------------------------------------------------------------

PROMESA

Autor/a: M. Guerriere, alias Absinthe Angel 777 / Traducción: Kayra
Título original: Promise
-------------------------------------------------------------

Nota de la traductora: Este fic pertenece a su autora, arriba mencionada. Yo soy meramente su traductora. He traducido el fic para disfrute de todos aquellos que disfrutan leyendo los fics de Xena y Gabrielle pero su nivel de inglés no es lo bastante bueno como para disfrutarlos plenamente. Espero que disfrutéis leyéndolo tanto como yo lo hice traduciéndolo ^^

Si considerais que he cometido algún error en la traducción, por favor decídmelo mediante rewiev. Siempre es bueno conocer los errores para mejorar en futuras traducciones :)

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

(Parte de la serie "Escenas Que Nunca Veremos")
© M. Guerriere 12/1/2004 alias Absinthe Angel 777

Renuncia legal: Xena y Gabrielle son propiedad de Ren Pics y MCA/Universal. La siguiente historia no es más que una forma de practicar la escritura.
No obtengo ningun provecho con ello y sólo debe usarse para fin de los aficionados a los fanfiction.

Advertencia: Discusiones sobre la violencia y el sexo entre mujeres. Si este tema os resulta ofensivo u os está prohibido, dejadlo ahora. Ya os he avisado.

Notas de la autora: Esta historia no debe reproducirse sin mi permiso expreso por escrito. Por favor, entrad en contacto conmigo - Podría decir que SÍ. Por favor, dirigid vuestros comentarios y críticas sobre esta obra a absintheangel777(arroba)(yahoo).(com). Gracias anticipadas, querido lector, por molestarte en tener este trabajo en cuenta. Realmente lo aprecio - Angel.

MARCO TEMPORAL: Poco después de "Maternidad"

EXT. FUERA DE LA CASA DE REUNIONES DE LOS ELIANOS

GABRIELLE
(se sienta en un tronco, cerca de Eva)
Incluso los arrepentidos necesitan descansar de vez en cuando.

EVA
No quiero molestaros.

GABRIELLE
No puedes. Imposible.
Sin embargo tu madre murmuró algo acerca de verte antes de quedarse dormida.

EVA
¿Dormida?

GABRIELLE
Sí, ya sabes cómo detesta a la gente.
Todo el mundo intentando agarrarla, buscando su atención.
Pero siempre que está con grupos grandes se queda dormida.
Imagínate.

EVA
Cuando me llamaban Campeona de Roma todos buscaban mi atención.
Yo los quería y los despreciaba por eso.

GABRIELLE
Ésa es Xena.
Es compasiva en su mente.
Pero en su corazón, la mayoría de la gente aún es desechable.

EVA
Salvo tú

GABRIELLE
Y tú.

EVA
Soy su hija, pero tú
(hace una pausa)
hiciste lo imposible.
Te necesita.

GABRIELLE
(baja la mirada y la aparta)

EVA
(ladea la cabeza)
(la bardo parpadea)
¿Cuál es el problema, mamá?
¿Tu vida no es como en los cuentos de hadas que narras?

GABRIELLE
¿Qué estás pensando, Eva?

EVA
(se muerde el labio)
Nada.

GABRIELLE
Algo.

EVA
Sigo pensando en ello.
(suspiro)
Miro lo que era.
Y me veo ahora.
No soy la misma
(lágrimas de frustración)
¿Cómo podría alguien quererme algún día?
¿Cómo podría alguien volver a amarme?

GABRIELLE
(le rodea a Eva el hombro con un brazo)
Va a ser duro, Eva.
Esto es sólo el principio.

EVA
Pero tuve a Augusto.
Tuve a Ares.
Para bien o para mal los tuve a ambos.
Fui querida, amada, deseada.
Tuve todo el poder y las riquezas de Roma.
¡Mírame! Mira cómo voy vestida.
¡Mira lo que soy ahora!
Nada.
No puedo usar la espada.

GABRIELLE
Eva.

EVA
Ni siquiera puedo coger un arma.
Todo es como veneno en mis manos.
Es lo que hago.
Es lo que era.
Es quien era.

GABRIELLE
(sacude la cabeza)
Estás en una transición.

EVA
Todo cuanto tuve ha desaparecido.
No sé quién o qué soy.
Nunca volveré a ser la misma.
Nunca volveré a sentirme querida de nuevo.

GABRIELLE
Ser amada y deseada como mujer no depende de la riqueza.
Eres hermosa.
Eso emana desde el interior y el exterior.

EVA
(se atraganta con las lágrimas y se las seca)
No estás siendo imparcial.
Nadie va a prestarme atención.
Ya no.

GABRIELLE
Claro que sí, yo lo hago.
Eres una chica preciosa.
Sé lo que estoy viendo.

EVA
Pero eres mi madre.
Por supuesto que dirás eso.

GABRIELLE
¿Sabes dónde tienes algo de experiencia?
Ahí es donde tengo mi experiencia.
Creo que sé una o dos cosas sobre el amor.

