Miseria

"La muerte es una vida vivida. La vida es una muerte que viene."


Alice POV

Antes de ir a la boda Esme llego a casa con una sonrisa triste; yo iba a preguntarle qué pasaba; pero antes de decir algo ella siguió derecho a su alcoba, Carlisle venia con la misma expresión a él lo alcance a detener y sin necesidad de preguntar el me respondió.

- Esta en un bar no muy lejos de aquí el cantinero dijo que llevaba bastante tiempo y no se veía que iba a salir; también nos explico que si llegaba a caer inconsciente lo metería a una habitación hasta que regresáramos; no lo perdería de vista; yo creo que debe de haber sido por la suma de dinero que le dejamos – Carlisle suspiro y subió también a cambiarse; los esperamos y ellos bajaron muy elegantes; Esme tomo entre sus brazos a Tony y le dijo que irían a una obra de teatro que todo lo que vieran no era real y que su madre estaba actuando allí así que si la veían no la saludaran que la iban a distraer; luego le susurro lo mismo a Angie en los brazos de Carlisle y los niños obedientemente asintieron.

Nos dividimos en grupos de tres; yo iría en el primer carruaje con Jasper y mi hijo; Rosalie viajaría con su prometido y los padres de este en segundo carruaje; mientras que Esme y Carlisle viajarían con los hijos de Bella en el último carruaje.

No quería llegar; nunca me gustaría ver la cara de decepción o de tristeza en la cara de mi amiga. Y lo peor sucedería después como explicarle a los dos pequeños que su madre no podía regresar a su lado o peor aun; que ella se había casado y que su padrastro los maltratara; no podía ni imaginarme eso.

Jasper tomo mi codo y me sonrió; era como si mi cuerpo se tranquilizara con esa simple sonrisa; suspire y abrace mas fuerte al cuerpo de mi hijo; en el carruaje le dije lo mismo a mi pequeño así que intentara de mantenerse tranquilo. El carruaje paro y Jasper me ayudo a bajar; tense mis labios cuando el muchacho nos pregunto dónde nos sentaríamos.

- Al lado de la novia por favor- Dijo Jasper y se agradecí internamente no me salían las palabras; Bella había sido para mí una hermana y siempre se lo agradecería por eso no me gustaba estar aquí viéndola sufrir.

El joven se sentó delante de nosotros con un actitud de superioridad; todo paso tan rápido los demás llegaron prácticamente con un intervalo de 10 minutos; se escucho la marcha nupcial y a pesar de que a Bella no se le podía ver la cara yo sentía que estaba llorando amargamente; los niños bostezaban de vez en cuando y escuche a Angie decir que estaba muy aburrida la obra de teatro. Sentí que llegaba el aire desde la puerta principal y eso me extraño pensé que pensé había entrado Bella la habían cerrado y cuando mire hacia atrás vi a un Edward destruido y borracho; le di un golpe con las costillas a Jasper y le señale la entrada; Jasper capto mi mensaje y les susurro a sus padres algo; ellos miraron hacia atrás y asintieron. Senti que se paraban de sus puesto y yo seguí la acción, salieron por una puerta lateral y antes de que se cerrara yo salí.

Mi hijo se levanto y bostezo - ¿Que paso mami? – Dijo él mientras tallaba sus ojos.

-Tenias razón la obra estaba demasiado aburrida- Le dije con ternura; deje a mi hijo en el suelo el cual estaba hablando con los otro dos niños sentí el aroma a sangre demasiado fuerte para mi gusto y mire a mi alrededor no había nada; mire mis brazos y nada.

- Alice ¿Que te sucede? – Dijo Esme preocupada; yo negué con la cabeza mientras negaba; sentí el aroma a sangre aun más fuerte y mire a todos lados no lo veía, unas pequeñas gotas empezaron a caer y vi que las gotas caían rojas y yo me preocupe alce mi vista hacia arriba y mágicamente las lluvia era normal. Escuche el sonido de un disparo y me altere ya no veía ni a los niños ni a Esme o Carlisle. Solo veía sangre y no sabía de dónde rayos provenía; colapse mentalmente y caí en la oscuridad.

Edward POV

Me dirigí rápidamente hacia ella; no lograba ver muy bien su cara pero algo me decía que era ella; sentí una opresión en el pecho quería yo ser el que se casara con ella; pero eso nunca ya sucedería y me encargaría personalmente de eso.

Me pare en frente de ella y toda la rabia acumulada por más de cinco años salió, ella estaba mirando sobre mi cabeza y eso hizo que mi cuerpo reaccionara mas irracionalmente ya que eso era un hecho de que no le importaba; me acerque más y pude por una última vez detallar sus hermosas facciones y pude ver que estaba intentando hablarme pero no podía una sonrisa salió de mis labios sin querer y sin que se diese cuenta cambie mi actitud no podría bajar las defensas ante ella; hable lo mas secamente que pude no dejaría que ella bajara mis defensas y yo resultara el que me arrodillase ante ella y le suplicase que volviese.

- Mírate; vistiéndote de blanco cuando la pureza no es una virtud que poseas- Dije dando vueltas sobre ella guardando en mi mente esos últimos minutos con ella; la miro con dolor y con odio tanto en ella como en mi - Sabes te vine a hacer una visita un pequeña cuenta pendiente que yo tenía contigo por todos tus servicios desde hace bastante tiempo- Empecé a reír amargamente pensé en esos bellos momentos que pase junto a ella cuando ella me miraba a los ojos y me decía te amo mientras llegábamos al cielo; busque en la vieja chaqueta y sin saber cuánto dinero tenía allí se los tire a sus pies.

