HOLA!

PUES AQUI VENGO DE NUEVO A ENFADARLOS CON MI ACTUALIZACION...

ESPERO QUE LES GUSTE, GRACIAS A TODOS LOS QUE LEEN MI HISTORIA DESDE LA OSCURIDAD O QUE DEJAN ESOS LINDOS COMENTARIOS ^^

Desde ahora prohibo que cualquier persona tome mi historia o partes de ella, al menos sin mi permiso. De todas formas dudo que alguien la quiera copiar xD.

Note: Todos los personajes de esta historia pertenecen unica y exclusivamente a mi escritora favorita J.K. Rowling, Excepto algunnos que salieron de mi cabesita ^^.


8. PRIMER DIA DE CLASES.

Harry a la mañana siguiente se levanto muy temprano. Después de ese misterioso sueño decidió contárselo a Hermione y Ron. Tras ponerse el uniforme e intentar peinarse —cosa que obviamente no consiguió— Bajo a buscarlos y los encontró desayunando en el comedor de Caerulus, la noche pasada habían quedado de levantarse antes que los demas alumnos para ver sus opciones sobre la búsqueda. El comedor era de aspecto mediano, con las mismas paredes de la Sala Común y las recamaras. En realidad en todo lo que era la casa Caerulus había esas paredes que simulaban un acuario.

—Pero Harry, no creo que sea de verdad ese sueño, tal vez… solo era un sueño normal, lo imaginaste. —Le dijo Hermione una vez que termino de contarle.

—Es que era demasiado real, no era como los sueños que acostumbro tener. —intento explicarse Harry.

—Yo tambien creo que ese sueño sea de verdad, Hermione, ya sabes que a Harry siempre le ocurren las cosas mas extrañas. Como cuando le duele su cicatriz, voces que nadie escucha, sueños extraños, ver cosas que nadie ve, y quien sabe que cuantas cosas mas. —musito Ron con la cara seria. El siempre había pensado que todo lo que le sucedía a Harry era por una razón, a la que luego encontraría una respuesta.

Hermione bufo exasperada.

En ese momento, por la puerta entro Hocicos, como el comedor estaba vació volvió a su forma humana.

—¿Han encontrado algo? —pregunto cerrando la puerta con seguro. Y agarrando una tostada de la mesa y masticándola se sentó.

—Eh… algo así —dijo Harry mirándolo. Se pregunto como reaccionaria Sirius si le contara su sueño.

—¿Qué quieres decir con "Algo así"? —pregunto Sirius dejando la tostada a un lado y mirando a Harry ceñudo e interrogante. No le gustaba nada la mirada de su ahijado, parecía nervioso e indeciso y estaba entrelazando sus dedos nerviosamente.

—Bueno… es que soñé con ella. No me acuerdo muy bien, pero dijo algo parecido a "Vas por buen camino, Harry. Sigue así y me encontraras". No le vi la cara, ya que todo estaba demasiado oscuro. ¿Crees que lo que soñé Dorea lo haya metido en mi cabeza? —pregunto Harry, y al decirlo en voz alta se dio cuenta de lo estupido que sonaba.

Sirius volvió a tomar su tostada, y después de un rato de masticarla, dijo:

—La verdad, Harry, creo que solo fue un sueño normal y corriente. Si hubiera sido Dorea, ¿Cómo lo hubiera hecho?

—Pues… —La llegada de Hedwig interrumpió la conversación. Voló hasta enfrente de Harry y dejo un sobre. Le dio agua y un pedazo de pan que la lechuza comió encantada para luego volar fuera de la ventana. —¿Quién será? No creo que sea Remus, hoy es luna llena y debe estar en cama.

Ellos asintieron.

Harry tomo el sobre y lo abrió. De dentro saco un pedazo de pergamino, vio la letra, no le parecía conocida. La letra era fina y delicada.

