Cláusula de Propiedad Intelectual: Bukiyou na Silent no me pertenece, sino a Takanaga Hinako, por lo cual comprenderán que esto está desarrollado sin fines lucrativos.

Advertencias: Versión Español; Angst, Lime, y ahí verán qué más.


Sonríe Toono

Por: Gaa


Tamiya sabía dos cosas de Toono que sólo él conocía:

Uno: Toono siempre le sonreía cuando estaban solos, así sea una minúscula muestra en sus labios.

Dos: A Toono le gustaba hacer el amor, aunque no se lo dijera.

Es por eso que Tamiya Keigo, ahora más conocido como Keigo, hacía todo lo posible por hacer sonreír a Toono Satoru, así siempre tuvieran que estar encerrados en una habitación con cuatro paredes, una puerta y la cortina cerrada, siempre solos.

—T-tamiya —siempre le costaba, siempre con aquella voz tan endemoniadamente suave y enronquecida por lo que hacía… tan deseable y bello a sus ojos.

—Keigo, Satoru, dime Keigo —enfatizó esta vez mientras lo daba vuelta para ver aquel rostro sonrosado para él, con aquel brillo en sus ojos sólo para él y aquella sonrisa que siempre lo volvía loco.

—K-keigo—expresó entonando más su nombre. Dejó de tocar aquel cuerpo que tanta adicción le provocaba y pensó, por cortos segundos, en que si por él fuera no saldría de aquella habitación, sino fuera porque se sentía tan avaricioso y egoísta cuando de Satoru se tratara.

—Sonríe para mí Satoru.

Besó aquellos labios que no dudaron en contestarle con tal cariño que por unos minutos pensó que su Satoru le sonreía aún con aquel beso de por medio, mordió y lamió aquellos finos labios con pulcritud y le sonrío enseñándole cómo debía de hacer mientras bajaba a su pecho en busca de aquella emoción que tanto le gustaba, y se intoxicaría de ella hasta que fuese viejo o hasta que el otro se cansara de él, por lo cual rogaba en silencio que nunca ocurriese.

—Keigo —escuchó su nombre gemido entre sílabas y comprimido con tanta pasión —, Keigo —repetía una y otra vez, y la vio nuevamente, aquella sonrisa que lo descolocaba y hacía inflar su corazón.

Amaba a Satoru como ningún otro hombre o mujer podía imaginar.

—Sonríe para mí Satoru.

Sonríe


Es lo más Fluffy que podrán conseguir de mí xD. Cuando descubrí este manga me enamoré de Toono, es tan condenadamente especial que decidí hacerle un Fic.

Comenten xD

—Gaa—