N/Autora: He pensado mucho acerca de subir esto aquí o no, pero al final lo he hecho. Lo he sacado de Rock of Love (1), nunca había visto un espectáculo tan depravado, por lo que tenía que hacer una parodia sobre ello. Así que decidí someter a Bella y a Edward a este tipo de humillación, cosa que hace que me sienta mejor. Y esto es todo. :P

Daddy's Little Cannibal -

Summary: Edward es un atractivo vampiro que está buscando a su compañera de ataúd. Bella es una estudiante promedio que, tras perder una apuesta, acaba en su programa de televisión.

Disclaimer: Twilight no es mío. Y la trama es de la maravillosa Daddy's Little Cannibal, yo sólo tengo el placer de adjudicarme la traducción.

"Hemos trivializado al vampiro.
Creo que pasó desde que el Conde Chócula encontró su espacio en las cajas de cereales."
-F. Paul Wilson, Midnight Mass

Coffin of Love

(El ataúd del amor)

Iba a matar a Emmett por someterme a este tipo de humillación. Me puse correctamente la corbata y fruncí el ceño, no me hacía falta el don de Alice para saber que esto iba a acabar mal. Unos suaves golpes sonaron en mi puerta, y la persona que esperaba al otro lado no necesitó ningún tipo de invitación para irrumpir en la habitación, aunque no tuve que mirar para saber que se trataba de Carlisle.

"No tienes que hacerlo." Estaba tan exasperado como yo.

"Ya lo sé. Pero ¿Qué puede ir mal?" Intenté sonar tranquilo, pero se estaba volviendo cada vez más difícil conforme se acercaba la hora. Frunció los labios y pude echar un vistazo a su mente, pero una serie de imágenes nublaron la visión. "Alice está vigilando, y he hablado con el productor; me ha dicho que no habrá ningún problema en dejar de grabar si alguno nos sentimos incómodos. Además, tengo mucho dinero invertido en esto." Me reí pensando que se trataba de una broma, pero él no se rió.

"Solo… ten cuidado" Dijo suavemente antes de salir de la habitación. Exhalé profundamente antes de suspirar. Iba a odiar esto.

--

Iba a matar a Jessica por someterme a este tipo de humillación. ¡¿Cómo había acabado aquí?! No tenía nada fuera de lo normal, no estaba aquí para encontrar el amor, ni para salir en la televisión, estaba aquí porque había perdido una apuesta. Giré a cabeza para mirar a Jessica. Su pelo, generalmente rizado, estaba arreglado y estaba demasiado maquillada para su suave rostro. Parecía que trabajaba en la esquina de alguna calle, o en alguno de esos programas depravados de citas que solo son protagonizados por la persona que busca atraer todas las miradas. Supongo que encajaba bien en el papel.

"Él no te va a escoger nunca si te vistes así" Me dijo Jessica, otra vez.

Sonreí. "Eso es lo que quiero" Todo el mundo llevaba vestidos provocativos o camisetas con más escote que en un concierto de Motley Crue (2). Yo llevaba unos vaqueros rotos y una camiseta de cuello alto que no enseñaba nada. No me preocupé de meter ropa en la maleta porque sabía que me iría pronto a casa. Así que solo metí un par de libros y un CD en una mochila.

Jessica puso los ojos en blanco y empezó chillar acompañada de otras 18 chicas. Me tapé los oídos y grité "¡Ay!" fuertemente. Me ignoraron y siguieron gritando.

Nos condujeron a la mansión que sería mi casa por las próximas dos horas. Las chicas empezaron a hablar las unas con las otras emocionadas. Jessica comenzó a hablar con una chica acerca de lo excitadas y emocionadas que estaban. Yo me hundí en mi silla, deseando que las próximas dos horas pasaran rápidamente.