No pensó que fuera algo de lo que ellos no tuvieran que enterarse, así que leyó en voz alta, y con cada palabra que salía, sus ojos se iban abriendo más y mas:

Querido Harry:

Siento no decirte quien soy, en serio lo siento. Pero yo no estoy lista, son demasiadas explicaciones las que tengo que darte. Por lo que te ruego que me perdones. Y si, yo provoque ese sueño. Los sueños que tengas conmigo son totalmente reales, en los sueños te daré pistas para que puedas encontrarme.

La verdad es que me dijeron por hay que tu y tus amigos son buenos resolviendo misterios. Pues ya lo veremos.

Por otra parte, todavía no puedo decírtelo por mis tías Kristen y Geraldine. Ellas siguen pensando que Sirius es el traidor. Y tras la fuga de el de Azkaban tía Kristen esta un "Poco" paranoica. William no sabe ni su verdadero nombre, ni el nombre de su padre. Por lo que espero que Kristen se lo diga antes de que nos reencontremos.

Puedes enviarme alguna carta con Hedwig. Sabrá encontrarme.

Nos vemos pronto.

Te Quiere y te manda un abrazo:

Tu hermana D. L. P.

PD: Mándale saludos al tío Sirius y Remus y diles que los quiero y extraño.

Harry se quedo con la boca abierta e igual Ron, Hermione y Sirius. El silencio fue roto por Hermione.

—Harry, no se como decirte esto, pero si esa carta verdaderamente es de tu hermana, la odio.

Harry que estaba esputefacto, la miro y musito un débil:

—¿Por qué?

—¡Ella piensa que todo esto es un juego! ¡Esta jugando con nosotros! ¿No ves lo que dice? "Me dijeron por hay que tu y tus amigos son buenos resolviendo misterios. Pues ya lo veremos" No estamos para tontadas. Debería de salir de donde quiera que esta para que podamos volver a Londres. Nosotros ni siquiera deberíamos de estar aquí, si no en Hogwarts. ¿¡Por que nos pone las cosas tan difíciles!?

—Me recuerda a Dumbledore. —dijo Ron recordando a su loco director y como siempre es de misterioso —¿Tu que opinas Sirius?

—Bueno… la verdad es que no puedo creer que Kristen no le haya dicho nada a William. ¿Cómo que Dorea si sabe su procedencia y mi hijo no? Aunque conociéndola debería de estar agradecido con ella de que no le hubiera dicho nada.

—¿Cómo que agradecido? —pregunto Harry frunciendo el ceño ligeramente.

—Por que si le hubiera dicho a mi hijo quien es su padre, le hubiera llenado la cabeza de mierda sobre mí. Y ahorita el me odiaría. Pero en fin, de lo que dijo Dorea sobre esperar opino debe de ser algo importante por lo que no nos quiere decir ahora. No creo que solo sea por un juego.

Los demas asintieron con la cabeza. Aunque Hermione no seguía muy convencida. En ese momento se escucho como alguien intentaba abrir la puerta, pero al ver que tenia el seguro puesto tocaron la puerta.

—Harry, creo que volveré a Vancouver para contarle esto a los demas por allá.

Harry asintió y Sirius se convirtió en perro.

Hermione se levanto para abrir la puerta. Detrás de la puerta estaban Ginny y Hailey.

Entraron y se sentaron sin dejar de charlar llenando sus platos de lo que había en la mesa de desayuno.

Hailey tambien estaba entrando a su cuarto año como Ginny, por lo que estarían juntas. Esta mañana Hailey se veía demasiado pálida y cansada. Parecía realmente enferma.

No pasaron ni unos segundos cuando entro Alex con todo el uniforme mal puesto, y el pelo despeinado, como si no hubiera dormido en toda la noche. Y eso se les confirmo cuando notaron las bolsas que tenia debajo de los ojos.

Con un gran bostezo empezó a servirse leche y cereal en un plato.

—¿Pero que te paso a ti? ¿Y ese aspecto? —pregunto Hailey desviando su atención de Ginny a su mejor amigo, que levanto la vista clavando sus ojos verdes oscuros en los grises.

