Hola! Aquí con otro nuevo proyecto.

La historia no me pertenece es de CindeBella, quien muy amablemente me permitió traducirla. Espero que sea de su agrado

Asignación

Bella POV

Otro año escolar comienza en la preparatoria de Forks. No puedo creer que tenga que ir cada día, excepto los fines de semana, por los próximos 2 años. Ojala ya estuviera a punto de graduarme, así no tendría que preocuparme mas por la escuela.

Estaba estacionando mi camioneta, cuando vi un volvo plateado estacionándose justo detrás de mí.

Los Cullen.

No tenía nada en contra de Emmett y Alice, nunca antes hemos hablado, pero parecen ser buenas personas. Al único que no puedo soportar es a Edward Cullen. El es el capitán y mejor jugador de nuestro equipo de baloncesto. Todos en la escuela están aficionados por él, en especial la población femenina que, por alguna extraña razón, parecían encantadas con sus estúpidos ojos verdes. El tambien es conocido por el gran número de chicas que a besado.

En cuanto bajo de su coche, Lauren Mallory salió de la nada y se le tiro encima. Sé que suena increíble, pero comenzaron a "hacerlo" ahí afuera, en medio del estacionamiento. Alice y Emmett simplemente rodaron sus ojos, y rápidamente salieron del estacionamiento. Si, Edward Cullen definitivamente NO era mi tipo.

Me dirigí hacia uno de los edificios, solo para ver a Jessica Stanley, mi mejor amiga, quien me esperaba a un lado de la entrada principal.

-Bella, ¿no te entusiasma que el verano haya acabado? No podía esperar más para regresar. La vida es tan aburrida cuando no tenemos escuela-. Oh seguro, Jessica es mi mejor amiga, pero hay una cosa sobre ella que realmente me molesta: los chismes.

Jessica es la clase de chica que habla de todo y de todos. Toda la escuela siempre ha estado dispuesta a escuchar las noticias que siempre tiene que decir, esa es la única razón por la que extraña la escuela. Hemos conocido a unos que otros desde el jardín de niños y no me equivoco al decir que seguimos siendo amigos, solo porque ella se comprometió a mantener todos los chismes lejos de mí.

-En realidad, Jess, no lo estoy. Prefiero permanecer en cualquier lugar, pero no en la escuela. Pero no tenemos elección ¿verdad? Así que vamos a nuestra primera clase y terminemos con esto-. Nunca se lo mencione a Jessica, pero hoy tuve una curiosa sensación de que algo iba a suceder. ¡Yo solo espero que sea algo bueno!

Toda la mañana pasó sin nada nuevo.

Los mismos profesores, los mismos estudiantes, las mismas preguntas sobre el primer día…en concreto: todo era aburrido, como de costumbre.

Acababa de salir de Cálculo con Jessica. Nos dirigíamos a la cafetería, cuando ella apunto algo a mi derecha. Voltee para ver a Edward Cullen meterse a un armario de escobas con una chica que no podía reconocer, pero estaba completamente segura de que no era Lauren. Ella parecía empujarlo para que entrara al armario.

-Dios mío, ahí va de nuevo Edward Cullen- dijo Jessica en un susurro, mientras estábamos de regreso a nuestro ritmo normal.

-Realmente no sé lo que les pasa a estas chicas, quiero decir, todo el mundo sabe que el solo las usa. ¿No les importa eso?

-Bueno, querida amiga, ni siquiera tienes que admitir que un hombre, al igual que Edward Cullen, tiene un montón de maneras para atraer a una chica.

-No, nada de él me parece atractivo. De hecho, creo que la escuela sería mejor sin él.

-Oh Bella, ¡estas definitivamente ciega!- dijo cuando abrimos las puertas de la cafetería. Mire alrededor buscando a los demás, pero Jessica fue mas rápida.

-Ahí están y tú adorado novio te está saludando-. Ella tenía razón, en una gran mesa, en el centro, estaban todos mis amigos: Angela, Ben, Eric, Mike, Tyler y Lauren. Bueno, Lauren no era mi amiga, pero aun así, ella se sentaba con nosotros desde que era de las mejores amigas de Tyler. El siempre trato de ser algo mas que amigo de Lauren, pero después de ser rechazado por lo menos cuatro veces, había decido renunciar y aceptar solo su amistad.

Me saludo de nuevo, tratando de ser discreto. La verdad es que no me gusta Mike Newton. Comenzamos a salir durante el verano y el siempre me trato bien, así que decidí darle una oportunidad. Pensé que quizás con el tiempo iba a quererlo, pero estaba equivocada. Trate arduamente, pero no podía sentir nada mas que amistad hacia él. ¡Teníamos que hablar pronto!

Caminamos hasta la mesa, me senté a un lado de Mike y cuando se volvió para besarme, nos distrajeron unas grandes carcajadas que venían de la mesa enseguida de la nuestra.

Los Cullen y los Hale.

Alice era la novia de Jasper y Emmett era el novio de Rosalie. Era normal verlos siempre juntos. Sin embargo, la razón de todo el escándalo, era Edward, quien acababa de llegar y se había sentado con una mirada extraña.

