Auch, ¡Alice por favor ten mas cuidado, me vas a dejar calva!- le dije a mi mejor amiga con una mirada envenenada.

Deja de quejarte Bella por favor, eres más quejica cuando quieres… - me respondió ella.

¿ Yo quejica?. Llevo aquí mas de media hora callada para no discutir contigo sobre la salida de hoy, sabes perfectamente que hoy no me ape…- intente discutir, pero Alice vio venir lo que le quería decir y me corto antes de que terminase.

Mira Bella ya basta por favor, se que estas deprimida por todo lo que has pasado con Jacob pero tienes que hacernos caso a Rose y a mi, esta salida te va hacer bien, ya veras- me dijo de forma tajante.

Sabía que con Alice era imposible discutir así que asentir y la deje que terminase de arreglarme el cabello.

Alice y Rosalie eran mis mejores amigas desde el colegio, somos como hermanas. Hemos vivido juntas nuestro primer amor, el primer beso, nuestra primera vez.

Desde hace un año vivíamos las tres en un pequeño apartamento en Seattle. Alice era diseñadora de moda y trabajaba en una tienda no muy lejos de donde vivíamos, algunas veces Rosalie posaba para el jefe de Alice, ya que era una mujer con una belleza asombrosa. Alice era una chica bajita con el pelo negro corto y puntas para fuera. Es hiperactiva a más no poder, aunque Rose y yo la sabemos llevar muy bien.

Rosalie es una chica cuya primera impresión te podías sentir intimidada, parece que tiene mal carácter pero en realidad es amable y humilde. Tiene un cuerpo de infarto y una larga cabellera rubia. Es muy inteligente y trabaja como modelo para algunos diseñadores y estudia periodismo. Lleva saliendo con Emmett desde que tenían 15 años, eran una pareja envidiable al igual que Alice y Jasper. Este último era el hermano gemelo de Rosalie y Emmett era el hermano mayor de Alice.

Cuando salí de la ducha después de que prácticamente Alice me metiese dentro de ésta y yo la mirase mal, escuche mi móvil sonar. No tenía ganas de cogerlo por que sabia perfectamente quien era, Jacob mi ex novio. Se había pasado toda la semana llamándome para pedirme perdón e intentar explicar lo que sucedió, intentar explicarme algo inexplicable, porque yo vi perfectamente como se revolcaba en su cama con Leah, su compañera de trabajo. Cogí el móvil y efectivamente era Jacob, como he estado haciendo todas las veces que llamaba rechace la llamada y deje escapar un suspiro a la vez que me tiraba sobre la cama boca abajo.

¿Era Jacob?- me pregunto Alice desde la puerta.

Si, era Jacob pero se lo e vuelto a rechazar, no tengo ganas de hablar con el- le dije escondiendo la cabeza en mi almohada.

Haces bien, ya sabes lo que opino sobre el tema- me dijo de forma seria. Ella pensaba que si hablaba con el lo iba a perdonar e iba a ser la misma Bella deprimida, con un novio que pasa de ella las 24 horas del día y que solo la quiere para echar un polvo.

Alice ya sabes que no lo voy a perdonar- le aclare una vez mas.

Bueno por si acaso caes en la tentación- me dijo sentándose al borde de la cama- ¿ ya as visto el vestido que te he elegido para hoy?- me dijo sonriente y note como daba saltitos en la cama impaciente.

No, no lo e visto. Solo espero por tu bien- le dije mirándola de reojo- que no sea muy extravagante Alice, sabes que me gusta ir senci…- le decía mientras me levantaba de mi cama con gesto cansado, pero tuve que callarme porque Alice estaba a mi lado con un vestido precioso de cuadros negro y blanco, con el escote en triangulo, con tirante fino, un lazo debajo del pecho y la parte de abajo con volantes - Alice- dije con un jadeo- es precioso, es justo lo que yo me pondría. Gracias- le dije dándole un abrazo.

¿Te gusta?- asentí con una sonrisa- ¿enserio?- volví a asentir. Empezó a dar saltitos- pontelo Bella a ver como te queda.

Le quite el vestido de las manos a la duende y comencé a ponérmelo. Me gire para mirarme en el gran espejo que Alice se había empeñado poner en mi habitación y la imagen que vi me hizo sonreír. El vestido me quedaba genial, me quedaba ajustado del pecho y los volantes caían con gracia sobre mis piernas, cubriéndome hasta la mitad del muslo.

