Sin Ti... ¿Qué?
Segunda Parte


Entro a la mansión que ahora era su hogar se quito el abrigo, entregándolo a una chica de cabellos negros y ojos amarillentos que le sonrió. Se dirigió a la cocina a buscar una copa, allí se encontró con un niño que le sonrió corriendo a sus brazos y él le recibió con una gran sonrisa…

- ¡¡¡Tito Shun!!! Te extrañé mucho
- Y yo a ti Cai, por eso vine…

El niño se echo a reír cuando Shun lo tomo en brazos y lo sentó sobre el barandal de la cocina. Se acerco a la alacena sacando dos copas de cristal las dejo al lado del pequeño, luego se acerco a la nevera y de allí saco dos bolsitas con un líquido rojizo.

El niño tomo una de las copas extendiéndola para recibir su desayuno. Shun se llevo el paquete a los labios rasgándolo con los colmillos. Luego acerco el liquido a la copa y lleno la mitad, luego vertió lo que quedaba en la otra copa.

Shun tomo al niño en brazos depositándolo en el suelo y luego le entrego la copa en sus manos.

- Cai ten cuidado, no lo viertas en el suelo que es difícil de limpiar
- Claro tito
- No cariño es tío…
- Tío…

Shun sonrió enderezándose y sonrió mas ampliamente cuando el niño salió corriendo en dirección al patio. Luego se sentó en la silla con un libro…

Miro el reloj de su muñeca.

- Ya es hora…

Se levanto de la silla y salió de la mansión rumbo al cementerio como cada mes en ese año.

Salto el portón aferrándose a los barrotes del mismo desgarrándose las muñecas. Cayó de pie en el césped sosteniéndose las muñecas con una mueca de dolor. Se rasgo un pedazo de tela de su sedosa camisa y se vendo las manos con ella.

- No recordaba que me he vuelto mas sensible desde la transformación.

Luego se dirigió al árbol que llevaba utilizando como cama. Mas esa tarde el destino le tenía preparada una sorpresa.

El siguiente mes, fue el mas largo de la vida de Shaka de virgo. Durante ese mes nunca dejo de pensar en esos ojos rubíes que se reflejaron en los suyos esa noche, a través de ese video.

Shaka suspiro dolorosamente en el momento en que llego al porton de entrada recordando todo lo ocurrido, todo lo que su niño le contara esa noche entre lágrimas.

*****Flash Back*****

Entro a la alcoba con una bandeja en una mano. Un angustioso suspiro salió de sus labios cuando vio a Shun sentado en la ventana sentado con las piernas recogidas en su pecho.

- Shun tienes que comer algo

Un escalofrío le recorrió totalmente cuando unos ojos rojizos le enfocaron desde ese rostro mas pálido de lo normal.

- No tengo hambre, al menos no de lo que tu traes en esa bandeja Shaka

Shaka de virgo sintió un doloroso pensamiento al ver las cadenas aferradas a las muñecas de su niño. Shun miro al horizonte con un semblante que a Shaka le dolió.

Se acerco a él y se sentó frente a él. Obligándole a mirarle sosteniendo su barbilla.

- Toma de mi sangre si eso es lo que necesitas
- No…
- Shun, estas pálido, débil y ya tienes marcas en todo el cuerpo…

Los ojos de Shun siguieron su muñeca hacia un cuchillo que abrió un corte bastante profundo, para luego soltar el cuchillo y acercar su muñeca a los labios del menor. Shun se alejo de Shaka en vano pues este le aferro por la cintura y presiono su muñeca sobre sus labios, ocasionando así que la sangre entrara en la boca de Andromeda. Sus ojos brillaron apenas el sabor de la sangre inundo sus sentidos, sus manos se elevaron solas y afianzaron la de Shaka, se separo unos centimetros para luego acercarse nuevamente, pero esta vez enterrando sus colmillos en la herida. Shaka ahogo un grito cuando la punzada de dolor atraveso todos sus sentidos...

Esa fue la ultima vez que le viera, esa fue la ultima vez que compartieran la cama juntos, como pareja...

a la manana siguiente shun habia desaparecido y aunque le busco como loco, nunca dio con el...

**** Fin Flash Back ****

Su alma, su alma estaba desecha… más que nada deseaba regresar a esos brazos y nunca volver a escapar y eso haría…

Sin remordimientos….
Sin culpa….
Sin compromisos con la orden…
Esa noche solo seria de ellos…

Llego al cementerio con una verdadera determinación en el corazón. A mitad de camino se detuvo al ver sentado sobre el borde de la lapida a unos centímetros en el aire, a su adoración, ahora convertido totalmente en una de las razas mas odiadas por los humanos.

Sus pies se movieron solos, sus manos cobraron vida propia cuando al acercarse a este, lo tomo por la barbilla y junto sus labios. Shun le devolvió el beso con la misma pasión que el, leyendo sus sentimientos hasta lo mas profundo de su ser.

Con sumo cuidado de no lastimarlo con alguna piedra al caer, Shun lo recostó sobre el césped en esa noche estrellada. Beso su cuello con una lentitud destructiva, lamió esa zona y finalmente sus colmillos se introdujeron en esa blanca piel arrancándole un grito de sorpresa a Shaka, pero este no se movió, ni siquiera intento alejarlo…

Casi al instante sus ojos tomaron un color rojizo, se separo de el cuando tomo casi toda su sangre y lo obligo a recostarse sobre el, mordiendo su muñeca con sus propios colmillos le dio de beber a Shaka…

Y con ese acto una vida se perdió esa noche…

Santuario de Athenas

Casa de Aries

Unos ojos violetas miraban la constelación de Virgo apagarse poco a poco, con una tristeza palpable en la mirada. Unos brazos le rodearon y lo aferraron a un fuerte cuerpo, al que el se abrazo llorando amargamente…

- Ahora el es feliz, estará con Shun esta noche
- Y todas las venideras por toda la eternidad Saga, perdí a mi mejor amigo

Saga le obligo a mirarlo, le sonrío quitándole el cabello del rostro…

- Preferías verlo morir de amor cariño… (Le sonríe con sinceridad) yo sinceramente hablando, lo prefiero vampiro, feliz y con el, a verlo morir cada día y enterrarlo en una tumba vacía en el cementerio de Athenas…

Con una última sonrisa y una última mirada a la constelación ahora sin brillo ambos se fueron a recostar, mientras una pareja se alejaba abrazados, como hace mucho tiempo atras, por el cementerio hasta perderse en la inmensidad de la noche…