—Digamos que alguien… —dijo con voz malhumorada mirando a Ron. —…Ronca mucho. —Ron se sonrojo. —Y otro alguien habla en sueños, oh no, no habla en sueños, ¡Grita en sueños! —dijo mirando esta vez a Harry que bajo la vista avergonzado. ¿Qué habría dicho en sueños? Pero su atencion se desvio de eso. El estado de Hailey era demasiado notorio. ¿Por que Alex no le pregunto que le pasaba? Eso hacian los amigos, ¿No?

En ese momento entraron unos estudiantes. Entre ellos iban Emily y uno de los gemelos, al que reconocieron como George.

Se sentaron enseguida de Alex.

Al parecer se estaban llevando muy bien Emily y George.

—¡En serio hiciste eso! No puedo creerlo. Yo la primera vez que hice magia por primera vez fue cuando tenia cinco años, —Su expresión se volvió rara al recordar la primera vez que hizo magia. —Convertí a un niño que se la pasaba molestándome en un cerdo.

George se echo a reír.

—George, ¿Y Fred? —intervino Ron.

George puso una sonrisa burlona en su rostro.

—Ayer en la tarde conoció a una chica que le gusto. Una tal Marian Michel. Y ahorita se la encontró, y se quedo con ella platicando en la Sala Común.

—Ah. —Solo dijo Ron. Eso realmente se le hacia raro, Fred y George nunca se habían mostrado interesados por alguna chica. A veces tenian citas en Hogsmeade o coqueteaban, pero nunca nadie les gustaba o tenian novias.

—Yo la conozco, es amiga mía, va a en tu mismo curso, ¿Verdad? —pregunto Emily a George.

—Si. —George se estaba dando cuenta de que no solo Fred era el enamoradizo, si no que lo mismo le estaba ocurriendo a el con Emily. Esa chica le agradaba, era divertida, bonita, inteligente, y lo mejor de todo era que le gustaban las bromas. El nunca pensó algún dia en una novia o algo parecido, en su futuro solo se imaginaba a el y a Fred abriendo una tienda de bromas. El nunca se habia enamorado, pero en los ultimos quince dias, el y Emily se habian hecho muy buenos amigos.

En ese momento entraron el resto de los estudiantes de la casa y se sentaron en la larga mesa. Fred se acomodo al lado de George.

—Ya me dijeron que andas de coqueto. —le dijo Ron.

Fred solo sonrió como boco y George le paso una mano por en frente de sus ojos para ver si estaba atento. Pero al parecer Fred estaba en otro mundo soñando con Marian Michel.

George imito una voz de marciano y le dijo a Fred:

—Llamando a Fred desde el planeta tierra.

Fred salio de su ensoñación y se río.

—Mira quien habla.

En ese momento alguien interrumpió su conversación. Era Emily con unos papeles en sus manos.

—Aquí tienen sus horarios. —les dijo, y hojeando los pergaminos, leyó: —Fred y George Weasley. Aquí están. —Tras dárselos y dedicarles una sonrisa, salio del comedor. Los gemelos revisaron sus relojes de muñeca y se atragantaron con la comida, se les estaba haciendo tarde. Eran de los últimos que quedaban en el comedor. Se apuraron y tras agarrar sus mochilas, salieron disparados hacia el hoyo de la Sala común.

Harry ahora estaba dirigiéndose hacia el castillo. Las puertas ya estaban abiertas. De pronto se acordó de algo y se lo pregunto a Alex que era el que estaba mas cerca de el.

—Alex, ¿Dónde queda la sala común de Ruber? —La cara de Alex reflejo sorpresa, aunque ya sospechaba que alguno de ellos les preguntaría por eso.

—Se supone que quien no es de esa casa no debería saberlo, pero nosotros lo descubrimos de todas maneras. Se encuentra debajo de las cocinas.

—¿Por qué su sala Común esta afuera del castillo? En Hogwarts las cuatro casas se encuentran en el.

—No lo se, supongo que por que querían ser originales —dijo Alex sonriendo con complicidad.

En ese momento, Hermione pego el grito en el cielo.

—¡Un momento! No puedo creerlo. ¿¡Artes oscuras!?