Bella te queda genial- me dijo Alice saltando a mi alrededor, lo que me hizo reír.

Calma Alice, que te vas agotar antes de tiempo- le dije riendo- ¿ que vestido vas a usar tu? No me lo has enseñado.

Voy a vestirme y ahora me ves. Maquillate tu Bella- la mire sorprendida.

¿Yo?, ¿enserio?, ¿ya no me vas a maltratar mas?, ¡vaya!- le dije bromeando.

Alice se rió y me tiro el cojin de mi sillón a la cara. Me gire riendo otra vez para mirarme al espejo y suspire. Bueno Bella no puedes decepcionar a Alice, pensé cuando comencé a maquillarme. Cuando termine salí al comedor a esperar que Jasper llegase a por nosotras y que Alice terminase de arreglarse. Encendí la televisión y escuché el ruido de unos tacones por lo que me gire en el sofá para mirar a Alice Salir de su habitación. Iba guapisima con un vestido verde oliva muy sencillo que le llevaba como a mi por encima de la rodilla, ya se había maquillado y traía una caja de zapatos en la mano.

Toma Bella, estos tacones te irán geniales con el vestido- me dijo sentándose a mi lado y sonriendo inocentemente.

Le cogí la caja de las manos con una ceja levantada, no me gustaba nada cuando Alice usaba ese tono inocente, algo tenía en mente. Y claro mis sospechas se vieron confirmadas cuando abrí la caja y vi unos tacones de infarto que ni loca que pondría.

No, no y no. Una cosa es que salga con vosotras esta noche y por que habéis insistido mucho, y otra muy distinta es que tenga que usar esos tacones. De ninguna manera- dije alterándome.

Bella venga si son preciosos- oh oh, ya estaba con su cara de cachorro abandonado- ¿Por favor?.

Suspire- esta bien- Alice comenzó a dar saltitos- pero si me mato la culpa será solo tuya- le amenacé.

Estoy segura de que si mueres esta noche no será por los tacones- me dijo de forma picara. No entendí muy bien lo que quiso decir con ese tono pero era Alice que se podía esperar de ella.

Íbamos de camino a un pub donde habíamos quedado con Rosalie, Emmett, Ángela, Ben, Jessica y Mike. ¡Mierda! No me había dado cuenta de que iban todos emparejados y yo era la única solterona del grupo. Esta noche va a ser un desastre pensé.

Sentí que nos parábamos y como Alice y Jasper se bajaban del coche. Escuche a Jessica llamarnos desde la puerta del pub e intente esconderme en el coche con la esperanza de que Alice y Jasper se hubiesen olvidado de mi, pero no, Alice me dio un golpecito en el cristal y me hizo un gesto para que bajase. Al bajar Alice me miro mal ya que adivinó mis intenciones.

¿Creías que después de todo el jaleo para arreglarte y convencerte que vinieras me iba a olvidar de ti?, no tendrás esa suerte- me dijo feliz y corrió a abrazar a Rosalie y a todos los que nos esperaban.

Bella creíamos que no vendrías- dijo Mike con ese tono pastoso que tanto odiaba de él. Arg que hombre mas plasta. Jessica por su parte me hizo un gesto con la cabeza como saludo y Ángela y Ben y me dieron un abrazo.

Cogi aire esperando el típico abrazo de oso que Emmett me daba siempre que me veía y me dejaba sin respiración. Un abrazo que nunca llego y me extrañó mucho.

¿Dónde esta Emmett?- pregunte buscándolo.

No esta, ha ido a recoger al aparcamiento a un viejo amigo suyo de Fork- contentó Rosalie- ¡míralo! Por ahí viene.

Entonces fue cuando si que sentí lo que era de verdad quedarse sin aire. Al lado de Emmett y riéndose con el estaba el hombre mas guapo que había visto en mi vida, sin exagerar. Tenia el pelo cobrizo despeinado, nariz recta, facciones cuadradas y perfectas y dios mío que sonrisa, desde ese día la bautice como mi preferida. Pero lo mejor eran sus ojos, cuando me miro ¡que ojos!, de un color verde esmeralda que hicieron que por poco me desmaye.

Bueno este es mi primer fic. Se que no escribo muy bien y que este capitulo pues… bueno jajaja. Espero que os guste mi idea, aunque ahora mismo no pasa nada interesante ya se irá poniendo interesante. Decirme si os gusta o no os gusta, si continuo o no…

1 beso a todas ¡! Y hasta la próxima =)