Amor a Bordo

Summary: Una fina y bella dama de la nobleza, heredera de una gran fortuna se ve secuestrada por un atractivo y sexy pirata.
Se declaran odio mutuo desde su primer encuentro pero recuerden el dicho:
del odio al amor solo hay un paso.

Capitulo 6
Jacob

POV Bella

Díganme por favor que esto realmente no estaba sucediendo. Díganme que de verdad no estaba teniendo mi primer beso con estos labios perfectos que me estaban dejando sin aliento. ¡Les ruego que me digan que esto realmente no estaba pasando!.

A pesar de que mi mente me mandaba señales de auxilio, mi cuerpo reaccionaba traicioneramente a los órdenes. Mis manos comenzaron a moverse por sí solas hasta llegar a enredarse con aquellos cabellos dorados.

"suel…tame" dije tratando de aun permanecer en tierra y no abandonar el mundo real.

"aléjate entonces…" me dijo ahora dejando mis labios y bajando por mi cuello. Miles de sensaciones recorrieron todo mi cuerpo y mi corazón estaba que se me salía por la boca.

Perdiéndome cada vez más en aquellas caricias, repentinamente tocaron la puerta desesperadamente.

"¡capitán, capitán!". Gritaba uno de los tripulantes desde el otro lado de la puerta haciendo que aterrizara. Uno: estaba con Edward en la cama; dos: mi cuerpo era un remolino de sensaciones mezcladas y alborotadas por mis pobres hormonas y tres: ¡¿qué rayos estaba haciendo?! Lo empuje lo más fuerte que pude aprovechando su falta de atención y escape de sus peligrosas manos hacia el lugar más seguro en esos momentos: el otro extremo de la cama.

"¡¿qué mierda quieres Seth?!". Grito Edward enojado.

"¡llegaron los otros!"

"no puede ser más inoportuno el perro ese" dijo Edward apretando los dientes, levantándose de la cama y mirándome frunciendo el seño. Yo en cambio tenía una mano en el pecho tratando de normalizar mi respiración ya que sentía que si seguía así… me iba a dar un paro cardiaco.

"quédate aquí y si quieres duérmete, ya es tarde." Me dijo recogiendo la llave del piso y abriendo la puerta. "no creo que vuela horita así que puedes dormir tranquila"

Luego de aquellas palabras, salió del cuarto escuchando como ahora le ponía seguro a la puerta.

Cuando me di cuenta, ya estaba sola en la habitación. Mi corazón no dejaba de chocar contra mi pecho con constantes pálpitos. Me levante de la cama y me dirigí al baño en busca de un espejo y ver qué rayos tenía mis labios que no dejaban de temblar.

Que ha pasado hace minutos atrás…pensé. Nunca había dado un beso como ese, es más, ¡NUNCA HABIA BESADO A ALGUIEN EN MI VIDA!, mi primer beso había sido arrebatado por un pirata…oh dios santo, si alguien se enterara de eso…su madre la enviaría por una semana completa al Santo Monte Fuji (nota autora: imagínense que es un lugar de purificación).

Pero había algo aun más peligroso que todo eso junto y que mi cuerpo estaba comenzando ha asimilar en estos momentos…

Me había encantado ese beso.

POV Edward.

"¿se puede saber porque estás aquí?, se suponía que ibas a llegar dentro de dos días"

"he terminado antes de lo debido, es todo." Respondió Jacob sentándose en unos barriles "además, tu tampoco deberías de estar aquí aun. El plazo era hasta pasado mañana"

"yo estoy esperando un botín que debería de llegar mañana en la mañana" dije pensando en la recompensa por Bella "luego de tenerlo todo listo nos podemos marchar"

Mi estomago comenzó a sentirse vacio luego de aquellas palabras, entregarla…¿porque me estaba sintiendo así con solo pensar que no la tendría más mañana en la tarde?, que no volvería a oler ese aroma a fresas, sentir esos labios y ver de nuevo esos ojos achocolatados…

"bien." Dijo Jacob levantándose y dirigiéndose a su bote "estaremos esperando para marcharnos"

Pero en eso, un gritó rompió el repentino silencio que se había producido…un grito de mujer.

