a la puerta de cierto establecimiento llamado "Café Oro y Plata"

Cuando la subieron Link y Allen entraron en el lugar, Link sonrió de orgullo…había varias mesas con sillas sobre de ellas. Allen comenzó a bajarlas mientras Link entraba a una puerta que estaba al fondo.

Aquel café Link lo había abierto hacia un año. Si bien el café no estaba nada mal lo verdaderamente bueno eran los pasteles preparados por el mayor en la cocina.

Por otra parte Allen hacia un rincón a la derecha donde estaba un piano blanco, el cual tocaba cada tarde, mientras tanto en las mañanas se encargaba de limpiar.

Paso media hora, cada vez el sol salía mas iluminando el oscuro café.

-¿Le habrá pasado algo?-se pregunta Allen recargado contra la escoba mirando su reloj-Ya debería estar aquí…

-¡Lo siento!-exclamo una mujer atravesando el centro de la plaza corriendo a medio camino la mujer cae al suelo pero luego se levanta rápidamente.

-¿Estas bien, Miranda?-le pregunta el menor cuando esta llego jadeando

-Si…ah… siento mucho llegar tarde.-se disculpa

Miranda Lotto, era una mujer alemana de 27 años que también había llegado para trabajar en el café como mesera-iba vestida con una falda negra que le llegaba a la rodilla, unas botas y unas blusa negra con un listón morado(era su uniforme). Era bastante…bueno, algo torpe, siempre tropezaba con algo, era una persona muy nerviosa que termina disculpándose por todo.

-Ah, Miranda, ya llegaste-dijo Link que se había asomado por la puerta de la cocina

-¡Si, buenos días, lamento haber llegado tarde!

-No te preocupes, aun no tenemos ningún cliente y en todo caso Allen esta aquí

-Si…

Miranda se puso un delantal corto con holanes muy coqueto y comprado especialmente para ella-Link lo había elegido para ella junto con el uniforme pues la hacía ver muy coqueta y linda-. En un principio aquella vestimenta era para atraer clientes hombres y Miranda se había acostumbrado.

-Hoy van a venir todos tus amigos ¿verdad, Allen?

-Sí, vendrán un poco más tarde y luego…

-¡¡¡¡¡ALLLEEENNN!!!!!!!

Los dos se sobresaltaron por semejante grito que Allen reconoció casi de inmediato pues era una voz que había escuchado antes…Era el grito de…De la pianista Road Kamelot…la cual corrió hacia el albino y lo abrazo por el cuello (llevaba una maleta)

-¡¡¡Allen!!!!¡Ha pasado tanto tiempo!-dijo la antigua Noe sonriendo

-¡R-road!

Al escuchar todo el alboroto Link abrió un poco la puerta y vio a la chica que tanto odiaba por haberle robado su primer beso al peliblanco

-¿Q-que haces aquí?

-Estoy aquí de paso-dijo la ch9ica sentándose en la mesa mas cercana a ella- tengo una presentación de piano, de hecho en un rato tengo que tomar un tren

-¿Enserio?-dijo Allen sintiéndose aliviado al pensar que no estaría con ella mucho tiempo

-Mientras tanto me gustaría tomar algo.

-…-De repente todo el ánimo se le fue al suelo

-¿Q-que te traigo?-le pregunto Miranda que sostenía una libretita y un lápiz

-mmm…lo que sea está bien, quiero ver si realmente esta bueno lo de aquí-Road miro el lugar con poco interés como si dudara de la calidad

-Ok

Miranda se fue a la cocina pero antes de que pudiera decir algo Link se le adelanto

-Ya oí, Miranda…Con que quiere algo bueno ¿eh?

Link se esmero en decorar un pastel que acababa de salir del horno y después saco su mejor vajilla de porcelana y sirvió café caliente. Miranda puso todo en una bandeja y extremadamente nerviosa salio de la cocina

"Ay, dios….que no se me vaya a caer…debo tener cuidado" pensaba la alemana "No, no, no…se me va a caer…¡Se me va a caer todo!