El autobús se detuvo en la puerta y miré por la ventanilla para ver a los productores y escritores. ¿Por qué había escritores en un programa de televisión? No lo sé. Entraron en el autobús, con una enorme sonrisa en sus caras y luché contra el impulso de darles la vuelta. Jessica apretó mi brazo en anticipación. Le habría devuelto el gesto pero estaba demasiado ocupada intentando no vomitar.

Los productores y escritores se presentaron en el autobús, sonriendo igual que antes. "Hola chicas"

Las chicas gritaron y pude ver como uno de los escritores empezó a retirarse, pensé en seguir su ejemplo.

"Un par de reglas antes de empezar con el show." Las chicas callaron y prestaron atención. "No miréis a las cámaras, intentad ser vosotras mismas."

Exactamente lo que iba pasar.

"Prohibidas las peleas, si no automáticamente seréis expulsadas del programa."

Y, sin embargo, esa regla no se ha llevado a cavo en ningún programa de televisión que se recuerde.

"Las confesiones en las cabinas son para vuestro beneficio, por favor, no tengáis miedo de abusar de ellas."

Créeme, no lo haré.

"Y la regla más importante de todas ¡A divertirse!" Gritó la última parte y las chicas comenzaron a
gritar también mientras bajaban del autobús.

Me golpeé la cabeza con el asiento que había delante mía cuando Jessica saltó sobre él para ser una de las primeras personas en salir del autobús. Exhalé profundamente antes de suspirar. Iba a odiar esto.

--

Me puse de pie al lado de Emmett y pude escuchar la estampida de chicas que llegaban hacia las puertas. Emmett apretó fuertemente mi hombro, indicándome que si echaba a correr, él lo haría detrás de mí. Respiré profundamente para calmarme ¿Dónde estaba Jasper cuando lo necesitaba?

La habitación estaba decorada con un oscuro estilo gótico. Los productores habían recreado al vampiro clásico, incluso mencionaron algo de que durmiera en un ataúd, pero me negué inmediatamente. Ya era suficiente que aceptara participar en este programa, pero lo del ataúd era irse demasiado lejos. Había arañas colgando de la pared con telarañas falsas en las esquinas. Pensé en como Esme gritaría frustrada si viera como habían dejado su casa. Era una adicta a la limpieza.

La puerta se abrió y las chicas fueron entrando de una en una. Me encogí cuando sus pensamientos llenaron mi mente. Después de un centenar de años de práctica pensaba que podría evitar los gritos de las chicas, pero ahora no, eran demasiado altos. Le gruñí a Emmett casi imperceptiblemente, pero él se rió de mí antes de andar hacia las chicas. Los cámaras se apiñaron a su alrededor.

Rodé los ojos y le seguí. Las chicas se taparon la boca gritando cuando les sonreí falsamente. Las miré, la mayoría de ellas eran rubias, altas, el tipo perfecto. Obviamente Emmett se había encargado de elegir a este grupo. Llevaban ropas provocativas, enseñando partes de su cuerpo que ni siquiera se muestran en la pornografía.

"Bienvenidas." La voz de Emmett resonó por toda la habitación. "Os damos la bienvenida a "El ataúd del Amor" Me miró por el rabillo del ojo. "Edward está buscando su compañera de ataúd…" arrastró las palabras.

Pude oír como alguien se reía por lo bajo y me giré para ver a una chica en el otro extremo de la habitación. Estaba tapándose la boca con su mano y su cara estaba roja. Enfoqué mi atención en ella mientras Emmett seguía con su discurso. Traté de leer su mente para saber de qué se reía pero no encontré nada. Fruncí el ceño frustrado.

Emmett me miró y comprendí que me tocaba hablar. Caminé hasta ponerme delante del grupo de chicas que empezaron a gritar fuertemente. Sus pensamientos se mezclaron con los míos y me estaban dando migraña, así que enfoqué mi vista en los ojos de la chica que se estaba riendo antes y les sonreí a las demás. Varias de las chicas gritaron haciéndome estremecer.