—¿Qué pasa? —pregunto Emily extrañada por su comportamiento.

—¡Enseñan artes oscuras en este lugar! Mira, es la clase que nos toca ahorita. —dijo Hermione poniendo el horario frente a los ojos de Harry.

Emily resoplo.

—Hermione, tranquilízate.

—¿Cómo me voy a tranquilizar? Me niego rotundamente a tomar esa clase.

—Hermione, creí que eras mas lista. —le dijo Emily, a lo que Hermione se puso roja de ira, ¿¡Le estaba diciendo idiota!? —Mira, esta clase que nos dan es muy esencial, aparte no nos enseñan las maldiciones imperdonables. Nos enseñan simples hechizos de magia oscura. Como por ejemplo, este año nos van a enseñar el hechizo de invisibilidad, es magia oscura, si, pero es muy útil.

—De todas maneras no puedo creer que enseñen eso. —explico Hermione, a lo que Harry y Ron asintieron con la cabeza.

—Miren, —trato de explicar Emily exasperada. —Es algo así como con un cuchillo, son malas si no les das un uso correcto o las usas para mal. Pero si usas las artes oscuras para bien, será como si partieras verduras con el cuchillo. Después de esa clase nos toca Defensa Contra las artes Oscuras. Hay nos enseñaran a revertir todo lo que nos enseñan en la clase de Artes Oscuras, es, como si se complementaran las dos clases.

Después de esa explicación pareció que quedaron un poco más convencidos.

Pararon en una puerta que estaba cerrada donde estaban algunos alumnos de ruber y Caerulus de su mismo año esperando tambien. Y para desgracia de ellos Lil Parker estaba entre ellos, aunque ni los volteo a ver, debió de ser el hecho de que Alex estaba ahí.

Harry tambien noto que estaba aquella chica que había visto el dia de ayer en la selección que tenia las mismas características de su hermana. Aunque no se había dado cuenta de que estaba en Caerulus. Ella tambien noto su presencia porque volteo a verlos, sonrió y se aproximo hacia ellos, o mas bien hacia Alex.

—¡Alex! —ella sonrió y le abrazo, y Alex muy contento le devolvió el abrazo envolviendo con sus brazos la cintura de ella.

—¡Stephie! Te extrañe mucho este verano. —le dijo Alex, y Harry se dio cuenta de que ella era la novia de Alex, Stephie, la que había mencionado algunas veces los últimos quince días. Le tendría que decir a Hermione que pusiera a Stephie en la lista para que investigara sobre ella. Pero al mirar a Hermione se dio cuenta de que ella ya había notado el detalle en su lista.

Stephie iba a besar a Alex cuando la puerta se abrió dando paso a hombre, tendría entre veinte y veinticinco años, se veía muy joven. Su cabello era rubio oscuro y lacio, aunque lo usaba parado, como si le hubiera explotado el boiler.

—¡Buenos días a todos! Aunque la mayoría ya me conoce, volveré a presentarme. Mi nombre es Gary McGuire y seré su profesor de Artes Oscuras. Este año escolar les enseñare hechizos prácticos que les serán de utilidad a lo largo de su vida. Ahora, todos adentro. Prometo que esta clase les gustara.

El profesor McGuire parecía una persona muy agradable, y Harry pensó que si Emily decía que esta materia no era mala si la usabas correctamente entonces seria interesante aprender un poco sobre ella.

Todos entraron al amplio salón y se sentaron en los pupitres. Harry se sentó entre Hermione y Ron, en la primera fila, mientras que Emily, Alex y Stephie se sentaron atrás de ellos y los de ruber a sus alrededores.

El profesor se sentó en su escritorio que estaba enfrente del salón y saco una lista.

