Nada de esto me pertenece, los personajes son de la gran Meyer, la historia de demented bunny, yo solo me adjudico ésta humilde traducción.


Teddybears, Boogeymen, and Bedtime Stories

By: demented bunny

Traducido por: The Little Cullen


Pequeña hermana

Emmett - POV

Se encaminó a la puerta, pero se detuvo antes de cruzarla.

"La única manera de que puedan adoptar a Bella es que cambien mi parecer."

Pude ver como en la esquina de su boca se formaba una sonrisa.

"Buena suerte."

Me le quedé mirando en silencio.

Ese no era mi hermano, era… era… alguien más.

Pude ver en los ojos de todos como no les gustaba este lado de él, igual que a mí.

¿Cómo podía hacernos esto?

Bella era tan dulce y adorable y a todos nos encantaba, incluso Edward parecía disfrutar del tiempo que pasábamos con ella pero ahora simplemente él nos la iba a quitar.

Pero una pequeña parte de mí me decía que Edward tenía razón, Bella no estaba segura con nosotros. Intenté alejar a esos pensamientos.

La mano de Edward tomó el pomo de la puerta y la jaló.

Vi como sus hombros se cuadraron y él se congelaba.

Escuché con atención para ver que era lo que había cambiado se postura.

Se podía escuchar un sonido cercado de algo o alguien sollozando.

Y yo sabía exactamente que era lo que significaba.

Edward abrió la puerta completamente para revelar a una Bella sollozando desde el pie de las escaleras.

Y antes de que nosotros, los vampiros, pudiéramos reaccionar Bella voló hasta la puerta de la entrada.

Milagrosamente, sin tropezarse.

Bella abrió la puerta y salió.

Edward pareció salir en ese momento de su aturdimiento e inmediatamente siguió a Bella, con nosotros pisándole los talones.

Vimos como Bella se subía al reluciente Porshe amarrillo de Alice que se encontraba aparcado afuera, cerraba las puertas y ventanas y les ponía seguro.

Edward estaba junto al auto en el instante.

"Bella, por favor sal."

"No, porque tú no… no me quieres" lloró.

Nos acercamos más, estábamos a unos pasos de Edward.

Estábamos lo suficientemente cerca para ver como Bella como se acomodaba en el asiento de piel gris, para llorar con la cabeza enterrada en él.

"Bella, cariño, eso no es verdad, yo te quiero," suplicó mirando a Bella a través del cristal, perdido sin saber que más hacer.

Bella lo ignoró y sus sollozos crecieron mientras se sacudía todo su pequeño cuerpo.

"Sal, Bella," le ordenó severamente Edward.

La cabeza de Bella se giró, mirando alrededor, las lágrimas caían por su cara y sus mejillas estaban muy rojas. Solo quería alcanzarla y darle un gran abrazo.

"No, tú no me quieres y yo no te quiero," lloró, su expresión te rompía el corazón.

"Eso no es verdad Bella, tú sabes que no es verdad," le suplicó desesperadamente Edward.

"Entonces ¿por qué no puedo quedarme?" Dijo mientras mordía su labio esperando por una respuesta.

Incluso cuando se veía molesta seguía siendo adorable.

"No es seguro Bella, no es seguro."

"Estaré bien," le dijo tercamente.

"Tú no puedes saberlo," le replicó Edward

"Alice sí" murmuró y tuve que morderme el labio para no dejar escapar la risa que parecía burbujear por mi garganta.

"¡Isabella Swan sal en este instante!" ladró Edward.

El labio de Bella tembló y casi se rinde pero al final…

"¡No!" susurró con firmeza.

"Bella muévete al otro asiento," dijo Edward sorprendentemente calmado.

Bella se quedo shokeada por su cambio de humor. Tan rápido como ella se movió el puño de Edward arremetió contra la ventana.

"¡OH DIOS MÍO, ESE ERA MI MALDITO PORSHE EDWARD!"

No pude evitar reírme por la pequeña pataleta de Alice, brincaba de arriba abajo, jalándosele el cabello por lo que le sucedió a su auto.

Los ojos de Bella se abrió de sorpresa y su boca se formó en una pequeña o.

Antes de que pudiera registrarlo la mano de Edward quitó todos los cristales y abrió la puerta.