"¿quien ha gritado así?" se giro de nuevo Jacob

"no es de tu incumbencia perro"

"a sido una mujer" respondió sin ponerme atención

"Alice". Mencione simplemente sin quererle decir que tenia a una mujer de prisionera.. mas si esa mujer era Bella.

"Alice esta atrás tuyo animal". Dijo apuntando ha Alice que me saludaba con la mano nerviosa sabiendo que lo había arruinado. "está bien, igual no me interesa". Terminó diciendo sin supuesta importancia.

Dicho eso, se subió a su bote en camino hacia su barco que estaba de seguro al otro lado de la isla .

Miré luego hacia donde estaban la tripulación, Alice y Jasper

"debemos estar pendiente mañana en la mañana. Cuando veamos el barco de la pricionera solo debemos hacer el intercambio entre dos botes y listo" dije tratando de sonar lo más seguro que pudiera. "Luego de ello regresamos a casa, ¿comprendido?"

Todos asintieron con la cabeza y se fueron a sus lugares correspondientes. Luego solo quedábamos Alice, Jasper y yo.

"¿seguro que mañana no abra ni una falta?" pregunté con la extraña y traicionera esperanza que no la buscaran. ¡Qué carajo estas pensando Edward Cullen, necesitas el dinero!

"todo bien, ellos han aceptado y recibido las instrucciones del intercambio. Sin falta los tendremos aquí mañana a primera hora." Respondió Jasper seguro y con una sonrisa en el rostro.

"¡que lastima!. A mi que me cae tan bien Bella… se sentía bien tener una compañía femenina en este barco infestado de hombres.". Dijo Alice quejándose y frunciendo el seño.

No seguí escuchando ya que no quise saber más nada del tema. Fui hasta mi habitación la cual se encontraba aun cerrada con seguro. Saque la pequeña llave de uno de los bolsillos de mi pantalón y esta se abrió sin hacer ni un chirrido.

Lo primero que vi fue todos mis zapatos extrañamente tirados por todo el suelo. Me adentre y cerré de nuevo la puerta buscando con la mirada a cierta mujercita…

"dorados..cabellos dorados". Escuche que susurraban desde atrás de la cama.

Caminé y la vi dormida en el suelo con las almohadas a su alrededor y mitad de la colcha de la cama encima. Al parecer hablaba dormida.

"¿qué me has hecho?" susurre para mi mismo mientras la veía suspirando entre sus sueños y recordaba ese beso que nos habíamos dado antes de la mala interrupción. Esos labios que me habían dejado deseando mas.

La levante entre mis brazos y la recosté encima de la cama sin que ella se despertara, le quite los zapatos y la arrope con la cobija. Ya dentro de pocas horas esta mujer no estaría más a mi lado. ¿qué importa eso? Pensé rápidamente, esto era solo una pequeña atracción insignificante. Me quite los zapatos y la camisa para poder dormir unas cuantas horas. Me recosté al lado de donde había colocado a Bella y aspire profundamente ese olor a fresas y miel q me había capturado…como iba a extrañar este olor.

Cerré los ojos escuchando como Bella volvía a hablar dormida…

"no por favor…" decía mientras le salía una pequeña lagrima y se deslizaba por su mejilla. Me voltee apoyando ahora todo mi cuerpo con mi hombro izquierdo quedando frente a frente con ella. Le quite la lágrima con mi pulgar preguntándome el motivo de esta y notando como comenzaba a agitarse.

"que pasa Bella…" susurre hablando mas para mi mismo

Luego de eso, ella se acerco y apoyó su frente contra mi pecho buscando una forma de protección. Sin ni siquiera pensarlo, mis manos rodearon su cuerpo y coloque una en sus suaves cabellos para acariciarlos…

Ella pareció calmarse y volvió a respirar normalmente ahora sonriendo y apoyándose un poco mas en mi.