Al igual que en la mañana, me ignoro. Voltee de nuevo hacia mi mesa y comenzamos a platicar de cómo les había ido a todos en sus clases.

El receso termino y nos dirigimos hacia nuestra siguiente clase, gimnasia. Me alegra de que ninguno de mis amigos tuviera gimnasia conmigo. No quería que fuera más embarazoso de lo que ya era. De alguna manera, siempre me golpeaba a mi misma o a alguien más.

Cuando llegue ahí, el Sr. Reynolds, que tambien era el entrenador de nuestro equipo de baloncesto, anuncio que hoy jugaríamos tenis. Se suponía que teníamos que jugar en parejas, por lo que yo era equipo con Brad Downey, contra Edward Cullen y Amanda Summers. Por supuesto que Edward, sabía que era pésima en deportes, por lo que siempre mandaba la pelota hacia mi dirección. Lo sentí muchísimo por Brad, puesto que estaba jugando solo y básicamente tuvo que correr el doble y cubrir su posición y la mía. No es necesario decir que perdimos.

-¿Quizás en otra vida puedas ganar, Swan?- dijo Edward, burlándose de mi.

-¡Oh, solo cállate!- le respondí con rabia, antes de irme a cambiar.

Bueno, excepto por lo que dijo Edward Cullen, creo que fue un buen primer día de gimnasia. Afortunadamente, por mis compañeros, no había golpeado a nadie en esta ocasión y todo mundo podría asistir a su próxima clase.

Literatura era la mía.

Cuando llegue al aula, el Sr. Barns ya estaba ahí. Me alegro de lo que tendremos este año, porque yo realmente disfrutaba los debates, que suelen ser acerca de todos mis libros favoritos. Me senté a un lado de Jessica y espere a que la clase comenzara.

-¡De acuerdo, clase, vamos a comenzar! Espero que todos hayan tenido un gran verano y estén dispuestos a iniciar un nuevo año. Hoy vamos a hablar de Romeo y Julieta de William Shakespeare. Quiero escuchar sus opiniones acerca de la decisión de Romeo, el hecho de que se matara a si mismo, después de que pensara que Julieta estaba muerta. Necesito dos voluntarios. Uno que esté de acuerdo y otro que no lo esté. Vamos a ver, ¿Quién nos quiere dar su opinión sobre porque Romeo tenia la razón en hacer eso?

Levante mi mano, por supuesto. Nadie iba a ganar este debate. Sin duda sentía algo por Romeo y estoy segura de que lo entiendo mejor, mejor de lo que me entendía a mí misma.

-Gracias, Srita. Swan. Ahora necesitamos que alguien nos diga porque Romeo estaba equivocado-. Miro a su alrededor, todo el mundo estaba tranquilo e inmóvil. Supongo que sabían que nadie tenía oportunidad de argumentar conmigo sobre Romeo. Me reí discretamente. Todos se intentaban ocultar bajo los pupitres. En este punto, ya todos sabíamos que el Sr. Barns iba a elegir a alguien al azar. Señalo con el dedo a Jessica, pero fue interrumpido por alguien que llamaba a la puerta.

Era el entrenador Reynolds, con Edward Cullen pisándole los talones.

-Disculpe, Sr. Barns, ¿puedo hablar con usted un minuto?

-Por supuesto-. Contesto cortésmente y luego se dirigió a nosotros-. No quiero oír ni una sola palabra, ¿queda claro?- todo el mundo asintió y Jessica suspiro de alivio.

Yo estaba lejos de la puerta, pero estaba claro que el entrenador Reynolds estaba diciendo algo acerca de Edward, porque parecía muy enfadado e incomodo. Después de un tiempo, volvió el Sr. Barns y Edward tomo su asiento, en el lado apuesto del salón.

-Ahora clase, ¿Dónde nos…? Oh seguro, yo necesitaba a alguien para el debate…Señor Cullen, ya que se unió a nosotros, creo que es mi elección.

La mirada de Edward era inestimable. Fue absolutamente sorprendido sobre el tema-. Lo siento, señor, ¿pero para que soy su elección?

-Estamos teniendo una discusión acerca de Romeo y Julieta. Quiero escuchar dos opiniones diferentes acerca de sus acciones hacia Julieta, sobre su propio asesinato tan pronto el se entero de que ella había muerto. Se supone que me diga por que no está de acuerdo con las acciones de Romeo, mientras que la Srita. Swan nos dirá porque está de acuerdo con él.

Mordí levemente mi labio, tratando de no reírme. Dudo que el haya leído el libro, así que no estaba dispuesto a debatirlo. Tenía la esperanza de escuchar su excusa para no ser parte del debate, pero lo que tuve de respuesta, casi me hizo caerme de mi silla.

-Bueno, no estoy de acuerdo con sus acciones, por dos diferentes razones. En primer lugar, eran muy jóvenes y no tenían la madurez para saber lo que estaban haciendo. En segundo lugar, ¿Cómo podría saber el que no podía encontrar a alguien más y olvidar a Julieta? No es como si no hubiera sido capaz de amar de nuevo después de ella.

