Disclaimer: Los personajes no me pertenecen, cualquier cosa que reconozcan es propiedad de Stephenie Meyer. Esto lo hago sin fines de lucro y no gano dinero por esto.

Mi única recompensa son sus reviews……

EDWARD POV

James se fue y Tanya cayó sobre su silla o mejor seria decir se desplomó sobre su silla

"¿Te encuentras bien, Tanya?" Me coloque a su lado y le tomé la mano en señal de apoyo

"Es un…" Podía observar como Tanya tenía la respiración entre cortada, estaba a punto de llorar, sabía que estaba invadida por la rabia y la frustración como cada vez que nos topábamos con James

Tomó la copa que tenía enfrente y la bebió de golpe, no tardo en hacer lo mismo con la de a lado, y después con la mia. Hasta que Rosalie se la quito de las manos.

"Nos vamos" Dije quitándome el saco y poniéndolo en sus hombros. Para después susurrar a su oído previendo que nadie escuchara lo que estaba por decirle "¿Quieres embriagarte? Hazlo, pero no aquí. No le darás el gusto"

Tanya se levantó, con el poco valor que le quedaba, me despedí sin mucha formalidad de Rosalie, Alice y Bella y salí hacia la puerta del salón con mi amiga del brazo, más para evitar que se cayera que por caballerosidad

Llegamos al Bar de costumbre unos tres minutos después de que me despedí, porque la verdad Tanya no había emitido palabra luego del percance con su ex marido. El lugar no estaba muy lleno y nos acomodamos en una mesa larga para tres dejando una silla vacía y un camarero con cara de poco amigos nos atendió

"Dos whiskies en las rocas" Ordené. Luego observé a Tanya, era extraño verla así: tan derrumbada y devastada

El mesero se fue dejándonos solos con el silencio en medio.

"Gracias" habló mi amiga ya un poco mejor."En verdad, Edward"

"Cuando quieras" le sonreí. Sabía que Julie estaba tratando arduamente en fingir que todo estaba normal así que no iba a arruinar su intentó "¿Ya estas mejor?"

"Claro" Tanya pintó en su cara una mueca bastante parecida a una sonrisa, pero yo la conocía mejor que eso. El mesero llegó con las dos copas

"¿Pero el whisky me va a ayudar" Mi amiga dio un pequeño sorbo a la copa

"Swan ahí tampoco fue muy agradable ¿cierto?" cuestiono aun sabiendo mi respuesta

"Digamos que no esperaba verla" respondí sinceramente y carraspeé un poco "Y no fue nada agradable"

"Pero aún así te sigue gustando" señaló Tanya acusadoramente y antes de que pudiese argumentar algo"No gastes saliva negándolo. Me di cuenta como la viste y créeme que falta mucho para que llegues a ver así a Lauren"

"Sabes que tenemos historia" fue lo único que pude argumentar a mi favor me sentía incomodo hablando de la ex con la prima de la actual "Es algo difícil de olvidar, sobretodo por como terminaron las cosas"

"Es una idiota" sentenció Tanya; sabía que mi amiga nunca iba a perdonar a Bella por como me dejo hace cuatro años atras

"Aunque no lo creas, la entiendo" dije bebiendo de mi whisky, era verdad luego de algún tiempo la entendía perfectamente

"No, la justificas que es diferente" Tanya fue demasiado sincera con esta frase

"Observa tu matrimonio. Si Bella hubiera decidido casarse hubiésemos terminado como tú y James, creo que un divorcio me hubiera lastimado más" sabía que tal vez no era el momento de comparaciones pero debía hacer que Tanya entendiera un poco la historia; la otra cara de la historia

"No lo creo" dijo mientras terminaba el liquido de su copa "Tú eres, muy diferente a James. En todos los aspectos, nunca la hubieras engañado"

Mi amiga dio un largo suspiro"Por eso es una idiota" no pude mas que reír ante su inferencia

"Nunca sabré que hubiera pasado si Bella hubiera aceptado" tomé más whisky." De cualquier modo ya es historia pasada"