—Bien, pasare lista. Levantaran la mano cuando los vaya nombrando. Empezare con la casa Caerulus. Black, James. —Harry levanto la mano, y sus compañeros lo iban haciendo tambien. —Coulter, Stephie. Fanning, Emily Hannah. Granger, Hermione Jane. Smith, Matthew Alexander y Weasley, Ronald Bilius. Un momento… —termino de decir el profesor mirando inquisitivamente a Ron que se sonrojo. —Ustedes vienen de traslado de Hogwarts, ¿No es así? —Y al asentir Hermione, Ron y Harry prosiguió. —Yo tambien estudie hay, ¿Tus hermanos son Bill y Charlie, verdad?

Ron asintió y el profesor siguió hablando.

—¡Yo era amigo de Charlie! ¿No será mucha molestia que le mandes recuerdos de mi parte, cuando lo vuelvas a ver, verdad? Creo que luego le escribiré, hace mucho que no nos vemos. Jerry se pondrá muy contento tambien. —exclamo con alegría el profesor.

—¿Quién es Jerry? —pregunto Ron con curiosidad.

—Mi hermano gemelo, es su profesor de defensa contra las artes oscuras. Bueno, hablando de clases, creo que deberíamos proseguir. Ya que en Hogwarts no enseñan ni un poquito de hechizos oscuros, les pondré un tutor para que les ayude. Se sentaran con ellos de ahora en adelante. Weasley te sentaras con Smith, Granger con Coulter. —Eso le pareció genial a Hermione, así podría cuestionar a la chica. —Y Black con Fanning.

Todos asintieron y se pusieron unos enseguida de los otros como les había indicado el profesor mientras el seguia pasando lista a los de Ruber.

Hermione se dirigió hacia Stephie sentándose enseguida de ella. Pensó que lo mejor era empezar ella la conversación.

—Hola, mi nombre es Hermione Granger. El profesor dijo que tu eres Stephie Coulter ¿No es así?

La chica le miro con una sonrisa y dijo:

—Si, mucho gusto. Bueno, por lo que dijo Gary en Hogwarts no les enseñaron nada de hechizos oscuros, ¿Verdad?

Hermione hizo una mueca al recordar que tenia que aprender magia oscura, por mas simple que fuera. Y la mueca no paso desapercibida para Stephie.

—No, solo defensa.

—Se lo que pensaras de esta clase, no es tan mala, de veras, yo tambien lo pensaba cuando entre aquí y mis papas no querían que la aprendiera. Pero solo nos enseñan lo básico, lo avanzado esta estrictamente prohibido.

Hermione asintió con la cabeza, eran las mismas palabras que le había dicho Emily.

Pronto el profesor les indico que guardaran silencio.

—Bien, —empezó a decir. —Esta semana les voy a enseñar el hechizo de invisibilidad. Este hechizo no es nada sencillo, no mucha gente es capaz de hacerlo, por lo que seria verdaderamente impresionante que lograran hacerlo en esta clase. El movimiento de varita es así. —El profesor saco la varita de su capa, e hizo un movimiento extremadamente difícil. Al ver la cara de desconcierto de sus alumnos les explico: —Solo tienen que mover la varita formando un triangulo al sentido contrario de las manecillas del reloj tres veces. Ahora vayan practicando el movimiento, después les daré el hechizo.

En el pupitre donde Harry y Emily estaban sentados, Emily le ayudaba a Harry con el movimiento de varita.

—No, James, así no. —le indico. Tomo su varita e hizo el movimiento, Harry observo que le salía perfectamente.

—¿Tu sabes hacer el hechizo, no es así? —pregunto Harry.

Ella rió e hizo el movimiento de varita apuntando al profesor pronunciando:

¡Invisibilited!

Harry observo asombrado y atónito como los pantalones del profesor Gary se desvanecían o mas bien, se hacian invilisibles dejando ver unos calzoncillos negros. El y Emily se echaron a reír al instante, llamando la atención de los alumnos y del mismo profesor.

—¿Qué…? —pregunto el profesor viendo hacia donde todos los alumnos veían. Al darse cuenta se sonrojo viendo que sus pantalones se habían vuelto invisibles pero lo disimulo muy bien poniendo cara de enfado fingido y diversión. —¿¡Quien fue!?

