Disclaimer: No poseo nada de Pokemón. Lo juro.

Pues, un poco de explicación. Hace mucho, cuando visitaba páginas de Saint Seiya como degenerada me encontré con una donde la autora (Daga se llama) había puesto fanfics de los caballeros, pero poniéndolos en cuentos de hadas clásicos. Por supuesto, como buena fanfiquera que soy quedé encantada con la idea.

Así que... agarré a todo el monerío de Pokemón y me puse a escribir. Aquí les dejo el cuento de "Caperucita Roja". No me demanden, yo sólo tomo cosas prestadas sin ganarme ni un peso.


Cuentos de pokehadas

De Uyuki

Caperucita Café

Había una vez, en un nido de noctowl...

JAMES.- ¿Por qué todos los cuentos de hada empiezan con "había una vez" ó "hace mucho tiempo"... sonaría mejor... en el reino de las sopas instantáneas.

*Ejem*... en un nido de noctowl...

MEOWTH.- o en el paraíso de los gatos.

UYUKI.- ¿se van a callar o que?... créanme que me voy y se van a dormir SIN cuento.

TODOS.-...

En un nido de noctowl vivía una pequeña hoothoot y su madre noctowl, ambas eran muy felices pues su zona era muy tranquila, sin embargo un día, la madre le dijo a su hijita.

-hazme el favor de llevarle estos discos de Heavy Metal a tu abuelita, sabes que está muy enferma y no puede ir a la disco a oírlos.

-si mamá.– respondió la pequeña.

-y ten mucho cuidado de no cruzar por el área de aviones.– le advirtió la madre.- si tu padre me hubiera hecho caso no hubiera sido brutalmente apachurrado por esas turbinas...

Dicho esto, la pequeña hoothoot salió volando de su nido tan rápido como pudo, y como toda buena niña, hizo caso omiso de la advertencia de su madre y decidió irse por la zona de aviones, a fin que por ahí, acortaba camino.

Mientras cruzaba la zona...

ASH.- un avión la atropelló.

UYUKI.- em... no exactamente.

BROCK.- entonces 5 aviones la atropellaron.

UYUKI.- ¡no, no y no!... ningún avión la mató ¿quedamos?

ASH Y BROCK.- como tú digas.

Que amabilidad... como decía, mientras cruzaba la zona, se encontró con un gran lobo de fuego Moltres que...

TRACY.- eso no tiene sentido.

UYUKI.- ya lo sé... pero es sólo un cuento de hadas.

TRACY.- como diga patrona.

... le preguntó a la pequeña hoothoot:

-¿a quién vas a darle esos discos de Heavy Metal?

-a mi abuelita.– contestó la niña.

JESSIE.- se que me arrepentiré de preguntar esto pero... ¿por qué discos de Heavy Metal?

UYUKI.- es una abuela moderna... no le gusta que le digan vieja.

JESSIE.- oh, vaya, eso lo aclara todo.

-¿sabes?, yo conozco un atajo... ¿ves ese pequeño bosque allá abajo?... bien, por ahí llegarás mucho más rápido.

-¿estás seguro?

-completamente.

-¿me lo juras?

-te lo juro.

-¿te jugarías tu alma?

-em... no vayamos tan lejos ¿sí?

Como la pequeña hoothoot era muy curiosa se fue por el bosque, tardó 4 horas en llegar hasta la casa de la abuelita, mientras que el lobo de fuego llegó en 15 minutos.

Como el lobo/moltres llegó mucho antes decidió encerrar a la abuelita spearow...

MEOWTH.- em... una preguntita.

UYUKI.- ¿cuál?

MEOWTH.- em... ¿cómo es que una spearow haya tenido por hija una noctowl?

UYUKI.- la adoptó ¿feliz?

MEOWTH.- sin comentarios.

Planeaba meterla en el armario, pero había tanta ropa que era imposible meter una sola pluma, por lo que decidió intentarlo en la alacena más chiquita.

