Epílogo: 3 años después

Esme y Carlisle estaban en el carruaje con Marie en sus brazos, la pequeña niña de 4 años era la dama perfecta, y como tal permanecía quieta junto a sus padres. Rosalie y Emmet, sentados en frente, tenían a Natalie y a Sean cada uno en su regazo, Sean era el hijo pequeño de Emmet y Rosalie, de dos años.

Todos se dirigían a Forks para asistir al alumbramiento de un nuevo miembro de la familia, Jasper y Alice ya estaban allí, Jasper iba a asistir a Bella. Alice solo se encargaría de que Edward permaneciera en su silla esperando fuera de la habitación, su estado de gestación no le permitía hacer más.

Cuando llegaron, entraron en la posada donde había bastante gente. Todos se inclinaron al ver entrar a los reyes y a los príncipes. Edward corrió a abrazarles desde la barra de la posada.

-¡Papá! ¡Mamá!- Edward estaba emocionado de que estuvieran allí- ¡Me alegro tanto de veros.

-Y nosotros también, hijo- Dijo Carlisle.

-Claro, no nos lo perderíamos por nada del mundo.

-Emmet, Rosalie- Les abrazó con una sonrisa- No sabéis como os he echado de menos.

-Gracias hermanito.

-¿Donde están mis sobrinos y mi hermanita?- Dijo abriendo los brazos para que Natalie, Sean y Marie lo abrazaran- Supongo que tendréis hambre. Os pondré algo de comer y luego os llevaré a vuestra habitación.

Edward les puso un plato de comida a cada uno, le dijo al chico que tenía contratado que se encargara de todo un rato y se sentó a comer con su familia.

-¿Como está Bella?- Preguntó Esme.

-Bastante desquiciada, no soporta estar quieta sin hacer nada. Por lo menos Alice le hace compañía.

-¿Donde están ahora Jasper y Alice?- Dijo Carlisle extrañado de que no estuvieran allí.

-No tardarán mucho en venir, Jasper quería revisar a Bella.

-¡Papi! ¡Papi!- Se escuchó la voz de Renesmee lloriqueando detrás de él- ¡Papi!

-¿Qué ocurre princesa?- Dijo tomándola en brazos.

-Charlie me está tirando del pelo- Se puso a llorar y Edward la abrazó.

-No llores. Mira quien ha venido- La niña miró a los que estaban sentados junto a su padre- ¿Te acuerdas de ellos? Hace mucho que no los ves.

-¡Abuelita!- Gritó la niña después de mirarla un poco más- ¡Abuelito!

Renesmee saltó a los brazos de sus abuelos y dejó de llorar, se puso a reír desmesuradamente.

-¿Y de mi no te acuerdas?- Se quejó Emmet- Eso no es justo- Hizo un puchero.

-¡Tío Oso!- Gritó Charlie corriendo desde el otro lado de la posada hasta él- No me has dicho que ibas a venir. Hola tía Rose, te he echado de menos.

-Esto es otra cosa, yo también te he echado de menos campeón.

-Hola Charlie, ¿no me das un beso?- Dijo Rosalie.

El niño le dio un beso y se fue a jugar fuera seguido de Marie, de Natalie, de Sean y de Renesmee.

-Que mayores están- Dijo Rosalie- Crecen muy deprisa.

Después de comer, la gente fue abandonando la posada dejándolos solos. Edward recogió las cosas que quedaban por medio mientras el resto hacía que los niños entraran dentro de la posada.

Alice y Jasper llegaron poco después, Jasper con Justin en brazos y Alice con una pequeña barriguita que mostraba sus cinco meses de embarazo.

Jasper subió con Carlisle a ver como estaba Bella mientras los demás se quedaban abajo. Jasper entró primero.

-Hola Bella, traigo compañía- Dijo Jasper dejando entrar a Carlisle tras él.

-Hola- Dijo ella sin girarse.

-Bella, ¿estás bien?- Dijo Carlisle acercándose a ella. Pero la vio cerrando fuertemente los ojos intentando aguantar el dolor- Jasper, me parece que está teniendo contracciones.

