Summary: 8 chicos se unen y entablan una fuerte amistad al darse cuenta cuan diferentes son del resto… tienen diferentes poderes y no son precisamente superhéroes… la necesidad de sobrevivir frente a sus cazadores, hace que sus lazos se intensifiquen. AxJ-ExB-ExR. AU

Disclaimer: No soy Steph… no soy dueña de nada. Así que disfruten mi delirio =D!


Esta es la parte en la que usualmente la gente empieza a gritar…

Capitulo 12: Escapa

Escapa de todo, de tus sentimientos, la ira, el dolor, haz lo que sea necesario, pero no te quiebres. NUNCA.

Miré desesperada a Edward y cuando supe que aquel hombre giraba su vista hacia nosotros, no pude hacer nada mas que tomar el rostro de mi acompañante y atraerlo hacia mis labios, en medio de la desesperación lo bese y sostuve su nuca, con miedo a que me rechazara y me empujase lejos. Si eso pasaba no solamente se veria dañado mi orgullo, sino también estaríamos en un gran problema, cerré los ojos e intente ignorar las chispas y la electricidad que me recorría en ese momento. Casi hiperventilo nuevamente cuando Edward ya no asombrado, cerro los ojos y presiono fuertemente mi cadera contra sus manos hasta acorralarme contra el fondo del asensor. No pude evitar soltar un leve gemido acompañado por un respingo cuando sentí su lengua rodear la comisura de mis labios. Anonadada por su respuesta, apenas separé mis labios y sentí como su lengua buscaba la mia hasta encontrarla. El piso temblo bajo mis pies y solo atine a tomar un gran respiro y reponderle aun sorprendida. Quise gritar por la cantidad de emociónes que me embargaban en ese momento, cuando recordé que aun no podía apartarme de el, porque eramos observados y porque sinceramente no queria romper el beso. Sus manos presionaron mas fuerte mi cadera a medida que una subia por mi cintura hasta apoyarse contra mi espalda. Sentí un golpe seco contra mis pulmones mientras el me apoyaba abruptamente contra el ascensor. De la bronca quise besarlo, aun mas fieramente, de forma casi desesperada. El beso no era suave, no era tierno, era salvaje y desenfrenado, no podía decirle que no, ni separarlo, no queria.

El ascensor freno y abri un ojo para ver como aquellos hombres bajaban en el sexto piso. Las puertas del ascensor estaban casi cerrándose cuando me separé de él emujandolo hacia atrás, hasta chocarse contra las puertas del ascensor, mi vista estaba nublada cuando note que esos hombres se habían bajado en nuestro piso.

-¿Qué?-gritó casi histérico Edward, cuando lo separaba y presionaba el botón de subsuelo.

-Tu, te callas-le ordené, mientras sacaba mi celular del bolsillo.-¡Maldita sea, no tengo señal!

-Bella, acabas de besarme, ¿Por qué te preocupas por el maldito celular? ¡Nos hemos besado!-señalo lo obvio, preferí ignorarlo.

-Tu eres el lector de mentes-le apunte- dime que escuchaste cuando nos besábamos.-ordené, aun ida pero sumamente enfadada y desesperada.

-Yo, yo… no pensaba, solo…

-¿No pensabas?, nos besábamos y no escuchaste nada, genial.-comente tomandolo de la mano y arrastrándolo fuera del ascensor.

-¿Donde vamos, Bella, que esta pasando? ¿Por qué me besas y estas enojada, por que no me dices nada? Digo, a mi también me gusto el beso. Y no creo que el sotano sea el mejor lugar para continuar-

-Te callas-ordene mientras lo arrastraba por un pasillo y buscaba una habitación abierta.

Finalmente encontré una puerta abierta, por la cual ingrese y empuje a Edward bruscamente para que me acompañara. Lo solté y me contente al ver que aunque estuviéramos en el subsuelo habia señal en mi móvil. Busque rapidamente en la agenda el numero de Emmett.