Allen, viendo que la vajilla más fina y cara que tenían corría peligro corrió hacia la mujer y tomo la bandeja

-Yo se la doy, Miranda, no te preocupes-le sonrió

-G-gracias, Allen

-Aquí esta, Road-le dijo el peliblanco a la chica poniéndolo suavemente en la mesa

La pianista cogió la taza de café y dio un pequeño sorbo, no dijo nada y luego se dispuso a probar el pastel de fresas. Los modales de la chica hicieron que Allen se sintiera un poco incomodo

-¿Quién lo diría? Esta muy bueno

-Claro que lo está.-le dijo Allen orgulloso del rubio.

Cuando la chica termino con el pastel y el café esta tomo la mano del albino

-Allen…me preguntaba si…

-¡Allen!-llamo Link desde la cocina-¡¿Puedes venir un momento?!

-¡Ya voy!...este, perdón ¿Qué decías, Road?

-…mmmm….No, nada. Olvídalo, tengo que irme si no quiero perder el tren…-le dijo sonriendo maliciosamente y èl no entendió porque-Adios, Allen…nos veremos otro dia

-ah…si…Adiós.-se despidió y se fue a la cocina

"Link Howard esto no se ah acabado...de momento tal vez hayas ganado el corazón de Allen pero…dudo que la próxima vez él resista la curiosidad de saber más sobre Mana Walker" pensó la ex Noe saliendo del café después de pagar

Mientras tanto en la cocina…

-¿Qué pasa, Link?

-¿Te importaría ayudarme a adornar esos pastelillos?-le pregunto el mayor señalándose una bandeja de pastelillos

-Claro.

-…- en realidad la verdadera razón para llamarlo era para separarlo de Kamelot…

La mañana paso sin nada interesante o fuera de lo común, con clientes lleno y viniendo, nunca eran muchos pero algo era algo.

Pronto el cielo se tiño de aquel anaranjado tan endemoniadamente familiar-(autora: y digo "endemoniadamente" porque siempre que se hace de tarde en este fic escribo lo mismo XD)- Dante y Claire llegaron al café (ambos con maletas) que hasta ese momento había estado vacio

-Hola, Allen-saludo la castaña

-Hola, Claire-le respondió el otro

Claire Roulten, de 19 años tampoco había cambiado mucho en aquellos dos años, solo que su antes larga cabellera a la cintura se la había cortado poco más arriba de los hombros, había crecido un poco pero por lo demás parecía igual.

A los pocos minutos llego Lena (con maletas) y se reunió con los otros tres

Lenalee Lee tenia ahora 18 años y ella había cambiado radicalmente, en personalidad no pero había cambiado sus dos largas coletas por un corte de cabello muy muy muy corto… pero eso no le quitaba lo femenina que era.

-Hola a todos-saludo la china

-Hola…ah…Ya estamos todos-comento Allen con un suspiro luego miro a sus amigos- ¿Y bien? ¿Cuál es su plan?

-Bueno, como ya sabes yo me voy para España-dijo Dante contento-Y luego…bueno, quien sabe que me deparara el futuro…

-En otras palabras tiene pensado viajar por todo el mundo ¿Cómo? Pues quien sabe-dijo su hermana

-¿Viajar por el mundo? No me habías dicho eso…

-Bueno, era sorpresa-sonrió el rubio platino-Pero antes voy estudiar música un año mas ahi

-Misteriosamente fue aceptado en la misma escuela que yo-comento la novia con sarcasmo

-Ahjaja tu nunca preguntaste si mande una solicitud-se defendió Dante sonriendo divertido

-Entonces ustedes dos a España…-dijo Allen-¿A dónde me dijiste que ibas tu, Claire?

-Voy a Escocia por unos años…con Debbito…-dijo algo apenada pero luego miro a su hermano-¿Algo que decir, hermanito? ¿Algo que objetar?

