Cross Epoch

Direcciones.

La mañana era soleada y provocaba que apeteciera el salir a pasear por ahí. Y aunque esto fuera cierto, no todos lo hacían por placer sino por simple necesidad de desplazarse a otros lugares.

Este era el caso de estas dos personas que caminan sin un rumbo fijo dejando a la casualidad el Destino de sus vidas. A eso o a donde sus estómagos vacíos decidieran llevarles, por supuesto.

-La verdad no sé tú, Zoro, pero a mí ya me está entrando la sed-. Dijo Piccolo mientras desentumecía el cuello.-Tal vez podamos encontrar algún lugar cerca para…¡¡¿¿¡¡A DÓNDE DIABLOS TE CREES QUÉ ESTÁS YENDO, BAKA!!??!!

Los gritos de Piccolo detuvieron a un Zoro que se encontraba a unos cien metros hacia el oeste de la posición en la que se encontraba su nakama, cuando ambos pensaban que estaban el uno al lado del otro.

-¡¿CÓMO QUE A DÓNDE VOY?!-. Le respondió Zoro a gritos.-¡¡¿¡A DÓNDE TE VAS TÚ QUE NO HACES NADA MÁS QUE PERDERTE!?!! NI SIQUIERA SABES SEGUIR TUS PROPIAS INDICACIONES.

Zoro, a su pesar, se acercó a donde se encontraba Piccolo, un Piccolo al que su rostro se le estaba oscureciendo. Siempre estaban igual, no importaba lo que pudieran hacer o decir. Al poco rato siempre se encontraban caminando por diferentes direcciones.

-Un día de estos vas a perderte y no pienso ir a buscarte-. Le dijo Piccolo todo serio.-Te lo aviso.

-¿Eh? Me parece que seré yo quien te deje por imposible y a tu suerte… mala suerte, por supuesto-. Zoro le dedicó una media sonrisa autocomplaciente.-Dijiste que fuéramos por la derecha y tú te fuiste por la izquierda.

-¡¿De qué derecha hablas?!-. La paciencia tenía que ser una virtud de Piccolo pero había límites que Zoro, y su mal sentido de la orientación, siempre lograba superar con creces.-Señalé para el Oeste y tú te marchaste para el Este.

La cara de Zoro demostraba que no tenía ni idea de lo que le estaba hablando.

-No sabes ni de lo qué te estoy hablando-. Le dijo Piccolo algo cansado ya de todo esto.-Indiqué que fuéramos por la izquierda y tú, como siempre haces, fuiste por la dirección contraria. Aunque pudo ser peor ya que podrías haberte ido hacia el Norte.

-¿Y para qué querría yo subirme a un árbol?-. Inquirió confuso Zoro.

Aquello hizo explotar a Piccolo.

-¡¡AL NORTE, AL NORTE!! MALDITO BAKA. HE DICHO EL NORTE NO HACIA ARRIBA.

-PUES ACLÁRATE DE UNA VEZ-. Se defendió Zoro.-Todo es culpa tuya por no saber dar las direcciones de manera correcta.

Los dos nakama se estaban encarando mostrando sus dientes rabiosos y dispuestos a soltar un golpe en cualquier momento.

-¿Qué tienen de complicado mis direcciones si puede saberse?-. Preguntó Piccolo.

Ante aquello Zoro no pudo evitar reírse burlonamente.

-Dirás qué no tienen-. Dijo con pose firme y orgullosa el kenshi.-Eres tú quien dice que indicó hacia la izquierda pero… ¡¡USASTE LA MANO DERECHA PARA HACERLO!!

-¿Nani?

-Exacto-. Soltó Zoro.-¿Cómo no voy a equivocarme si usas la mano derecha para señalar el camino de la izquierda? Si lo que quieres es ir por la izquierda pues señálalo con la mano izquierda.

Piccolo se había quedado sin palabras. Por suerte no por mucho tiempo.

-¡Eso no tiene ningún sentido!-. Lo que si estaba sintiendo era que de seguir así iba a perder la poca cordura que le quedaba junto a Zoro.-¿Qué podrá importar con qué mano indique la dirección? ¡Lo importante es la dirección hacia donde se señala!

-¡¡PUES USA LA MANO DE ESE LADO!!-. Volvió a exigir un airado Zoro.