Tanya me miro con ojos incrédulos, si realmente era historia pasada aunque en mi mente y en mi corazón aun quedaran vestigios de esa relación, de todos los momentos compartidos, pero no podía vivir de recuerdos tenía que seguir adelante con o sin ella…

BELLA POV

Con todo lo ocurrido, incluso sentí un poco de pena por Tanya y me arrepentía de lo que había dicho acerca de su divorcio, si hubiera sabido que James estaba ahí…

Pero por más que quería, tampoco podía evitar el sentir celos "eso de engañar a tu novia con tu prima…" Las palabras de James retumbaban en mi cabeza. No podía evitar el pensarlo. La forma en la que Edward la defendió, como sostuvo su mano y el simple hecho de que estuviera enojado por lo ocurrido

"Pobre Tanya" Alice la compadeció "Enamorarse de James Harrison no era la decisión más sabia en este planeta, no es que el hombre fuera inhumano pero tampoco tenía muchos escrúpulos"

No pude decir nada, estaba demasiada sumida en mis pensamientos. Aunque jamás lo aceptara me preocupaba más el hecho de que Edward tuviera algo con Tanya que con Lauren. O mejor dicho me dolía más

"¿Estás bien, Bells?" Me pregunto Rosalie al verme ida, simplemente movía un poco los labios de vez en cuando

"Claro. Simplemente estaba pensando en…" no terminé la frase, de cualquier modo no tenía derecho alguno de opinar sobre la vida amorosa de Edward

"¿Edward?" Alice me miraba intrigada y sonriente y solo pude leer en su mirada: Dónde hubo fuego, cenizas quedan.

Me encontraba recostada. Para no hacer largo lo qué paso les diré que me fui poco después de Edward, no me sentía muy cómoda con todo lo que había pasado y simplemente quería llegar a casa a dormir, pero ahora que estaba en la que solía ser nuestra cama el sueño simplemente no llegaba

La cosa terminó mal. Harrison seguía teniendo la maña de tratar de arruinar la vida de Edward Cullen y esta noche lo había conseguido, pero lo único que me molestaba era Tanya

Nunca había sido de mi total agrado, ni siquiera en la época en la que Edward y yo aún manteníamos una relación, Tanya era una persona demasiado prepotente y orgullosa, amaba fastidiar a la gente, la verdad nunca terminé de entender como es que le agradaba a Edward

Me dolía sobremanera el pensar que había algo entre ellos dos. La verdad era que Lauren no me preocupaba en absoluto, era rubia y no muy lista, no la clase de mujer que esperaba para Edward; pero Tanya Malory era otra cosa: inteligente, doctora, amiga, guapa, leal…

Arrepentida. Así podría definir como me sentía yo Isabella Swan esa madrugada.

Flashback…

Agosto, 13. Cuatro años atrás.

"¿Bella?" Edward se encontraba recostado en nuestro sofá conmigo su novia en brazos. Estábamos en la terraza acomodados en una banca con una tarde fresca en New York a nuestros pies

"Dime…" Dije removiéndome un poco nerviosa en los brazos de Edward

"¿Has pensado en…" Edward no termino en su rostro se veía una lucha entre continuar hablando o dejarlo para despúes

"Hablemos de eso, otro día" sentencie un tanto enfurruñada "Deberíamos entrar"

Me levanté y se adentro al departamento dejando a Edward afuera con evidente confusión en su cara

Quince minutos después Edward entró a la casa, y me encontró sumida en unos papeles. Por el rabillo del ojo vi como tomo su abrigo y se dispuso a salir

"¿A dónde vas?" me apresure a decir levantando la vista de mis papeles

"Trabajo" contestó con simplicidad

"Eso fue cortante" me limite a responder mientras caminaba hacia él "Creo que debemos hablar"

"No quiero presionarte" se alejó de mi un poco y se acerco más a la puerta, muy en el fondo él presentía lo que estaba por ocurrir

"Pienso qué es muy pronto" solté como si nada. En el rostro de Edward se formó una mueca extraña