--

El discurso de Edward fue corto y claro. Nos dio la bienvenida y nos dijo que eligiéramos la habitación donde nos íbamos a quedar y que cinco de nosotras íbamos a volver a casa esta noche. Sonreí triunfante; seguramente sería una de esas que se irían a casa. No me molesté en subir las escaleras para elegir habitación, por lo que salí al patio, lejos de las cámaras. Era como en otro de los muchos espectáculos de la MTV, estaba demasiado decorado y parecía sumamente caro.

Había un banco bajo un árbol al fondo. Me senté allí y saqué uno de los libros que estaba leyendo. La portada estaba deteriorada de las veces que lo había leído. Me tumbé en el banco y sonreí, no estaba interesada en conocer a mi anfitrión, me daba igual lo bueno que estuviera. Sonreí al pensar en él, era realmente guapo, con sus ojos topacio y su desordenado cabello broncíneo… Me ruboricé ligeramente, estaba sonando igual que Jessica.

"¿Qué estás leyendo?" Me sobresalté ligeramente y me deslicé por el banco para poder mirar a los ojos a Edward. Él se rió de mí y yo me ruboricé.

"Ah um… Orgullo y prejuicio de Jane Austen" Levanté el libro para que pudiera ver la portada.

Asintió. "¿Te importa si me siento a tu lado?" Sacudí la cabeza y crucé las piernas, sentándome al estilo indio.

"¿No se supone que tienes que estar en el cuarto de confesiones, hablando de las chicas que han venido?" Pregunté. Era la primera vez que participaba en un programa de televisión por lo que no sabía cómo se hacían las cosas.

Rió y negó con la cabeza. "Eso se hace al final del día. Ellos nos enseñan los videos del show y nos dicen como tenemos que reaccionar."

Me reí y puse los ojos en blanco. "¿Cómo has conseguido esquivar a las cámaras?"

Se encogió de hombros. "Están más preocupados de andar alrededor de las chicas mientras se pelean por elegir las camas.

Yo en realidad iba salir de allí para alejarme de todo eso cuando te vi"

Asentí. "Si, lo siento. No quería formar parte de tu drama así que decidí que sería mejor que me ocultara aquí fuera. Cuantas menos cámaras mejor."

Rió. "Si, se a lo que te refieres."

Fruncí el ceño. "¿De qué estás hablando? Este es tu show."

Se encogió de hombros. "El espectáculo es más de Emmett que mío. ¿Te importa si te hago una pregunta?"

Me encogí de hombros. "Adelante."

"¿Por qué estás aquí? No parece que estés obsesionada con migo como lo están las demás chicas y estabas riéndote todo el rato durante el discurso de Emmett."

Me ruboricé y aparté la mirada. "Oh, simplemente me estaba riendo del nombre 'El ataúd del amor'. La verdad es que me parece tonto ¿No crees?"

Edward asintió. "Y, siendo sincera, estoy aquí porque perdí una apuesta contra mi amiga Jessica."

Esperé que se enfadara, pero lo que no esperaba era que empezara a reírse. Me sonrió. "Bien, creo que ya somos dos." Le sonreí ampliamente. No estaba tan mal.

Le ofrecí mi mano. "Bella Swan"

Él la tomó y la besó. "Edward Cullen"

Me ruboricé cuando un grupo de chicas salió a fuera y saltó a la piscina, llevándose a Edward con ellas. Suspiré y traté de evitar las cámaras que las perseguían. Cogí mi libro y mi mochila y fui hacia el baño, seguro que allí no habría ninguna cámara.

--

Estaba constantemente rodeado de chicas, pero mis pensamientos estaban puestos en Bella. Intenté encontrarla pero, siempre que me acercaba, venía otra chica y me arrastraba con ella con ella a otra parte de la casa. Un par de chicas me cubrieron de regalos y otras intentaron flirtear con migo enseñándome sus pechos. Hice todo lo posible para evitar a ese tipo de chicas en particular, francamente, me asustaron.

Era el momento de tomar una decisión. Me senté en mi falsa habitación y miré fijamente a las fotos de las chicas que había colgadas en la pared. Emmett estaba sentado a mi lado. Lo miré. "No puedo hacerlo."