—¡Spanky! —Grito Emily señalando a un niño de cara regordeta de la casa ruber, en realidad no era un niño, ya que estaba en su mismo curso. Pero tenía la cara infantil y pequeña, era chaparrito por lo que figuraba doce años en vez de quince.

—¡No! No fui yo, fue Fanning. —dijo el niño chaparrito. Y hablo dirigiéndose a Emily. —¡Ya no caeré mas en tus trampas Fanning! Se que fuiste tu la que puso poción infladora en mi jugo esta mañana.

—¡Fanning! —grito el profesor, aunque no se le veía enojado, todo lo contrario.

—¿Si?

—Di el contra-hechizo.

—¡Ah, Si! Lo siento. —Tras murmurar unas palabras los pantalones del profesor volvieron a aparecer.

—20 puntos para Caerulus, por un perfecto hechizo de desaparición. Pero 10 menos por hacerlo con mis pantalones.

Emily de todos modos sonrió.

—Ahora dime, ¿Cómo hiciste el hechizo?

—Ya había leído sobre el, Gary, así que ya había intentado hacerlo.

Después de eso todos volvieron a lo suyo, como si nada de eso hubiera ocurrido. Aunque el profesor seguía con las mejillas rojas.

—Bueno, Sigamos ¿No? —pregunto Emily a Harry que parecía un poco distraído.

—Si, —dijo Harry. Tomo su varita e intento hacer el raro movimiento, pero no le salía. Por lo que Emily, le enseño cuidadosamente como moverla, hasta que le salio, pero para ese entonces sonó el timbre que daba por concluida esa clase.

—Chicos, quiero para pasado mañana un ensayo de cincuenta centímetros sobre este hechizo. —dijo el profesor Gary antes de dar luz verde para que salieran del salón.

Su próxima clase fue Defensa contra las artes oscuras con el profesor Jerry McGuire, que era una replica exacta del profesor Gary con la excepción de que Jerry peinaba su cabello para atrás.

La clase fue muy interesante. Cuando paso lista tambien le pregunto a Ron si era pariente de Charlie, a lo que Ron se sonrojo. A lo último Jerry acabo diciéndole que tambien le mandara recuerdos de su parte cuando lo volviera a ver. Primero la hicieron teórica, trato sobre como revertir el hechizo de invisibilidad. Emily había tenido razón. Era como si las materias se complementaran entre si. En Artes oscuras te enseñaban como hacer el conjuro, y en Defensa como revertirlo con magia blanca, aunque tambien te enseñaba hechizos de Defensa hay. Después de lo teórico los puso a practicar con el contra-hechizo, a lo que Emily tambien se ofreció a ayudar a Harry pues ya se lo sabía.

Hermione casi ni estaba poniendo atención en clase, algo demasiado raro en ella, ya que nunca se distraía. Pero demasiadas cosas e información pasaban por su cabeza tratando de encajar, pero no conectaban. Había estado charlando con Stephie y había encontrado cosas de importancia entre lo que le había dicho la chica. Le había dicho que había nacido en Londres, y que su mama era soltera. Dijo que nunca conoció a su papa porque el fue asesinado en un ataque a Londres de Voldemort.

Era demasiado sospechoso, aunque no tanto, por que se la había pasado viendo su letra toda la clase y no se parecía en nada a la de esa misteriosa carta.

De esa clase le siguió dos clases de pociones, en las que para satisfacción de Harry, no tendría que soportar a Snape. La maestra que les dio esa materia se llamaba Diana Díaz, y por lo que les había dicho Alex era de origen mexicano. La profesora figuraba llegar a los treinta años, era alta, delgada y tenía el pelo chino muy revuelto.

La maestra en vez de poner los ingredientes en el pizarrón para que empezaran a hacer la poción, —como normalmente hacían con Snape. — los puso a anotar lo que ella iba diciendo. Era una buena maestra, solo que tartamudeaba mucho.