Mientras Alice maldecía a Edward por lo bajo.

Rápidamente Edward se sentó en el asiento del auto con Bella descansando en sus brazos.

Los sollozos de Bella se incrementaban mientras golpeaba con sus pequeños puños el pecho de Edward.

Cuando los sollozos se convirtieron en gemidos, Edward tomó sus pequeños puños y Bella dejo de golpearlo, sus gemidos volvieron a ser pequeños sollozos aunque las lágrimas corrían por su cara. Su cuerpo entero se sacudía con los sollozos y ella enterró su cara en el pecho de Edward, mientras él le cantaba y gentilmente le acariciaba los cabellos.

"P… p… promételo…" dijo intentando controlar los sollozos.

"¿Qué?, Bella." Murmuró Edward. Acomodó la cabeza de Bella pajo su mejilla y le continuó cantando.

"P… p… prométeme que no me dejarás," murmuró contra el cuello de él.

"¡SÍ!" me giré a ver a mi pequeña pixie hermana brincando de felicidad, al parecer había olvidado el daño a su auto. "¡Sí, tengo una nueva hermana, lo vi Edward, ya no hay regreso!" gritó Alice.

Mientras eso…

"¿Puedo quedarme? Por favor, Edward." Preguntó Bella viendo a Edward con los más adorable ojos 'tipo Bambi' que jamás haya visto. Tendría que pedirme que me enseñara a hacerlos.

"Sí cariño, puedes hacerlo, puedes quedarte. Solo por favor ya no llores, odio verte llorar," dijo y juró que pude ver una pequeña sonrisa asomarse en la esquina de la boca de Edward.

Bella rodeó con sus brazos el cuello de Edward y enterró su cara en el hombro de él, mientras Edward enterraba su rostro en el cabello de Bella.

Y evadiendo todas las protestas de Edward, Bella se quedaría, incluso podría decir que él estaba feliz de cambiar de opinión.

La persona que Edward había sido en la casa, en el comedor, no era él, era solo una máscara, para que no pudiéramos ver cuanto odiaba decirle 'no' a Bella para que se quedara con nosotros, estaba seguro que él quería más a Bella que cualquiera de nosotros.

"Puedes quedarte Bella," susurró contra su cabello.

"¿Edward?" preguntó dándole fin a las lágrimas.

"¿Sí, ángel?" preguntó levantando la cabeza del cabello de Bella.

"Gracias," respondió tímidamente.

Edward salió del auto con Bella en brazos. Ella se estiró y bostezó.

"Hora de dormir, Bella." Dijo Edward con una sonrisa.

Bella asintió ausentemente, ya parecía estar medio dormida.

Rose y Esme acariciaron el cabello de Bella mientras Rosalie murmuraba un silencioso gracias y Esme le daba un gran abrazo.

Carlisle y Jasper sonreían a Edward, pero se mantenían callados.

Alice sonreía abiertamente y simplemente dijo, "Me debes un auto nuevo."

"Sí, sí." Murmuró.

Todos nos encaminamos de regreso a la casa para que Bella fuera a dormir.

Yo me quedé un poco más afuera, mientras suspiraba viendo a las estrellas en el cielo.

Suspiré de nuevo y luego procedí a seguir a los demás a dentro.

Estaba complacido de que todo terminara… nunca, repito nunca, se supone que sea serio… nunca.


!!PERDÓN!! Realmente lo siento pero mi computadora se hechó a perder, de hecho sigue sin funcionar, por lo que no he podido actualizar, espero que pronto me la devuelva el técnico. Se que promeetí subir este chap desde hace mucho pero no pude, realmente lo siento. Espero encontrar alguna manera de recompensarles.

Felicidades a todas las que adivinaron que quien cambiaría la opinión de Edward iba ser Bella.

Pásense por mis otras traducciones: Fallen Angel, Finding Family y One Step at a Time.

NOTA: Al dejar review acepta las condiciones, tal como ser visitada en un horario nocturno por un complaciente: Edward, Jasper, Emmett, Carlisle, Sam, Jacob, Seth, Paul, Embry, Quil, Demetri, Nahuel, Félix, Garret, varios o TODOS¡! xD