-Sí y muchas cosas pero nada de lo que diga te impedirá ir o te hará cambiar de opinión…

-Cierto.

-Aunque estemos lejos deberíamos seguir comunicándonos con cartas ¿no creen?-sugirió Lenalee

-Claro, me gustaría saber de ustedes después y como son las cosas por aya-comento el albino con una mirada que escondía cierta tristeza

-También espero cartas tuyas, Allen-le dijo Dante dándole un golpe amistoso en el hombro

-¡Por supuesto!

Los jóvenes siguieron platicando alegremente y también tocaron- Lenalee y Allen hicieron un alegre dueto en el piano acompañados de la trompeta de Dantey el violín de Claire- hasta que el cielo se oscureció y las luces de las tiendas ya alumbraban la plaza.

Finalmente llego la hora de la despedida…

-Me pregunto cuándo nos volveremos a ver…-pregunto Lenalee

-Tal vez dentro de muchos años pero nos veremos, eso es seguro-dijo esta vez Claire

-Espero este café siga aquí para ese entonces-dijo Dante- Realmente es muy bueno, Link

-Gracias-agradeció Link que se había reunido con ellos

-De repente hubo un silencio que lo inundo todo…durante toda su platica hubo un tema que todos evitaron tocar…

-¿Creen que Lavi y Kanda estén bien?-pregunto Claire

-Yo no me preocuparía mucho por Lavi-comento el rubio platino-Despue de todo sabes que está en Grecia con Bookman…la verdad a mi me preocupa mucho mas Kanda

-A mi también-suspiro la china-Es decir…no lo hemos vuelto a ver desde la graduación hace dos años…èl simplemente desapareció de esta ciudad

-Ni Tiedoll, Marie y Daisya saben que fue de èl…

-----------------------o O Flashback O o--------------------------

Allen y Link estaban sentados en el comedor cenando en la noche-había una fuerte tormenta afuera- cuando unos desesperados toques se oyeron en la puerta, el albino abrió la puerta para encontrarse con unos completamente empapados Tiedoll, Marie y Daisya

Allen los dejo pasar y Link les ofreció unas toallas y café caliente, los tres se sentaron en el sillón de tapizado rojo

-¿¡Que!?-exclamo el menor

-No sabemos porque, ni nada…Yu solo se fue…asi sin mas-susurro el profesor que parecía estar al borde del llanto

-Habíamos ido a comprar unas cosas a la plaza-explico Daisya- Y cuando regresamos hace unas horas él ya no estaba…ni su ropa, ni su violín…

-Sabia que algo estaba muy mal con èl el dia de la graduación…cuando regresamos a casa, parecía muy perdido…-dijo Marie

-Yo también me di cuenta…debi decir o hacer algo para que no se fuera…es mi culpa…

-Nada de esto es su culpa-le dijo Link para tranquilizar al profesor-No había manera de saber que se iría…

Tiedoll echo a llorar y los dos jóvenes se sintieron muy mal por la familia… Tiedoll había perdido a un "hijo" y los otros dos a su "hermano"…

Buscaron al asiático durante semanas pero no había rastro de èl…

-------------------------o O Fin Flashback O o-----------------------------

Un par de minutos después Dante, Claire y Lenalee se fueron, no sin antes despedirse de Allen por última vez…

Una vez que se fueron sus amigos el peliblanco se sentó en una mesa algo apesadumbrado y se acomodo su coleta…Kanda y Lavi faltaban…Uno en Grecia y el otro…en alguna parte del mundo…

-Buenas noches, Allen, Miranda…

Los dos susodichos miraron la entrada

-Buenas noche, señor…-saludo Allen levantándose.

