Disclaimer: Ninguno de estos personajes me pertenece, todos son de Steph Meyer, que mas quisiera yo. Yo solo me dedico a escribir marihuandas, sin animo de lucro, solo satisfacción personal.

Perdonenme ^^

**Edición: 19/07/09

Este capítulo ha sido editado, he mejorado un poco la puntuación y casi perfeccionado la ortografía, pues debido a una revisión que me hicieron, noté que todavía tenía algunos fallos. En especial en la puntuación (aunque pienso que no ha quedado muy bien)

Misery Is A Butterfly

Capitulo 1

Elephant Woman

-------------------------------------

Bella, no quiero que me acompañes

— ¿Tú... no... me quieres?

— Claro, Siempre te amare... de alguna manera. Pero lo que paso la otra noche hizo que me diera cuenta de que es hora de cambiar. Porque... estoy cansado de pretender ser algo que no soy, Bella. No soy humano.

— No me convienes Bella. Prometo que sera la ultima vez que me veas. No regresaré. No te pondré de nuevo en esto. Puedes ir ahora con tu vida si ninguna interferencia mía. Sera como si nunca hubiera existido.

Recordé aquellas palabras y sentí como la herida que tanto trabajo me había costado sanar se abría un poco. Dolía mucho. Y aunque trataba de no recordar ese día, venía a mis recuerdos sin más. Hacía medio año que se habían ido y yo aún no me podía recuperar, aunque Edward había dicho que el tiempo curaba las heridas, no había sido así conmigo. Lo supe desde el principio.

Los días siguientes a su partida un poco de esperanza creció dentro de mi. Aún no quería aceptar que se había ido, y me convencí de que regresaría por mi, porque él nunca me dejaría, no podíamos vivir uno sin el otro. Quería convencerme de que que todo lo que había dicho era mentira. Pero no fue así. Los días pasaron, yo me fui muriendo lentamente, me marchité por dentro. Todo lo demás dejo de existir para mi, sólo existían sus recuerdos. Me fui aislando de todos, se preocupaban por mi y los ignore, no quería sentirme peor.

Suspire mientras me movía para ver que hora era. Ya me había acostumbrado a no poder dormir. Eran las siete de la mañana, dentro de una hora entraba al instituto. Me levanté con desanimo y pereza de mi cama, y fui hacia la ventana. Ya había amanecido, y aunque había escasos rayos de sol, estaba nublado como siempre. Era otro deprimente y aburrido día en Forks.

Saqué mi ropa de los cajones y me fui directo al baño para ducharme. El agua caliente terminó de despertarme, pero no me reconfortó demasiado. Me sequé sin ninguna prisa y después de me puse mi ropa; una sencilla blusa negra, unos pantalones de mezclilla y mis converse clásicos. Fui hacia el espejo del baño y me miré, practicamente estaba muerta en vida. Era más pálida de lo normal, mis ojos chocolate habían perdido todo brillo y ahora mostraban una profunda tristeza y dolor. No teníaa rastro de vida, toda se había ido aquel día.

Suspiré y comencé a pasarme el cepillo por mi cabello para aplacarlo, aunque en realidad no ponía mucha atención en ello. Una vez que tuve un aspecto un poco aceptable, salí del baño y bajé las escaleras. Charlie ya no estaba, ya se había ido a trabajar, y yo estaba agradecida por ello. Odiaba que todas las mañanas evitara mirarme demasiado, le dolía verme en este estado. Y también a mi, pero aun así no hacia nada para mejorar. Ya me había amenazado un montón de veces con mandarme a Phoenix. Pero poco me importaba ya, y como él notó esto, dejo de insistir.

Me serví un poco de cereal con leche, y me senté para comérmelo. Aunque en realidad no tenía mucha hambre, y sólo lo revolví por un rato, muy metida en mis pensamientos. Entonces noté que ya me estaba retrasando, así que deje el casi intacto cereal y salí de la cocina para agarrar mis cosas, me colgué la mochila al hombro y me puse mi chamarra.

Cuando salí, el frió clima de Forks me pegó, aunque yo apenas me inmute.

Me metí a mi camioneta y me dirigí al instituto algo desanimada.

Llegué y aparque en el lugar mas alejado. Los estudiantes ya se dirigían a sus clases, me bajé de la camioneta con cuidado, y me dirigí al interior del instituto. No presté mucha atención a lo que me rodeaba.