JAMES.- ¿y como la encerró?

UYUKI.- apretada ^__^

TODOS.-...

JESSIE.- ¿no crees que es... algo extraño?

UYUKI.- nop, no quiero que se coma a la abuelita... aún no.

Después de encerrar a la pobre spearow en la alacena, el gran lobo de fuego comenzó a buscar ropa que fuera de su talla... casi vació el clóset de la pobre spearow, pero al fin encontró algo aceptable, se lo puso y luego...

TRACY.- un momento... ¿se puso las ropas de la abuelita SIN quemarlas?

UYUKI.- si.

TRACY.- ¿cómo?

UYUKI.- pues... es un cuento de hadas, tu sabes que todo puede suceder en los cuentos de hadas... ahora que si no te parece mi respuesta, ve y busca al Moltres para preguntárselo.

TRACY.- me conformo con tu respuesta.

Luego, prendió la radio y comenzó a buscar la música de Heavy Metal... por unos momentos, sus pobres oídos retumbaron con esa música tan espantosa... pero sabía que si se quería cenar a esa hoothoot, iba a tener que actuar un poco.

Por fin, la pequeña hoothoot llegó a la morada de su abuelita, estaba cubierta de hojas, espinas, ramitas y demás cosas, nunca más iba a tomar ese atajo, le gustaba más sortear aviones.

Entró en la casa y vio a su abuelita (ahora el lobo de fuego) sobre la cama, escuchando su música a todo lo que daba la radio... sólo que, su abuelita se veía particularmente... ¿quemada, achicharrada, acalorada?... así que exclamó:

-abuelita... qué grande estas.

-es que comí mucho querida.

-abuelita... qué cola tan grande y quemada tienes.

- es por el sol, cielo.

-abuelita... ¡sale humo de tu boca!

-es para cocinarte mejor.

Justo en esos momentos, el lobo de fuego Moltres la hizo de Hulk y destrozó la ropa de la abuelita. Salió tras la hoothoot y ésta, al ver el tamaño de aquel pajarraco, abrió los ojos como platos, soltó la canasta con los discos y echó a volar como desesperada para salvar su pequeña vida.

-hoooooooooot. – gritaba.

Afortunadamente para ella, un cazador Lugia andaba por aquellos rumbos, y, al ver a la pequeña siendo perseguida por el lobo de fuego, pensó en tomar cartas en el asunto. Preparó su escopeta y le disparó al Moltres... éste cayó al piso sin decir ni pio. Ambos se acercaron a comprobar que estaba muerto y se lo llevaron para cenar con la abuelita de la hoothoot mientras escuchaban los discos de Heavy Metal.

ASH.- no me gusta ese final.

JESSIE.- ni a mí.

PIKACHU.- pika.

MEOWTH.- concuerdo contigo pikachu... ese final es horroroso, se supone que tú todo lo cambias... bueno, házlo.

UYUKI.- ¿qué quieren que haga?, cambiar el final ya establecido solo porque es mi costumbre y porque a ustedes no les gustó.

TODOS.- SÍ.

UYUKI.- ni hablar.

El gran lobo de fuego Moltres la hizo de Hulk, destruyendo las ropas de la abuelita en el proceso, y se lanzó sobre la pequeña hoothoot, no iba a dejar que esa presa tan suculenta se le escapara tan fácilmente. Como era de esperarse, la pequeña abrió los ojos como platos y salió volando en un desesperado intento por salvar su preciada vida.

-hooooooooooooot. – gritaba mientras volaba.

Pero se le ocurrió la genial idea de pasar por el área de aviones, y con la velocidad que traía (con desesperación incluida) ni se fijaba si venía algún avión... lo único que ella veía era el ancho bosque, donde podría esconderse. Y entonces, cuando creyó haber perdido al Moltres, volteó a su derecha y se encontró con un enorme avión que se dirigía hacia ella...

TRACY.- ¡y la atropelló!

