Disclaimer Nada me pertenece, los personajes son de Stephenie Meyer y la historia es de Jayeliwood, yo solo hago la traducción

Este es un epilogo alternativo seria despues del capitulo 43 de cuando salen del hospital.

Capitulo 46

31 de Diciembre

Yo estaba sobre el hermoso cuerpo de mi esposa completamente desnudo. No era la primera vez que estábamos juntos y desnudos, o incluso en esta posición, pero jamás habíamos hecho con la intención de hacer… esto… Relaciones sexuales. Coito, sexo. Finalmente íbamos a tener sexo… Por fin.

Estaba eufórico y aterrado al mismo tiempo.

Amaba ser capaz de darle placer con mi boca, mis manos, mi lengua, y bueno con cualquier cosa que pudiera. Y amaba las fantásticas cosas que ella me hacia, pero aun no estaba seguro sobre esto. Yo era mucho más fuerte que ella. Podría destrozarla con facilidad. Ella era como una pieza de cristal y yo me sentía como si fuera un martillo, que podía romperla en pedazos. El miedo me lleno otra vez.

Había estado tan absorto en mi pensamientos que había olvidado donde estaba hasta que escuche una risita suave y sentí sus dedos juguetear con mi cabello. "Edward…" Bella me dijo en un tono burlón. "¿Te encuentras bien?"

"Estoy bien, solamente nervioso." Le dije y suavemente bese sus labios.

Bella suspiro con fuerza y puso los ojos en blanco con mis palabras. Ya habíamos pasado por esto antes, y ella sabia lo que yo opinaba al respecto. No sabía por que teníamos que presionar nuestra suerte si había cosas que podíamos hacer y los dos lo disfrutábamos enormemente y yo sabía que no la lastimaría. Bella pensaba que yo era un tonto. Tal vez ella tenía razón ó tal vez no. Yo solo sentía que no podía correr el riesgo.

"Edward no me vas a lastimar." Me repitió como tantas veces ya lo había hecho. "Confío en ti."

"Si tu lo dices…"

Ella suspiro otra vez. "Lo digo por que es la verdad Edward. Quiero sentirte. Quiero que seamos marido y mujer, completamente. Yo estoy completamente curada y estamos casados. No debería haber nada que te detuviera."

"Si, si habría. El hecho de que soy un-" Empecé a decir pero ella me callo antes de que terminara la frase.

"Di monstruo." Dijo en un tono áspero casi furioso. "Te reto a que te atrevas a hacerlo."

Fue mi turno de suspirar suavemente. "Bien, pero eso no cambia el hecho que puedo y lo mas seguro de que te lastime."

Bella hizo algo que me sorprendió. Me empujo del hombro, señal de que quería sentarse. Lo hice aliviado de que finalmente me escucho y algo de razón entro en su cabeza. Se senté y me recargue contra la cabecera de la cama del hotel, mis manos a cada lado de mis piernas y mi cabeza recargada contra la cabecera y respire profundamente. En lugar de sentarse a mi lado Bella se sentó a horcajadas de mi cintura. Puso sus manos sobre mis hombros y se sentó en mi regazo. "Quiero hacerte el amor." Me dijo simplemente.

"Yo también lo deseo, solo que-"

Me calló con un beso, sujeto mi cara con sus manos. Bella sabía las mejores formas de como callarme casi siempre. Gemí contra su boca, mis manos volaron hacia su suave y calida cintura. Era tan suave y calida contra mis manos que era una tortura. Movió sus labios hacia mi oreja, sus manos viajaban sensualmente arriba y debajo de mi pecho. "Edward he pensado en esta noche por nueve meses. Me imagino la forma en la que te vas a sentir dentro de mí, cuan sorprendente se va a sentir. Quiero ser tuya completamente. Hazme tuya. Por favor Edward, te necesito."