"¿Muy pronto?" preguntó sarcástico, después soltó un bufido y puso una mano sobre la manija de la puerta

"Mi carrera esta comenzando" traté de excusarme, aunque supiera muy bien que esa no era la verdadera razón de mi rechazo

"No es justo dejar todo por algo tan perdurable como el matrimonio. Tendremos muchos años, Edward"

"Quiero formalizar esto" Edward se volteó y me encaró "Sin presiones"

Su tono de suplica y su sonrisa torcida no me estaban ayudando para continuar con mis planes, tomé aire y cerré mis ojos buscando fuerzas de donde no las tenía era ahora o nunca

"No quiero…casarme" retiré la sortija de mi dedo anular "No ahora"

"Deberías pensarlo…" Edward se mojó un poco los labios y pude ver desconcierto en sus ojos, se negaba a aceptar de regreso el anillo "Más detenidamente"

"¿Crees qué no lo he hecho?" casi grite "Le he dado mil vueltas a este asunto, pero no es lo que realmente deseo"

"Matrimonio conlleva a un hijo y eso al fin de mi carrera. No estoy dispuesta a pagar ese precio. Tal vez en unos años" suspire esperando que entendiera de una buena vez no podía ser tan terco

"Bella te pido matrimonio no que renuncies al NYT" Edward ya estaba enfrente de mi "Respetaré tu decisión, podemos esperar"

"¡¿Por cuánto tiempo?!" dije ahora si gritando y alejándome de él para comenzar a dar vueltas por el lugar

"El que sea necesario" Ambos empezamos a desesperarnos

Reuní toda la fuerza posible y dije fuerte y claro, lo que trataba de decir desde hace algunos días

"NO" estaba de espalda hacía él así que no pude observar su reacción

"Te daré tu espacio… Esperare todo lo qué tu quieras, no te pido que sea mañana; tal vez en un año" Sentí como se acercaba a mi y me volteo para quedar de frente a él

"No lo entiendes" me alejé de él lo más posible y me senté en un sillón "No quiero tiempo. Es un no definitivo"

Y ahí estaba lo había dicho…

"Bella…" Edward se acercó, se acomodó a mi lado y tomo mis manos entre las suyas

"Lo siento. No me casaré, ni ahora ni nunca" Deposité la sortija en sus manos…

Edward no dijo nada más, se levantó del sillón y salió

Fin Flashback

Por un momento imaginé como hubiese sido si ese 13 de agosto hubiera tomado otra decisión. Tal vez estaría con él, con mi Edward en este mismo momento, estarían en esta misma cama, en nuestro departamento

Un largo suspiro me invadió. Digamos que una semana después del incidente terminamos, Edward Cullen no me armó ninguna clase de escándalo, era demasiado caballero para eso

Absolutamente todo lo que compramos durante nuestro noviazgo pasó a ser de mi propiedad. El departamento permanecía idéntico, lo único diferente era el vacío en el closet

Simplemente lo perdí a él…

Ese día había decidido mi futuro, en ese momento pensé tenerlo claro. Ahora la palabra futuro era lo más incierto en mi vida

Simplemente no existía, se fue con Edward…

Dos o tres lágrimas corrieron por mis mejillas. Era doloroso, no tenía caso negarlo. La idea de una familia ya no sonaba tan irracional, ahora sonaba imposible…

Bueno aquí estoy de nuevo como lo prometí una vez por semana… Dios mil gracias a todos por sus reviews y sus agregados a favoritos y alertas de historias…

Sera que podemos llegar a 82 reviews son solo 10 mas no sean malitos…

Espero les guste este capitulo, pues ya vieron como fue que Bells y Edward terminaron, ahora la pregunta es porque????

Suposiciones????? Ideas?????

Por cierto en mi perfil están los vestidos de las chicas en la fiesta, y el interior del apartamento de Bella y Edward!!!!

Para la próxima semana si Dios lo permite estoy de nuevo actualizando, ya saben dejen sus comentarios y háganme feliz

Xoxo

Shury