Ola guapas!!!!

Que tal?¿ sorry por no haber subido es que se me estropeo el Word y no pude escribir, me dio una rabia… sabeis que en los portátiles te vienen solo dos meses para usarlo, no? Pues claro el mio ya se gasto y hasta hoy no he podido actualizarlo, perdón!!

Según las encuestas todas quereis que lo mate muy sangrientamente y que sufra, como a mi me gusta jajaja

AVISO: en este capi hay lemmon, están avisadas (aun que no soy muy dada a los lemmons haber como queda XD)

Disclaimer: ninguno de los personajes son mios (aparte de Katie), que son de la maravillosa Stephanie Meyer, gracias guapa por crearlos!! Esta historia es 100% mia, MADE IN CAROL HEAD xP

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

8. De vuelta

EdwardPOV

-Bella, lo siento-le dije mientras escondía mi cara en su pelo y olor su hermoso olor a fresas que aún conservaba. Le alcé el mentón para que me mirara a los ojos y nos fuimos acercando hasta que juntamos nuestros labios en un beso que transmitía nuestros sentimientos, había recuperado a mi Bella, pero… ¿Por cuánto tiempo?

No se cuanto tiempo llevábamos besándonos, pero no me importaba, solo me importaba ella. Bajé mis manos de su pelo hasta sus caderas para poder abrazarla de la cintura y pegarla más a mí, como si nos fuéramos a fundir en uno. Ella no se quejó, le lamía el labio inferior para pedir permiso y poder introducir mi lengua en su boca. El beso se estaba haciendo cada vez más apasionado y aun que tenía muchas ganas de continuar y hacerle el amor allí mismo, me acorde de donde estábamos y porque estábamos ahí. Muy a mi pesar me separé de ella y la miré directamente a los ojos.

-Bella, cielo. Creo que deberíamos ir con lo demás y Katie te echa de menos-le dije para que no malinterpretara que hubiera parado. Ella asintió y antes de salir corriendo en dirección Canadá le di una de mis sonrisas torcidas, un besito en los labios y la cogí de la mano mientras ella también sonreía.

Mientras corríamos la miré, me fije que al correr los pechos le subían y bajaban al compás de sus pasos y que su camiseta se había subido un poco al llevar tanto rato así… agité la cabeza para quietar esos pensamientos de mi cabeza. No tenía que pensar en eso ahora, todos no estaban esperando, pero… aun así… mirando cómo se movían sus caderas mientras corría me estaba poniendo a mil…

Paré en seco y a consecuencia de ello casi tiro a Bella al tener su mano fuertemente aferrada a la mía. La cogía de la cintura y la estampé contra un árbol para que quedara entre el mismo y yo.

-Bella-susurré con la voz ronca cerca de su oído-sabes lo que provocas en mi cuando corres y se te sube la camisa por encima del ombligo-le susurré mientras metía la mano por debajo de su camiseta, le acariciaba el vientre y subía para llegar a la parte baja del sujetador, a lo que ella respondió con un gemido, que solo provocó que yo me calentara más.

Sonreí y empecé a besarle el cuello y mis manos seguían subiendo hasta que tuve uno de sus pechos en la palma de mi mano, le di un apretón y ella gimió. Empecé a darle mordiscos en el cuello y ella metió las manos en mi pantalón y puso sus manos en mis nalgas y les dio un apretón que causó que nuestros sexos se rozaran a través de la tela de nuestros pantalones. Volví a subir mi boca por su mentón y volví a sus labios para besarlos con la pasión y la lujuria que había estado conteniendo estos últimos meses que había estado sin ella y ella respondió de igual manera.

Mientras una de mis manos trabajaba con su pecho la otra iba bajando hasta que encontró el botón de su pantalón y ella hacía lo mismo con el mío, por lo visto ella quería jugar conmigo o algo por el estilo porque puso su pierna por la parte trasera de mis rodillas haciendo que se torcieran y yo cayera al suelo.

Puso sus piernas a cada lado de mí y me bajó el pantalón hasta que quedó por mis rodillas haciendo así que mi muy excitado miembro quedara al descubierto.

-Creo que me ha quedado muy claro que es lo que te provoco-murmuró con voz extremadamente sensual en mi oído mientras acariciaba toda mi longitud haciendo que gimiera más alto de lo que hubiera querido.

Movió su boca hasta que se junto con la mía en una mezcla de desesperación, lujuria y amor, lo cual me excitó aún más que acariciara mi miembro con la punta de sus uñas casi imperceptiblemente pero aun así sensual y haciendo que me estremeciera. Ella rió.

Se bajó sus pantalones y rozó nuestros sexos haciendo que los dos jadeáramos de anticipación, ya no podía aguatar más iba a explotar, quería hacerla mía, no, necesitaba hacerla mía en ese preciso instante, así que la cogí de las caderas y la embestí de golpe, haciendo que los dos gimiéramos el nombre del otro.

Ella empezó a subir y bajar lentamente para que pudiéramos disfrutar más del contacto, yo la iba guiando con mis manos en sus caderas, pero por lo visto ella también estaba empezando a impacientarse así que empezó a moverse más rápido.

