CARDENALES DEL CORAZON

Prefacio

Bella POV

La vida, hay quienes dicen que es hermosa y llena de dicha, si joder con las personas que creen que la vida es así. La mía es una porquería. E estado sola casi toda mi vida. Mi madre Renee era una drogadicta que murió cuando yo tenía solamente 3 años, cuando ella murió mi padre me recogió y cuido de mi hasta que murió dos años después por una enfermedad terminal, a los 5 años me quede completamente sola. En la oscuridad y tristeza, ningún familiar se hizo cargo de mi, para ellos era una basura como una hija jamás deseada y yo jamás los busque. Nunca pensé que mi vida decaería tanto.

He pasado por tantos tutores todos son una porquería, unos simplemente me adoptaban para que su matrimonio funcionara y no tuviera que ir por el trámite del divorcio, pero aun así ellos se divorciaban y me dejaban otra vez en el orfanato. Había ocasiones en que unas familias eran buenas pero no lo suficiente como para adoptarme formalmente, y me volvían a dejar, había familias que me golpeaban y me usaban como su sirvienta principal. Pero había otras que eran horrendas, las cuales los hombres de la familia o más bien los monstruos de la familia me violaban.

Me usaban como su juguete sexual satisfaciendo sus necesidades como si fuera un objeto que se pueda usar cuando les diera la gana. Las primaras ocasiones en que me violaban yo solamente me echaba a llorar y a gritas que me soltaran, pero con el paso del tiempo comprendí que ni con todos mis lamentos me quitaría a esos monstruos de encima, ya simplemente acepte la vida que me toco vivir. Ya nada más me quedaba. Yo solamente que quedaba cachada y en estado de shock cuando aprovechaban de mi. Me quedaba mirando al techo era como mirar el cielo.

Muchas veces pasaba por mi cabeza quitarme la vida, al fin y al cabo nadie se interesaría si vivía o moría. Pero era tan cobarde que no tenía las agallas de pasarme la navaja por las venas de mis manos, simplemente me cortaba las piernas. Era lo único que mis agallas me dejaban hacer. Era un hábito tomar la cuchilla de los rastrillos de mi tutor y cortarme las piernas. La última vez que mi tutor me tomo yo no pude resistir más, tome las tijeras y se las encaje en el pecho. De aquello no Salí bien librada.

El juez a pesar de todo lo que yo había vivido me mando al correccional de menores durante 5 meses y otros 3 meses en el siquiátrico. Cuando Salí de aquel lugar unos nuevos tutores para mi aparecieron y para mi grata sorpresa eran exactamente iguales que los anteriores, Phil y su esposa Ginger. Phil era una maldita basura que se aprovechaba de mí y eso no era todo si no que me golpeaba cuando abusaba de mí. Era asqueroso y perverso. Pero yo seguía igual mirando simplemente al techo, rogando por mis adentros que terminara. Y Ginger, ella estaba enterada de todo absolutamente todo, pero lo único que hacia cuando Phil abusaba de mi era irse a su habitación y echarse a llorar.

No sé cuantas veces pensé en tomar otra vez las tijeras y encajárselas a Phil, pero no volvería al maldito correccional ni al siquiátrico donde me mantenían drogada todo el tiempo.

Y ahora estoy en el techo de esta espantosa casa con mi pequeño amigo, el cigarro. Fumar era lo único que así calmar mis nervios, solo me faltaban 12 meses para deshacerme de los monstruos esos. Tal vez vivir en este lugar calmado sea placentero, iniciar en un nuevo lugar. Pequeño Forks después de todo este lugar no es tan horrendo como pensaba. Tiene mucho verde. Arboles y arboles. Me encantaba la naturaleza. Era lo único buena de la vida basura que me toco vivir. Al parecer a phil le dieron un buen trabajo en Forks y aquí era genial. Tan lleno de alegría. Era lindo, ahora la alegría, no recuerdo lo que se siente ser feliz ni estar llena de dicha. Tampoco recuerdo las sonrisas ni nada que tenga que ver con la felicidad. Cuando quisiera volver a sentirlo.

Por la carretera vi muchos coches, pero había uno en especial que me llano mucho la atención, un Volvo plateado, elegante y brillante. Seguramente aquí vivían ricos presumidos. Si debería de ser eso. Ricos.

Me le quede mirando al coche, llevaba las ventanas abiertas. Pude ver a un muchacho conduciendo. De una manera audaz con un solo bazo. No pude dejar de mirarlo. Era muy guapo, a pesar de estar lejos.

Me que emboba viéndolo, pero como si nada el volteo a la casa. No supe como volteo a verme pero el punto fue que lo hizo, se me quedo mirando en vez de ver al frente para conducir. Entonces me sonrió, pude verlo era una sonrisa. Yo entre en pánico, hace mucho que alguien no me sonreía. Yo solamente tome mi cigarro y lo apague con el techo lo tire y entre por la ventana de mi habitación.

Ya mañana empezaría el instituto en Forks, mejor sería seguir acomodado la habitación.

----

si les gusta dejen su review:)

claro y si les gusta yo lo sigoXD