¡Hola!

Bueno este es mi primer Fanfic.

Los personajes pertenecen a la maravillosa Stephenie Meyer. La trama sucede inicialmente en Forks.
Los personajes y los lugares están basados en los de Meyer pero algunas situaciones y personalidades las he variado un poco.

La historia de amor es entre Bella y Jacob. Pero tengo en mente introducir a Edward en el futuro. Yo obviamente soy Team Edward+Team Jacob.

Me apetecía escribir una historia de amor entre Jacob y Bella. Además que empecé a escribirla entre Bella y Edward, y me resultaba muy complicado hacer que no se parecía en exceso a otros fanfics que había leído.

"M" por si acaso, aunque todo según se me de mejor o no escribir Lemons, ya veré ;?

No seáis muy duros en los reviews.


Disclaimer: Twilight pertenece a Stephenie Meyer, cuya historia y personajes han inspirado este fanfic.

Capítulo 1

BPOV

Primer día de clase.

Biología.

Segundo año que el Sr. Brown nos daba esa clase y no quería que hiciéramos las mismas parejas de siempre para las prácticas así que decidió echarlo a suertes.

No era particularmente buena en biología, aprobaba con notables matándome a estudiar y no sacaba sobresalientes en la asignatura desde que estaba en primaria. No es que no me gustaran las ciencias, pero prefería la literatura y las artes y lo que me apasiona es la fotografía.

Cuando el Sr. Brown sacó el papel con el nombre del Jacob Black, se pudo oír inquietud entre las chicas. No os pdría engañar, Jacob era guapo y gracias a la natación tenía un cuerpo de infarto, en gran parte gracias a esto se debía su nivel de popularidad. Vivía para y por el deporte, estudiaba lo justo para aprobar y que no le echaran del equipo de natación y punto.

Yo… en fin, era una más entre el montón, aunque todo el mundo sabía quién era, no es fácil ser la hija del jefe de policía de una ciudad pequeña, además el año pasado llegué con el curso ya empezado, con lo que todo el mundo se enteró.Pero con el paso de los meses y salvo alguna que otra excepción había logrado mantener el anonimato. No me gusta llamar la atención.

Entonces fue cuando el Sr. Brown dijo mi nombre. Estaba sentada en la última fila y ni siquiera me molesté en levantar la mirada, sabía que toda la clase se había dado la vuelta para mirarme. El Sr. Brown siguió haciendo parejas hasta que sonó el timbre.

Empecé a recoger mis cosas, para ir a la siguiente clase.

—Perdona, ¿eres Isabella verdad? —levanté la mirada, ahí estaba Jacob, mirándome con una sonrisa en los labios. Si claro, como si no lo supieras… Su amigo Michael Newton me persiguió insistentemente durante un par de meses después de que llegará el curso pasado. Paradójicamente Mike esta saliendo ahora con una de mis mejores amigas.

—Si.

—Soy Jacob Black, creo que nos toca juntos hacer el trabajo— no parecía importarle que no le hubiera tocado con su novia, Lauren Mallory, arqueé una ceja.

—Si.

—¿Qué clase tienes ahora?

—Historia —Me miraba fijamente, estaba estudiando mi expresión. Tanteando el terreno, ¿eh?

—Yo español, la clase de la Sra. Samuels no está de camino a la de la Srta. Molina. Una pena… —realmente parecía decepcionado— ¿quieres que quedemos después de comer para ver como podemos organizar el trabajo?— sonrió un poco al final de la pregunta.

Me quedé mirándole fijamente. Me estaba costando procesar lo que me acaba de decir, quería "quedar" conmigo después, miré mientras el resto de la gente iba saliendo de clase y vi a Luaren salir con un par de chicas más, no nos miraban.

—¿Isabella?… ¿puedes quedar después de comer, quizás prefieres después de clase?

—No... —su sonrisa desapareció— Es Bella.

—¿Qué? —hizo un gesto de duda.

—Bella, en lugar de Isabella… y después de comer está bien.

—¡Oh! Eh… puedes llamarme Jake si quieres y… ¡Genial! Te busco en la cafetería entonces. Nos vemos —le seguí con la mirada mientras salía de clase.

Perfecto, ahora que ya no era la comidilla del instituto después de ser la nueva y llegar a mitad de curso del año pasado, hoy, primer día de clase, uno de los chicos más populares de la escuela ha sido obligado a ser mi pareja de laboratorio, no parece importarle, y encima quiere que nos veamos en la cafetería.

Y yo odio ser el centro de atención...