Esto era un desastre…

POV Bella

Perfecto. Esa era la palabra que describía perfectamente esta conformidad que sentía. Con los ojos cerrados me sentía la mujer más segura del mundo, nunca había sentido este sentimiento de protección y cariño en mi aburrida y patética vida. ¿Pero porque estoy sintiendo esto? pensé. Abrí mis ojos para encontrarme un formado abdomen y dos brazos rodeándome la cintura. Luego de dos segundos asimile la situación: había dormido con Edward en la misma cama otra vez pero con la diferencia de que esta vez en extraño sentimiento de protección me embragaba.

Levante un poco mi cabeza y observe la cara de un dios bronceado de cabellos dorados. Respiraba tranquilamente y sin ninguna marca de preocupación o algo que lo perturbara en su rostro. Bello, simplemente bello…no había otra palabra. A los segundos, sentí como poco a poco se iba despertando. No quería que me viera despierta ya que no sabía cómo debía de comportarme ante esta situación tan extraña. Volví a cerrar los ojos aparentando que aun no me había despertado.

Se movió un poco dando señales que ya había abierto los ojos. ¿ que hará ahora? ¿Se separara y me humillaría? ¿Se burlaría por el beso de ayer? Aunque él había dicho que yo le atraía ¡es demasiada confusión! …¡¿qué rayos va hacer?!

Con todos esos pensamientos, sentí que fruncí el seño. En eso, un par de labios se pegaban contra mi frente dejando un corto y cariñoso beso en ellos. Luego quito sus manos de mi cintura y sentí un frio inmediato. Se levanto y camino hacia el baño de la habitación. Yo en cambio, no podía creer que el mismo hombre que me había secuestrado y había tratado como una cucaracha desde mi estadía aquí fuera este hombre. Decidí enfrentarlo y comencé a abrir nuevamente los ojos haciendo un aparente "bostezo" para llamar su atención.

Edward inmediatamente se volteó dejándome ver sus perfectos abdominales al desnudo, sus cabellos alborotados y sus ojos brillantes mirándome con una extraña expresión. En estos momentos podía dar la vida asegurando que no había nada más bello en este mundo.

"despertaste". Dijo simplemente buscando una camisa en su gaveta

"si.." dije aun a la defensiva y sintiendo como me sonrojaba al recordar como había despertado, ya yo conocía como él podía cambiar repentinamente de humor.

"acomódate que dentro de poco vendrán por ti" dijo buscando ahora sus botas "ya puedes estar feliz…"

"Ya puedes estar feliz…¡pero si ya lo soy!" Pensé sorprendida de mi misma por que pensara de esta forma tan natural olvidando que yo aquí soy una prisionera.

" ah una cosa que te quería preguntar…" dijo Edward con voz calma sentándose en la esquina de la cama sin dejar de mirar sus botas y ahora fijándose en el suelo curioso. " ¿Por qué están todos mis zapatos regados por el piso? Si es una venganza te digo que a la única que le enfurece esto es a Alice, no a mi" comento con una pequeña sonrisa

En eso, me fije curiosa y recordé el repentino accidente de la noche anterior..

"no..no fue…un intento de venganza…" dije mirando hacia la sabana evitando que sus ojos chocaran contra los míos..

"¿entonces?". Pregunto curioso…

"había…un…"

"¿un…?"

"un………¡ratón!" solté recordando como ese pequeño animal había llegado por la escotilla y luego de una gran batalla se había ido por la pequeña escotilla del baño, que luego por supuesto, cerré.

"¿todo este desastre por un pequeño e insignificante ratón?" pregunto Edward al parecer…divertido.

"¡ no era pequeño! ¡Era gigante!" exclamé mostrándole el tamaño con mis manos " así era el animal"

"pff..si serás miedosa, eso no llega hacer ni el tamaño de una zanahoria" dijo Edward riéndose. Era la primera vez que lo veía riéndose sin malicia, se veía aun más perfecto…

"claro que no…esos animales son peligroso" dije en mi defensa y contagiada por su risa. Cualquiera que nos viera pensaría que éramos dos personas normales charlando animosamente.

"y no sé qué rayos tienes que me llamas endemoniadamente la atención" recordé con perfección sus palabras la noche anterior, provocando sensaciones extrañas en mi estomago.