EVA
¿Qué sabrás tú de estar ahí?
Mírate.
Todo te ha ido bien.
Tú y Madre sois la pareja perfecta.
El amor perfecto.
Todos quieren ser como tú, como ambas.
Os respeta, os admiran.
¿Dónde voy a encajar?
¿Qué soy en este mundo?
Un bebé, una acompañante no deseada, una infantil nada.

GABRIELLE
Sí, conozco la sensación.

EVA
Pero encontraste tu camino.
Mostraste tu valía.

GABRIELLE
Llevó largo tiempo.

EVA
Tuviste una amante para apoyarte.

GABRIELLE
(se alisa el pelo)
Conté un buen cuento de hadas, ¿no?

EVA
Pues dime la verdad.
Por favor, dime la verdad.

GABRIELLE
Siempre te he dicho la verdad.
¿La verdad sobre qué?

EVA
Ahórrame los cuentos de hadas.
Sabes de lo que estoy hablando.
Sobre ti, sobre Madre.

GABRIELLE
¿Estás segura de que quieres adentrarte ahí?

EVA
Necesito saber.
Ella nunca será honesta conmigo.
Lo endulza todo.

GABRIELLE
Eres su pequeña

EVA
Soy tan asesina como ella.
De alguna manera, de algún modo, entre toda esa violencia encontró amor.
Necesito saber que está ahí, incluso para alguien como yo.
Os encontrásteis la una a la otra.
¿Cómo?

GABRIELLE
Un accidente. Una circunstancia.
Yo no diría que el que tu aldea sea destruida sea un gran modo de conocer gente.

EVA
No, supongo que no.

GABRIELLE
La verdad.
(hace una pausa)
La verdad.
Era aterradora.
Una señora de la guerra entre los señores de la guerra.
Yo quería salir de aquella aldea.
Aproveché la oportunidad.

EVA
Te uniste a ella.

GABRIELLE
(grita)
¡Me lancé sobre ella!
Era una chiquilla estúpida.
Podría haberme matado.

EVA
Pero no lo hizo.

GABRIELLE
Tenía una lengua rápida.

EVA
(asiente)
Ser rápida es útil.

GABRIELLE
¿Qué habrías hecho tú?

EVA
Ahora eres tú la que no quiere adentrarse ahí.

GABRIELLE
Ja.

EVA
¿Yo? Con una chica así. Ni qué decir tiene.
Podría haberla matado.
Podría...

(larga pausa)

GABRIELLE
(se emociona)
La verdad...
Ella...

EVA
(examina la expresión de Gabrielle)
Lo sé.

GABRIELLE
(susurra)
Estaba tan asustada.

EVA
¿Por qué te quedaste?

GABRIELLE
Quería huir.
Tenía esa mirada y...

EVA
¿Por qué te quedaste?

GABRIELLE
(con la cabeza entre las manos)
Quedarme. Necesitaba quedarme.
Era tan importante para ambas.
Me arrastraría hacia su oscuridad
Así de fuerte es.
Sabía que podía vencer.
Sabía que era más fuerte.

EVA
No respondiste a mi pregunta.

GABRIELLE
Me gustó.
Me gusta.
No sé porqué mi cuerpo responde.

EVA
No eres la chica de los cuentos de hadas, ¿verdad?

GABRIELLE
La mente y el cuerpo son cosas distintas, Eva.
El Camino es lo único a lo que puedo aferrarme mentalmente.
Con Xena nunca sé lo que pasará.
Cada vez ruego por mantenerme a flote.

EVA
En un mar hirviente de desprecio y furia.
El mar de Xena.

GABRIELLE
Qué delicioso sería ahogarse.
Con ella, como he desado tantas veces.

EVA
(inspiración honda)
Así que ese es nuestro llamado.
De Madre y mío.
El misterio.
La pasión.
El fuego.

GABRIELLE
Fuego griego.

EVA
Pero esa ironía podría destruirme.
La oscuridad me está comiendo viva.
¿Cómo puedo proyectar ese fuego como una abogada de la paz?

GABRIELLE
Vestida con harapos y sin un dinar.
Creo que puedes.

EVA
¿Y hay alguien para mí?

GABRIELLE
Lo hay.

EVA
¿Y ahora?
¿Qué hay de ti?
¿Cómo es ella ahora contigo?

GABRIELLE
Diferente.
(baja la mirada)
Me golpeó una vez.
Nunca más de nuevo.

EVA
¿Y el resto del tiempo?

GABRIELLE
Hemos trabajado en eso.
Sabemos lo que hacemos.
Aprendimos cuándo parar.
Ese es nuestro amor perfecto.
Nuestra promesa de confianza.

EVA
Prometo que si hay alguien como tú, intentaré ser agradable.

GABRIELLE
Entonces serás una heroína y no necesitarás cuentos de hadas.

EVA
¿Me ayudarás?
¿Me enseñarás?

GABRIELLE
Te ayudaré a enseñarte a ti misma.

FIN DE LA ESCENA