UYUKI.- no exactamente.

TRACY.- 5 aviones la atropellaron.

UYUKI.- NO.

TRACY.- 1 ½ avión.

UYUKI.- NOOO.

...el lobo de fuego aprovechó su oportunidad y lanzó una llamarada contra la pequeña, la hoothoot comenzó a sentir mucho calor, y cuando menos se dio cuenta, unas llamas le envolvieron el ala... un dolor agudo se apoderó de ella y cayó en picada, donde unos niños exploradores la curaron y la usaron de paloma mensajera a la que llamaron Hedwig, mientras que el lobo se quedó sin cena.

ASH.- Hedwig es de Harry Potter, no puedes robártela.

TRACY.- Ash tiene razón.

UYUKI.- ¿y qué?, solo es un cuento. Y encima de todo es un cuento con el que no gano ni un centavo.

MISTY.- no me gustó el final.

UYUKI.- es la primera vez que te quejas.

MISTY.- todo iba bien, pero ese final lo arruinó todo.

UYUKI.- ¿quién los entiende?, haber, va de nuevo.

La hoothoot volaba con tanta rapidez que no notó cuando se metió al área de aviones... afortunadamente para el Moltres, 5 de ellos la atropellaron, por lo que no tuvo necesidad de matarla, la recogió del suelo y se la cenó. Luego, se fue a la casa donde estaba la madre noctowl esperando a su hija y también la cocinó; cuando se la hubo comido, se fue a la casa de la abuelita y la sacó de la alacena... el pobre pájaro ya estaba mas muerto que vivo, por lo que no supo ni a que horas había acabado en el estómago del lobo de fuego Moltres.

MISTY.- no; estuvo mucho peor.

UYUKI.- ¡basta!... no voy a estar cambiando los finales solo porque no les gusta... ¡a la cama!

ASH.- pero si apenas son las 8:00 PM.

UYUKI.- no me importa.

BROCK.- es el cuento mas corto que he escuchado en mi vida.

UYUKI.- se me ha secado el cerebro.

TRACY.- cambia el final una vez más... por favor.

UYUKI.- de acuerdo... solo porque tú lo pediste de una manera más amable.

La hoothoot salió volando para salvar su vida, cuando una idea cruzó por su pequeña cabeza, se detendría a comprar un rifle y con ese mataría al gran lobo de fuego Moltres... y, casi obtuvo el éxito, sin embargo, el lobo incendiado ya tenía un plan en mente y sacó su espada jedi heredada de su tatara y recontratatara abuelo, con la que mató a la hoothoot.

Se la comió y luego se fue con "Darth squirtle" al lado oscuro.

SQUIRTLE.- squirtle... quirtle, quir.

UYUKI.- Meowth, traduce.

MEOWTH.- dice que no le gustó el final porque te aprovechaste de él.

UYUKI.- no es mi culpa que se de por aludido.

SQUIRTLE.- quirtle, quirtle... quir squir.

MEOWTH.- dice que él cree que, si no mencionaras a un squirtle, tal vez no estaría molesto.

UYUKI.- ¿sabes cuantos squirtle hay en el mundo?, yo nunca especifiqué el "squirtle de Ash".

SQUIRTLE.- squiiir.

MEOWTH.- dice que lo siente.

UYUKI.- te perdono... ¿les pareció a sus reales majestades?

TRACY.- pues, no mucho.

MISTY.- es un poco extraño.

ASH.- y el Moltres... bueno, ni que decir.

BROCK.- la abuelita es un poco exótica para su edad.

JAMES.- no hubo ni una sola sopa instantánea en todo el cuento.

MEOWTH.- ni hubo paraíso de los gatos.

JESSIE.- ni plumas volando por todos lados.

PIKACHU Y SQUIRTLE.- pika/squir.

UYUKI.- ¡argh!, son el público mas difícil que he tenido... mañana pensaré un cuento mejor, ya me voy.

FIN