-Edward-gimió, sabía que estaba cerca. La moví un poco había la izquierda haciendo que tocara su punto G (que por cierto encontré cuando tuvimos nuestra primera vez, y pude apreciar su reacción) y gimiera más alto mi nombre-¡Edward!

Ella estaba muy cerca y lo sabía así que ella en un movimiento que no me esperaba cogió mi saco entre sus dedos y lo apretó, haciendo que los dos nos viniéramos en el orgasmo más intenso que hubiera tenido desde hace mucho tiempo. Los dos jadeábamos en los brazos del otro aun que no lo necesitáramos. La apreté contra mi cuerpo y le di un beso en la cabeza, y notaba su sonrisa en mi pecho.

-Te amo- le dije con todo el amor que pude darle en esa frase, ¿Cómo unas simples palabras podían significar tanto?

-Y yo a ti-me respondió ella dándome un piquito en la comisura de los labios mientras me sonreía y yo le devolvía la sonrisa. La apreté más contra mi, no quería que se separara de mí nunca, que el tiempo se detuviera y la tuviera siempre para mí, así… entre mis brazos… donde sabía que estaría a salvo sin que ningún Marco se le pudiera acercar.

-Bella, siento estropear el momento, pero… ¿Qué vamos a hacer con Marco?- pregunté con los dientes apretados y diciendo el nombre de Marco como si fuera una palabrota.

-Pues… la verdad… no lo se-dijo suspirando, sabia que esto era difícil para ella, acababa de recuperar la memoria y eso la debía de estar abrumando. Le di un beso en la frente.

-Tranquila, cariño. Ya nos ocuparemos de eso mas tarde, pero deberíamos volver, hay mucha gente que te hecha de menos-ella asintió y empezamos a vestirnos para empezar a correr dirección Canadá.

Fuimos todo el camino cogidos de la mano, aun que esta vez me abstuve de mirar a Bella no quería volver a tener que parar para tener un "descanso".

Al llegar a la puerta de la casa pude notar como Bella se ponía tensa, sabía lo que eso significaba… esta nerviosa y asustada. La cogí de la cintura y la pegué a mi y le di un apretón a su mano para que supiera que estaba ahí para ella, a lo que ella respondió con un beso en la mejilla. Despacio fue caminando hasta la entrada pero no nos dio ni tiempo de abrir la puerta cuando un duende de pelo negro se tiro encima de mi Bella para darle un abrazo que casi hace que se caigan.

-Si, Alice yo también te he echado de menos- dijo mi Bella riéndose mientras la duende se separaba de ella.

-Perdón, pero es que te he echado de menos y no he sido la única-dijo mientras apuntaba con el dedo pulgar en dirección a Emmet que venia corriendo por las escaleras, si no fuera por que sabía que no podía morir me habría dado miedo, parecía la típica roca redonda que siempre va detrás de Indiana Jones.

-¡HERMANITA!-GRITÓ Emmet mientras le daba un abrazo de oso que, si no llega a ser vampiro, la habría asfixiado.

-Emmet-dije en tono de advertencia-la estas aplastando-le dije mientras la apartaba de él y la abrazaba.

-Los siento pero es que la echaba de menos-después de Emmet vino Katie.

-Mamá…-dijo Katie con lágrimas en los ojos y estuve seguro que si Bella pudiera llorar lo estaría haciendo, y se dieron un abrazo-que a lo que a mi me pareció, parecía de película-. Las mejillas de Katie estaban anegadas en lágrimas, Bella levantó la cabeza del hombro de Katie para hacerme un gesto de que me uniera a ellas. Y eso hice. Cuando las tenía a las dos un sentimiento de plenitud me embargó, que hizo que me relajara al instante. Sentía como este fuera el sitio donde debía de estar.

Cuando Emmet tosió, muy disimuladamente, nótese el sarcasmo, para que nos separáramos nos dirigimos a dentro, no solté la mano de Bella en ningún momento.

Ya en el salón Carlisle dio pie a la conversación.

-Bella, me alegro mucho de que hayas vuelto-le dijo mientras le daba una amplia sonrisa, a la cual ella respondió con una igual de grande-pero me gustaría, bueno, a todos nos gustaría saber que fue lo que pasó.

Entonces Bella les contó desde que despertó de ataúd-cuando oí eso un escalofrío me recorrió todo la columna con solo pensar que ella estuvo allá abajo- hasta ahora, omitiendo los detalles de nuestro reencuentro claro está.

Después de que Bella nos contara aquello cada uno se fue a su habitación, tenía cosas que discutir con Bella.

Cuando entramos cerré la puerta detrás de mí mientras ella se dirigía a sentarse al borde de la cama.

-Bella…-pero fui interrumpido por una voz chillona, que provenía de la última persona a la que quería ver en este momento…

-Edddieeeeeeee!!!!

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Ola guapas!!!

En serio , siento haber tardado tanto, pero es quee he empezado el insti… de nuevo. ¬¬ menudo asco

Y claro mi timepo es limitado y eso sorry y ahora encima os dejo con las ganas de saber quien a llegado aunque creoo que es bastante obvio XDD

Hemos llegado a los 102!!!! Aun no me lo creo!!! Esta vez podremos llegar a los 115? Plissss

Esta vez intentare o tardar tanto lo prometo

Nos leemos en el prox capi

BYYEEEE

Carol-Cullen