Diclaimer: Nada de lo que reconozcas es mío y bla, bla, bla...

Este drabble es un regalo para Lunalu, porque le encanta el ASS! ;) Contiene slash, si no te gusta dale back.


Pensamientos

—¿De nuevo aquí, Potter?

Albus se sobresaltó al escuchar aquella voz, se giró para ver al recién llegado.

—No te oí llegar, Malfoy —se puso en pie.

—Evidentemente —recalcó el rubio—, eres muy lento y torpe como para haberlo notado.

El moreno no hizo nada, salvo sonreír. Y es que hacía algunas semanas que Scorpius Malfoy lo había encontrado en la torre de Astronomía –donde solía ir a pensar sobre la época de sus padres, y la Segunda Guerra-, y desde entonces se habían encontrado muy seguido. Ninguno de los dos dejaba de ir, a pesar de que sabían que era muy probable que el otro estuviera allí.

—¿A qué has venido esta vez, Scorpius? —suspiró Albus.

El joven rubio miró a Potter. Examinando cada pequeña parte de él, grabándola en su mente. Deleitándose con la figura baja y flacucha que era Albus Potter.

—Bueno —comenzó, con una sonrisa curvando sus delgados labios—, últimamente he tenido unos pensamientos algo extraños, Albus.

El chico dio un par de cortos pasos hacia Malfoy, interesándose en el asunto.

—¿En serio? —preguntó curioso.

Scorpius asintió con la cabeza.

—Pero lo preocupante es que, como si no tuviera que soportarlos por el día, esos pensamientos se transformaron en sueños —dio unos pasos hacia el frente, quedando a un metro de Albus.

A la tenue luz de la luna, los penetrantes ojos verdes de Potter brillaban con intensidad.

—Así que —continuó con ligereza—, para que dejen de fastidiarme, he decidido llevarlos a cabo.

El moreno ladeó la cabeza levemente. En un momento, Scorpius se encontró frente a Albus, casi sin que él lo notara.

El rubio empujó al chico con violencia contra un muro, logró percibir un quejido proveniente de Potter.

—¿Qué mierda…?—masculló éste.

Malfoy acercó su rostro al de él. Entrelazó sus dedos con el negro cabello de Albus y tiró de él con agresividad.

—Te mostraré lo que me ha estado perturbando, Potter.

Entonces juntó sus labios con los del moreno. Atacándolo con un beso, casi tuvo que obligar a Albus a que le correspondiera. Casi. Scorpius introdujo su húmeda lengua en la boca de Potter.

Se apretujó más contra Albus, sintiendo cómo cada parte de su cuerpo acariciaba el del chico con sutileza. Después de un momento, se separaron, ambos respirando con dificultad.

—Vaya —comentó el rubio—, los pensamientos no se comparan con ésto.

Se pasó las manos por la ropa, adecentándola, dio media vuelta y se fue. Dejando a Albus allí parado, recuperando el aliento.


No me ha gustado, si les digo la verdad. Siento que Scorpius ha quedado muy violento y que algo le falta al drabble, pero bueno... Ojalá te guste, toronjita, que lo escrbí para ti ;)

Si me dejas un review te ganarás todo mi amor :)