-¡Emmett!-gemi aliviada, cuando escuche su voz.

-¿Bella, donde están?. Alice tuvo una visión, los cazadores venían a por nosotros.

-Donde están, Emmett.

-Estamos en un taxi, llendo al aeropuerto. Hace 5 minutos hemos salido del complejo, te llame a ti y a Edward, pero me atendía el contestador, ¿están bien, estas bien?

-Si, estamos bien.-suspire un poco mas tranquila. –Quedate junto a las chicas y busca un motel barato, en una hora te llamare para que me pases la dirección.

-¿Segura que están bien?, ¿Dónde fueron?

-En serio, estamos bien y no te preocupes, cuida a las chicas.

-De acuerdo. Llamame si necesitan algo.

-Gracias-contesté antes de cortar.

-¿Qué fue eso?-reclamó Edward ni bien colgué, batí mi cabello, ya desesperada sin saber que explicarle. Despues de todo era lógica la reacción.

-¿Que?-dije nerviosa.

-Me besas y actuas como si nada pasara, llamas a Emmett que esta en quien sabe donde y me ignoras.

-Pues… no es mi culpa que seas un terrible lector de mentes, si te hubieras concentrado mientras nos besábamos, no actuarias asi-dije enojada.

-NO PUEDO LEER TU MENTE, recuerda-señalo con lentitud, como si yo fuese la idiota.

-¡No me refiero a mi, maldita sea!.. Habrías servido de mucho si te hubieses esforzado.

-Me esforcé…¡Te besaba, maldición!-gritó.

-Oh, asi que besarme es un esfuerzo para ti-enfatice, molesta.

-¡No!... me esforcé para no arrancarte la ropa ahí mismo.-dijo ofendido por mi pregunta, cuando comprendió lo que habia dicho su rostro se nublo. Yo, no sabia que cara poner, ni por asombro creía esa mentira, ni me esperaba semejante improvisación.

-No necesito que apliques tu sarcasmo conmigo, no me interesa.

-¿Ves?-me señalo- no estas lista para saber la verdad.

-¿Sabes que? Tienes razón, no lo estoy, ni lo voy a estar…¿A quien engaño?, no estoy lista siquiera para convivir contigo bajo el mismo techo… ¡simplemente te odio!

-Dudo mucho que me odies, por algo me besaste-se acerco a mi y coloco su rostro frente al mio, a escasas pulgadas.

-Te equivocas.-dije con ponzoña acumulada- Te bese para salvarnos la vida, porque los cazadores que subieron al ascensor podrían habernos descubierto-dije bajo mi aliento.

Su rostro era digno de ser fotografiado, el enojo y la ira en sus ojos ahora habían desaparecido, junto a su arrogante sonrisa. Tenia una expresión lívida en su rostro, que me hizo cuestionar si aquella habia sido la mejor forma de plantear la verdad. Despues de todo, yo si queria besarlo, pero no podía dejar que el lo supiera. Retrocedió unos pasos alejándose de mi y se apoyo contra la puerta de servicio.

-¿Los cazadores están aquí?

-Se bajaron en nuestro piso, pero no encontraron a los chicos, Alice tuvo una visión y llegaron a escapar a tiempo, ahora iran a un motel a esperarnos. Asi que tenemos que ir-dije encaminándome hacia la salida, cuando sentí como su mano sujetaba mi brazo.

-Espera, si aun están en el edificio, no podremos movernos, a esta altura ya deben de haber registrado nuestra habitación.

-Lo se, pero no podemos quedarnos aquí.

-Solo espera una hora, ellos no querrán quedarse mucho tiempo aquí, levantaran sospecha.-me dijo con cautela, yo simplemente asentí.

Me senté en la esquina contraria de la habitación, solo para recapitular todo lo que habia sucedido en la ultima media hora. Peleamos, fue amable conmigo, nos besamos, peleamos. Si, definitivamente teníamos futuro. Me reí aunte mi sarcasmo, esta seria una hora eterna si no hacia nada productivo. Comencé a trazar en mi cabeza un plan que nos sacara del apuro a todos, tenia que ser perfecto y a prueba de fallas, por mas pequeña que esta fuese, ya habíamos derrapado mas de una vez.

