*Creadoras de la Idea Original: Cigale y Anny

*Escritoras: Cigale y Anny

*Inspirado en: Versailles no Bara

* Mangaka: La Ilustrisima Riyoko Ikeda Sama

Contigo en la Distancia

Prologo

Sentado en una fría celda, acompañado solo de una vela que alumbra tenuemente, hay una historia que debo relatar. Una historia que no puede ser olvidada. Una historia de amor entre un hombre y una mujer, que se amaron de una manera apasionada, hasta el último momento de sus vidas. Ese amor que se prodigaron era tan puro como la nieve y cristalino como el roció de la mañana, pero tan fuerte que era capaz de revelarse contra cualquier persona que se atreviera a destruirlo sin importar de quien se tratase. Simplemente este el relato de un amor verdadero que nunca antes había sido contado.

Capitulo I

Juego del Destino

Siglo V

En un país lejano y gobernado por un sabio Rey, cuyas normas justas hicieron de aquella nación un país prospero, era la causa de envidia de otras naciones que deseaban conquistarla. En aquel lugar vivía un joven noble perteneciente a la familia real y era sin duda el favorito del rey. El nombre de ese joven era Andre Westminster, quien era el primo de su majestad el Rey Arturo de Camelot. Andre era valiente y decidido, y también con un gran sentido de justicia. El junto a su primo el Rey Arturo, se habían criado casi como hermanos y se tenían un aprecio mutuo. Ambos eran excelentes espadachines y jinetes, también eran hábiles en el manejo de armas y juntos eran invencibles.

Los Francos eran habitantes de una nación belicosa que deseaba conquistar la tierra de Camelot a como de lugar, y Arturo estaba impaciente ante esta constante amenaza. La única manera de evitar una emboscada era anticiparse al enemigo y ganarle en batalla, y eso es lo que tenían planeado hacer para así buscar la rendición de los temerarios Francos. Arturo ya tenía un plan de batalla listo, pero para llevar acabo aquel plan contaba con la audacia de su querido primo Andre y los leales caballeros de la mesa redonda. Y así entre ellos fue como quedo listo el plan que los llevaría a la victoria. Confiaban mucho en sus habilidades y aunque conocían las historias de la rudeza de los francos, ellos tenían la seguridad de que ganarían.

Pero en el bando de los francos, había un guerrero al que todos temían, su crueldad en batalla era muy famosa que los enemigos temían solo al escuchar su nombre, Rene D' Jarjayes. Ese hombre frió y calculador, no le importaba sacrificar la vida de su propia gente si esto conllevaba a la victoria. El siempre anhelo tener un vástago que heredara su nombre y su linaje, que siguiera con la tradición familiar, y que fuera un guerrero admirado y temido como lo era el, pero lamentablemente, el destino solo le concedió tener hijas. En total tuvo cinco, pero al nacer la quinta niña su amada esposa falleció, y al saber que no podría tener oportunidad para tener un heredero, decidió educar a esta niña como un varón, y le puso por nombre Oscar.

Ella creció siendo tan igual o aun mejor guerrero que el, era valiente y audaz con la espada como nadie mas y su agilidad la hacia una guerrera formidable, y aunque siempre lucia una armadura, su belleza era inconfundible. Era rubia de un cabello largo y frondoso, y tenia unos espectaculares ojos azules zafiros que emulaban el color del mar.

Su padre ya le había comunicado a Oscar sobre la batalla que esperaban empezar para atacar a Camelot y así lograr su conquista total. Oscar como siempre no temía por ir a luchar, ella tenía muchas ansias por comenzar la batalla, y no podía ni siquiera dormir por preguntarse que tan buenos guerreros serian los habitantes de Camelot.

Oscar salio del campamento donde se encontraba (en un lugar cerca de Camelot), para seguir meditando por el día que le tocaría por fin enfrentarse a sus enemigos, por fin llegaría el día en que pondría en práctica todo lo que su padre le había enseñado. Mientras ella pensaba, miraba el cielo cubierto por un manto de estrellas. Andre tampoco podía concebir el sueño, pensaba que tan fuertes serian los francos, ¿acaso serian tan fuertes como relataban las leyendas? el también miraba el mismo cielo, cubierto de estrellas, que resplandecían aquella noche mas bellas que nunca. Ambos, Oscar y Andre miraban el firmamento y ninguno de ellos podía imaginarse lo que el cruel destino les tenía preparado. Aquel destino que jugaría con ellos como unas simples marionetas. Ellos no tenían idea del sufrimiento que padecerían por un amor que seria capaz de romper todas las barreras. Ahora empezaría la odisea por un camino cubierto de espinas que solo el amor seria capaz de atravesar.


Hola bueno este es el primer capitulo de mi fic espero les guste y me encantaria conocer sus opiniones al respecto, este fic lo escribimos mi amiga Anny y quien les escribe,para todas las fans de la Rosa de Versailles, gracias por leer :D