Todos los personajes pertenecen a Stephenie Meyer

Bella POV

Pensaba que nunca, llegaría a mi destino. A través de la muchedumbre vi a Rose que me hacía signos con la mano.

"-¡Por fin llegas! ¿Qué hacías? ¡Sabes bien que eres la única que puede calmarla!

-¡¡Lo siento Rose!! ¿Donde está?

-Ven."

Alice no podía quedarse quieta, su primer desfile de moda iba a empezar en media hora y la sala ya estaba llena de espectadores. Llegábamos en los bastidores, las modelos se preparaban a entrar en escena y escuchaban atentas las últimas órdenes de nuestra pequeña Alice.

Rose, Alice y yo, nos habíamos conocido cuando llegue en Forks a mis 17 para vivir con mi padre, desde ese tiempo éramos inseparables. Solíamos respaldarnos en cada etapa importante de nuestras vidas respectivas.

"-¡Bella! chilló dando salditos hacia mi. Sus pupilas estaban dilatadas, sus mejillas sonrosadas por la emoción, sin ninguna duda, estaba histérica.

-¡Alice! Cálmate. Estamos aquí para ti, todo irá bien.

Le dijo con las manos en sus hombros.

-¡Si! ¡Es cierto! Añadió Rose.

Alice tomó una profunda bocanada de aire y nos sonrió. Había recobrado sus espíritus.

-¡Bella! ¡¡¡Manchaste tu blusa!!!

El grito de mi amiga me sorprendió. Lo había totalmente olvidado, el idiota de Mike, me derribo café por la tarde y no tuve tiempo para cambiarme antes de venir.

-Alice, no te inquietas, nadie va a verlo, todos están aquí para ti.

-No, yo lo ví, y ¡es fuera de cuestión que asistas a MI PRIMER DESFILE así! Ven a cambiarte, hay un pequeño cuarto de baño al fundo. ¡Date prisa!"

Miré a Rose de una manera desesperada, pero ella me dirigió una mirada impotente, no tuve más remedio que obedecer.

Una vez en el estrecho cuarto, desabrochaba mi blusa para poner otra de color más oscuro, si debía mancharme otra vez, lo que era lo mas probable a ocurrir, no será tan obvio.

Había un espejo frente a mí, que reflejaba mi cuerpo, ocultando mi cara. Hacía mucho que no me miraba de esa forma. Mi sostén de Victoria Secret's, que era un regalo de Rose para mi cumpleaños 23, resaltaba mi pecho. Acaricié la tela que la recubría, jamás habría pensado experimentar satisfacción llevándola. Con una sonrisa, me incliné a tomar la camisa limpia cuando la luz se apagó. Iba a encenderla, cuando sentí dos manos heladas ponerse sobre mis caderas.

Reprimía un grito de terror cuando me encontré contra el cuerpo de un hombre. ¡Dios mió! ¿¿Que significa eso?? Me apoyó contra la pared impidiéndome huir. El miedo se apoderó de mí. ¿¿Que me iba a pasar?? Iba a gritar cuando aplastó sus labios contra los míos mientras sus manos recorrían mi cuerpo. Sentí como tomaba mis pechos para masajearlos a través de mi sostén. Y en vez de rechazarlo e impedir sus toques, dejé escapar un gemido de placer. Debía confesarlo, lo que estaba ocurriendo era muy excitante. No era virgen, pero ninguna de mis relaciones sexuales había provocado ni un mínimo de lo que estaba viviendo en este momento.

Cuando el desconocido entendió que no iba a protestar, dejó mis labios para mi cuello que lamía y mordisqueaba sensualmente, mientras sentía bajo mis dedos, su cuerpo viril y musculoso a través de la tela de su camisa. Ni siquiera la desabotoné, de toda manera, no distinguía nada. Bruscamente, arrancó el elástico que mantenía mi pelo en una cola de caballo y pasó sus dedos en la cascada que formó siguiendo besándome con pasión.

Hizo deslizar sus manos hasta mis caderas y las unió contra él. Sentí la prueba infalible de su inmenso deseo hacia mí. Y cuando digo inmenso, no es eufemismo. Deshizo hábilmente mi sostén, luego, acarició mis pechos endurecidos por el placer que me provocaba. Instintivamente, me enderecé contra él y me apoderaba de sus labios en un beso ansioso. Sus labios eran muy dulces, y nuestras lenguas bailaban de una forma erótica. Era maravilloso.