Él sacudió la cabeza. "Es demasiado tarde." Estaba sonriendo.

"¿No podías encontrar chicas con más estilo?" Pregunté mientras miraba fijamente las fotografías. Cada chica tenía una postura diferente, poco deseables, la mayor parte estaban intentando sacar su pecho hacia delante. Las miré desinteresadamente hasta que vi a Bella. Ella no estaba intentando parecer atractiva – lo que la hizo mucho más sexy – simplemente estaba ahí de pié con una sonrisa embobada sobre su cara. Sonreí para mí, definitivamente ella se iba a quedar, estuviera aquí por una apuesta o no. "Ella" Señalé la foto.

Emmett me miró confuso. "Ella era la que estaba ocultándose en el cuarto de baño."

Le sonreí. "Lo sé. Ella se queda."

Puso los ojos en blanco antes de quitar la foto de la pared."Bien, una menos, solo quedan catorce."

Escogí indeciso algunas de las fotos, sabiendo que al final nadie ganaría. Alice lo vio y de ninguna forma iba a apostar contra ella, por mucho que Emmett se empeñara en lo contrario…

--

Me mantuve de pie en la fila delantera, riéndome mientras él decía los nombres de cada una de las chicas. No parecía estar demasiado emocionado cada vez que repartía una rosa a cada una de las chicas. Jessica consiguió la quinta rosa. Chilló y me dio un abrazo que devolví por cortesía, y sonreí para mis adentros cuando Edward sacó su última rosa. Algunas chicas gritaban. Mentalmente hice el baile de la victoria cuando pensé "me voy a casa".

"Bella" Me llamó. Mi baile de la victoria murió cuando abrí mi boca.

"¡¿Qué?!" Grité. Todos me miraron fijamente y las chicas que no fueron escogidas cayeron de rodillas llorando. Jessica me empujó y empecé a andar hacia él, confusa, y con mis ojos abiertos como platos.

Cogí la rosa sin espinas "¡Maldita sea!" Grité antes de volver a la fila con la rosa todavía en la mano. Pude ver como las chicas me miraban fijamente mientras me situaba al lado de Jessica con los brazos cruzados sobre mi pecho.

"Bien…" Dijo vacilante. "Gracias por haber venido y siento que no hayamos podido trabajar juntos." Les dijo a las otras chicas mientras abandonaban la casa.

Se volvió hacia nosotras sonriendo. "Felicidades al resto y espero que podamos conocernos mejor." Puse los ojos en blanco y me dirigí escaleras arriba para elegir una habitación. Definitivamente, el peor día de mi vida.

Final del capítulo

N/T: Bueno, pues ¡Hola! Me siento muy halagada de poder traducir una historia de esta escritora del fandom que tantos buenos momentos nos ha hecho pasar gracias a su amplia imaginación. Creo que estoy de acuerdo con todas al decir que realmente echaremos de menos nuevas historias por su parte, pero podemos sentirnos halagadas de contar con las que ya están publicadas por aquí. La historia me ha parecido muy interesante y tiene sus puntazos. Espero que desfrutéis leyéndola igual que yo estoy disfrutando al traducirla. Nos vemos en el siguiente capítulo y… ¿Sabíais que los reviews adelgazan y está clínicamente probado que son buenos para la salud? Así que dale al botón verde ¡Por una vida sana! ^^

(1): Rock of Love, o El Rock del Amor es un reality show de VH1 donde la estrella de rock líder de la banda Poison Bret Michaels, busca a su media naranja.

(2): Para las que no lo sepan: Mötley Crüe es una banda estadounidense de glam metal que con más de 25 millones de copias vendidas sólo en Estados Unidos y más de 45 millones en todo el mundo es una de las más populares del genero.

-Mil gracias a Eileithyia793 por ayudarme a traducir. Ha hecho un muy muy buen trabajo (: ¿Sería mucho pedir un review?