Nabari no Ou no me pertenece y mucho menos sus personajes y bla bla bla bla… A disfrutar!!!!

UNA VIDA SIN TI

CAPITULO II

-Shinrabansou

-¿Qué?- atinó a preguntar Kumohira- ¿Cómo es que tú…?

Volteó a un lado y admiró por un momento la expresión seria y al mismo tiempo perdida de Aizawa que le negó lentamente con la cabeza, indicándole guardar silencio por un momento, solo por un instante más.

Le calaban las heridas en la piel, su cabeza le taladraba constantemente las sienes y una imagen de una mujer albina le llenaba todos los pensamientos.

Miharu se pasó preocupadamente la mano por el rostro, y por primera vez en mucho tiempo sintió un desasosiego tan grande que era imposible de contener. Se sentía perdido, y la lluvia ya había calado en su magullado cuerpo recordándole que el tiempo aún seguía, y que probablemente Aizawa y el maestro Kumohira no esperarían más, probablemente querrían respuestas y él no podría dárselas, por lo menos no aún.

-Miharu- le habló Aizawa mientras trataba de limpiar una mancha invisible de sus lentes- verás, lo que acabas de vivir es un tanto diferente a la que realmente estas acostumbrado y…- al grano, Aizawa había sido paciente por mucho tiempo, casi toda una eternidad, y a pesar de saberse paciente el quemarse el cerebro tratando de encontrar las palabras adecuadas esfumaba de su sistema cualquier sustancia llamada paciencia- El mundo que tú conoces no es el único que actualmente existe, es solo uno de los que hay, el otro, al que nosotros, incluso tú perteneces es llamado el reino de Nabari, en él, los ninjas aún están presentes, y la división de los diferentes podría decirse reinos internos se tambalea peligrosamente por lo que pudimos vivir en estos instantes, al parecer, uno de ellos, el Kairoshu viene tras de ti- terminó el monólogo, y si enjugó las gotas de lluvia que caían de su frente.

Kumohira quedó pasmado, y a pesar de hacer lo posible por mantenerse serio, la mirada profunda y dilatada de su rostro demostraba lo sorprendido y enojado que estaba con Aizawa .

-¡Como pudo ser idiota! Decirle algo así al pobre de Miharu- pensó.

-Eso no es de mi incumbencia- pronunció Miharu. No es que pensara eso, pero ya había cometido demasiadas metidas de pata como para poder meterla más a fondo, ahora la neblina que cubría su mente se estaba disipando, y el resultado, a pesar de ser desconcertante con una medida de terror le dejaba más satisfacción de la que jamás hubiese creído, tenía una segunda oportunidad, podría salvar a Yoite, y eso era lo único que importaba, ¿no?

-No me interesa en lo más mínimo y realmente no sé de qué están hablando, simplemente soy un estudiante de secundaria, y si les preocupa que le diga a alguien sobre lo que vi pueden estar tranquilos, no lo haré.-miró a los presentes, cayendo en la cuenta del excelente actor que estaba hecho, añadió- Además, si se supone que debo de ser involucrado en lo de que dicen mundo de Nabari, habrá muy probablemente algo que me mantenga unido.

Dio media vuelta, y manteniendo la pose indiferente que antes solía usar se limpió las cortadas y los raspones con el grifo oxidado que descansaba en la parte más solitaria de la escuela.

-Miharu, por favor, necesitas estar con nosotros, más ninjas de Kairoshu podrían encontrarte y…

-Si ustedes están a mi lado ¿Podrán protegerme? ¿Saldré ileso? ¿Sin ningún rasguño?

Sabía que había sonado cruel, sobre todo al mirar el rostro compungido del maestro pasear su mirada por las profundas cortadas de sus brazos, pero tenía que entender de nuevo que lo único que acarrearía esa preocupación insana e inmadura serían problemas.

Los cortes ciertamente le dolían horrores, pero recordó por un instante todo el miedo y dolor que cargó Yoite durante tanto tiempo y le parecieron insignificantes ¿Cómo quejarse ante algo tan infantil como eso? Alisó su uniforme, tratando inútilmente de quitar las gotitas de sangre que adornaban las mangas y la parte del frente de su camisa y se dispuso a marcharse, si realmente el Shinrabanshou había logrado traerlo al pasado de nuevo podría cambiar muchas cosas, sobre todo la muerte de Yoite, pero aún así, y a pesar de todo, algo de miedo se cernía celosamente en su pecho. ¿Cómo hacerle para salvar a Yoite si este siquiera iba a recordar algo de lo que habían vivido juntos? ¿Cómo lograr lo que ya se tenía si no existía aún? Miles de preguntas e inseguridades comenzaron a invadirlo lentamente sobre todo porque no sabía exactamente lo que sus acciones involuntarias podrían repercutir en ese nuevo presente.

Y cuando creyó terminada la conversación el maestro Kumohira le impidió el paso y haciendo una cortada en su pulgar como la vez pasada procedió a dibujarle un kanji en su frente y jurarle protección. Aunque pareciese tonto, a Miharu realmente le reconfortó, al menos, una de las cosas que se supone deberían de pasar habían sucedido, y ganando un poco más de confianza, estuvo seguro que esta vez, en esa nueva oportunidad que había logrado conseguir con el Shinrabanshou lograría darle todo un gran futuro a Yoite aunque incluso tuviese que dar su vida misma para conseguirlo.

ªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªªª

HOLA!!!!!

Si ya se esperaban un nuevo capi, lo siento lo que pasa es que cuando me di a la tarea de hacer el siguiente me di cuenta de un super mega error!!!

Cambie el nombre de Kumohira por el de Yamato, Santos ángeles de la guayu, de veras que lo siento…..

Ahora que ya cambie ese detalle puedo comenzar con el siguiente cap, y pido otra enorme disculpa por las personitas que me han mandado reviews y no les he respondido… lo que pasa es que estoy curando dos carreras y ps no me da tiempo de nada, pero voy a tratar de continuar mis fics, en especial este, asi que no crean que los voy a dejar colgados.

Nos vemos en el siguiente cap.