Ambos se pusieron a su lado y esperaron a que el dolor pasara. Después, ella los miró, y al ver a Carlisle le sonrió.

-No esperaba que vinieras.

-Claro que si. Esme y Marie está abajo, pero me parece que no podrán subir por ahora- El le sonrió.

-Bella, vamos a llevarte a la cama- Dijo Jasper ayudándola a levantarse, la llevó a la cama y la tumbó- Bella, ¿cuanto hace que sientes molestias?

-Toda la mañana.

-¿Y no le has dicho nada a Edward?- La miró Carlisle- Bella, debías habérselo dicho.

-No podía bajar y él ha estado muy liado. No quería ponerme a gritar con sus clientes abajo.

-Iré a buscarle, querrá verte antes de que empieces- Dijo Carlisle.

-Bella, voy a examinarte.

Jasper tocó el vientre de Bella, comprobó que todo estuviera bien para el momento. Cuando acabó, Edward entró por la puerta, estaba pálido.

-Voy con papá a prepararlo todo. Ahora vuelvo- Dijo Jasper dejándolos solos unos minutos.

-Bella, tenías que haberme llamado. Mis clientes no importan- Dijo acariciándole la mejilla- ¿Quieres algo? ¿Necesitas que te traiga alguna cosa?

-No, tranquilo. Bueno... ¿me ayudas a ponerme el camisón?

Edward le puso el camisón con delicadeza y después la volvió a recostar. Apenas les dio tiempo a decirse nada más, Bella sintió una contracción muy fuerte que hizo que se estremeciera, Edward salió corriendo a buscar a su padre y a su hermano. Los dos entraron en la habitación y se encerraron con Bella mientras Alice, Esme, Rosalie y Emmet lo mantenían fuera de allí.

-Creo que me voy a llevar a los niños a ver a Seth. Les irá bien jugar un ratito.

-¡No!- Dijo Renesmee- Yo quiero quedarme con papá- La niña sabía que algo pasaba.

-Princesa, ves con ellos. Cuando vuelvas te prometo que tendrás una sorpresa- La niña lo miró con desconfianza pero accedió y siguió a Rosalie junto con los demás.

-Aaahhhh...- Se escuchó desde el piso de arriba.

-...- Edward se dispuso a subir, pero los brazos de Emmet lo pararon.

-De eso nada. Tú como todos los demás, aquí a esperar.

-No puedo oírla sufrir así.

-Edward- Le dijo Esme- Ella, a pesar del dolor físico, no está sufriendo.

-Edward, tranquilo, saldrá bien, lo he visto- Dijo Alice con una sonrisa.

-¿Lo has visto?- Alice asintió- Dime que has visto...

-No te voy a decir que es, pero te puedo asegurar que no va a ser el último bebé que Bella va a llevar en su vientre.

-¿En serio?- Edward estaba helado- ¿Vamos a tener más?

La tarde se hizo muy larga para Edward, cada grito de Bella se desesperaba. No podía dejar de dar vueltas en la sala, hasta que Jasper bajó con cara de cansado.

-Bella te espera. Tienes una niña preciosa.

Edward subió corriendo, necesitaba asegurarse de que ella estaba bien, a pesar de la visión de Alice.

Cuando entró vio a Bella tumbada en la cama amamantando a una niña, con cara de cansada y hablando con Carlisle.

-Bella...- Dijo en un susurro apenas audible, pero que si llegó a los oídos de Bella.

-Ven aquí.

-Enhorabuena hijo- Dijo Carlisle antes de salir sonriente por la puerta.

-Edward- Bella apartó la manta del rostro de la niña- Te presenta a Lys.

-¿Lys?- Preguntó Edward acariciando el rostro de la niña que aun estaba mamando del pecho de Bella.

-Si, significa luz. Me parece que le queda bien.

-Me parece un nombre estupendo- Dijo besando suavemente sus labios para no molestar a la pequeña.

Poco después, Rosalie llegó con los niños, y muy a pesar de Alice, solo subieron Renesmee y Charlie, acompañados de Carlisle.

-Edward- Lo llamó Carlisle desde la puerta- Ya están aquí.