-Siento si te ofendí con el beso…o lo que dije luego-

-Eres hombre, es entendible.-le interrumpi de forma cortante.

-Claro-revoleó los ojos.-No me olvidaré-aseguró. Yo simplemente asentí, sin estar segura de qué no se olvidaría.

Mi celular sonó sacándome de mis pensamientos. Atendí sobresaltada, ya que no esperaba ninguna llamada, Jacob me saludó.

-He dejado a los chicos en un motel seguro, estoy a una cuadra del complejo, ire a buscarlos.

-Espera, no sabemos si aun los cazadores siguen aquí.

-Siguen allí-aseguró.

-¿Cómo sabes?-pregunte, mirando a Edward que ahora estaba de pie frente a mi.

-Porque estoy en la puerta y hay dos Cadillacs negros esperándolos. Se que son de ellos, ya los vi antes.

-¿Entonces?-pregunté, Edward me arranco el celular de la mano.

-Jacob, es Edward; porque no me llamaste?-reprochó.- ¡Diablos!-exclamo mientras sacaba su celular del bolsillo y lo revisaba. Abrió el móvil, le quitó la batería y lo tiró al piso, mientras lo pisaba fuertemente, se guardó algo en el bolsillo y tiró los restos del móvil detrás de un gran armario.-De acuerdo.-colgó.

-¿Era realmente necesario romper el móvil?-pregunté.

-No tenia batería y de todos modos debemos cambiar de numero.

-Eres un idiota.-acoté, quitándole mi móvil de la mano.

-Lo soy-afirmó y sujetó mi mano firmemente, mientras me arrastraba fuera del cuarto.

-¿Qué haces? Aun están aquí.

-Confia en mi, se lo que hago y ahora si estoy concentrado-dijo de modo cortante, encarándome.

En un idiota impulso, no se me ocurrió idea mejor, que besarlo. El me respondió al instante, sujetándome fuertemente de la cintura y apretándome contra si, en un impulso acaricie su labio inferior con mi lengua e inmediatamente fui recibida por la suya para luchar salvajemente. Aproveché su atención para empujarlo contra la pared con toda mi fuerza y acorralarlo ahí. Casi de forma involuntaria me separé de el, recordando el verdadero propósito de aquel beso.

-No lo estas-dije respirando a duras penas.

-Pues lo estaría si dejases de besarme.-contraataco.

-Creeme, no es la gran cosa-mentí mientras aun sentía como volaban mariposas dentro de mi estomago.-Vamos.

Tomé su mano y lo arrastre por aquel interminable pasillo, aun sin estar segura de a donde terminaríamos. Apenas escuché el grito de Edward cuando sentí un dolor punzante contra mi nuca. Mi vista se nubló cuando voltié y llegue a ver la mirada de pánico en su rostro, quise morir por cambiar aquella expresión. Nunca antes habia llegado a ver sus ojos de aquel modo. Susurré bajo mi aliento "Corre" y sentí como mi cuerpo se desplomaba en los brazos de un desconocido. Me sentí liviana e ida. Cerré los ojos y me entregué, no valia la pena luchar ni sentir. Solo queria descanzar.

Ok, finally nuevo cap… espero que les guste, yo realmente me entretuve escribiéndolo y estoy sumamente conforme…

Les cuento que quedan aproximadamente 10 caps mas hasta llegar al final, por lo cual ya pasamos la primer mitad del fic… quiero saber TODAS sus opiniones, ya que no les cuesta mucho enviar sus RRs (veo que últimamente muchas de ustedes dejaron de opinar y me encantaría saber el motivo).

Gracias a todas las que dejan sus RRs siempre, por seguir ahí y a quienes no lo dejan pero leen siempre, gracias también por estar.

xoxo

M.-