- Hay tienes ramera para que no tengas que venir a mi lado buscando mas de mi dinero – Seguir bebiendo del licor que saque del bar; realmente ni siquiera sabía que estaba tomando pero sabía que era alcohol ya que me quemaba la garganta; pero ningún dolor se compararía con el de mi corazón; mientras hacia esta comparación sonreí nuevamente e intente hablar nuevamente para que no me viera con mis defensas bajadas – Felicidades por tu boda – Nunca pensé que decir esto me aprisionaría el pecho de tal forma que pensé que me iría a morir; tenía ganas de golpear a alguien pero no quería que mi familia se sintiese mas decepcionada de mí, no después de lo que tenía planeado; para quitarme tal opresión tire con tal fuerza la botella de licor al piso y quería alejarme ya lo más pronto de allí, sentí el aroma eléctrico del ambiente y sentí paz la tormenta se aproximaría y seria una de las más fuertes sobre todo una que influenciaría mi vida para siempre.

Empecé a moverme con dificultad y fue el momento que me di cuenta que había bebido demasiado; ya sentía la libertad cuando ese agradable toque me hizo para un momento y me quede totalmente estático, no podía hacerme esto no podía hacerme sufrir más; no le basto con todo lo que me ha hecho me odie a mi mismo por mirarla de nuevo por caer en sus redes otra vez. La solté inmediatamente no podía decirle que me perdonara que lamentaba haberle dicho eso y que se escapara conmigo para comenzar nuestra vida desde 0 tenía que alejarme de allí rápidamente no querría arrepentirme de mi decisión; ya estaba tomada y no había marcha atrás; sentí de nuevo ese maravilloso toque y lo saboree mientras lo intentaba guardar en lo más hondo de mi corazón.

-No…t…e…pue…des..ir…ten…go…que…con…tar…te…algo…muy…im…port…ante- Dijo ella jadeando cerré los puños fuertemente controlándome a abrazarla y decirle que me repitiera gentilmente lo que me intentaba decir; imagine que no era ella que era el bastardo que tenía una sonrisa sobre el altar, me imagine que era el que estaba agarrado a mi pierna y mintiendo a mi mente la patee para alejarla de mi cuerpo y sin más remedio para devolverle el ataque para que no me siguiera y pensara que no la amaba grite sacando toda mi rabia y frustración.

- Yo no tengo nada que hablar con una ramera- Salí de la iglesia corriendo no quería que me encontrara, no quería oírla hablar más; no quería retractarme y fundir mis labios con los de ella, mi vida ya no tenía sentido sin ella, sin mi Bella. Deje que los recuerdos inundaran mi mente pensé en un futuro jamás posible con una familia, donde ella era mi esposa y tenía sus mejillas sonrojadas mientras esperábamos a nuestros hijos o yo cargando una versión miniatura de ella sobre mis brazos o enseñándole a hablar, a caminar, a leer, escribir o a tocar el piano o que después de un duro día de trabajo mi Bella me esperaría en casa con la chimenea caliente nos recostaríamos juntos y nos pondríamos a hablar de tantas cosas. Pare en seco, no podía permitirme más esto, no había futuro posible ya había tomado la decisión de suicidarme y nada me haría retractarme de este hecho, no sabía si estaba jadeando por la carrera o por el hecho de llorar; no sabía si tenía lagrimas ya que la lluvia caya fuertemente; mire hacia un lado y encontré el lugar perfecto.

Camine despacio y llegue al final del callejón, mi cuerpo no soportaba más y caí de rodillas mire al cielo con dificultad y negué con la cabeza y pedí perdón a aquel ser supremo pero no soportaba mas esta vida; saque con dificultad el arma que tenia en la chaqueta y la cargue, subí mi mano derecha y deje la pistola mirando directamente mi cien; no sentiría mas dolor y por fin descansaría.

Grite sacando todo lo que en mi interior iba a explotar y con mi último aliento de vida grite-AUNQUE SEA UNA MALDITA RAMERA ESTOY ENAMORADO DE TI BELLA- Iba a accionar el gatillo cuando escuche un grito desgarrador y unos brazos rodeando mi cuerpo mientras, el de ella se pegaba lo mas que podía al mío; la lluvia empezaba a ser más fuerte y se empezaban a escuchar los relámpagos sentí en mi estomago un sensación extraña; esa sensación de repetir las cosas una y otra vez recordé que los franceses tenían una palabra para aquella sensación un deja vu.

No le entendía nada, hablaba demasiado rápido y por culpa de sus jadeos; iba a voltearme y a abrazarla y decirle en su oído que jamás la dejaría ir; pero cuando intente hacer ese movimiento ella se pego mas a mi cuerpo causando perturbar la tranquilidad del lugar con dos disparos simultáneos sentí mas pesado su cuerpo y con un último aliento se escucharon en el lugar – Te amo Edward – Fue un suave murmullo muy claro mientras ella decía esto yo caía en el pavimento a causa del dolor…


Bueno aqui esta lo cumplido; espero que les guste... ya saben recibo desde tomatazos hasta palabras de animo

Espero que les haya gustado el cap y sin nada mas que añadir una abrazo y un beso para todas las que siguen continuando la historia y creanme que estoy agradecida con todos los que aun la leen.

Bueno un se cuidas y nos leemos hasta el proximo jueves

Atte.: La lok Natalie