Edward fue hasta la puerta y se encontró con la mirada de curiosidad de sus hijos, Carlisle los dejó solos.

-Papi, ¿que pasa?- Preguntó Renesmee.

-¿Mami está malita?

-No. Veréis, ¿os acordáis que cuando mamá empezó a tener la barriguita muy grande os dijimos que era porque vuestro hermanito estaba dentro?

-Si, y me dijiste que un día saldría de ahí- Dijo Renesmee.

-Pues eso es lo que ha pasado. Vuestra hermanita a salido de la tripita de mamá, así que hay que entrar sin hacer ruido.

Edward tomó a los niños de la mano y los metió en la habitación, Bella les sonrió al verlos y los niños fueron en silencio hasta ella.

-Mami- Dijo Renesmee muy bajito- ¿Qué tienes en los brazos?

-Es Lys, vuestra hermana.

Edward tomó entre sus brazos a los dos niños y los subió para que pudieran verla.

-¡Qué pequeñita!- Dijo entusiasmado Charlie.

-Así es- Le explicó Edward- Por eso tú, como su hermano mayor tienes que ocuparte de que nada malo le pase, y Renesmee la tiene que cuidar y enseñar a ser una señorita.

-Y nosotros os ayudaremos a hacerlo- Dijo Bella.

Los dos niños sonrieron imaginándose como sería cuidar de su hermanita.

--^^--^^--^^--

Tal como había dicho Alice, Lys no fue la última hija de Edward y Bella. Cinco meses después del nacimiento de Lys, Bella se quedó embarazada otra vez, y tuvo a Garret. Y un año después vinieron otros gemelos, Elisabeth y Edward. Con su gran familia, Bella dejó la orfebrería y se dedicó por completo a su marido y a sus hijos, aunque de vez en cuando ayudaba a Edward en la posada, que con el buen carácter de Edward, se convirtió en la mejor del reino.

Alice tuvo una niña, y la llamaron Isabella, porque tanto Jasper como Alice sentían una inmensa gratitud hacia ella. Dos años después tuvo otro varón al que llamaron Emmet. Jasper ejerció de médico porque su padre, como rey no podía. Fue un gran médico y Alice se convirtió en su enfermera. Ambos disfrutaban de su trabajo.

Emmet y Rosalie, tuvieron dos niños más, primero una niña, Rosalie como su madre, y después un niño, Mark. Ambos fueron los alcaldes de Forks hasta que Carlisle, muchos años después, decidió retirarse del trono en favor de su hija y de su yerno. Los dos fueron unos reyes magníficos, solo superados por Carlisle y Esme, pero a pesar de ello, muy queridos por todos.

Y así, es como el destino se cumplió, haciendo que los elegidos continuaran su legado. Ahora, que todos eran felices, Bella pensaba en que el destino a veces juega con ellos, porque si no hubiera sido por la oferta que Mike le hizo a ella aquella noche, Edward nunca le hubiera robado el corazón.

Y así es como termina esta historia que empezó con personas desdichadas y distantes y acaba con enamorados y familias unidas.

FIN

**********************************************************************************************************************************

Bueno, llegó el final de la historia.

Me dijisteis que queríais familia numerosa y así lo he hecho.

Me da un poco de pena acabarla, me ha gustado mucho como ha quedado, cuando la empecé no pensé que fuera a ser algo así pero me gusta el resultado. ¿Y a vosotros?

Muchas gracias a todos los que habéis seguido la historia hasta el final, me encantan vuestros reviews. Y sobre todo gracias a los que habeis puesto esta historia como favorita y a mi como autor favorito, eso me da muchos animos.

Espero veros en mis otros fics, ahora estoy con Virgin Crisis, y os aseguro que no sera el último.

Por cierto, hoy he recibido la petición de hacer un fic por encargo, si alguno más está interesado en algo así, que me envie como quiere que sea la historia o de donde quiere que me base y lo haré encantada.

Me alegro mucho de haber podido entreteneros y haceros disfrutar con esta historia.

Y muchas gracias a Paula, que es la que me pidió este fic, sin ella esto no habría sido posible.

Un beso a todos.