Piccolo entrecerró sus ojos dándose un aire muy peligroso.

-No me des ideas de cómo usar la mano porque puedes llevarte una dolorosa sorpresa, Zoro-. Tan peligroso como sus palabras.

La mano de Zoro hacía tiempo que se encontraba sobre sus katana. Bueno, como siempre pero ahora con cierto motivo de necesidad.

-Creo que ya sé como hacer para que tus direcciones no vuelvan a meternos en estas situaciones-. Dijo hablando con gran lentitud como si midiera cada una de sus palabras para conocer el impacto que tendrían.

-¿Ah, si?-. No era mucha la curiosidad sino el ver que tramaba Zoro.-¿Y de qué se trata tu fantástica idea?

La fugaz sonrisa de Zoro desapareció a la misma velocidad en la que realizó su ataque contra Piccolo que fue cogido por sorpresa, aunque no fuera la primera vez, ni sería la última, en que solucionasen sus problemas con las armas.

-It tou ryuu yatsukuchi giri.

El movimiento de Zoro superó la figura de Piccolo deteniéndose a varios metros por detrás de este. Después de que, con el ataque realizado, le cortase su brazo derecho.

-¡¡KAMISAMA!!-. Piccolo se volvió hacia Zoro todo airado por lo que había hecho el kenshi.-¡¿¡A qué diablos ha venido esto!?! ¡¿Cómo podrías justificar este absurdo ataque?!

Zoro limpió la sangre de Wadou con un movimiento seco antes de envainar su katana predilecta y amada de las tres que posee.

-¿Absurdo? Eso es lo que pensaría alguien como tú que no sabe como dirigir a la gente-. Dijo Zoro.-Ahora que sólo tienes el brazo izquierdo señalarás hacia la izquierda correctamente y no harás que me confunda.

-¡¡ESO NO TIENE NINGÚN SENTIDO!!-. Cada vez estaba más fuera de si con la lógica que parecía regir el cerebro de Zoro.-¿Y cómo piensas que pueda indicar el camino hacia la derecha?

Zoro le sonrió de manera condescendiente mientras negaba con la cabeza.

-Lo ves, por eso eres tan baka, Piccolo-. Dijo Zoro mientras reiniciaba la marcha.- Está claro que el camino es hacia la derecha cuando no estés señalando a la izquierda.

Piccolo le observó por unos segundos hasta que no pudo contenerse más.

-¿Se puede saber a dónde vas ahora, maldito baka?

Zoro se detuvo volviéndose hacia Piccolo.

-Pues hacia la derecha ya que no estás señalando hacia la izquierda-. Le dijo como si estuviera totalmente claro.-¿Es qué no acabo de explicártelo?

-¡¡PERO YO NO ESTOY SEÑALANDO HACIA NINGÚN LADO, BAKA!!-. Ciertamente había que tener una gran paciencia y a Piccolo se le había agotado hacía tiempo.-¡¿¡ES QUÉ NO VES QUE ESTÁBAMOS DISCUTIENDO!?! ¿POR QUÉ IBA A SEÑALAR CUALQUIER DIRECCIÓN EN MEDIO DE UNA DISCUSIÓN?

Zoro no pudo evitar sonrojarse por culpa de la metedura de pata aunque, según su lógica, la culpa era de Piccolo por no estar señalando con la parte derecha de su cuerpo. Así que la única solución que se le ocurría, para no equivocarse de nuevo y quedar como un baka, era una sóla.

-It tou ryuu yatsukuchi giri.

Piccolo no se podía creer lo que había vuelto a hacer Zoro.

-¡¡ME HAS CORTADO EL BRAZO IZQUIERDO!! ¡¿¡POR QUÉ ME HAS CORTADO EL BRAZO IZQUIERDO!?!

Volviendo a envainar a Wadou, Zoro lo miró incrédulo. No sabía cuantas veces tendría que tener que explicar las cosas para que las terminara por entender.

-Para que no haya ninguna confusión con las direcciones. Ahora solamente tienes que decir hacia dónde hay que ir y nos moveremos hacia allí.

Piccolo empezó a rugir de rabia e impotencia ante la enorme falta de sentido común que hacía gala Zoro. No podía llegar a entender cómo pudieron formar equipo por tanto tiempo sin intentar matarse entre ellos.