Puse una mano sobre su sexo para acariciarlo a través de los vaqueros que llevaba. Y un gruñido ronco sacó de su torso. ¡No podía más! Movida de una audacia increíble hice deslizar el cierre de sus pantalones para coger su miembro. ¡Dios mió! Ahora tenía solo ganas de una cosa: sentirlo en mí, en seguida. Y como si hubiera leído mi mente, se me posó sobre la pequeña mesa mural mientras chupaba mi cuello. Sus dedos hicieron contacto con la humedad de mi feminidad para acariciar mis labios íntimos. Me agarraba desesperadamente en sus hombros. Los movimientos hábiles de sus dedos me sacaban pequeños gritos. Estaba volviéndome loca. Me beso al perder aliento cuando mis piernas se ataron a su cintura para que entendiera lo que quería. Se quedó inmóvil un largo segundo frotando su sexo contra el mió antes de llenarme profundamente. Me tomó salvajemente, sin que nuestros labios se separaran. Jamás en mi vida había hecho el amor de una manera tan intensa, con tanta pasión y además con un desconocido. Mis músculos se contrajeron alrededor de él cuando un orgasmo de una fuerza fenomenal me apoderó. Seguía embestirme más y más hasta unirse conmigo en la voluptuosidad del placer. Y me mordió. En vez de gritar de dolor, gemí de placer.

Cuando nos habíamos calmado, se apartó de mí, se ajustó y me beso en la mejilla antes de salir del baño, dejándome jadeante, aún bajo el choque de las intensas emociones que acababan de experimentar.

No podía creer lo que acababa de ocurrir.¡¡ Me había entregado sin ningún pudor a un desconocido!! ¡¡Yo que era seria, lista, prudente! ¡¡Además, no se había protegido!! Una ola de pánico me ganó.

Sin embargo, la experiencia valía la pena.

Después de unos minutos sin poder moverme, oí unos golpes en la puerta y la voz de Rose gritar:

"-¡Bella! ¿Todavía estas aquí?

-¡¡Si!! Dije con una voz temblorosa.

-¿Pero que haces? ¡El desfile va a empezar! ¡Muévete! Sino, ¡Alice te va a matar!"

Sus palabras me hicieron sumergir brutalmente a la realidad y cuando volví a encender la luz descubrí horrorizada las marcas enjorecidas que nuestros retozos habían dejado sobre mi cuerpo. Me puse rápidamente la camisa para ocultarlas y salir del baño. Al exterior, Rose me esperaba, brazos cruzados, con una mirada asesina.

"-¡Bella! ¡Por dios! ¿Que te pasó?

-Nada, lo siento, es que…no encontraba la ropa limpia…

-¿Te sientes bien?

-¡¡Claro que si!!

-Seguro? Por que pareces extraña, tus mejillas son muy rojas y tus ojos lucen…

-Pues… es que estoy excitada por el desfile de Alice, es todo.

-¿Ah si?"

Gracias a Dios no tuvo tiempo para profundizar su interrogatorio ya que el desfile empezó. Y fue un éxito! Las ropas que había diseñado mi amiga eran excepcionales y al final, tuvo derecho a una ovación del público. Estábamos muy felices para ella. Lo merecía tanto! Había trabajado como una loca para lograr hacerse aceptada en este mudo elitista.

Después del desfile, me excusé diciendo que estaba cansada, para poder irme lo que no era mentira ya que habia tenido una noche muy agitada . Antes de partir, la felicitamos prometiéndole encontrarnos el día siguiente para nuestra vela de chicas habitual y festejarla.

Y por fin, llegué a mi nuevo departamento, hacia dos semanas que me mudé, pero todos los cartones todavía estaban amontonados. Tenia tanto trabajo que no había podido tomar tiempo para deshacerlos. Trabajaba desde hace 6 meses en un gran periódico de la ciudad y mi trabajo era muy apreciado.

Caí en mi cama, pasé una mano sobre mi cuello y fui sorprendida sentir una punzada de dolor. El mordisco que el desconocido me hizo había dejado un morado en la base de mi cuello. Y como tenia la piel muy blanca, pasarían días antes de desaparecer. Era raro, en el momento, no me había dado cuenta de la violencia con la cual me mordió…En realidad no era raro, es sólo que era demasiado ocupada en experimentar otra cosa…

En la oscuridad de mi cuarto, enrojecí violentamente, pensando en la locura que había hecho, antes de caer de sueño. Esperando poder tener la suerte encontrar a este desconocido de nuevo.

Bueno, Qué tal?

Espero que os haya gustado. Es la traducción de mi segundo FF, la hago sobretodo para Nalu, mi amiga guatemalteca, que escribe también unas maravillosas historias en este sitio.

(Te agradezco por ayudarme Nalu!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!)

Ella me convenció hacerla, todavía no esta completa y la traduzco en mismo tiempo que la hago en francés.

En francés, la actualizo todos los días, si os gusto, intentaré actualizarla lo mas rápido que puedo. Pero para hacerlo necesito sus REVIEWS; Quiero MUCHISIMAS REVIEWS para animarme.

Si tiene preguntas o criticas, no dudan en enviarme mensajes, me daré mucho gusto contestaros.

Gracias por leerme.