¿Así que leyó el libro? Esto va a estar interesante. Tiempo de ponerlo en su lugar, Bella.

-Por supuesto que no sería capaz de amar de nuevo. Se supone que hay una persona a la que amaremos por siempre, y el sabia que Julieta era su alama gemela. ¿Cómo podría vivir sabiendo que ella había muerto? ¡Nunca hubiera sido feliz sin ella!

-No hay tal cosa, eso del alma gemela. Y, como ya había dicho, al ser demasiado joven nunca podremos afirmar que encontró al amor de su vida-. Dijo las últimas palabras en un tono de voz, que casi hace que me burle de él.

¡Oh no, eso fue todo! Este tipo estúpido, no conoce el verdadero amor, siempre está arrastrando a una chica diferente a los armarios de la escuela.

-Discúlpeme Sr. Barns, pero tengo que discrepar en su elección el día de hoy. Es obvio que el señor Cullen no parece capaz de debatir en un tema tan profundo como el amor. Especialmente cuando todos en esta escuela saben que, cada día, sale con un porrista diferente.

Antes de que el profesor pudiera anunciar lo que ya sabíamos (castigados), Edward contesto de nuevo.

-Si, señor Barns, quizás la próxima vez usted no deba aceptar en el debate, a alguien que quiere estar conmigo en el armario- gruño.

-¡Ni aunque fueras el último hombre sobre la tierra, Cullen!- le grite.

La campana sonó justo cuando abrió su boca, listo para hablar de nuevo. Trate de tomar mis libros y salir lo más rápido del salón. Apenas salí de mi asiento cuando el señor Barns nos llamo.

-¡Sr. Cullen, Srita. Swan, los quiero ver a los dos enfrente de mi escritorio, ahora mismo!

¡Estúpido, idiota y jugador de baloncesto! Si no fuera por él, estaría partiendo hacia el estacionamiento. Comencé a moverme, cuando sentí una pequeña mano en mi hombro, me volví para ver quién era y me sorprendió cuando vi que era nada menos que Alice Cullen.

-¡Excelente trabajo con mi hermano! Me alegro de que alguien finalmente le dijera que él no es el centro del universo. Espero que no reciban un gran castigo. Buena suerte-. No puedo creer que haya sido elogiada por la hermana de Edward. Eso es peor, ni su hermana lo puede entender.

Me puse enfrente del maldito escritorio, tan lejos de Cullen como me fue posible.

-En primer lugar, he de decir que lo que hemos escuchado el día de hoy fue lamentable. Esperaba más de usted señorita Swan. Y usted, señor Cullen… ¿Cómo ayudar a alguien que no quiere ser ayudado?

La sorpresa probablemente estaba en mi rostro. De repente de dirigió hacia mí.

-De hecho señorita Swan, debería sorprenderse mas al sabe que usted lo ayudara a él.

-¿QUE?- gritamos Edward y yo al unisonó.

-Tal y como lo escucho. Va a ser tutora del señor Cullen. Es la mejor estudiante y no veo una mejor manera de resolver dos problemas a la vez. Usted le enseña y ambos llegaran a conocerse, para no tener que ver algo tan horrible como lo que vimos hoy. Apuesto que ambos se sorprenderán con lo que encontraran detrás de la máscara que ambos usan.

Pensé que Edward iba a explotar lleno de ira. De hecho, yo estaba tratando de que uno de nosotros se enojara con la situación.

-De ninguna manera- dijo Edward finalmente.

-No creo que esté en condiciones de decidir, señor Cullen- Edward murmuro algo y podía jurar que eran maldiciones.

-Pero estoy… ¡me niego a ser su tutora!- tenía que hacer algo, decir algo. Es cierto que me había ofrecido de tutora, pero no me podían obligar a ser tutora de él.

-En realidad, usted no puede negarse, a menos que usted quiera reprobar la materia.

-¿Qué?- Esto no podía ser cierto.

-Esta es su asignación del semestre. Usted lo puede llamar como un proyecto especial. El señor Cullen tiene que aprobar si usted tiene la intención de querer pasar en esta clase. Y yo ya tenía las quejas suficientes, así que no voy a cambiar de opinión. Señor Cullen, señorita Swan, que tengan un buen día- y con ellos salió del salón.

-¡Perfecto!- gritamos Edward y yo al mismo tiempo, gruñéndonos.

Sin decir ni una palabra, me dirigí a la puerta. Oh Dios, yo sabía que algo iba a ocurrir hoy, pero definitivamente es demasiado para mi primer día de escuela.

Este iba a ser un largo semestre.

Que les pareció? Dios! si tuviera un compañero como Edward no me importaría ser su tutora XD

Espero que la traducción no se fatal, si lo es, con toda confianza, DIGANMELO.

Espero con muchas ansias sus reviews.

Espero que les guste la historia, me tomo todo un día traducir este capítulo, así que la verdad ni idea de cuándo actualizare, además reprobé la recuperación ¬¬ y tengo que ir de nuevo.

Se cuidan mucho, recuerden…REVIEW, REVIEW, REVIEW, REVIEW!!!

Alex-Cullen-Pattinson