Lamentablemente, mi mente no fue la genio que creó a estos personajes por lo que no son míos ni de mi propiedad. Sin embargo, la trama y personajes externos que pudieron haber salido durante el trascurso de esta historia sí son míos por lo que su difusión, traducción, adaptación o lo que sea está prohibida sin mí previo consentimiento.

N/A: Y el último capitulo, lamento el retraso. Nos vemos abajo, ahora a leer.

Entre las Sombras

Epílogo.

Diez años después.

Nunca había sentido tal felicidad como lo hacía ahora, mientras veía a nuestros hijos jugar y a Bella acariciar su abultado vientre que contenía a nuestras preciosas hijas. Diez años habían transcurrido desde que la conocí, diez años desde el primer te amo, diez años desde el nacimiento de Emily, diez años desde que la hice mía.

La vida había sido buena para nosotros, nuestros hijos estaban sanos y nuestros padres – los que quedaban – aún seguían con nosotros. El amor que sentíamos Bella y yo, era cada día más inmenso que el anterior; y cada vez que podíamos lo demostrábamos con nuestros cuerpos, fruto de aquello son Lucas, Jane y Alex – nuestros mellizos/diablillos – y en un par de semanas Alice y Renee.

Sí, durante los últimos diez años básicamente nos habíamos dedicado a tener y tener hijos; y no nos arrepentíamos de eso. Cada uno de ellos eran un pedacito de amor, cada uno era un pedacito de cada uno.

Mientras esperábamos a Jane y Alex, decidí que tal vez la Literatura no era lo mío y que tal vez la medicina era lo mío. Lo conversé con mis padres y con Bella, y ellos me apoyaron y ahora sólo me quedaban un par de meses para poder titularme. Bella había retomado sus estudios pero con la llegada de Lucas tuvo que dejarlo, para no volver más. A veces la veía pensativa mientras leía su carta de aceptación, ya varias veces le intenté convencer que volviera pero ella decía disfrutar ser una mamá a tiempo completo, que odiaría tener que perderse alguna etapa de sus hijos por un trabajo.

"¡Mamá!" escuchamos un grito proveniente de Emily. Emily se había convertido en una pequeña hermosa, sus cabellos rizados color caoba y su piel traslúcida – igual a la de Bella – hacía juego con sus hermosos ojos verdes. Con el tiempo habíamos esperado que alguna similitud a Ben apareciera en nuestra pequeña pero nada había sucedido. Seguía igual a Bella. Después del encuentro con Ben en Port Angeles, sólo lo habíamos visto una vez en la feria. Mayor fue nuestra sorpresa cuando vimos que iba de la mano de una muy embarazada Angela. No nos habló, sin embargo miró a Emily como si nunca hubiera visto el sol. Él se lo había perdido. " Alex lanzó mi muñeca Susie al mar" dijo con lágrimas en sus mejillas. La muñeca Susie había sido regalo de su abue Esme , cuando sólo tenía un año y desde entonces la muñeca había sido su mejor amiga. Nos encontrábamos en La Push, celebrando el cumpleaños del pequeño Jacob – hijo de Jacob y una chica llamada Vanessa.

"Alex, cuantas veces te hemos dicho que no molestes a tu hermana mayor" le dijo Bella en un tono suave pero autoritario. Alex no parecía arrepentido, no por nada era el diablillo de la familia. Siempre haciendo maldades.

"¡Yo no la tiré!" se defendió cruzándose de brazos, viéndose realmente gracioso " Susie se lanzó"

"Tonto. Las muñecas no caminan" dijo Jane, siempre apoyaba a Emily. Siempre era la sombra de esta.

"Tío Emm, le dice a Tía Rosie que ella es una muñeca. Y tía Rosie se mueve" dijo el como si estuviera probando su punto. Sólo solté una carcajada antes de pararme y tomar a Alex entre mis brazos.

"Alex, no debes escuchar lo que tío Emmett diga" le dije con una sonrisa plasmada en mi cara. Miré a Bella, quien seguramente estaba pensando en cómo restringirle las visitas a mi hermano.

Después del nacimiento de Lucas, cada vez que Bella estaba embarazada la espera se hacía más larga. Con cada hijo que venía la ansiedad era aún mayor, la esperanza de ver que nacían sanos y con un parecido a mi Bella; me hacían pasar los siete meses en una constante ansiedad.

Las niñas que venían en camino, no eran la excepción. Faltaban exactamente una semana para que finalmente llegaran a este mundo y poder así tenerlas entre mis brazos. Esme se había ofrecido para cuidar a los niños mientras esperábamos que Bella entrara en labor de parto por cuarta vez.

Me encontraba preparándole a Bella un poco de helado con jarabe de chocolate, que era uno de los tantos antojos. Cuando un grito y un jadeo me hizo subir corriendo hasta nuestra habitación donde Bella yacía acostada, con una mancha en las sabanas.

"Llévame al hospital" dijo sollozando, seguramente las contracciones eran dolorosas. La tomé en brazos al estilo novia y la bajé hasta el primer piso. Cuidadosamente la dejé en sus pies mientras buscaba la maleta, las llaves del auto y de la casa, además de mi celular. Llamé a Esme avisándole que íbamos camino al hospital cuando escuché a Bella gritarme y culparme por el dolor que sentía. No era la primera vez, desde el nacimiento de Lucas que me gritaba cada vez que comenzaba con las contracciones.

"Respira" le dije mientras manejaba lo más rápido posible, ella sólo masculló un 'tú que sabes' e hizo lo que le pedí. Una vez que llegamos la ingresaron rápidamente a una habitación donde la atendieron. Sólo faltaba poco para ver a mis dos nuevas princesas.

Cuando estuvo lo suficientemente dilatada, comenzó a pujar y a los veinte minutos pudimos escuchar el llanto de una de las chicas. Alice, fue la primera en salir. Bella descansó unos segundos, para luego pujar y al fin salir Renee.

Miré a mis hijas sorprendido por el parecido con Bella, no habían rasgo de los Cullen en ellas sólo Bella. Me acerqué a Bella quien se notaba muy cansada y le besé la frente. "Te amo. Gracias por dos nuevos regalos" le susurré mientras le besaba suavemente los labios.

"Si, serán los últimos que te daré" dijo ella riendo cansadamente. Sabíamos que eso no sería así.

Oh si, la vida era buena con nosotros. Había conocido a Bella en un momento donde necesitaba el apoyo de todos, y fue su desgracia la que me llevó a ella. La había sacado de entre las sombras.

FIN.

N/A: ¡HOLA! Demoré mas porque he tenido un centenar de cosas que hacer, y no había podido traspasar el capitulo a Word. Bueno chicos ese fue el final, me ha gustado escribir esta historia que fue la primera en escribir. Espero haber cerrado la historia bien, y si hay algo que haya dejado fuera o que ustedes quieran saber … en un review o un MP me lo dicen e intentaré hacer algo por ahí para que no queden dudas. Espero que les haya gustado y agradesco a todas esas personas que siguieron mi historia por el casi año que demoré en terminarla. Doy gracias a todos los que comentaron a lo largo de la historia, y espero que dejen el último. En cuanto a mis otras historias pronto iré actualizando ya que estaba esperando sólo terminar esta para seguir con las otras. Ademas que pronto empezaré una nueva.

Un beso enorme.

Caro.