. Erotic love .

De: PRISS

04-JUN-07

29-JUN-07

Capítulo I: "Erotic dance."


Encontró a la mujer más bella del mundo, la dueña de su vida, su total adicción. . . aunque fue en el lugar más inesperado.


No acostumbraba ese tipo de lugares, pero no se arrepentía de haber venido.

Hao Asakura estaba complacido con las hermosas mujeres que habían deleitado sus no tan castos ojos.

~ Te lo dije, hombre, que no te arrepentirías.

El moreno compartió una mirada cómplice con su amigo Nicrom, quien era el culpable de haberlo traído a este lugar.

Bueno, para distraerse y olvidarse del estrés del trabajo, está bien. Un par de tragos y lindas chicas que se movían muy bien.

El joven de largos cabellos miró su reloj; debía irse.

~ Hao, espera, aun falta lo mejor.

Pero no pudo convencerlo; el Asakura solo había ido a distraerse, no a buscar diversión.

Sin embargo, apenas dio media vuelta, anunciaron el siguiente espectáculo.

~ Vamos, jefe, no puedes perderte este bombón.

Hao solo estaba dispuesto a dar un fugaz vistazo a la pista, más sus ojos no pudieron apartarse de la hermosa imagen que apareció ante él.

Hermosa, sin mencionar deliciosa. Una bella mujer de dorados cabellos se movía al ritmo de la música, haciendo gala de sus encantos.

El Asakura tuvo que volver a tomar su asiento. En toda su vida, ninguna mujer le había robado el aliento y ahora. . .

~ ¿Cuál es su nombre?.

Preguntó el moreno, sin dejar de mirar la bella criatura que bailaba para él y para otros cincuenta hombres cuando menos.

Nicrom giró a ver a su amigo.

~ ¿Cómo quieres que sepa eso?.

~ Vienes aquí seguido, ¿no?.

Nicrom sonrió travieso. Vaya, Hao sí que lo conocía.

~ Anna.

Susurró.

Esas cuatro letras se clavaron en la mente del castaño, cuyos ojos se encontraron con los de la rubia. Un par de hermosas gemas negras, eso eran sus ojos, tan brillantes, tan intensos.

La mujer le sonrió complacida. Esa chica lo había impresionado, sin duda.

Hao se levantó de golpe. Necesitaba encontrarse con ella a solas, en un privado de ser posible.

Nicrom lo siguió, extrañado y preguntándole: ¿qué demonios le pasaba?.

~ Necesito hablarle.

~ ¿Estás loco?, ella es…

~ ¡¿Qué?!.

El Asakura alzó la voz, mirando a su amigo con las pupilas desteñidas por una furia que ninguno de los dos pudo comprender. Y Nicrom se quedó sin habla mientras veía como su amigo se iba en busca de aquella mujer.

Fue suficiente cruzar unas cuantas palabras y ofrecer una buena cantidad para que uno de los encargados le resolviese un privado con la rubia de ojos negros.

Hao entró y esperó no más de diez minutos para verla llegar y cerrar la puerta tras de sí; el corazón del castaño latió alocado, quedándose sin habla al ella sonreírle nuevamente.

Maldita sea, el hombre se estaba comportando como un idiota adolescente.

~ Hola, guapo, supongo que te complació mi número.

El moreno sonrió seductor, ya era hora de comportarse tal cual era.

~ Señorita, he de decirle que es usted tremendamente bella.

Hao le había tomado las pequeñas manos al tiempo en que la miraba de forma penetrante.

La mujer parpadeó un par de veces sin poder evitar una risita. El joven de largos cabellos alzó una ceja, ¿qué era tan gracioso?. Lo que fuese estaba bien, pues la chica reía sincera, carente de burla, tan fresca y jovial que Hao quedó prendado de ella.

~ ¿Qué dije?.

~ Oh, lo siento. Primera vez, ¿no es así?.

El muchacho se llevó una mano a la cabeza. Bueno, si en un privado, pero no en un lugar así, por supuesto.

~ Te daré un consejo, cariño: ahórrate los halagos por qué no son necesarios. Dicho esto, la rubia se soltó y le indicó al castaño que se sentase en el pequeño sofá. ~ Tu pagas, yo bailo, así que solo relaje y… disfruta.

La expresión de Anna se tornó seria y sin más, comenzó a bailar, meciendo las caderas en movimientos por demás eróticos, captando la total atención del Asakura.

Hipnotizado con ese adorable cuerpo, Hao no perdió detalle de las suaves curvas que se balanceaban delicadamente frente a él.

La chica clavó los ojos en los del moreno, como incitándolo, seduciéndolo.

La rubia cayó de rodillas sobre el piso para luego arquearse de forma sensual al tiempo en que entrecerraba los ojos y se humedecía los labios con la lengua. Hao oprimió con fuerza el tapiz del sofá. Kami!, ¿cómo se suponía que iba a resistir?, si esa mujer era, era. . . era una exquisita tentación, por dios!.

Hasta ahora, el castaño pudo controlar el enfermizo deseo de tomar a la rubia entre sus brazos y poseerla allí mismo, pero todo su autocontrol se fue al diablo cuando la joven se despojó lentamente del oscuro braseare, fue entonces que el Asakura se liberó del hechizo que los negros ojos de la chica ejercían sobre él, tan solo para caer en el deleite que le ofrecían esos senos desnudos.

Anna se sentó sobre el moreno, ondulando las caderas, excitándolo.

~ Eres… bellísima.

El joven de largos cabellos intentó tocarla, pero ella se alejó ligeramente.

~ Ah, ah, las manos quietas, por favor.

La joven sonrió, mientras seguía meciendo las caderas, provocándolo.

Anna no aguantó la tentación y tomó el apuesto rostro del moreno entre sus suaves manos, besándolo apasionada y lentamente.

Cuando sintió que la hombría del muchacho tomaba vida, ella se alejó, hundiendo al castaño en la frustración.

~ Bueno, cariño, tengo cosas que hacer.

Hao se quedó sin habla, mientras veía como la rubia se acomodaba las ropas y salía del privado, guiñándole un ojo.

Esa mujer se había burlado de él.

. . . . Continuará.


Aunque el titulo da la impresión de que habrá mucho lemon, no será así.

Es cierto que las cosas estarán algo "calientes" como en este primer capítulo, pero lemon solo habrá en unos cuantos capítulos ^0^.

Por cierto, que no tengo ni la más mínima idea de cómo se manejen este tipo de lugares. . . a excepción de lo poco que veo en tv.

Así que lo que aquí lean será culpa de mi no muy pura imaginación.