Los personajes no me pertenecen. Pertenecen a Peach-Pit.

Me quiere… No me quiere

Amu POV

-Amu date prisa-dijo Rima-tienes que llegar a la reunión.

-si, ya lose. No entiendo porque es tan importante.

-porque iras a cenar con lo mejores amigos de tus papás.-me recordó Rima.

-aún así…-dije, un poco molesta.-siempre los vemos. –pero hoy dijeron que era algo muy importante. ¿No?

-si. ¿Qué crees que sea?

-quien sabe. Por eso tienes que apurarte.

-bueno, tienes razón. ¿Dónde están las chicas?

-fueron con Kusu Kusu al salón por algo-respondió Rima, volteándose-mira, ahí vienen.-añadió señalando el cielo.

Y en efecto, venían 5 pequeños bultos volando por el cielo.

-Ran, Miki, Su, Día, ¿Qué les dije?-las regañe.

-Que te avisáramos si nos íbamos-respondieron a coro-lo sentimos.

-bueno, como sea. Tenemos que irnos. Nos vemos Rima, Kusu Kusu.

-adiós Amu-dijo Rima-suerte.

Le hice una seña con la mano, agradeciéndoselo. Ay, perdón por no presentarme. Soy Hinamori Amu y tengo 17 años. Voy en segundo de preparatoria. Tengo una hermanita llamada Ami y tiene 9 años. En la escuela me conocían por ser "cool y sexy", pero mi carácter ha cambiado mucho desde que tengo a mis amigos. Que son: Tadase, el príncipe de la escuela; Rima, amante de los chistes; Kairi, el "cerebrito" del grupo; Yaya, la mas infantil de todos; Kuukai, el mejor en los deportes; y por último, Nageshiko, que es un gran amigo. Me escucha cuando tengo problemas y me aconseja. En fin, tengo unos amigos de lujo.

Cambiando de tema, ahorita voy corriendo a mi casa, para cambiarme porque vamos a salir con los mejores amigos de mis papás: los Tsukiyomi. Yo realmente no estoy muy emocionada porque siempre los vemos. Pero me tengo que aguantar. Llego a mi casa, apenas saludo a mis padres y subo corriendo a mi cuarto.

-¿Qué me puedo poner, Miki?-pregunté en voz alta.

-no te preocupes, aquí esta la solución-dijo Miki, ensenándome el cuaderno que llevaba.

-de acuerdo-acepté, mientras el dibujo de Miki se volvía real.

Me cambie rápidamente y solté mi cabello rosado para que cayera a los lados, ya que lo traía amarrado en una coleta.

-te ves muy linda Amu-dijo Día, apareciendo detrás de mi.

-gracias-dije sonriendo.

Por sino lo he mencionado, que creo que no, tengo 4 charas. Que son tu verdadera personalidad. Ran, aficionada a los deportes; Miki, al dibujo; Su, a la cocina; Día, se podría decir que es mi verdadero yo. Creo.

-Amu-dijo Su, sacándome de mis pensamientos-se hace tarde. ¿No querrás hacer esperar a los Tsukiyomi?

-no seria mala idea-dije, pensando.

-Amu-gritó mi mamá, desde abajo- ¿Lista?

-en un segundo-grité de regreso.

Me miré una última vez en el espejo y baje corriendo las escaleras.

-lista.-dije sin aliento.

-vámonos-dijo mi papá, mientras mi hermanita asentía.

Salimos y nos pusimos en marcha a la casa de los Tsukiyomi. Como el carro iba en silencio, me sumí en mis pensamientos.

¿Qué era eso tan importante que son querían decir los Tsukiyomi?

Hola!!!!!!!!!!!!!!

Eto…..

Pues aquí esta mi primer fanfic.

¿Cómo les pareció? ¿Bueno, malo? Dejen Reviews por favor.

Son muy importantes para mí. Me motivan.

Sayonara. Se cuidan.