Los personajes son de Stephanie Meyer y ésta historia es inventada por mí.

Capítulo 4: La Push.

Los días habían pasado volando y ya estábamos a jueves, sin embargo mis padres seguían sin darme una respuesta para poder salir el sábado con mis amigos a la discoteca "Blood of the night" que había en Port Angels, reconozco que el nombre no era lo más apropiado, pero yo quería salir y divertirme, en eso mi tía Alice me apoyaba e iba detrás de mi padre mandándole indirectas que estoy segura que pillaba, pero de las que pasaba totalmente, la verdad no sé como hacía para pasar de ellas, porque estoy segura que mi tía no solo se las lanzaba verbalmente sino también mentalmente; luego me veías a mí, los días anteriores de la semana, inventándome excusas para mis amigas, las cuales estaban un poco sorprendidas por la tardanza de mis padres en darme una respuesta; también estaba lo de Leah, no paraba de calentarme la cabeza para buscar repuestas, Jake estaba preocupado por el cambio de actitud que he tomado después de aquella conversación que tuvimos, según él estoy más callada y más pensativa, y tal vez sea por eso por lo que mis padres todavía no me han dado una respuesta, aunque mi madre lo haya convencido, mi padre a lo mejor me veía demasiado rara últimamente como para dejarme ir a una discoteca llena de humanos y en la que se me puede escapar mi don. Luego estaba mi tía Alice que no me dejaba tranquila con lo de la boda, era demasiado agobiante.

Jake me había invitado el otro día a ir a la reserva de la Push y yo había aceptado, así que no tardaría en recogerme. Yo ya estaba arreglada y esperando en la puerta del porche cuando oí el coche de Jake por la carretera que conducía a la mansión.

-Hola amor-me dijo besándome con ternura

-Hola lobito-le dije correspondiéndole al beso

-¿Estás preparada?, Emily nos está esperando con los chicos para comer

-Claro-dije entusiasmada

Jake me abrió la puerta del copiloto, yo me subí y él la cerró, para luego dirigirse al asiento del piloto y arrancar. No tardamos mucho en llegar, cuando entramos a la casa allí estaba toda la manada reunida menos Leah, no sé porqué, pero esperaba encontrármela ahí. Emily me recibió con mucho cariño, la verdad es que era una chica muy amable y en la que uno puede confiar, tenía un corazón de oro, ésta estaba embarazada de cinco meses, Sam estaba muy contento por ello, pues tuvieron problemas para poder tener hijos hasta que al final lo consiguieron, sería su primer hijo.

Después de comer una comida deliciosa, de hablar, de contarnos chistes y de pasárnoslo bien, decidimos Jake y yo dar un paseo por la playa.

Ya en ésta, mientras paseábamos por la orilla de la playa mojándonos los pies, estuvimos hablando de temas diversos pero sin mencionar nada de lo de Leah. Más tarde, Jake se tuvo que ir porque uno de los chicos lo necesitaba, él se rehusó a dejarme sola pero yo insistí que quería quedarme un poco más en la playa, así que él se fue no muy convencido.

Yo me quedé sentada en la arena viendo a los niños jugar y disfrutar de los pocos días de calor que Forks ofrecía, estaba metida en mis pensamientos, como ya me era habitual hacer, pensaba en Leah hasta que escuché un ruido de ramas secas al pisar, giré mi cabeza y allí estaba ella, Leah estaba distinta a como la vi el lunes en el lindero del bosque del colegio, estaba más pálida, más débil, parecía enferma, y seguía sin tener ningún olor, esto era muy extraño.

Me levanté de mi sitio en la arena y me dirigí con cautela a donde se encontraba ésta pues no quería que se fuera de nuevo, tenía demasiadas cosas que preguntarle; cuando me acerqué ella adivinó mis intenciones y como hizo el lunes, huyó, pero ésta vez no escapó de mí pues estaba demasiado débil, no se movía con la agilidad que caracteriza a los hombres lobo, en este caso mujer loba; me pregunto que le ocurrirá, esa duda me fue en parte resuelta cuando me sitúe detrás de ella y ésta se fue dando la vuelta lentamente, además de su pálida piel, su rostro demacrado y su debilidad, bajé la mirada hacia su estómago y cuál fue mi sorpresa cuando encontré un abultado vientre, el cual puedo asegurar al cien por ciento que no lo tenía el lunes.