-Ah…que noche…-Rafael Roulten, el padre de Dante y Claire, sonrió y se sentó en una mesa cerca del piano-Lo de siempre, Miranda-pidió amablemente a la mesera

Aquel hombre se había convertido en cliente habitual del café, iba casi siempre al anochecer. Tenía el cabello rubio(idéntico al de su hijo) pero a diferencia de sus dos hijos sus ojos eran de un azul turquesa brillantísimo

-¿Alguna melodía en especial esta noche?-le pregunto Allen mientras se acercaba al piano

-No en realidad…toca lo que quieras…aunque de preferencia algo alegre…muy alegre…-susurro Rafael con mirada triste-Como sabrás, Allen, mis hijos se acaban de ir…mínimo por un año…-le dijo al albino cuando este comenzó a tocar-Y necesito algo para alegrarme un poco…

El menor asintió…los dos necesitaban algo para alegrarse…el chico toco una melodía rápida y sin duda alegre pero no parecía suficiente para ninguno de los dos…

Una vez que el hombre termino su pastel de chocolate y su te pidió algo poco inusual… licor…-es decir en el café Link también ofrecía licor a mayores pero Rafael siempre había dicho que no era muy de su agrado

-¿Está seguro, señor?-le pregunto Miranda algo preocupada dejándole una botella y una copa

-Si…

Rafael comenzó a beber y no paró hasta que acabo con la botella completa…pronto se quedo dormido en la mesa

-No me sorprende…debe estar muy triste por dejar partir a sus hijos…se quedara muy solo …-comento Link al verle, suspiro-Voy a llevarle a su casa ¿Pueden cerrar ustedes, Miranda?

-Claro

Link despertó a Roulten y ambos desaparecieron por la plaza…

-Yo cierro, Miranda, si quieres puedes irte-le dijo Allen a la mujer

-¿Enserio? Pero…

-Estaré bien.

-O-ok.

Allen se quedo solo tocando la melodía de Mana…sonrió ampliamente…tal vez no había de que preocuparse…De seguro todos estarían bien.


Al día siguiente en Grecia más específicamente en una escuela de Atenas…

Un joven daba clase de historia a un grupo de chicos y chicas de no más de 12 años…

Lavi Bookman tenía ahora 20 años, había crecido, su cabello estaba un poquito más largo. Su expresión normalmente alegre se había vuelto algo seria pero no demasiado…vestía un pantalón negro y una camisa-igual negra- un poco abierta dándole un aspecto informal pero que le agradaba de sobremanera a las chicas…

Más de la mitad decían estar enamoradas de él pero a escondidas por supuesto.

El pelirojo hablaba de una guerra, era extraño, como si ni el mismo se prestara atención. Escribió varias cosas en el pizarrón y pidió a sus alumnos que copiaran

El mayor se recargo contra su escritorio y miro por la ventana…

Levaba dos años en Atenas, dedicándose completamente al estudio…ya no más de la música sino de la historia de todo el mundo… de hecho no le veía gran utilidad como decía el viejo Bookman pero se lo debía…

Y lo odiaba por eso…

Cada día despertaba y se maldecía a si mismo… Había dejado muchas cosas que le importaban…sus amigos…su música…a Yu…

Bookman solía decir-cada día- que esas cosas ya no importaban, que solo lo distraían de su estudio…que no hacían ni falta…y lo peor de todo es que había días en que realmente lo creía pero había otros en que se decía lo contrario.

La clase termino con el sonido de una campana…idéntica a la de la Orden Oscura…y todos incluyendo al atractivo profesor salieron…

Lavi se dirigió a la biblioteca solo para no tener que encontrarse al viejo panda en el patio de la escuela.

Escucho detrás de si a un grupo de chiquillas riendo y murmurando sobre èl pero no les dio importancia…

"Yu…no tienes idea de cuánto me odio por dejarte…me siento muy vacio en este lugar…como en una cárcel…Yu…me pregunto…¿Qué estarás haciendo ahora?