" si si, como digas" dijo viéndome con una ceja levantada y aun con una sonrisa. Esta situación no podía ser más extraña, los dos con una sonrisa en el rostro y viéndonos a los ojos como si el mundo exterior no existiera…solos nosotros dos.

"!capitán, ya llegaron!". Gritaron del otro lado de la puerta, rompiendo el silencio nada incomodo que se había formado.

La sonrisa de Edward desapareció luego de aquellas palabras, se puso tenso y frunciendo el seño me dijo: " ya te han venido a buscar, ponte los zapatos y vamos"

¿ya están aquí?...¿regresaría a casa?. Me puse mis zapatos que eran unas simples cholas que me había dado Alice y salí detrás de Edward. Me sentía extraña.. solo 4 días secuestrada y al parecer me había enamorado del señor pirata-soy-bipolar. ¿ ya que importaba admitirlo?...ya regresaría a ese lugar que llamaban hogar.

Subimos a la luz y había un barco a la lejanía que pude reconocer al instante…el barco de los Newton's.

"no puede ser…" susurre queriendo que fuera solo un préstamo de barco y que este realmente no se encontrara montado en el.

Edward me miro extrañado pero no me dijo nada. En eso, escuche unos pequeños pasos corriendo hacia nosotros..

"¡bells!" me gritaba Alice llegando hacia nosotros "¡no te vayas bells!" dijo finalmente cuando se lanzo a mis brazos llorando pero sin soltar una sola lagrima..

"oh Alice, yo soy una prisionera…este no es mi mundo" dije mas para mí misma que para Alice. "

"capitán, el barco está listo" dijo el tripulante llamado Seth.

"vamos"

Me despedí de Alice con una sonrisa triste en mi rostro. Aunque solo nos conocimos por cuatro días, Alice podría haber sido la hermana que nunca tuve. Nos montamos en el barco Edward, yo y Seth y comenzamos a navegar hasta donde se encontraba otro barco igual al de nosotros en cierto punto en el mar..

"apenas nos den el dinero tú te puedes ir, no quiero atoro" dijo Edward con voz seca y sin mirarme.

Mire al otro barco reconociendo las iniciales Newton y al mismo conde newton en el. Nos acercamos mas y mas hasta quedas a 5 metros de distancia de cada uno.

"somos los Newton's y estamos aquí por el intercambio por Isabella" grito Mike mostrando una bolsa con monedas de oro. Isabella… no se porque ahora me desagradaba ese nombre. "queremos que nos den a Isabella y luego nosotros damos el dinero"

En eso, Edward rio con humor…

"tu gente piensa que somos estúpidos ¿o qué?...dile que nos den el dinero y que luego te puedes ir de aquí…dijo Edward ahora sujetándome del brazo con su mano

Lo mire y supe que aunque él fuera lo que fuera, era un hombre de palabra. ¡Que no lo fuese por favor! ¡Que no me entregue! Pensé.

"¡Den primero el dinero y luego me sueltan!" grité "¡y no lo discutan!"

"¡pero Isabella!" grito Mike buscando protesta…

"¡que no lo discutan!". Volví a ordenar aun mas fuerte ..

Se miraron entre ellos mismos dudando pero sin poder desobedecer mis órdenes. Se acercaron aun mas para tener la distancia necesaria de dar el dinero y a la misma vez.. yo pudiera cambiar de barco.

Ya sin ningún tipo de distancia, el ambiente se sentía tenso entre las miradas que le daba Mike a Edward y viceversa. Uno de los tres tripulantes newton agarro la bolsa de oro y se la entrego a Seth. Cuando Edward comprobó que la bolsa estaba repleto de oro, me soltó de su agarre y solo dijo una palabra la cual me preforo el estomago hasta llegar al corazón.

"vete" susurró

En eso, sentí como era jalada por Mike el cual me agarro de un brazo y me paso a su barco sin ningún problema.