"Demonios." Suspire y la agarre de la cintura y la puse sobre su espalda. Sabía que no había vuelta atrás. No había nada que pudiera negarle. Tenia que hacerlo. Lo necesitaba. Para ser honestos lo deseaba. En un instante estaba sobre ella y entre sus piernas. Presione mi excitada dureza contra su calida y húmeda entrada, mostrándole que era lo que me hizo con sus palabras. "No puedo lastimarte. Moriría si lo hiciera." Le advertí suavemente, mirando fijamente a sus castaños ojos.

"No lo harás. Por favor." Ella gimoteo suavemente, con sus ojos medio entornados, y levanto un poco la cara para besar mis labios. Yo presione mis labios contra los de ella, disfrutando de su calida y tersa piel contra la mía. "Por favor." Dijo otra vez contra mis labios.

Ella rogaba por esto. Yo lo deseaba al igual que ella. La deseaba mas que nada en el mundo. Así que hice la única cosa que podía hacer en este momento. La cosa que sabía que haría al final.

Me rendí.

31 de Enero

Tuve a Liz para mí casi todo el día. Era algo muy raro. El resto de mi familia habían salido. Y Bella y Alice habían decidido ir de compras, sorprendentemente fue idea de Bella. Yo pensaba que era un poco extraño, pero no dije nada. No pensaba que fuera buena idea que saliera cuando estaba enferma, pero Bella insistía que se sentía bien. Así que después de unos minutos discutiendo la deje en paz. De todas maneras iba a salirse con la suya. Yo ya lo sabia, siempre era de esa forma.

Así que estaba sentado en el piso de la habitación de Elizabeth sobre una manta ayudándola a sentarse mientras la sostenía suavemente. Ella había descubierto las muecas y prácticamente estaba al filo de la risa. Ella había empezado a sonreír y a balbucear. De vez en cuando le salía un chillido que aun no era una risa. Yo deseaba tanto escucharla. Yo quería ser el primero que hiciera a mi hija reír por primera vez en su vida.

"¿Quién es mi hermosa bebe?" Le susurraba y hacia mis mejillas abultadas y haciendo ruidos extraños. Ella sonreía. Desearía poder saber que era lo que pensaba, pero al igual que su madre, sus pensamientos estaban bloqueados para mí. Ella lo agradecería enormemente cuando fuera adolescente. Volví a hacer el ruido y su sonrisa creció más. "Lizzy mi niña preciosa." Dije como si fuera un bebe, me incline y bese sus calidas y abultadas mejillas. Lizzy balbuceo y su cabeza se fue hacia atrás. Generalmente ella era buena para mantener su cabeza derecha, pero a veces el control de su cuello todavía no era muy bueno. Especialmente cuando estaba cansada.

Jugamos por algunos minutos más antes de que empezara a bostezar, uno tras de otro. Podía decir que ya era tiempo de que se fuera a la cama, así que la recosté en la cama y la cobije. Me quede ahí por algunos minutos, sonriendo mientras acariciaba su cabeza mientras ella dormía. Era igual que su madre, dormía profundamente.

No supe por cuanto tiempo me quede viendo a mi hija cuando escuche a Bella entrar. Alice por alguna razón no estaba con ella. El corazón de Bella estaba acelerado cuando subía por las escaleras, sonando como si las subiera de dos en dos. Fui a su encuentro, yendo tan rápido como pude. La sorprendí a la mitad de la escalera, ella grito y puso su mano sobre su pecho.

"¿Qué te pasa amor?" Le pregunte sujetando su cara entre mis manos. Se veía nerviosa.

Bella negó con la cabeza y se aclaro la garganta. "Nada."

"¿Dónde esta Alice?" Le pregunte no creyéndole. "¿Qué fue lo que-"

"Quería darnos algo de privacidad." Bella respiro profundamente y se mordió el labio inferior. "Edward ¿Podríamos ir a nuestra habitación? Necesito hablar contigo."