Justo en ese mismo momento en Japon/Tokio en una antigua pero enorme mansión estilo japonés Yu Kanda estaba mirando unas fotografías de un álbum de fotos…

Se encontraba en su antigua casa…una mansión(con sirvientes y todo) que de momento le pertenecía por completo…o casi por completo, durante muchos años-los años que estuvo en la Orden Oscura-le perteneció o más bien la casa estuvo al cuidado de alguien mas… un amigo de la familia Kanda

Su nombre era Katou Takahashi, un hombre ya algo mayor, no mucho en realidad, que lo cuido cuando sus padres murieron…

-Has estado horas viendo esas fotografías, Kanda-le dijo el hombre al peliazul al entrar en la enorme sala

-¿Algún problema con eso, Katou?-pregunto bruscamente cerrando el album de golpe

-Para nada, creo que ya se lo que estas pensando, lo se desade que regresaste hace dos años…fuiste tan repentino…

-¿Enserio? Bueno, si ya lo sabes mejor guárdatelo para ti

-Como quieras..ah…tan frio y distante como siempre…-comento sonriendo mientras salía

-…-el peliazul volvió abrir el álbum y tomo una de las fotografías…una foto de hacia muchísimos años… Su padre y su madre sonreían y èl era un niño…y…había alguien mas…-Ella desapareció…al igual que yo desaparecí de la casa de Tiedoll-se dijo a si mismo-Ya no podía quedarme ahí…es decir, ¿Qué iba a hacer ahí?...

Desde que regreso a su país natal se dedico por completo a una pesona…y "esa persona" era alguien muy importante para èl…

Ahora que Lavi le había abandonado tenia todo el tiempo del mundo para ocuparse de buscar a "esa persona"…Aunque esto no queria decir que habia dejado de amarle...


Todos los jóvenes graduados de la escuela de Música de la Orden Oscura han tomado diferentes caminos…caminos que los llevaran a nuevas experiencias…que los llevaran a nuevas personas y nuevos lugares…

Volverán a encontrarse…eso es seguro…tal vez por pura casualidad y de repente o tal vez el destino así lo marca…o tal vez solo porque se lo prometieron a sí mismos…¿Quién lo sabe en realidad?

Cada día las cosas cambian…los jóvenes cambian…pasan los años y crecen, maduran…listos para vivir nuevas cosas, ninguno de ellos parara de gozar la vida… solo hasta que ya no puedan hacer nada…hasta que sus corazones paren…

Todos seguirán unidos por la música…se conocieron por la música y tal vez se reúnan por esta misma… Allen, Dante, Claire, Lenalee, Lavi, Kanda y todos los demás son como notas musicales…que algún día se volverán a unir para formar una bella, melancolica, alegre y muy probablemente apasionada Melodía.


Ahora sí, chicas, aquí me despido yo con mucho pesar de este fic. Disculpen mis faltas de ortografía y mis múltiples dedazos… Ah…este…miren, ya no sé ni que voy a escribir después; ya me emocione con esto de la secuela (ya se me ocurrieron varias cosas); tengo pensado hacer la gran hazaña (digo hazaña porque para mí lo seria) de escribir dos fics a la vez, que serian "Problemas en la Orden" y "Melodia" no se si pueda, hay una posibilidad…en fin…Todo este Epilogo fue como el avance de la secuela n.n Ojala les haya agradado. Por cierto, en mi profile hay dos dibujos nuevos, uno de Mireya y otro de todos, por si los quieren ver. A TODAS USTEDES QUE LEYERON ESTO DESDE EL PRINCIPIO HASTA EL FINAL LES AGRADEZCO MUCHISISIMO TODOS SUS AMABLES REVIEWS ASI COMO SUS SUGERENCIAS, CRITICAS CONSTRUCTIVAS Y HASTA PETICIONES XD… NO TIENE IDEA DE LO IMPORTANTE QUE FUE PARA MI TODOS SUS LINDOS COMENTARIOS….GRACIAS n.n Bueno, las espero en Melodia… Nos vemos luego!!!!!!!!!!!Que estén de lo mejor!!!!!!!!!!!!!!BYE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!¿¡Pueden creerlo!? ¡¡¡¡Se acaboooo!!!! BUAAAA!!!!!! T.T ¡Pero regresare!