"ya estas a salvo Isabella" dijo Mike al momento de que los dos barcos se comenzaban a separar. " ya todo estará bien y estarás de nuevo en casa"

De nuevo en casa. ¡no quiero volver a ese mundo materialista y sin emoción!, ¡no quiero regresar!. Mire al barco de Edward el cual ya estaba a una distancia lejana. Me ha dejado ir…pensé. ¡Pues claro! Es así como debe ser…

"esos malditos piratas…¡provoca tirarles unos cuantos cañones!" dijo Mike furioso ya llegando al gran barco

"¡ni se te ocurra!" solté al escuchar esa estupidez y viendo como el pequeño bote era amarrado y levantado por unas cabuyas desde la parte más alta del barco

"!pero si te han secuestrado!" replico él.

"he dicho que no y punto" dije seria.

Cuando subí al barco, vi como inmediatamente este comenzaba a subir ancla para iniciar nuestra partida. Mire al barco pirata que había sido mi estadía por cuatro días y no sé cómo pude identificar una pequeña figura agitando la mano en forma de despedida.

"Alice…" susurre triste. ¿Cómo había podido crear un lazo así de fuerte con una persona en tan poco tiempo?......Edward

Arrancamos y dejamos atrás al barco pirata. Mike inmediatamente se me acerco preguntándome si estaba bien y si no me habían lastimado. Yo no tenia ánimos de hablar con nadie ni dar explicaciones.

"estoy cansada, quiero irme a un camerino".

" esta bien, entiendo" dijo Mike abriendo una puerta y guiándome hacia una habitación.

Luego de una batalla para que me dejara sola, al fin pude cerrar la puerta. Me recosté en la cama y vi a mi alrededor. No había comparación con el cuarto de Edward. Este no tenia aquel aroma a pinos que me volvía loca, aquel aroma que no volvería a oler jamás…

Dos horas y media habían pasado desde que estábamos regresando a mis tierras. Seguro tomaría un día completo en llegar. Pero en eso, sentí como el barco se detuvo en un instante y como se formaba un alboroto arriba.

"¿pero qué rayos?" dije saliendo del cuarto y subiendo por las escaleras hasta salir al exterior…

Había una pelea formándose. ¡Un barco pirata nos había atracado y estaba siendo sujetado por nosotros!.. pero para mi mala suerte no era el mismo barco que yo esperaba que fuera…

"¡Isabella escóndete!" me gritó Mike el cual estaba peleando con espada contra un pirata

Apenas comencé a darme la vuelta para obedecer a Mike, sentí como era sujetada por dos brazos y era cargada como un saco de papa. No pude llegar a verle la cara al tipo que me estaba cargando pero fui presente de cómo de un momento a otro estaba volando por los aires…

"¡aaahhhhhhh!". Grité del susto pero en segundos ya aterrizaba en otro barco.

"mujer, no grites…" dijo el extraño y al parecer mi nuevo secuestrador…¿ por qué dios?

"¿ ustedes los piratas se ponen de acuerdo a caso para secuestrar a las mismas personas en solo dos días?" pregunté irónica al extraño que me bajaba de su hombro y me colocaba en frente de él.

"no, solo que tu tienes bastante mala suerte". dijo aquel extraño que aparentaba ser bastante joven y hacia relucir su blanca y perfecta sonrisa. "soy Jacob y ahora en adelante estarás con nosotros y te puedo asegurar que yo no voy a pedir recompensa para que te rescaten Isabella…"

¿porque a mi?....


Holaaa chicaasss!!! aqui estoy devuelta luego de añales sin escribiir! =D
se que MUCHAS me quieren matar! en serio que si... pero es q no tienen idea de lo que me a costado adaptarme a USA
y quiero agradecer a sus buenos deseos! really i need that ... y para las que preguntaron estoy en ST petersburg- Florida ;)

Espero y les guste este capitulo! me a tomado mucho tiempo escribirlo... espero y me entiendan mi situacion ¡pero les digo que son las mejores!
cada review lo leo como 3 veces!... es en serio, los leo y los vuelvo a leer hahaha, me encanta que den su opinion del fic =)

ahora bien, aqui puse povs ed and bells hahaha, ¿ que piensan que sucedera ahora que bella es pricionera de jacob? muajajaa

las adoro chicaas! no dejen de mandarme sus review! =)
y sii.. tarde un tiempon en actualizar! pero espero que me entiendan.. trato de no dejar el fic .. n.n

take care!
kisses and bites
gracias a todas!