Para sorpresa de todos, después de esa clase siguió Transformaciones con Lisa Smith, —la mamá de Alex— que la mayor parte de la clase se la pasó riñéndolo para desgracia de el. La maestra Smith resulto ser tan buena como lo fue para ellos la maestra McGonagall, aunque no era tan estricta. Los dejaba hablar mientras ellos intentaban desvanecer cosas. Al final de la clase todos habían desaparecido por lo menos un botón.

Después de eso fue la hora de la comida por lo que se dirigieron hacia la sala común. Tras deslizarse por el tobogán, Emily salio corriendo hacia su habitación.

—¿Para que querrá ir a los dormitorios? —pregunto Harry mirando a Alex.

Alex se encogió de hombros restándole importancia.

—No lo se.

No tuvieron que esperar mucho, por que Emily apareció con una hoja en sus manos, aunque no se dirigió a ellos, si no al tablón de anuncios y pego la hoja hay.

Todos se acercaron hacia el tablón para leer lo que Emily había puesto.

PRUEBAS DE QUIDDITCH.

MAÑANA

6 DE LA TARDE

CAMPO DE QUIDDITCH

PUESTOS DISPONIBLES:

BUSCADOR

GUARDIAN

2 GOLPEADORES

—¿Irán a las pruebas? —pregunto Emily.

—Si, supongo. —le dijo Harry.

Emily se puso a dar saltitos de alegría mientras se dirigía al comedor. Donde ya estaban la mayoría de los alumnos, incluidos, Fred, George, Hailey y Ginny.

Una vez que se pusieran a comer, iniciaron una conversación sobre Quidditch.

—¿Se presentaran para las pruebas? —le pregunto Emily a los gemelos a lo que ellos sonrieron.

—Claro, no nos lo perderíamos por nada.

Todos tuvieron una tarde libre en la sala común de Caerulus donde contaron anécdotas, hasta que Harry se dio cuenta del estado de Hailey.

—¿Hailey, estas bien? —pregunto preocupado. La chica estaba aun más pálida que en la mañana y tenia unas pronunciadas ojeras.

—Ahora que lo mencionas… no me siento muy bien. Creo que ire a la enfermería. —dijo con tono cansado.

—Yo te acompaño. —dijo Emily levantándose.

—Yo tambien. —murmuro Alex y se levanto. Pasó un brazo de Hailey por sus hombros y se la llevaron casi arrastrando.

—¿Qué creen que tenga? —pregunto Harry.

—No lo se, aunque, ¿No viste los rostros de Emily y Alex? —pregunto Hermione.

—No me fije en ellos. ¿Por qué?

—No parecían sorprendidos ni preocupados por ella, eso es raro.

Harry se encogió de hombros.

—Bueno, hay que cambiar de tema. He encontrado cosas interesantes. —dijo Hermione.

—¿Qué cosa? —pregunto Ron.

—Stephie Coulter, nacio en Londres y su mama es soltera. Por lo que dijo no recuerda a su papa ya que estaba muy pequeña cuando lo asesinaron en Londres.

—¿Crees que ella sea? —pregunto Harry.

—No lo se, pero esto es demasiado raro. ¿Por qué curiosamente esta en Canadá, se parece a tu hermana, no tiene papá y nacio en Londres?

—Bueno, creo que se una manera de averiguarlo.

—¿Cuál? —pregunto intigrada Hermione.

—Miren, esto es lo que voy a hacer…


ESPERO QUE LES HAYA GUSTADO :D

Se preguntaran por que actualice antes del lunes (Esa es mi fecha de actualizacion)

Bueno, pues esque mañana me voy de bacasiones dos semanas, si en la casa a la que voi ay internet (no estoy muy segura de eso) seguire actualizando se los juro, si no tendran que esperar un poco mas.

Bueno, el miercoles fui a la premiere de Harry Potter y El misterio del principe ¿Que les parecio? Yo rei casi toda la pelicula y llore demasiado a lo ultimo! estaba convulsionandome de tantos sollozos. Me encanto la peli enserio =) muchas felicitaciones ha Warner Bros y los actores de la pelicula les quedo fantastica :Ñ

Nos vemos:D

dejen reviews, me gusta encontrarme con sus comentarios :)