— ¡Bella!

EscuchÉ que me llamaban, me giré para ver quien era,y me encontré con Angela que se dirigía hacia mi.

Cuando llegó hasta mi me dio una cálida sonrisa, pero pude notar la tristeza en sus ojos. Ella, aparte de Charlie, era una de los pocas personas que se preocupaban por mi y estaba agradecida por ello, pero a la vez me entristecía; no valia la pena. Cuando se enteró de lo de... él, me estuvo apoyando y animando los días que le siguieron a su partida. Lo bueno de todo esto fue que no me pidió explicaciones aunque pareció sorprenderse mucho.

— Hola, Angela —dije intentando sonreir también, fallé.

— Creo que nos toca la misma clase, ¿vamos? —dijo. Asentí, y nos dirigimos a nuestra clase. Cuando llegamos el profesor acababa de llegar, me separé de Angela para irme a sentar a mi lugar. Unos instantes después, el maestro cerró la puerta y comenzó a dar la clase. Pero yo sólo escuchaba la mitad de lo que decía, el instituto era tan tedioso...

Ya me había acostumbrado a estar todas las clases con él. Y como no prestaba mucha atención a las clases mis notas habían bajado. Esa era otra de las cosas que Charlie me reprochaba, y yo también.

Y así las clases pasaron rápidamente, sin pena ni gloria. Ningún suceso importante. Aburridas, como siempre. Y con ello, llegó la hora del almuerzo.

Me encontré con Angela en uno de los pasillos y nos dirigimos a la cafetería, nos sentamos en la misma mesa de siempre. Con Mike, Ben, Jessica, Lauren... Ni siquiera sabía porque me seguía sentando con ellas, Mike y Ben eran agradables conmigo, bueno en realidad Mike era un poco fastidioso. Pero estaba mucho mejor que las otras dos, que hacían como si no estuviera aquí, supongo que les daba pena. Era por Angela, la única de mis "amigas" que me seguía hablando, ahí se demostraba quienes eran los verdaderos amigos.

Ellos comenzaron a hacer la acostumbrada platica, en la que yo nunca participaba.

— ¿No vas a comer nada? —me preguntó Angela.

— Solo tomaré refresco —dije, señalando la lata.

La destape y bebí un poco de su contenido, después la deje en la mesa y me puse a jugar con la tapa del envase. Lauren y Jessica siguieron cotilleando, Ben, Mike y Angela platicaban de otras cosas, yo ajena a sus conversaciones seguía jugando con la tapa, algo distraída y aburrida.

Lauren y Jessica soltaron grititos de admiración, no puse mucha atención hasta que Jessica dijo:

— ¡Miren a los chicos nuevos!

Jessica señalaba a algún punto de la cafetería, sentí como todos se giraban para mirar a donde Jessica señalaba. No supe porque, pero levanté la mirada para ver la mano de Jessica que señalaba hacia las puertas sin ningún disimulo. Simplemente no sé que me dio, pero miré con un poco de curiosidad a la personas que señalaba. Extraño.

Y entonces los ví.

-------------------------------------

Nota de Autor:

•Aquí voy... con otra publicación mía...

•Ok, esto es una mierda. A mi no me gusto mucho, lo escribí hace tiempo pero... No se, no sabia si subirlo o no, pero bueno La idea... también la tenia desde hace muuuucho tiempo, tal vez sea una idiotez pero que mas da xD. Critiquenlo, diganme si por lo menos es un poco pasable porque bueno no es, desde luego. Fue por eso que lo publique y creo que me da un poco de vergüenza. (Perdonen si hay por ahí alguna estupidez o incoherencia).

.... Aparte de que ya extrañaba que comentaran mis historias (¿o locuras?), dado que con la otra ya me trabe, decidí publicar otra... xD Porque no se van a deshacer facilmente de mi... xD

El titulo de la historia y de los capítulos son de mis canciones favoritas. ¿de cuál banda? Adivinenlo :D

•¿Review? Hum... Ya sabes para que miento... Te adoraría si me dejaras un lindo review (En el buen sentido, claro) Y si no quieres... pues que mal :(

L. Jact

Alles Ist Gut Solange Du Reich Bist!