-Leah…-susurré sorprendida

-Nessie, ayúdame-me dijo con voz débil

-¿Qué te ocurre?-pregunté curiosa

-Nessie, yo…-empezó a decir, pero en ese instante se desplomó, yo como pude la agarre antes de que se diera contra el suelo, cuando mi piel hizo contacto con la suya me sorprendí de lo fría que estaba, esa temperatura no era normal en alguien como ella, claramente Leah necesitaba ayuda de un especialista y dadas las condiciones de ésta no podía llevarla a un hospital, el único que podía verla era mi abuelito, así que la cargué y lleve a Leah inconsciente en mis brazos..

Después de correr todo lo rápido que podía a mi velocidad vampírica, llegué a mi casa, me extrañó que no percibiera los olores de mi familia ni que escuchara ninguna conversación en el interior de la mansión.

Abrí la puerta como pude con Leah en brazos y me dirigí con ella a mi habitación, la deposité en la cama y me fui a buscar a mi familia en la casa, después de varios minutos encontré una nota colgada en la nevera que decía:

"Querida Nessie:

Espero que no te importe que hayamos salido a cazar, te íbamos a esperar pero no sabíamos a qué hora ibas a volver y nosotros no aguantábamos más, lo siento cariño, te prometo que estaremos ahí lo más pronto posible.

Con cariño, tu madre que te quiere,

Bella

P.D: Nessie cariño, si necesitas algo o hay alguna emergencia no dudes en llamarnos al móvil, ¿de acuerdo?, confío en que estás a salvo con Jacob y en que no va a haber ningún problema, nos vemos cielo."

Después de leer la nota comprendí que estaba sola, y que mi abuelito estaba de caza junto con toda mi familia, ¡¡yo estaba sola con Leah!! ¿Qué hago? No sabía si lo de Leah era grave y yo no tenía muchos conocimientos de medicina, sabía algo, fruto de los libros que me dejaba leer mi abuelito cuando yo era pequeña, pero no sabía lo suficiente; tenía que buscar la manera de hablar con mi abuelito, intenté llamarlo al móvil, pero no lo cogía, seguramente estaba demasiado inmerso en la caza como para darse cuenta de que su móvil sonaba, llamé a los móviles de los demás y ocurría lo mismo, no contestaban, ¡¡MADRE MÍA!! ¿Qué hago?

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o

¡¡Hola chicasss!!

Ya estoy aquí de nuevo con el capítulo 4, sé que éste es un poco más corto que los anteriores, pero es que estoy con los exámenes globales y no tengo mucho tiempo, os puedo asegurar que el 5 capítulo es más largo que éste, os lo aseguro porque ya lo tengo escrito jajaja.

Bueno digo lo de siempre, ¡¡muchiiiiiiiiiiiiiiissssssssssssiiiiiimassssssss graciasss!! a princess-vampire-dwyer, a gaby twirocker y a Fraaaaan Cullen ! por sus reviews, de verdad me alegra mucho recibir comentarios, es lo que me anima a seguir escribiendo, probablemente hayáis oído mucho esto, pero es la verdad, cada review que me mandáis me da más ánimos para seguir escribiendo y así sé en qué debo cambiar y todo eso, de momento creo que mi historia os gusta, a unos más que otros lógicamente :), eso me alegra mucho, así que por favor seguir mandándome reviews, cada palabra que escribís me alegra mucho el día, sólo tenéis que darle al botoncito verde que hay ahí debajo de la historia. ¡¡Animaos chicasss!! Quiero saber vuestra opinión ¿vale?

¡¡Xao chicass, nos leemos pronto!!

Con cariño:

CINTIA!! XD