Summary: Un Jasper virgen y traumado a causa de tanto sexo en la casa Cullen… invadido por la lujuria de su familia, decide hacerlo con Alice, la pregunta es "¿Como?". Alice llega a su limite y le exige que aprenda, el necesitara la ayuda de cada miembro de la familia para aprender, junto a un intensivo entrenamiento…

N/A: una ridícula idea que se me ocurrió. Stephenie nunca nos dijo si Alice y Jasper se besaban, por lo cual decidi basar este fic en eso. La extraña relación no-fisica entre Jasper y Alice.

Ambos siguen vírgenes y desorientados en cuanto al sexo, rodeados por una sexopata familia que piensa todo el tiempo en ello. El necesita la ayuda de sus hermanos, padres y hermanas.

Es un fic que consiste en cortos capítulos, algo asi como "viñetas" sobre como tener sexo. Intentare hacerlo lo mas gracioso posible…

Disclaimer: No soy dueña de ningún personaje.


Virgen a los 166

Se podían escuchar los jadeos y gritos de Bella mezclados con los gruñidos de Edward atravesando el bosque, proscendentes de la pequeña cabaña que Carlisle y Esme les habían regalado. ¡y que forma de gruñir!. Hasta podía sentir la lujuria que aquellos dos adictos al sexo, estaban sintiendo. Era consternante!. Comenzaba a dolerme el estomago y sentirme mareado a causa de aquellas sensaciones extrañas que sus cuerpos a kilómetros de distancia, desprendían.

En ese mismo momento desee ser Renesmee para dormir tan profundamente sin necesidad de someterse a esa embarazosa situación. Recien serian las 3.20am, por lo cual quedaban aproximadamente unas 4 horas de sexo desenfrenado de aquel par, como todas las noches hacia ya 3 años, solia suceder…

Como si esto fuera poco, arriba, en el cuarto de Carlisle y Esme, resonaban los suspiros de Carlisle y los gritos desenfrenados de Esme. "Clavame la jeringa" repetía ella una y otra vez mientras supongo, mi "padre" envestía a "mami". Ja!...esto debería ser una de las cosas que un hijo jamás debería de enterarse. Pero claro, tenia un oído demasiado desarrollado como para ignorar aquellos aullidos.

Desee no ser vampiro por unos cuantos segundos y no escuchar aquellas peticiones extravagantes, procedentes de mi dulce y amable madre. La lujuria, seguía presente en toda la estancia y yo comenzaba a enrvarme. Queria matar a todos…

Rosalie paso por delante mio, que estaba recostado en el sillón jugando al x-Box con Emmett e intentando despejar mi cabeza. Claro, la sed y no de sangre, procsedente de mi hermana, no mejoro las cosas.

Tomo a Emmett de la remera y lo jalo hacia la cocina. Raro, jamás la usábamos… ¿Qué irían a…?

Ok, retiro la pregunta, ni bien la puerta se cerro se escucho un estruendo muy fuerte, como si muchas cosas se hubieran caído al suelo mientras una gran y fuerte ola de lujuria, volvia a invadir mi frágil y expuesta, mente.

Estaba oficialmente traumado…

"¡Por atrás!" jadeo Emmett claramente feliz mientras se escuchaba la risita de Rose, de fondo…

"Clavame tus garras, osito" le respondió ella sugerentemente.

No, no podía. Esto ya estaba superándome.

Hacia mas de 15 minutos estaba recargado contra la pared, golpeando mi cabeza una y otra vez, escuchando las para-nada-inocentes peticiones de las parejas presentes. Quería llorar.

"Dame el estetoscopio…"

"¡Clavame tu sable luminoso!"

"Quiero que me leas esta Edwardddddddd!"

"Oh Rosie, que sal ooooooooooooooooo seeeeeeeeeeeeeee, aseeeeeee"

"Baleame soldado"

Eh?... pare de golpearme la cabeza contra la pared en el momento que escuche la ultima frase. Descubri que realmente tenia la cabeza dura, ya que en la pared había ahora un hueco. Me voltee y observe algo que ya era aberrante y me calentaba mas, con la ayuda de la lujuria presente.

Alice atrás mio, estaba vestida como una Cow-Girl, con una sexy y casi inexistente falda, rosa a juego con un sosten y un sombrero vaquero del mismo color…

"¿Que?" pregunte mientras se me iban los ojos…

"Que quiero que me metas tu bala" dijo ella de un modo sexy y con una imitación de mi acento sureño, entregándome una pistola de juguete.

La lujuria que esa pequeña ninfa desprendía era algo increíblemente imposible e indescriptible. Me la iba a almorzar!... siiiii!!!

La tome rápidamente de la mano, listo para una gran noche de sexo salvaje… y la arrastre escaleras arriba para encerrarla en nuestro cuarto y no dejarla salie en aproximadamente unas 3 horas. Entramos y nos miramos con hambre, mientras nos dirijiamos a nuestra poco utilizada, cama.

Nos sentamos enfrentados, con las piernas cruzadas y la tome de las manos… ella solto un bufido…

Comenze a enviarle suaves olas de lujuria y su respiración, innecesaria… fue agitándose lentamente, ante el tacto de nuestras manos y los sentimientos que le enviaba. Si!... esto era sexo del bueno… la lujuria fue aumentando la intensidad, mientras seguíamos aun tomados de las manos y con los ojos cerrados…

Pero ella me corto a la mitad, soltándome y profiriendo un fuerte bufido…

"¿Qué pasa, dulce ninfa?" pregunte suavemente…

"Dulce ninfa y un carajo!... Jasper hace mas de 60 años que estamos juntos y siempre lo hacemos asi, estoy cansada Jasper… quiero sexooooooooooooooooo" grito

"Estamos teniendo sexo" dije con cautela, al sentirla tan tensionada y enfadada…

"no de ese sexo Jazz, realmente quiero que me claves tu bala, si es que no entendes a lo que me refiero… jamás nos besamos o lo hicimos a la antiguita" se exaspero…

"¿a la antigüita?"

"si, ya sabes… vos arriba, yo abajo!... dios!...JASPER TODAVIA SOY VIRGEEEEEEEN!"grito nuevamente

"ok, queres sexo?"le pregunte con decisión. Ella asintió rápidamente… "realmente estoy perdido, también soy virgen" dije con tristeza…

"No puedo aguantar un solo dia mas" dijo ella urgida "ya lo he intentado todo, solo súbete sobre mi y hazlo!"

"no entiendo el mecanismo" me apene…

"me importa un cuerno Jasper, ya no puedo continuar con tu sexo tantrico y tus besos mentales, necesito mas!"

Alice se fue muy enojada del cuarto.

Tenia razón, y era verdad; nosotros, nunca habíamos tenido sexo "a la antiguita", ambos seguíamos siendo vírgenes a nuestros tantos años. Prácticamente no teníamos contacto físico, quiero decir… nunca nos besábamos, ni practicábamos ese sexual deporte. Nuestra relación iba mas alla de todo eso, hablábamos sin emitir un sonido, nos besábamos sin rozar nuestros labios y teníamos sexo tan solo con tocar nuestras palmas y sentir lujuria. Pero ella ya había llegado a su limite y definitivamente, me iba a tener que esforzar por satisfacerla…

Ahora venia la peor parte…

APRENDER…


Yyyyy?... muy mal?

Dejen sus reviews para ver si lo continuo o no…

xoxo

M.-