Los personajes son de Stephenie Meyer, lo demàs es producto de mi imaginaciòn.

Espero lo disfruten y no teman en comentar lo que sea.

Amor tinto

Capítulo I: INTRO

Era una noche de verano Edward sudaba y añoraba salir de su pequeña habitación en aquel edificio derruido.

Deseaba como pocas cosas beber una cerveza en la plaza junto a ella, pero las circunstancias eran las que lo prohibían sobre todas las cosas.

Edward era un noble adinerado que hoy tenía agujeros hasta en la ropa interior; mientras soportaba y pensaba también recordaba los buenos tiempos en que su padre lo consentía por ser el primogénito y de esa sonrisa que florecía en su rostro saltaba bruscamente al llanto al recordar como perdió todo eso.

Hace cinco años cuando Edward tenía veinte años fue cuando comenzó la racha de desgracias que lo tenían hoy encerrado en esa pocilga aguantando la soledad y el calor como si fuera un bicho veraniego; pero ahora que lo reconsideraba todo comenzó mucho antes.

Cuando nuestro sujeto contaba con cinco breves años su familia, la más acaudalada de la región pensó que sería bueno hacerse cargo de una niña huérfana, la cual estaba completamente desamparada y desesperada; además su familia estaba en deuda con la extinta madre pues murió salvando los viñedos que estaban a punto de ser consumidos por las abrasadoras llamas provocadas por una razón hasta ese momento desconocidas.

La huérfana tenía sólo unos meses de nacida, estaba completamente desvalida y dependiente de lo que la naturaleza y el destino le depararan.

La tomaron bajo su brazo y la educaron como a una hija, pero Edward siempre la amó en secreto y ella lo sabía aunque trató de negarlo mientras fue posible; pero cuando la sangre de Edward comenzó a bullir en el doloroso proceso de la adolescencia ella tampoco pudo contener el hervidero de las pulsiones.

Edward comenzó con abrazos de hermanos, pero poco a poco las caricias subieron de tono hasta que una tarde igual a la que hoy desperdiciaba la tomó entre sus brazos mientras ella trataba de resistirse y le decía bajito en el oído:

Si ahì viene lo bueno, no desesperen prometo subir un capìtulo diario.

Saludos y por favor comenten...