La acune entre mis brazos y fui hacia nuestra habitación. Sorpresivamente ella no discutió, rodeo mi cuello con sus brazos. "¿Qué sucede?" Le pregunte suavemente cuando la deje en el sillón de piel. Me senté en el suelo frente a ella, puse mis manos en sus rodillas y la mire rogándole que me dijera lo que sucedía.

Bella se chupo sus labios suavemente. Podía decir que ella estaba pensando cuidadosamente en las palabras. "Edward estoy retrasada."

"¿A que te refieres con retrasada?" Dije estúpidamente y vi hacia el reloj. Bella puso su mano en mi mejilla y obligándome a verla directamente.

"No. Tengo un retraso, fui esta tarde con Alice a comprar una prueba de embarazo."

"¿Una prueba de embarazo?" Dije lentamente las palabras, completamente confundido.

"Si." Dijo y su mano seguía en mi mejilla. "Edward estoy embarazada"

Cinco segundos después de que dijo esas palabras el llanto de Elizabeth empezó a llegar a mis oídos, a través del monitor que teníamos en la habitación para tranquilizar a Bella sobre nuestra hija. No me podía mover, no podía respirar, no podía pensar. Las palabras me llegaban lentamente.

¿Embarazada? ¿Cómo? Eso no era posible. De ninguna forma era posible.

Mis ojos estaban perdidos y mi mente estaba llena de una sola palabra. Embarazada.

Pudieron pasar segundos, tal vez horas. No tenia ni idea. Pero después de un tiempo sentí algo calido contra mi cuerpo, forzándome a regresar. Note que el llanto ceso. Bella probablemente fue a calmar a Elizabeth y la durmió antes de regresar. "Eso no es."

"Edward me hice cinco pruebas de embarazo. Todas fueron positivas." Susurro. "Alice fue por Carlisle al hospital para verificarlo."

Toque su vientre sintiéndolo todavía firme bajo mis dedos. Mi mano cayo instantáneamente a mi lado y mis ojos se desenfocaron otra vez, mi mente estaba completamente en blanco.

Esto jamás lo hubiera tomado en cuenta. Ni siquiera sabía que fuera posible. Si lo hubiera sabido hubiera… honestamente no se que hubiera hecho. En este momento no estaba seguro sobre esto.

Sentí su calidez contra mi cara. Me di cuenta que la mano de Bella estaba en mi mejilla junto con sus labios que sonreían. "¡Edward voy a tener a tu bebe!"

Fin

Nota de la autora.

Bueno este final es mas una broma. ¿Cuál les gusta más este o el original? Ya se, ya se escucho gritos sobre la continuación. Todo lo que puedo decir es que ya veremos. Pero les sugiero que me pongan en alerta de autor por que tengo miles de historias para escribir.

Para lo que quieran saber fue un total de 31,313 palabras de puros detalles en este fic. (Solo en ingles en español no las he contado) Y no estoy contando el final alternativo.

Nota de la traductora.

Hola a todos, por fin termine de traducir este fic. Espero que les haya gustado, a mí en lo personal me gusto más la edición por que tiene más detalles, muy sutiles pero me gusta más. Les quiero agradecer que me acompañaran a lo largo de todos estos meses y todos los mensajes que me dejaron todas las alertas y favoritos que me hicieron. Jayeliwood todavía no escribe la secuela. Cuando lo haga y si a mi me gusta el fic (tiene que gustarme me rehúso a invertir horas de traducción en una historia que no me llene) pero me estoy preocupando antes de que eso suceda. Las historias de esta autora me gustan mucho, seria muy difícil que no me guste. Bueno como les decía cuando ella haga la secuela yo la traduciré, ya tengo su permiso, solo tendremos que esperar que lo haga. De nuevo muchas gracias por todo su apoyo. Seguiré traduciendo fics, solamente tengo que buscar uno que me guste mucho y que este terminado.

Nos seguimos leyendo y hasta la próxima.

Ale Snape Li :)