Ah, claro. Nunca lo hicieron. Siempre terminaban intentando matarse entre ellos.

-¡¡PERO AHORA ESTAMOS COMO AL PRINCIPIO PERO ESTANDO YO SIN BRAZOS!!-. Aunque ese era un detalle que rápidamente fue arreglado al hacer salir Piccolo un par de brazos nuevos.-Pues lo que yo creo es que el problema aquí es que en tu cabeza no tienes espacio para estas cuestiones así que, ¡¡VOY A CORTÁRTELA!!

Zoro desenvainó sus tres katana mientras veía a Piccolo coger altura mientras desenvainaba su propia katana. En estos momentos estaba en cierta desventaja al enfrentarse a un rival que le atacaría en descenso desde el aire.

-Siempre haces lo mismo, Piccolo-. Habló Zoro mientras su mirada seguía cada movimiento del cuerpo de Piccolo para prevenir el ataque.-¡Culpando a los demás de tus propios errores y solucionándolo de manera violenta!

Piccolo no podía creerse lo que estaba escuchando.

-¿Nani?

-Pero si lo que quieres es que te den una paliza no te cortes y ataca porque te daré una que nunca olvidarás.

La mirada de Piccolo parecía que iba a atravesar a Zoro, algo que ciertamente sería capaz de hacer, pero, poco a poco, empezó a calmarse. Ya tenía que estar acostumbrado al mal sentido de la orientación de Zoro y no podía llegar a estos niveles cada vez que sucedía una situación tan absurda como esta con respecto a las direcciones que tomaban.

Piccolo envainó su katana.

-¿Y ahora?-. Zoro estaba algo confuso, además de que tenía ganas de una pelea.

-Será mejor que nos calmemos-. Dijo Piccolo.-Creo que la sed es la culpable de todo esto así que será mejor que encontremos un lugar en donde poder beber hasta hartarnos.

En eso Zoro no podía quitarle la razón.

-Ahí le has dado-. Zoro también envainó sus katana.-¿Por dónde crees qué estará el bar más cercano?

Piccolo se concentró y buscó la concentración de gente más cercana.

-Hacia el Oeste-. Le indicó con la mano izquierda.

Zoro sonrió a su compañero al ver que había actuado tal y como le había pedido que hiciera. Sabía que así era como debían hacerse las cosas. Aunque, en estos momentos, eso carecía de importancia al verse superado por la búsqueda de bebida.

-Pues en marcha.

Piccolo no podía creerse que Zoro estuviera caminando en dirección Sur después de todo el jaleo que había montado hacía nada de tiempo.

Bueno, ¿la verdad?

-Si que me lo puedo creer.

Piccolo se dirigió, volando, hacia el Oeste. Sería mejor que tuvieran unos días de descanso el uno del otro sino querían acabar por matarse mutuamente. Aunque si se lo preguntaras a cada uno te dirían que serían ellos quienes matarían al otro.

Cinco minutos más tarde.

Zoro se volvió a mirar por todos lados pero no encontró ni rastro de Piccolo.

-Ya se ha vuelto a perder-. Zoro negó con la cabeza algo molesto con la actitud de Piccolo.-Si es que le quitas la vista por un instante y ya se pierde.

Zoro sabía en que dirección había estado caminando y por donde había visto a Piccolo moverse la última vez. Hacia el Oeste.

-Pues busquemos a ese inútil.

Zoro se dirigió, de nuevo, hacia el Sur.

__________

______________________________

Una pequeña historia de Cross Epoch.

La verdad era que la convivencia entre Zoro y Piccolo no es que pueda ser muy fluida con las constantes equivocaciones de dirección por parte de Zoro. Pero la suerte de ello es que ahora tengo a Zoro suelto por ahí.

REVIEWS.

REVIEWS.

Veamos que os ha parecido este pequeño one-shot y si apetece leer alguno más. Aunque con otros personajes… bueno, con Zoro y otros personajes, por supuesto. ¿Con quién? Hahahahahaha vamos, a estas alturas la duda casi llega a ofender. ;P

Muchas gracias por leer y por dejar REVIEWS, si es que las habéis dejado. ;DD

Nos leemos.^^